[Fotos] El 2012 en fotos (3): 12 meses, 12 fotos

Fotografía, Fotografía personal

En la tercera parte de mi repaso fotográfico del año 2012, de mi año 2012, sólo me queda la entrada clásica que empecé hace algún tiempo. 12 fotos tomadas cada una en cada uno de los 12 meses del año que termina. De lo cotidiano. De mi entorno habitual. De lo aparentemente anodino. Ni viajes, ni experimentos. Sólo pasear con la cámara a cuestas. No necesariamente las mejores, ni siquiera las más representativas; simplemente las que en estos momentos considero que tengo que poner.

Feliz año a todos.

Danza en la plaza del Pilar de Zaragoza.

Enero – Danza en la plaza del Pilar de Zaragoza.

Hangar de material ferroviario de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (AZAFT) en Casetas.

Febrero – Hangar de material ferroviario de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (AZAFT) en Casetas.

Atardecer en el Cabezo Buenavista, Zaragoza.

Marzo – Atardecer en el Cabezo Buenavista, Zaragoza.

Tarde tormenta en los suburbios de Zaragoza.

Abril – Tarde tormenta en los suburbios de Zaragoza.

Vistas desde el balcón de San Lázaro.

Mayo – Vistas desde el balcón de San Lázaro.

Velada musical en la terraza del museo Pablo Serrano.

Junio – Velada musical en la terraza del museo Pablo Serrano.

Un paseo por los sotos del Parque del Agua.

Julio – Un paseo por los sotos del Parque del Agua.

Paseo del Canal.

Agosto – Paseo del Canal.

Museo del Fuego y de los Bomberos de Zaragoza.

Septiembre – Museo del Fuego y de los Bomberos de Zaragoza.

En la iglesia de San Pablo, durante el "photowalk" del 13 de octubre.

Octurbre – En la iglesia de San Pablo, durante el “photowalk” del día 13.

Homenaje a un roble centenario junto al Canal Imperial de Aragón.

Noviembre – Homenaje a un roble centenario junto al Canal Imperial de Aragón.

Animación callejera en la calle Alfonso de Zaragoza en vísperas de Navidad.

Diciembre – Animación callejera en la calle Alfonso de Zaragoza en vísperas de Navidad.

[Fotos] El 2012 en fotos (2): de viaje con la cámara al hombro

Fotografía, Fotografía personal

Inevitablemente, si tengo que hacer este resumén que va a ser en tres partes de lo que ha sido mi año en fotos, he de incluir mis viajes. Un aspecto del que no me quejo este año. Aunque siempre pueda ser mejor. En cualquier caso, con fotos os lo cuento.

Primeros de marzo, y después de dos meses atascado en Zaragoza, una escapada a Barcelona que debía desde hace tiempo me vino de perlas. En la foto, la iglesia de Santa Ana.

Primeros de marzo, y después de dos meses atascado en Zaragoza, una escapada a Barcelona que debía desde hace tiempo me vino de perlas. En la foto, la iglesia de Santa Ana.

Pero sin duda, mi primer viaje interesante fue mi escapada de cinco días por Italia. Qué agradable pasear por los "rampari" de Ferrara.

Pero sin duda, mi primer viaje interesante fue mi escapada de cinco días por Italia. Qué agradable pasear por los “rampari” de Ferrara.

En ese viaje, estuve alojado en la bulliciosa pero bella ciudad de Bolonia, donde cada tarde abundante gente se daba cita en las piazzas de Nettuno y Maggiore.

En ese viaje, estuve alojado en la bulliciosa pero bella ciudad de Bolonia, donde cada tarde abundante gente se daba cita en las piazzas de Nettuno y Maggiore.

También tuve ocasión de conocer en ese viaje las bonitas basílicas bizantinas de Rávena. Quizá la más espectacular la de Sant'Apollinare in Classe.

También tuve ocasión de conocer en ese viaje las bonitas basílicas bizantinas de Rávena. Quizá la más espectacular la de Sant’Apollinare in Classe.

Aunque sin duda, y aunque ya estuviese en terreno conocido, el día fuerte de esa escapada fuera un día de paseo en buena compañía entre los canales y las "calli" de Venecia.

Aunque sin duda, y aunque ya estuviese en terreno conocido, el día fuerte de esa escapada fuera un día de paseo en buena compañía entre los canales y las “calli” de Venecia.

En mayo, cojo el coche, de lo poco que lo he cogido este año de abril a esta parte, y me acerco a las Cinco Villas para conocer el sitio arqueológico de Los Bañales.

En mayo, cojo el coche, de lo poco que lo he cogido este año de abril a esta parte, y me acerco a las Cinco Villas para conocer el sitio arqueológico de Los Bañales.

