Lo que no debe ser una adaptación a televisión: Riverworld

Televisión

Por una de esas causas y azares, y a pesar de que iba a estar alejado de mi blog de forma efectiva por lo menos hasta mañana, me encuentro con un ratito para teclear cuatro tontadas. De la misma forma que ayer por la tarde encontré un momento para ver un rato la tele, y me decidí por un miniserie, Riverworld, que adapta, según dicen, una saga de novelas de ciencia-ficción de Philip José Farmer que en español conocimos como Mundo del río. O sea, Riverworld también.

La serie de novelas original, cinco en total, la leí hace bastante tiempo. Y me pareció un conjunto de obras de ciencia ficción cuyo interés decrecía con el paso de los volúmenes. Recuerdo que el primer libro me gustó mucho, especialmente por la originalidad de su planteamiento y sus posibilidades, al mismo tiempo que constituía un buen libro de aventuras. La humanidad en su conjunto, desde algunas formas prehistóricas hasta finales del siglo XX ha sido resucitada en un mundo cuya geografía es un río interminable en cuyas orillas tienen que convivir los hombres y las mujeres de todas las épocas y todas las culturas. Pero con el paso de los libros, la escritura del autor se vuelve más pesada y es una de estas sagas en las que aguantas hasta el final sólo por ver que pasa. Otro aliciente es que muchos de los protagonistas son personajes famosos, muy diversos, a los que se les sitúa en la posición de ver que harían en estas circunstancias. En fin,… que no está mal, pero podría estar mejor.

El caso es que han hecho una miniserie… y la han cagado hasta límites insospechados. Se han reinventado de arriba a abajo la historia, han hecho que un americanito inventado con cara de palo represente las grandes virtudes de su país en medio de tal mezcolanza mientras que los demás, pues bueno, hay de todo,… se han inventado una historia de amor con una chica que está como un queso pero que tiene de actriz lo que yo de cocotero,… y a uno de los personajes principales de la novela lo han convertido en el malo… Y todo se lo podían haber ahorrado. Y la han dejado con un final abierto, para convertirla en una serie de más enjundia si llegaba el caso. Espero que no. Teleserie digna de Tele 5 un domingo de la tarde. Es decir, un bodrio de mucho cuidado. Aviso a los aficionados a la ciencia ficción. Es una tomadura de pelo. Y ya está.

Río Morava

Un mundo de ríos, la Tierra; el río Morava cerca de su desembocadura en el Danubio junto al castillo de Devin - Panasonic Lumix LX3