[Obituario] Ante todo Luis García Berlanga; pero también Dino De Laurentiis

Cine

Llevaba unos días pensando en cuándo encajar en este Cuaderno de ruta una entrada dedicada a Dino De Laurentiis. Creo que normalmente hubiese salido mañana. Es una figura digna de comentar si te gusta el cine, pero había otras prioridades. Pero la noticia del fallecimiento de Luis García Berlanga, ha cambiado las prioridades. Evidentemente. Si te gusta el cine. Así que será hoy cuando recuerde ambas figuras.

Luis García Berlanga
(Valencia, 12 de junio de 1921 – Madrid, 13 de noviembre de 2010)

Qué se puede decir del director de películas como Bienvenido, Mister Marshall, Calabuch, Los jueves, milagro, Plácido, El verdugo,… y otras muchas, quizá no tan inspiradas, pero que han marcado una época en el cine español. Fue el mayor crítico de la sociedad que impuso la dictadura franquista, sorteando al mismo tiempo la censura gracias a su fina utilización del humor y a la propia estulticia de los censores franquistas. Su capacidad para empatizar con la triste situación del españolito medio, imbuido en la sinrazón del régimen totalitario, sobrellevando con humor las profundas deficiencias de una sociedad que nunca debió ser, al mismo tiempo que daba unos palos notables a los responsables de esa sociedad, pero no mediante la crítica política directa sino a través de lo ridículo de muchas de las consecuencias de la política del momento.

Siempre he pensado que la transición y la democracia no le sentaron bien. Que no supo cambiar su perspectiva para ser capaz de ver los nuevos motivos para la crítica social que la llegada de la democracia trajo a España. Muchos autores se quedaron en una continua referencia al pasado, lo cual no está mal en dosis adecuadas. Pero se olvidaron de acompañar con su mirada la nueva sociedad. Y los nuevos autores decidieron olvidarse del humor y la ironía, y nos han ofrecido varios lustros de dramones sociales, que estuvieron bien en su momento, pero que han producido el hartazgo y la desensibilización en el espectador español actual, cada vez más desafecto al cine español.

Es necesario recuperar la crítica social, pero con capacidad para divertir, de ironizar de ridiculizar a la sociedad y a las instituciones, pero salvando a las personas, sintiendo la necesaria simpatía,… porque somo todos nosotros.

En cualquier caso, valga mi recuerdo para siempre para este director que tanto nos ha enseñado y que tan buen cine hizo en una época tan difícil para la creación.

Lateral Palacio de las Artes

El Palacio de las Artes en Valencia, ciudad natal de Berlanga - Pentax *ist DS, SMC-DA 21/3,2 Limited

Dino De Laurentiis
(Torre Annunziata, 8 de agosto de 1919 – Los Ángeles, 11 de noviembre de 2010)

Hubo una época, en los años 70, que tuve la impresión de que todo estaba producido por De Laurentiis. Su nombre, como productor, estaba muchos de los filmes más publicitados que se proyectaban en las pantallas de cine. También es cierto que muchos de estos filmes, en estos momentos me parecen relativamente infumables. Bueno, al fin y al cabo el productor de cine es el hombre del dinero. El responsable de que con la inversión monetaria suficiente, necesario o mínimo, según los enfoques, las cajas de quienes apoquinan se rellenen con nuevos ingresos derivados de las taquillas y otras fuentes de ingresos derivados de la comercialización de la película. Si somos conscientes, para un productor no es importante que la película sea buena; es importante que se venda. Y si alguien piensa que ambas cuestiones están íntimamente relacionadas, es que no se ha enterado “de qué va la película”.

Peor a pesar de todo, es posible encontrar películas muy interesantes en la filmografía del productor que justifican su recuerdo no sólo por la cantidad sino también por la calidad. Qué decir de Arroz amargo, La Strada, o Las noches de Cabiria. O en su etapa americana, Sérpico y alguna otra.

Pues eso. Un nombre a tener muy en cuenta en la historia del cine, y del que probablemente también guarde recuerdo durante muchos años.

Villa de Popea - Oplontis

Interior de Villa Popea, en la antigua ciudad de Oplontis, actualmente Torre Annunziata, la ciudad natal de De Laurentiis, al pie del Vesubio en las región de Nápoles, Italia - Canon EOS 40D, Tokina AT-X Pro 12-24/4