En junio me acerco a Madrid para ver fotografía. MadridFoto, PhotoEspaña,... y en el Matadero, un grupo de jóvenes bailarinas preparando su espectáculo.

En junio me acerco a Madrid para ver fotografía. MadridFoto, PhotoEspaña,… y en el Matadero, un grupo de jóvenes bailarinas preparando su espectáculo.

También en junio paso un de los mejores fines de semana de los últimos tiempos con unos amigos en Navarra y el País Vasco francés. En San Juan de Luz, estuvimos, donde fuimos testigo de una boda en la iglesia de San Juan Bautista.

También en junio paso un de los mejores fines de semana de los últimos tiempos con unos amigos en Navarra y el País Vasco francés. En San Juan de Luz, estuvimos, donde fuimos testigo de una boda en la iglesia de San Juan Bautista.

Aquí, en Zuaztoi, un barrio de Azpilkueta en el valle de Baztán, fue donde alquilamos la bonita casa rural, Casa Indaburúa, donde pasamos tan buen fin de semana.

Aquí, en Zuaztoi, un barrio de Azpilkueta en el valle de Baztán, fue donde alquilamos la bonita casa rural, Casa Indaburúa, donde pasamos tan buen fin de semana.

Las vacaciones principales del año las hice en Noruega. Fueron un tanto improvisadas, pero salieron bien. Aquí podemos ver el ayuntamiento de Oslo desde Aker Brygge.

Las vacaciones principales del año las hice en Noruega. Fueron un tanto improvisadas, pero salieron bien. Aquí podemos ver el ayuntamiento de Oslo desde Aker Brygge.

Aunque claro, lo suyo en Noruega es la naturaleza. Los fiordos, los saltos de agua, las montañas,... como el área declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el Nærøyfjord.

Aunque claro, lo suyo en Noruega es la naturaleza. Los fiordos, los saltos de agua, las montañas,… como el área declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el Nærøyfjord.

O también patrimonio de la humanidad por la UNESCO, el barrio de los muelles, Bryggen, en la costera ciudad de Bergen.

O también patrimonio de la humanidad por la UNESCO, el barrio de los muelles, Bryggen, en la costera ciudad de Bergen.

O el gran fiordo de Hardanger, que nos acogió con una mezcla de nubes, nieblas y ratos de sol.

O el gran fiordo de Hardanger, que nos acogió con una mezcla de nubes, nieblas y ratos de sol.

En agosto pude aprovechar unos días para escaparme con unos amigos a Ginebra. Unos días calurosos, pero muy agradables.

En agosto pude aprovechar unos días para escaparme con unos amigos a Ginebra. Unos días calurosos, pero muy agradables.

En los que nos pudimos perder no sólo entre las calles de Ginebra sino también en los de otros lugares a orillas del Lemán, como Lausana.

En los que nos pudimos perder no sólo entre las calles de Ginebra sino también en los de otros lugares a orillas del Lemán, como Lausana.

O visitar el vistoso Castillo de Chillón, en las mismas orillas del Lemán, cerca de la cola del lago.

O visitar el vistoso Castillo de Chillón, en las mismas orillas del Lemán, cerca de la cola del lago.

Nos despedimos en la ciudad de Sion, protegida por sus castillos y fortalezas. No dejan de dejarme una cierta melancolía aquellas despedidas.

Nos despedimos en la ciudad de Sion, protegida por sus castillos y fortalezas. No dejan de dejarme una cierta melancolía aquellas despedidas.

Intentando sacudirme las morriñas, me escapo el primero de septiembre a Madrid para ver la exposición de Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza, y me veo obligado a adelantar un poco mi vuelta a la estación para escapar de unas celebraciones futboleras en Neptuno.

Intentando sacudirme las morriñas, me escapo el primero de septiembre a Madrid para ver la exposición de Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza, y me veo obligado a adelantar un poco mi vuelta a la estación para escapar de unas celebraciones futboleras en Neptuno.

El último viaje al extranjero del año es en octubre. A Londres principalmente, a relajarse paseando, viendo fotos y entrando en tiendas.

El último viaje al extranjero del año es en octubre. A Londres principalmente, a relajarse paseando, viendo fotos y entrando en tiendas.

Aunque hay un momento para acercarse a Canterbury y a su imponente catedral gótica.

Aunque hay un momento para acercarse a Canterbury y a su imponente catedral gótica.

Y desde Canterbury, en un momento con el tren, a pasear a orillas del mar del Norte en Margate.

Y desde Canterbury, en un momento con el tren, a pasear a orillas del mar del Norte en Margate.

