[Cine] Mientras duermes (2011)

Cine

Mientras duermes (2011), 17 de octubre de 2011.

Pocas veces nos hemos sentido atraídos en los últimos tiempos por las películas españolas. Y ni el avance de esta película que habíamos podido ver previamente hace unas semanas, ni los antecedentes del director, Jaume Balagueró, con sus películas de miedo nos llamaban la atención a priori. Sinceramente, a mí según que géneros no me suelen llevar al cine. Pero varios factores se han confabulado para que acabaramos viendo este filme. La solidez interpretativa de su intérpretes principales, las buenas críticas generales que ha recibido en los últimos días, y que tampoco es que haya muchas más opciones que llamen la atención en cartelera. Así que… ¿qué habrá resultado?

Esta película, más que de miedo y sustos, que es lo que entendimos en el avance, va de sociópata y tensión psicológica. Afortunadamente. Todo sea dicho. César (Luis Tosar) es el conserje de una comunidad de vecinos de clase media-alta en algún lugar del Ensanche de Barcelona, aunque este dato no es importante ya que se podría situar en cualquier barrio similar de cualquier ciudad de cierto tamaño en España. Allí desarrolla su trabajo, con la indiferencia general de la comunidad de vecinos, apenas salpicada por rasgos de cordialidad de algunos de ellos. Quizá como Clara (Marta Etura), una joven profesional, simpática y dinámica, siempre con una sonrisa en la boca. Pero como Cesar es un sociópata de tomo y lomo. Le repatea mucho esta sonrisa, y decide hacerle la pascua y borrársela para siempre. Y para ello comienza a introducirse en su casa por las noche, la droga, la envenena, la infesta de cucarachas, le manda mensajes al móvil, de correo electrónico,… y otras cosas en las que no entraré para no destripar la cuestión. Las cosas se empiezan a complicar para César cuando es descubierto a medias por una niña, bastante chantajista, del vecindario, cuando la policía empieza a husmear por las denuncias que pone Clara, cuando un vecino tiquismiquis busca una excusa para despedirlo, y cuando aparece Marcos (Alberto San Juan), el novio de Clara. Claro que César tiene preparado el contraataque desde el principio.

Lo tengo que reconocer. La película está bien rodada, con oficio, la historia es interesante y está bien contada, no te aburres, con razonable dinamismo, y los que somos más raritos en nuestra visión de las relaciones sociales, reconociendo que el tipo protagonista es un peligro de mucho cuidado, pues… no sé… que llegas a sentir más simpatía por el que por la niña pija a la que se dedica a putear. Como ya he dicho, no está planteada como una película de miedo, sino como más bien lo que han dado en llamar un thriller psicológico, pero que es tradicional suspense tal y como lo definía Hitchcock, el objetivo es sufrir con el que sufre en la pantalla. Por otra parte si bien es más previsible de lo deseable, no deja de guardar alguna otra sorpresa que son bien venidas.

Por supuesto, con gran sabiduría el director ha dejado descansar el peso de la película en la interpretación de los actores. Luis Tosar está muy convincente y lo hace realmente bien, confirmando que en estos momentos probablemente es el actor más sólido que tenemos en España. Marta Etura está bien, aunque creo que le van más otros papeles. Siempre me ha parecido una buena actriz, y lo confirma, pero la he encontrado mejor en otras ocasiones. Aquí juega a favor de su físico menudo para interpretar a una chica con un aspecto más juvenil de lo que es ella, pero creo que a cambio se pierde parte del potencial dramático que podría haber aportado. El gran error de reparto es Alberto San Juan que no da la talla ni de lejos. Es un actor mediocre, que sólo en alguna comedieta por ahí ha tenido sus momentos, yo no le he visto nada mejor, y aquí no me cuadra, ni me lo creo. Otros personajes secundarios del vecindario, con papeles más breves están mucho mejor y más interesantes. Por no hablar de esa madre postrada (Margarita Roset), consciente pero incapaz de hablar, que conoce todo el tinglado porque su hijo se lo cuenta, y que sufre sin poder hacer nada para evitarlo.

Resumiendo, una película bastante recomendable, un reencuentro afortunado con el cine español, un rato agradable,… y si me encuentro con el Tosar por la calle me cambio de acera de inmediato.

¡Ah! Y viva el inventor de los porteros automáticos.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Siluetas y Fira

Al fondo, tras las siluetas de las gentes que entran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, se ve la ciudad de Barcelona, donde está rodada la película. Aunque eso sea un detalle poco importante salvo para conseguir subvenciones (Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.