In memoriam: Dennis Hopper, actor, director y fotógrafo

Cine, Fotografía

Teniendo en cuenta la larga trayectoria de de Dennis Hopper como actor, no se puede decir que haya aparecido en muchas películas de campanillas. Alternaba en los últimos años el cine y la televisión, sin que le surgieran auténticos papeles protagonistas y de prestigio. Sin embargo, hay que reconocer que era un intérprete de fuerte personalidad que llenaba notablemente la pantalla cuando aparecía en ella. Podéis revisar su extensa filmografía en IMDb, y tomar vuestras propias opiniones.

Más limitada fue su carrera como director cinematográfico, siempre marcada por ese producto tan personal, del que fue también guionista y por el que optó al Oscar, y que fue Easy Rider. Un filme que indudablemente todo amante al cine debe ver.

Pero también es destacable la actividad del actor en otras facetas del arte, en pintura, en escultura, pero sobre todo en fotografía que es mi faceta preferida. Especialmente por sus prolífico trabajo, fundamentalmente en blanco y negro, durante los años 60. El mismo se consideró a sí mismo un fotógrafo compulsivo. Hay algunos libros de fotografía destacables publicados con su obra, aunque un vistazo a Amazon me ha permitido comprobar que los más importantes se encuentran descatalogados, sólo se pueden comprar de segunda mano a precios elevadísimos, de cientos de euros. Uy, no. No están descatalogados. En la página de la editorial Taschen encontramos uno al “modesto” precio de 750 euros. Como no he encontrado ninguna página en internet que recopile su trabajo fotográfico, me extraña que no exista pero esta mañana de domingo estoy un poco espeso, os sugiero que hagáis una búsqueda por Google Images para ver un poco de lo que estamos hablando.

En cualquier caso, por cualquiera de sus facetas artísticas, Dennis Hopper merece la pena ser recordado desde estas páginas, y así lo hacemos.

Barcas

La fotografía de hoy sólo podía ser en blanco y negro, claro; y he estado trasteando al respecto con "viejas" imágenes de Irlanda del año 2005, en Connemara Park - Canon Powershot G6