La última escapada es modesta. A principios de noviembre cojo el coche y me dirijo a visitar a la "Hulla", una veterana locomotora de vapor de Minas y Ferrocarriles de Utrillas, que ha sido restaurada y es encendida y puesta en la vía de vez en cuando. Esperemos que el 2013 sea interesante también en esto de conocer mundo.

La última escapada es modesta. A principios de noviembre cojo el coche y me dirijo a visitar a la “Hulla”, una veterana locomotora de vapor de Minas y Ferrocarriles de Utrillas, que ha sido restaurada y es encendida y puesta en la vía de vez en cuando. Esperemos que el 2013 sea interesante también en esto de conocer mundo.

[Fotos] El 2012 en fotos (1): el retorno de la película tradicional

Fotografía, Fotografía personal

Después de años sin utilizar ninguna de mis cámaras para película tradicional, este ha sido el año en el que nuevamente he empezado a usarlas de nuevo, con resultados variables, y mucha diversión. El punto de partida para este renovado interés en las antiguas tecnologías fue una quedada de Fotógraf@ en Zaragoza con tema principal la “fotografía analógica”. No me gusta lo de “analógica”. Por eso las comillas. Pero fue un punto de partida.

Grupo de Fotógraf@s en Zaragoza, experimentando con la fotografía tradicional sobre película fotosensible. Fotografía tomada con una Minox 35 GT-E sobre negativo en color.

Grupo de Fotógraf@s en Zaragoza, experimentando con la fotografía tradicional sobre película fotosensible. Fotografía tomada con una Minox 35 GT-E sobre negativo en color.

Mesas y banquetas en los bares del Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con una Zeiss Ikon Contessa 35 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Mesas y banquetas en los bares del Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con una Zeiss Ikon Contessa 35 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Pero el empujón definitivo vino cuando en un viaje a Barcelona en marzo, en el mercadillo que se celebraba en la librería Kowasa, compré un objeto fotográfico que hacía mucho tiempo que me había entrado por el ojo derecho. Una réflex binocular de formato medio. En concreto, una Yashica Mat 124G en excelente estado. La utilicé durante toda la primavera con cierta frecuencia.

El Parque de la Memoria en Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

El Parque de la Memoria en Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Puente del Cuarto Cinturón sobre el Ebro, cerca de La Cartuja Baja. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Puente del Cuarto Cinturón sobre el Ebro, cerca de La Cartuja Baja. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Acueducto romano del yacimiento arqueológico de Los Bañales. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Acueducto romano del yacimiento arqueológico de Los Bañales. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El Caballito del Minutero, detrás de la Lonja de Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El Caballito del Minutero, detrás de la Lonja de Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Durante el año tuve un par de carretes cargados en la Minox GT-E así como en la Pentax MX. Aunque no fueron mis mejores experiencias. Quizá porque no me centré en ningún proyecto concreto con ellas. Grave error.

Vieja casona en el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Vieja casona en el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Paseando por el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Pentax MX sobre negativo en color.

Paseando por el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Pentax MX sobre negativo en color.

Plaza de San Miguel de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Plaza de San Miguel de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Cuando en octubre visité Londres durante unas breves vacaciones, compré por no mucho dinero una antigua Zeiss Ikon Ikonta b, un modelo muy sencillo para su época, que funciona razonablemente bien. Aunque dado que era una cámara de gama baja, no podemos esperar grandes maravillas. Pero sí diversión y no poca educación fotográfica. La “estrené” durante el viaje a Londres, y luego la he usado varias veces durante el otoño.

El puente y el palacio de Westminster, Londres. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El puente y el palacio de Westminster, Londres. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Paseando a la orilla del mar del Norte en Margate, Inglaterra. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Paseando a la orilla del mar del Norte en Margate, Inglaterra. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Ambiente festivo un día del Pilar en el Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Ambiente festivo un día del Pilar en el Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Consecuencias de la ofrenda de flores en la plaza del Pilar de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Consecuencias de la ofrenda de flores en la plaza del Pilar de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Homenaje a un roble centenario en el Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Homenaje a un roble centenario en el Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Con motivo de uno de los encendidos de la Locomotora nº1 “Hulla” de Minas y Ferrocarriles de Utrillas (MFU) en esta población turolense, no dudé en llevarme además de la cámara digital un par de cámaras con película. Tanto en blanco y negro como en color, tanto en formato medio como en formato pequeño (lo que hoy en día en digital se llama “full format”). Lo cierto es que los resultados me parecen buenos.

