Un día en Barcelona: algunas exposiciones, un poco de museo y algunas compras

Arte, Fotografía, Viajes
Sobre la Fira

El pasado martes, aprovechando la fiesta local en Huesca, me fui a Barcelona a pasar el día; calor húmedo, un bochorno horrible, y un montón de gente, turistas, por todas partes. No es la mejor época para visitar la capital catalana.

Hacia Lartigue

Por la mañana, y hasta la hora de comer, visité diversas exposiciones. Para empezar, en el Caixaforum, una antológica de Jacques Henri Lartigue, "Un mundo flotante", que en general gusta y te pone de buen humor. Un optimista, el bueno de Lartigue.

Unicef e Isabel Muñoz

En el mismo Caixaforum, la exposición "Infancia" con imágenes de Isabel Muñoz, una colaboración con Unicef con el fin de concienciar sobre la situación de la infancia en el mundo.

Sala Oval

A continuación me dirigí al Museo Nacional de Arte de Cataluña, un museo que conocí hace apenas un año, pero que me gustó bastante, y como no lo vi entero... pues nada, a continuar.

Praga París Barcelona

Antes que nada, la exposición temporal "Praga, París, Barcelona. Modernidad fotográfica de 1918 a 1948". Esta interesante colectiva en la que se pretende vincular la actividad fotográfica en Cataluña en la primera mitad de siglo a los movimientos artísticos dominantes en las capitales francesa y checa.

Lápiz Termosán

Me interesó mucho la fotografía al servicio de la publicidad, con logros estéticos notables. El "lápiz Termosán" todavía existe en la actualidad. En cualquier caso, algunas imágenes, sobre todo las de origen parisino, también se pueden ver en la exposición sobre el surrealismo que hay en Madrid y que comenté hace algunas semanas.

Aserrando al martir

Después de la exposición, me dirigí a las secciones de arte románico y gótico, con unas colecciones realmente notables. Me reafirmo en mi opinión que el origen de la historieta sado-maso está en la imaginería cristiana. Obsérvese aquí como pegan un buen serruchazo románico a no sé muy bien qué mártir. Líneas muy básicas, esquemáticas, pero efectivas.

¿A Santa lucía le cortaron las tetas?

Hubiera jurado que la santa de las tetas fue Santa Águeda, y que a Santa Lucía lo que le quitaron fueron los ojos,... pero no fue así según esta pintura gótica temprana. Algo más elaborado que el románico, pero con los aspectos más gores todavía un poco esquemáticos.

Degollamiento

El gótico avanzado, más tardío, es mucho más fino en detalles. Este degollamiento está mucho más conseguido. Obsérvese el detalle de algún chorrillo de sangre que sale a presión del cuello del mártir. Mucho mejor, ¿o no?

¿Qué mira el ciclista de Ramon Casas?

Para compensar el gore medieval, y mientras hacía tiempo para comer, me metí 15 minutos al modernismo catalán, donde las pinturas de Ramón Casas y las esculturas de Blay, me devolvieron la placidez y la tranquilidad de espíritu que las escenas de martirios me habían robado.

Restaurante Oleo

Con dos viejos amigos comimos en el Restaurante Oleo en el propio museo. Está muy bien. Cocinan bien, el ambiente es agradable, la actitud de algún camarero manifiestamente mejorable, pero en su conjunto un sitio agradable.

Audiovisuales

Por la tarde, antes de hacer alguna compra y mientras dábamos un paseo, aún entramos en el Palacio de la Virreina para ver la exposición "Antifotoperiodismo". Imágenes fotográficas y algo de vídeo para una reflexión sobre el fotoperiodismo actual.

Desde el tren

Finalmente, nos despedimos y me fui a la estación donde aún me dio tiempo a cambiar el billete para un AVE anterior al previsto. En el viaje de vuelta, apareció el cielo azul que el plomizo y pesado día de verano barcelonés nos había negado.

Todas las fotos: Panasonic Lumix LX3 o Panasonic Lumix GF1 con G 20/1,7 ASPH o Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8.