Annie Leibovitz at Work

Fotografía, Literatura

At Work por Annie Leibovitz es uno de los regalos que recibí estas navidades. Un regalo inducido,… sugerido… pero regalo. Y acabo de terminar de leerlo. Porque a pesar de que parezca ser un libro de fotografías, en realidad es un libro sobre fotografía… con fotografías.

Y la verdad es que he disfrutado mucho de él… y lo haré en un futuro. En este momento he disfrutado de su lectura. Con un estilo sencillo y directo, la fotógrafa nos va relatando su forma de trabajar en cada etapa de su vida o en proyectos específicos, especialmente trascendentes. La fotógrafa es especialmente conocida por sus retratos, aunque ha trabajado también como reportera para varias publicaciones. En el enlace anterior a su artículo en Wikipedia encontraréis los detalles. Muchos de sus retratos conceptuales son famosos, incluso cuando la mayor parte del público desconoce quién es la autora de los mismos. Muchos de ellos han aparecido como portada o en reportajes de revistas de gran difusión.

No es un libro excesivamente técnico, aunque no deja de hablar del material con el que ha trabajado, el que le ha gustado más o el que le ha gustado menos. Pero sí que nos habla de sus preferencias sobre qué puntos de vista prefiere, qué tipos de iluminación, qué tipos de encuadre, cómo ha realizado muchas imágenes ensamblando varios fotogramas… etc.

Por poner un ejemplo, en un momento en el que vemos que en los reportajes se usa y se abusa de los grandes angulares relativamente extremos, ella nos habla de cómo en la actualidad no se siente a gusto con sus imágenes de los ochenta tomadas con un 24 mm… prefiere moverse con un 35 mm. La focal de reportaje clásica.

También nos habla de sus relación con las personas fotografíadas, y aunque se manifiesta muy considerada y respetuosa con todas ellas, choca la agilidad con la que comenta lo cómoda que se ha encontrado con actores y actrices, o profesionales de la danza o del deporte, gente profesional de su cuerpo y la expresión, mientras que narra con minuciosidad su experiencia con gente más distante como cierta reina británica u otros políticos.

En resumen, un libro muy interesante cuando te gusta y practicas aunque sea de forma infinitamente más modesata la fotografía.

Ahora seguiré disfrutando de él, puesto que está ilustrado con abundante material gráfico de la propia autora, y siempre es interesante aprender de las fotografías de los mejores.

En el libro aparece alguna imagen tomada a orillas del Sena… así que… pues yo también tengo imágenes a orillas del Sena… qué leches.

La novia tiene frio (2ª versión)

Novia asiática en sesión fotográfica a orillas del Sena - Panasonic Lumix LX3