Algunos ajustes de mantenimiento en la locomotora antes de ponerla en servicio. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Algunos ajustes de mantenimiento en la locomotora antes de ponerla en servicio. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La lomocotora nº 1 "Hulla" de MFU estacionada con su composición en el anden, dispuesta ha comenzar su corto recorrido. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La lomocotora nº 1 “Hulla” de MFU estacionada con su composición en el anden, dispuesta ha comenzar su corto recorrido. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La "Hulla" calentando caldera antes de ser puesta en servicio. Fotografía tomada con una Minox GT-E sobre negativo en color.

La “Hulla” calentando caldera antes de ser puesta en servicio. Fotografía tomada con una Minox GT-E sobre negativo en color.

Las últimas pruebas, la última cámara que puse en servicio de mi colección de cámaras para película tradicional, fueron de la prestigiosa Leica IIIf, con su objetivo estándar Elmar 5 cm 1:3,5, objetivo con el que se han tomado algunas icónicas imágenes del siglo XX. Espero seguir usando estas nobles máquinas en el futuro. O mientras los intereses comerciales permitan adquirir película y llevarla a revelar con una complejidad razonable.

Vista del Parque Grande un día de otoño con un poquito de niebla. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Vista del Parque Grande un día de otoño con un poquito de niebla. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

En el interior de un autobús de la línea 23, camino de casa. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

En el interior de un autobús de la línea 23, camino de casa. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Probando las capacidades de las viejas cámaras para sostener el tipo en la escasa luz de la madrugada en el paseo de Ruiseñores. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Probando las capacidades de las viejas cámaras para sostener el tipo en la escasa luz de la madrugada en el paseo de Ruiseñores. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Autorretrato en la plaza de San Francisco. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Autorretrato en la plaza de San Francisco. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

[Arte y exposiciones] Zaragoza desaparecida y Para Bamila Josaunse (Un paisaje a la sombra)

Arte, Política y sociedad

No había comentado, pero este domingo pasado me pasé por el Centro de Historias de Zaragoza, para ver qué había de nuevo. Y encontré dos exposiciones nuevas.

La primera, Zaragoza desaparecida, está dedicada al ocio de los zaragozanos en la posguerra española y hasta la transición. Los tranvías, los cafés, los night-clubs, las vedettes, los cines,… de todo un poco, y todo con mucha nostalgia. Curiosa, más que otra cosa, la exposición.

La era de los tranvías

La era de los tranvías, que yo todavía viví abundantemente de niño.

Los viejos taxistas

Y los viejos taxímetros, que de niño también, en las contadas ocasiones en las que cogíamos uno de estos vehículos, miraba fijamente viendo pasar los números hipnóticamente.

Las vedettes,… otros canones de belleza femenina

En los tiempos de las “vedettes” de los “cabaretes”, los cánones de belleza corporal femenina no eran exactamente igual que en la actualidad. Gustaban más redonditas.

La máscara del Fleta

El miedo que me daban de niño las grandes máscaras del Teatro Fleta.

La otra exposición que era nueva para mí era Para Bamila Josaunse, que es un anagrama de Un paisaje en la sombra. Según la propia reseña oficial de la exposición, es un proyecto que se enmarca en la temática del territorio, la identidad y el paisaje, como constructor y alteración de nuestro entorno. Incluye distintas disciplinas artísticas; pintura, dibujo, fotografía, vídeo, instalaciones,…

No sé. Me dejó un poco frío.

Tecnicas variadas

Técnicas variadas en la exposición, “Para Bamila Josaunse”.

Filmación

El vídeo y distintos tipos de filmaciones cada vez están más presentes en el arte contemporáneo.

[Televisión] Cosas de series; es Navidad, pongámonos británicos

Televisión

Durante el parón navideño en las series americanas, lo cierto es que aprovecho para revisar películas. Largometrajes. Algún clásico de toda la vida, algunos que no pude ver en las salas del cine, algunos que me apetece volver a ver. Por ejemplo, es fijo en estas fechas Gone with the Wind (Lo que el viento se llevó), más probablemente en Año Nuevo, y estos días he vuelto a ver Salmon Fishing in the Yemen (La pesca del salmón en Yemen), que me parece una delicia de película con una Kristin Scott Thomas en personaje cómico que me parece divertidísima. Y otras que no vienen a cuento, para no alargar la cosa. También aprovecho para revisitar alguna serie. Ahora que anuncian su regreso en enero, estoy volviendo a ver los episodios que se emitieron en verano de Bunheads. Es algo ligero, que hace llevaderas las “entrañables” fiestas de fin de año.

Pero los que son claves en estas fechas son los episodios navideños de algunas series británica. Y de paso, os comento una miniserie de dos episodios vista recientemente.

