[Cine] Amour (2012)

Cine

Amour (2012), 12 de enero de 2012.

Michael Haneke no es un director fácil. Pero es de los importantes. Para algunos, el más importante director europeo actual. Si descartamos los aspectos comerciales, donde difícil es competir con el cine norteamericano, eso sería como considerarlo casi uno de los primeros del mundo. No he visto todo lo que ha rodado. Pero lo que he visto nunca me ha dejado impasible. Y en general lo he considerado de bueno a muy bueno o excelente. Así que en estos momentos, después de lo mucho que me gustó lo último que nos mostró, un estreno suyo es una visita obligada a las salas de cine.

La película que os traigo hoy ha sido vista en su versión original en francés, subtitulada en español. El francés culto y pausado de los diálogos han convertido los subtítulos la mayor parte del tiempo en algo superfluo para mí, afortunadamente. En cualquier caso, se puede encontrar en la cartelera española bajo el título Amor (Amour).

Georges (Jean-Louis Trintignant)Anne (Emmanuelle Riva) son un matrimonio octogenario. Cultos, profesores de música retirados, los conocemos asistiendo al concierto de Alexandre Tharaud (persona real, músico francés que se interpreta a sí mismo en la película), uno de sus antiguos alumnos ya consagrado como concertista de piano. Su hija Eva (Isabelle Huppert), también música, vive en el mundo y se ven poco. Viven en su piso de París, de forma calmada como personas bien consideradas, asistidos en algunas cosillas por su conserjes. En un momento dado, Anne sufre un ictus, un accidente cerebrovascular, y el intento de resolver el problema quirúrgicamente no tiene éxito y queda paralizada de su lado derecho del cuerpo. Y a partir de ahí viene la historia de la evolución de esta pareja, unida por un amor realmente profundo, en la adversidad de la discapacidad y la dependencia, y sujetos a sus propios compromisos del uno hacia el otro.

Hasta cierto punto, conocemos desde la primera escena el desenlace del filme. Rodado casi íntegramente, salvo una escena en la sala de conciertos y otra breve en un autobús urbano, en el piso de los dos ancianos, Haneke va desarrollando la historia de muchas personas hoy en día, en el que el nivel de vida nos permite llegar edades avanzadas, dándose situaciones de dependencia en ancianos para las actividades básicas cotidianas. Y conocemos el compromiso del marido, por el inmenso amor y respeto que tiene hacia la esposa, conocemos los conflictos de los hijos, que tienen su propia vida que les impide salvo enormes renuncias atender a sus mayores, conocemos los problemas del cuidado profesional adecuado de estas personas, conocemos los sentimientos de rabia, frustración, depresión,… Todo ello mostrado magistralmente, sin excesos, con claridad. Y el amor entre ambos ancianos, constantemente significado en sus acciones, pero también en numerosos elementos, muchos de ellos metafóricos (la paloma, por ejemplo, los cuadros de paisajes,…) que impregnan y presiden la historia. Los espectadores salen impresionados por esta historia. Y yo salgo pensando, cómo esta historia cuando afecta a personas cultas y con recursos, y cuanto más tremenda es en situaciones de pobreza e incultura, pero potencialmente en un medio igualmente poco acogedor.

Desde luego, la gran baza del filme, que tiene muchísimos méritos cinematográficos, es la interpretación de los dos veteranísimos intérpretes. Ambos protagonistas están en estado de gracia, otorgando una realidad y una verosimilitud a sus personajes que te encoge el alma. Huppert tiene un papel menor, pero está igual de solvente. Riva,  que siempre recordaré de Hiroshima, mon amour, es candidata al óscar, aunque no se lo darán. Pero no porque no lo merezca, que probablemente está al nivel o superior a otras de las candidatas con más números para el premio, sino porque es una señora mayor, francesa y en una película no hablada en inglés con una difusión menor probablemente en los EE.UU. La precisión con la que reproduce los efectos de la enfermedad, enhorabuena por los asesores, es notable. Y Trintignant podría estar también entre los candidatos, aunque ya he mencionado los motivos por los que esto era difícil.

Una película que no es fácil. No es complaciente. Pero suscita muchas preguntas para el espectador, desde luego si es un espectador que busca en el cine algo más que un entretenimiento. Como digo otras veces, quien se acerca a las salas de cine para ingerir toneladas de palomitas con grasa y sal, que se abstenga. O que al menos considere que con todas esas toneladas de palomitas se acerca a terminar como Anne. Para los demás, una película casi imprescindible.

Valoración

  • Dirección: *****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: ****

Hay modificaciones en mis valoraciones de Hacia los premios Óscar 2013, que afectan a la categoría de Mejor películaDirectorGuion original y sobretodo Actriz protagonista, ya que considero que el trabajo de Emmanuelle Riva es más destacado que el de Jessica Chastain, que ocupaba hasta ahora la primera posición.

Ile de la Cité

Inevitablemente, París. Las isla de la Cité desde el Pont des Arts.