Spam y danzas

Arte, Televisión

Se va terminando el mes de junio. Y eso, en mi caso, significa que se acerca el momento de coger las vacaciones. Parte de ellas. Pero lo cierto es que la modorra estival se ha ido apoderando progresivamente de mí. Y la intensidad de mis diversas actividades parece que se ralentiza un poco hasta el momento de hacer la maleta dentro de unos días y reactivarme para viajar un poco por el mundo. Ya hablaremos de eso.

De momento, ayer sábado por la tarde di un empujón para terminar de ver la quinta temporada de Northern Exposure, que aquí conocimos como Doctor en Alaska. Indudablemente, una de mis series favoritas de todos los tiempos. Su mezcla de humor, drama y poesía la hacen casi única. El surrealismo del comportamiento de sus personajes los convierte también un poco en la familia que a uno le gustaría tener. Es cierto que en sus últimas temporadas la serie perdió un poco de ritmo y se dejó sumir en un ambiente más melancólico… pero bueno; a ver cuando sacan a la venta la sexta y última temporada para cerrar un ciclo.

Probablemente en su momento haré un comentario extenso sobre la serie, cuando termine de verla en su integridad, en versión original, lo que me está llevando varios años, lo que tardan en salir las distintas temporadas a la venta. Pero dejando de lado estas consideraciones, ayer me hizo gracia una escena.

Seguramente, todos los que manejamos asiduamente el correo electrónico estamos familiarizados con el concepto de spam. Ese correo publicitario, no deseado, que invade nuestros buzones electrónicos. Este tipo de correo fue denominado así en honor a una famosa escena cómica de los británicos Monty Python, que con toda seguridad podréis encontrar en YouTube con una mínima habilidad a la hora de buscar. Pues bien, originalmente el spam fue un tipo de carne enlatada y el nombre se origina en que en inglés se llama a este tipo de carne SPiced hAM. Y en una de las escenas del episodio titulado Fish Story (Histora de Peces), vemos a Chris Stevens (John Corbett) en la tienda de Ruth Anne (Peg Phillips) detrás de una pila de latas de spam. Me hizo gracia. La imagen a continuación.

Chris Stevens en la tienda de Ruth-Anne tras una pila de latas de Spam

Chris Stevens en la tienda de Ruth-Anne tras una pila de latas de Spam

Tras esta pequeña e intrascendente anécdota televisiva, quedé con unos amigos a tomar unos chismes pero salí pronto de casa y, dando una vuelta por el centro de la ciudad, me encontré con una de las actividades de Trayectos, pequeños espectáculos de danza en la calle, que estaban programadas para este fin de semana, mezclada con las acciones reivindicativas de los colectivos de gays y lesbianas para normalizar en la escuela la consideración hacia estas minorías. Llevaba una cámara a mano, pero no estuve muy inspirado. Y además, preocupado porque la batería estaba en las últimas. No se pueden hacer fotos con estrés. Pero bueno, os dejo algo. Son de la Compañía Fernando Hurtado de Andalucía.

Tras los espectadores de la danza, una bandera reivindica los derechos de los gays y lesbianas

Mientras los espectadores esperan el comienzo del espectáculo de danza, se despliega una bandera de los colectivos gays y lesbianas.

Cada danzante a su rincón

Los danzantes evolucionan en lo que pretende ser un cuadrilátero de boxeo, realizando su particular versión de un "combate".

Saludando al público

Al finalizar el espectáculo, los danzantes saludan y brindan con "champán" por el público que les aplaude.