The Poison Tree

Un hombre, Rex Clarke (Matthew Goode), que ha pasado sus últimos 12 años de vida en la cárcel por asesinato, se reúne con su mujer Karen (MyAnna Buring) y su hija Alice (Hebe Johnson), en un lugar lejos de su pasado para intentar rehacer su vida. Pero no será fácil, porque el pasado, una juventud loca de AliceRex y la hermana desaparecida de este, Biba (Ophelia Lovibond), les persigue.

Dos episodios ha durado esta producción británica. El primero no fue para tirar cohetes pero me intrigó, y esperé que el segundo elevara el listón, además de resolver el misterio. Pero no. Lo cierto es que bajó el nivel, se hizo previsible, y al final ha sido una pérdida de tiempo. Qué se le va a hacer. No todo lo que hacen los británicos va a ser bueno. En cualquier caso, tampoco ha sido largo.

Paseo en dromedario

Ya que estamos de especiales navideños, ambiente navideño en la plaza del Pilar de Zaragoza, con los niños paseando a lomos de joroba.

Doctor Who – The Snowmen

Este año, el especial navideño del Doctor (Matt Smith) levantaba mucha expectación. No se limitaba a ser un divertimento familiar al margen de la historia principal, sino que se nos prometía que iba a estar integrado en la misma, y que iba a ser la introducción definitiva de la nueva compañera del DoctorOswin (Jenna-Louise Coleman)Clara, que no sé cual va a ser su nombre oficial, después del papel que tuvo en el primer episodio de la temporada, y que tan intrigados nos dejó sobre cómo iban a encajar su historia.

También ha servido para recuperar tres personajes con los que la audiencia se encariñó en el episodio A Good Man Goes to War, la “lagarta” Madame Vastra (Neve McIntosh), su compañera, en todos los sentidos, sí, también en ese, Jenny Flint (Catrin Stewart), y el comandante sontaran Strax (Dan Starkey). A mí Jenny me parece un encanto. A ver si salen más veces. Incluso me apunto a los que verían un spin-off con estos tres como protagonistas.

El caso es que todo esto supone que la acción transcurre en 1892. Y lejos de desvelarnos el misterio sobre Oswin/Clara tal y como quedó planteado en Asylum of the Daleks, lo cierto es que parece que el eje conductor de los siguientes capítulos va a ser la naturaleza de esta animosa y proactiva joven. También es posible que la Gran Inteligencia sea el nuevo supervillano al que se enfrenten ocasionalmente el dúo. Un dúo más equilibrado, ya que parece que la chica va a tener más iniciativa y más capacidad de decisión por sí misma.

Por lo demás, el capítulo especial funciona razonablemente bien como uno más de la serie, pero no tiene el glamour y la espectacularidad de otros especiales navideños del Doctor. Desde ese punto de vista se queda más flojo. Pero bien está como dosis para los aficionados hasta que nos devuelvan esta primavera lo que queda de está séptima temporada, tan fraccionada en el tiempo.

Asador

O preparando brasas en los asadores para las longanizas o para ahumar pescado.

Downton Abbey – A Journey to the Highlands – Christmas Special

Creo que llegará un momento que se podrá escuchar la frase

Eres más sadico que un guionista de Downton Abbey.

y todos nos llevaremos las manos a la cabeza, y desconfiaremos de quien reciba tan durísimo calificativo. Porque desde luego, tenemos que considerar que tras aquellos tiempos gloriosos en los que nos contaban los amoríos y aventuretas de los Crawley, en los últimos tiempos se han dedicado a hacerles sufrir de lo lindo. Pensando en el especial de Navidad de hace un año, y siendo otro especial de Navidad, uno esperaría otro capítulo de los bonitos, de los que se avanza trama pero con parsimonia, donde abundan los buenos sentimientos, etcétera. Lo primero que llama la atención es que vemos a la familia yéndose de vacaciones a las Highlands escocesas. Y eso es algo que unos nobles ingleses no hacían en invierno. Lo hacían en verano, que es la época del año en la que puede que haga algo parecido al buen tiempo en aquellas norteñas latitudes. Por lo tanto, el episodio, de hora y media de duración, de navideño nada. Y después de esa hora y media contando más bien poco, más allá de quemar un personaje entre los criados que podría haber dado algo de sí, y de introducir como personaje fijo a la niña pija y caprichosa que apareció en los últimos capítulos de la temporada entre la familia, acaban con una noticia feliz y una situación bomba que creo que no esperábamos nadie. Ni aun los que pensábamos que ese personaje era un pesado y un aburrimiento. Pero así son las cosas. Y los responsables de la serie han jugado toda la tercera temporada a ser dioses griegos, y a jugar a capricho con el destino de sus criaturas. Y si lo quieres lo coges y si no, lo dejas. Esto es un culebrón, aunque de lujo, y según que cosas pasan.

