El cine del 2008; otra crisis más en este año fatídico

Cine

En algún momento hacia la mitad del año que se nos acaba de terminar, publicaba mis listados de películas favoritas por año desde 1998 hasta la fecha. Eran 10 años de recogida de información en una base de datos en la que otorgaba un valor numérico a mis impresiones sobre las películas que veo en la pantalla grande, totalmente personales, totalmente subjetivas y por lo tanto no cuantificables. La fórmula utilizada es la siguiente:

Valoración Global = Valoración subjetiva*3 + Dirección*2 + Interpretación

Teniendo en cuenta que cada una de las tres dimensiones que constituyen la valoración global puede ser puntuada de 0 a 10, el valor máximo para un largometraje sería 60. Cuando alguna de las dimensiones contempladas baja por debajo de 7, es que el filme, al menos en ese aspecto, empieza a flirtear con la mediocridad. Por debajo del cinco… qué os voy a contar.

Así que podemos resumir que las películas pueden dividirse en los siguientes grupos, según la puntuación de estas inexactas matemáticas cinematográficas, totalmente cuestionables por otra parte (entre paréntesis, el número de películas de cada categoría que me he visto este año):

  • Más de 54 puntos: La película es una obra maestra en alguno de los aspectos analizados. Al menos, una de las tres dimensiones tiene un 10. Obligatoriamente, tenéis que verla. Creo. (0 películas)
  • Entre 42 y 53 puntos: Son películas notables, que yo recomendaría. El promedio ponderado de las tres dimensiones consideradas está en 7 o más. Tal vez se cuele aquí alguna película muy especial, que me hace tenerla en alta consideración, y que tal vez no se pueda recomendar a todo el mundo, especialmente a los que van al cine a comer palomitas. Pero bueno… (20 películas)
  • Entre 36 y 41 puntos: Bueno… suelen ser las películas de los que van al cine a comer palomitas. Normalmente están más o menos entretenidas, pero es fácil olvidarse de ellas salvo que hayan tenido gran impacto publicitario y mediático. No destacan por nada, pero tampoco hacen daño. (12 películas)
  • Entre  30 y 35 puntos: Indiferencia absoluta. Ni fú ni fa. No producen daños, tal vez aburran, pero tampoco producen ningún beneficio. Prescindibles totalmente. (13 películas)
  • Menos de 30 puntos: Películs perjudiciales. Nunca se debieron haber rodado. (2 películas)

Teniendo en cuenta que soy consumidor informado de cine, lo lógico es que tienda a ver más películas de la categorías más favorables, claro. Que uno no es masoquista por que sí.

Una vez explicado todo esto, ¿cómo ha ido el año? Pues la puntuación promedio ha estado en 38,9. Un poco baja para lo que sería lo ideal. Lo ideal sería que hubiera una mayoría de películas con más de 42 en la puntuación, con unas cuantas entre 36 y 41 puntos, para cuando vas con otra gente, con gustos diversos, pero que al menos debieran ser películas entretenidas. Y es que eso refleja un hecho claro. El cine está en crisis. Sólo he visto 47 películas este año. He constatado también que los años en que la cartelera está floja, el número de películas que veo en pantalla grande disminuye. Lo ideal sería un promedio de al menos una por semana. No llego.

Sólo me queda ya señalar las mejores y las peores.

Las tres mejores… son cuatro, por un empate en la puntuación. Las cuatro tienen 49 puntos. Es decir, este año no hay obras maestras. Son las siguientes, por orden alfabético:

  • American Gangster (Ridley Scott).
  • Antes que el diablo sepa que has muerto (Sidney Lumet).
  • El intercambio (Clint Eastwood).
  • No es país para viejos (Ethan y Joel Coen).

Como se puede ver, ha hecho falta un director consagrado y con fuerte personalidad para que una película de este año haya alcanzado altas cotas en mi consideración. Si tengo que elegir una de ellas como la que más me ha impactado, elegiría la del veteranísimo Lumet, una película muy especial, muy dura, y con una historia muy interesante. Eso sí, aficionados a comer palomitas a oscuras, que se abstengan, por favor.

Las tres peore… quizá debiera obviarlas… pero… como tampoco me supone una vergüenza especial reconocer que fui a verlas, ahí van, de “mejor” a peor:

  • Gente de mala calidad (Juan Cavestany), 30 puntos.
  • Ultimátum a la Tierra (Scott Derrickson), 26 puntos.
  • Viaje al centro de la Tierra (Eric Brevig), 18 puntos.

Lamentablemente, aquí aparece un ejemplar del últimamente poco interesante cine español. Creo que fui un poco benevolente permitiéndole entrar en la categoría del “ni fú ni fa”. En cuanto a la nueva versión del clásico de ciencia ficción, probablemente se ve muy perjudicada por mi valoración subjetiva. Mis expectativas, aun moderadas por mi escepticismo hacia las nuevas versiones, eran altas por la consideración que tengo hacia el original. Finalmente, decidí que NUNCA se debió hacer esta versión, así que la condené al hoyo. La otra… pues una estupidez de película del tamaño de la Vía Lactea

En la foto de hoy… una propuesta poco cinematográfica… a falta de buen cine… haced ejercicio.

Corriendo bajo el Pont des Arts

Jogging en las orillas del Sena, París - Panasonic Lumix LX3