Fotoblog y la fotografía en el cine

Páginas personales

Aprovechando que en las fechas navideñas hay más días de fiesta, y que si hace frío o mal tiempo no apetece salir de casa, evitando de paso las tentaciones consumistas que nos salen al paso en cada esquina, que con esto de la crisis anda que no están cabreados por que no nos dejamos los cuartos que tan duramente cuestan de ganar, que vamos, que como el 2009 nos salga como el 2008…

Estrellas de Navidad

Tentación consumista al doblar una esquina - Canon Digital Ixus 860 IS

… basta de divagaciones, aprovechando como decía las circunstancias, he ampliado con algunas cositas mi presencia en internet. Os cuento. Iremos por partes.

En primer lugar, como ya adelanté hace unos días, he abierto un fotoblog para mostrar aquellas fotos de las que me siento más contento por diversos motivos. Está pensado para mostrar las fotografías con una resolución mayor de lo habitual. En concreto, con 1000 pixeles en su dimensión mayor. Por ello, para su visión confortable serán necesarias pantallas con una resolución recomendable de 1280 pixeles por lo menos. Está hecho así a idea. La idea es disfrutar o percibir la fotografía lo mejor posible, y sobre todo por personas interesadas en el tema. Supongo que en estos momentos, la mayor parte de los aficionados al tema tendrán pantallas que permitan esta resolución.

Para alojar el fotoblog he optado por abrir una cuenta en Freehostia (ya sé que en castellano suena de pena, pero…). Permite abrir cuentas gratuitas con posibilidad de alojamiento web de 250 Mbytes de capacidad, 6 Gbytes de tráfico, base de datos MySQL, PHP,… una serie de cosas técnicas de las que sé poco pero necesarias para el proyecto. Todo ello sin que aparezcan molestos anuncios ni nada por el estilo.

El fotoblog corre impulsado por Pixelpost, una aplicación de código abierto pensada exclusivamente para la configuración de fotoblogs de forma relativamente sencilla y elegante. Para los que no somos manitas en programación, hay numerosas plantillas desarrolladas por terceros que pueden modificarse con poco esfuerzo para ajustarse a las necesidades de cada cual.

Para acceder al nuevo sitio sólo hay que introducir la dirección:

http://carloscarreter.es

La idea es que esta fuera la dirección del sitio. Pero tengo problemas para configurar los DNS para ello, y de momento símplemente es una redirección a la dirección real del lugar (que suena de pena en castellano…).

Ah, se me olvidaba, el nombre del fotoblog es

Carlos Carreter – Solamente fotos

Y su aspecto, más o menos es así (al pulsar la imagen, se abre la misma a su máxima resolución, no el sitio real):

Carlos Carreter - Solamente fotos

Fotoblog: Carlos Carreter - Solamente fotos

Visitadlo y decidme que os parece. Os estaré muy agradecido.

La siguiente novedad es que desde hace unos días habréis podido observar que en el menú de la cabecera de este Cuaderno de ruta aparece una nueva opción: La fotografía en el cine.

Desde hace años, mantengo una página dedicada al mundo del ferrocarril en el cine. Pues bien, ya iba siendo hora que dedicara algo parecido al mundo de la fotografía. En dicha página habrá un listado de enlaces sobre películas con una relación directa o indirecta con el mundo de la fotografía. Estos enlaces dirigen a pequeños documentos elaborados en Google Docs y publicados como páginas web, todos ellos con un aspecto similar, homogéneo. Dado que están elaborados en la aplicación mencionada, será fácil realizar modificaciones en ellos que se vean reflejados de forma automática en internet. Una forma sencilla y barata de publicar en internet.

Aquí os pongo el aspecto de una de las fichas de película (al pulsar la imagen, se abre la misma a su máxima resolución, no el sitio real):

 

La fotografia en el cine

La fotografía en el cine

Nuevamente, os invito a visitarlos y a que compartáis vuestras impresiones conmigo.

Y por hoy, nada más. La foto de hoy… la he puesto al principio. Así que nada, ha disfrutar del Día de Reyes. Antes de que llegue la república y quede abolido. Que todo se andará. Y que si no os coméis un rosco, que por lo menos os comáis un roscón.