Deslizadores

O simulando trineos, a falta de nieve, en unos gigantescos toboganes.

[Fotos] Sigue con nieblas y nubes, pero el día de Navidad me paso al color

Fotografía, Fotografía personal

Si el día de Nochebuena optaba por el blanco y negro para las fotografías de paisaje entre la niebla, el día de Navidad, y a pesar de que sigue estando el cielo gris, decido que quiero color. Salgo con un equipo mínimo, y “veterano”. La GF1 con la “tapita” de Olympus en un bolsillo, y el que va a ser el objetivo principal del recorrido, el Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8, en el otro bolsillo. Este objetivo, un tele corto, me permite cerrar los encuadres, y evitar los cielos inexpresivos, de color gris blanquecino “panza de burra”. Y también permite hacer fotografía de aproximación, por su pequeña distancia de enfoque. Luego, todo es aprovechar los colores saturados derivados de la humedad que tiene la vegetación por la condensación de la niebla de primeras horas de la mañana.

El recorrido, un ratito por el Canal Imperial, luego por los Pinares de Venecia, y vuelta al canal para coger algún transporte público que me devuelva a casa a tiempo de ir a la comida familiar de la festividad.

A orillas del Canal

______

A orillas del Canal

______

A orillas del Canal

______

En los Pinares de Venecia

______

En los Pinares de Venecia

______

En los Pinares de Venecia

______

En los Pinares de Venecia

______

En los Pinares de Venecia

______

A orillas del Canal

______

[Fotos] Niebla por Navidad

Fotografía, Fotografía personal

Suma de factores.

En los últimos números que he leído de Réponses Photo (nº 250)Black and White Photography (nº 145 – Winter 212), dedican artículos enteros, un número entero en el caso de la revista francesa, a la fotografía de paisaje en blanco y negro. Y pienso que es una disciplina interesante. Y difícil.

Los “expertos” auguran que los españolitos cogeremos de promedio entre 3 y 5 kilos de peso en estas “estupendas” fechas de fin de año, para que así en el futuro no les falte el trabajo a cardiólogos y otros similares.

Después de un otoño extrañamente desprovisto de nieblas en Zaragoza, ayer se instalaron durante buena parte del día. Y hoy han vuelto. Indudablemente para invitar a los zaragozanos a apoltronarse sedentariamente en sus domicilios, colaborando al atocinamiento general.

He decidido situarme entre los que eviten tan malhadado sino.

Factores ajenos a mi voluntad estorbaron los planes que tenía para ayer hasta primeras horas de la tarde.

Cogí una cámara de fotos, y me fui a caminar durante un par de horas entre la niebla y los árboles del Parque Grande. En blanco y negro, claro.

Io, Saturnalia.

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

Niebla en el Parque Grande

_____

[Cine] Amor es todo lo que necesitas (2012)

Cine

Amor es todo lo que necesitas (Den skaldede frisør, 2012), 22 de diciembre de 2012.

Por algún motivo, la similitud del título con el de cierta canción de The Beatles tiraba para atrás. Pero cuando te enteras que el título original danés significa “la peluquera calva”, te das cuenta que simplemente es que el maldito traductor de títulos, ese criminal contra la humanidad, está haciendo de las suyas otra vez. Considerando que es una comedia, lo que viene bien para una fiestas tan depresivas como las de estos días, y algún buen antecedente de la directora, Susanne Bier, decidimos que es una buen opción para este fin de semana.

Paisaje de la isla de Lolland

Por un momento, pensaríamos que vamos a tener una película con paisaje nórdico, como las llanuras de la isla de Lolland, en Dinamarca.

Sorrento

Pero es la bella costa de la ciudad de Sorrento, con sus hoteles y mansiones, en la escarpada península al sur del golfo de Nápoles donde sucede casi todo.

Y la película nos cuenta la historia de una peluquera, Ida (Trine Dyrholm), que efectivamente está calva por haber sido sometida a quimioterapia por un tumor canceroso de mama, y cuyo pronóstico final todavía está en el aire. La hija de Ida, Astrid (Molly Blixt Egelind), se va a casar Patrick (Sebastian Jessen), tras un noviazgo relámpago, en una finca que tiene Philip (Pierce Brosnan) el padre de Patrick en Italia. Este es un viudo que no ha sabido encontrar la alegría de la vida tras la muerte de su mujer, y se refugia en el trabajo, donde recibe las descaradas proposiciones de su ordinaria cuñada, Benedikte (Paprika Steen). Por otro lado, Ida descubre que su marido, Leif (Kim Bodnia), le engaña con la rubia tonta de contabilidad de su empresa, Thilde (Christiane Schaumburg-Müller), mucho más joven y muy mona. El encuentro de todos en la idílica finca situada evidentemente en Sorrento, desatará todos los demonios personales y familiares.

Isla de Capri

En varios momentos, al principio de la película, tengo la sensación de que está rodada en Capri. Incluso cogen una barca para desplazarse a la mansión del protagonista. Pero supongo que simplemente hemos de asumir que en la ficción, el lugar es indeterminado.

Isla de Capri

En cualquier caso, las costas de Capri son como una continuación de las sorrentinas.

Disfrazado de comedia romántica, no de las de reír sino de las de sonreír, nos encontramos con un drama familiar, de gentes de hoy en día. La chica joven con ganas de vivir la vida y ser feliz, de forma un tanto ingenua. El chico joven con una homosexualidad latente que le cuesta dejar salir, y que toma los caminos más fáciles ante la ausencia de un padre emocionalmente negado por el duelo por su esposa hace tiempo desaparecida. La adolescente con trastornos de conducta alimentaria agobiada por una madre egocéntrica y ordinaria. El hombre maduro que se niega a envejecer y dispara sus últimos cartuchos con una mujer mucho más joven. Y el personaje central, una mujer madura pero atractiva todavía, que ve mermado su atractivo, de forma real o psicológica, por su enfermedad, cuyo futuro está por definir, y que de repente encuentra vacía su vida. Sin marido, con sus hijos que son independientes,… En todo esto, en el planteamiento de los personajes, en el potencial de los mismos y sus interrelaciones, está la gran virtud de la película. Su debilidad está en que es irregular en el desarrollo de las mismas, con momentos más acertados y otros menos. Quizá se pierde demasiado en mostrar bonitas postales de la bella costa sorrentina, el golfo de Nápoles y otros paisajes de la Campania, en esa fascinación que ejerce el Mediterráneo sobre los nórdicos, aunque luego nos hagan responsables de todos los males del mundo. Hipócritas luteranos, que les encantaría darse a la buena vida y no se atreven.

Sorrento

Mansiones y hoteles en primera línea de mar a las que no es posible acceder, con accesos particulares al agua. Así es el lugar donde transcurre el filme.

Sorrento

Que eventualmente se ve iluminado por el cálido sol de la tarde mediterránea.

Quizá, el principal atractivo de la película es el reparto, en el que destaca la protagonista, Trine Dyrholm, mujer muy atractiva en sí misma, pero que al mismo tiempo sabe transmitir con convicción los conflictos y las contradicciones internas que sufre en un momento de cambios intensos en su vida. No he podido evitar realizar en mi mente comparaciones con la Cathy de The Big C, aunque haya diferencias notables en las personalidad y en los planteamientos de ambas mujeres. Pero ambas propuestas no dejan de ser variantes de un mismo tema. El resto del reparto, con un razonablemente solvente Brosnan a la cabeza, contribuyen con oficio a componer tan disfuncionales familias bajo apariencia de normalidad.

Como conclusión, podré deciros que es una propuesta razonable para ir a la sala de cine aunque claramente un escalón por debajo de lo que podría haber sido. Además se estira en su duración un poquito más de la cuenta, aunque nada grave. Y por otra parte, siempre es una delicia contemplar los paisajes sorrentinos, ese Mediterráneo maravilloso, con los que además os adorno un poco esta entrada.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
El Vesubio desde Sorrento

Y de vez en cuando, una panorámica del Golfo de Nápoles, con el durmiente Vesubio presidiéndolo.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; libros, clásicos y picardías varias

Fotografía

En esta semana previa a las fiestas de fin de año, he encontrado no pocas cosas interesantes por internet, pero me voy a centrar en tres temas.

Algunos libros que me gustaría tener

125 photographs de Edward Weston: El fotógrafo es un clásico y me ha gustado siempre. Y el libro tiene una pinta estupenda. Vía The Photobook.

99 years of Leica: Libro que está realizado a más gloria de la marca alemana. Pero parece que combina fotos y chismes con habilidad. No es nada barato. Veremos. Vía Steve Huff Photo.

Pasarela

Las fotos de hoy, son el resultado del buen tiempo de estos días y el uso de un Leitz Elmar 5cm f/3,5, diseño de hace muchas décadas, con la moderna Olympus OM-D E-M5. Imágenes de suave contraste del entorno periurbano de Zaragoza.

Iglesia

______

Algunos clásicos que conviene revisitar

Lucien Clergue: El sabor mediterráneo desde el punto de vista francés en todo su esplendor. Especialmente la voluptuosidad de sus desnudos. Via Rafael Roa.

Helmut Newton: No hace mucho que se publicó un libro de polaroids de Newton. En color. Y esa es la propuesta. Revisar su obra en color, quizá menos conocida que la de blanco y negro. También vía Rafael Roa.

Robert Doisneau: Archiconocida su fotografía del beso en el Hôtel de Ville de París, en el año de su centésimo aniversario, qué tal dar un repaso a 50 fotografías inéditas de un fotógrafo que tiene mucho más que dar y decir. Vía Le Journal de la Photographie.

Pierre & Gilles: Aunque mucho más modernos que los anteriores, esta pareja de fotógrafos franceses, reyes del kitsch y de lo provocador, se han convertido también en auténticos clásicos. Pero las propuesta de hoy está lejos de las imágenes a los que nos tienen acostumbrados. Autobiographie en Photomatons, un libro contado desde el punto de vista de Gilles y en el que aparecen muchos de los que importaron en la vida cultural y social del París de finales de los 70 y los 80. Vía Le Journal de la Photographie.

Pinar

______

Pinar

______

Pinar

______

Algunas picardías y cosas más serias sobre las mujeres

Un hito en la revolución sexual fue el Kinsey Institute, una institución que pretendió estudiar el sexo desde un punto de vista puramente científico. Bueno. Todavía existe. Sarah Sudhoff nos ofrece con sus fotografía un muestrario de los instrumentos para medir todo tipo de cosas relacionadas con el sexo. Fuera de contexto, extraño, surrealista, antilibidinoso. Vía Feature Shoot.

Mucho más interesantes de cara a entender el erotismo son las fotografías del arquitecto y diseñador italiano Carlo Mollino. Descubiertas tras su fallecimiento, unas 1300 fotografías de amantes, prostitutas y otras mujeres seducidas por el autor. Placeres ocultos no exentos de arte fotográfico. Vía Le Journal de la Photographie.

Natasha Gudermane es una fotógrafa a la que le ha chocado la prohibición en Francia de la apelación mademoiselle en los documentos oficiales. A partir de ahora, todas las mujeres serán madame, independientemente de su estado civil. Pero el mademoiselle francés tiene muchas connotaciones, y la fotógrafa nos propone un conjunto de desnudos muy femeninos en su serie Mademoiselles. Vía Le Journal de la Photographie.

Y no me perdería la demostración palpable de la belleza de las mujeres que nos propone Erica Lennard, con bellas imágenes en blanco y negro de mujeres conocidas o no. Pero muy bellas. También vía Le Journal de la Photographie, que ha sido mi principal fuente de recomendaciones de esta semana, aunque algunas de ellas ya habían aparecido previamente en esta revista en línea.

Finalmente, y ya que estamos en las fiestas de fin de año, en las que se supone que hace frío, y en algunos sitios nieva, os dejo con algunas imágenes de Jocelyne Alloucherie, con los hielos de su Canadá natal. Mientras, en estos días en Zaragoza, la temperatura está en torno a los 15-16º en las horas centrales del día. A pasear con un simple jersecito.

Torre

______

[CineFoto] La complicada relación entre Eva Ionesco y su madre la fotógrafa Irina Ionesco

Cine, Fotografía

Hace unos días se leía la noticia de que la actriz francesa Eva Ionesco, eventualmente metida a directora como comprobaremos de inmediato, había conseguido en los tribunales que su madre, la fotógrafa Irina Ionesco, le pagase una cierta cantidad de dinero en concepto de daños y perjuicios por haberle obligado a posar como modelo para ella, y también para otros fotógrafos y artistas, desnuda y en poses de marcado contenido erótico cuando era una niña. Las fotografías existen y son fácil de encontrar en internet, de modo que cada uno puede juzgar.

En cualquier caso, Eva Ionesco se puso recientemente detrás de las cámaras y realizó esta My Little Princess, en la que nos cuenta su versión de la historia. Y la he incluido en mi colección de La fotografía en el cine.

La noria de las Tullerías y la Torre Eiffel

En la entrada de hoy, París, claro, inevitablemente. La noria de la Tullerías y la Torre Eiffel.

[Foto] Hoy tampoco ha sido el fin de los días,… pero mañana será otro día

Fotografía personal

Pues no. Aun con la extremadamente baja, casi cero, probabilidad de que me equivoque en las próximas cuatro horas escasas que falta para que pase el día en este huso horario, me atrevería a decir que hoy no será el fin de los días. Algo que no predijeron los mayas. Que ni siquiera fueron capaces de prever su final como civilización precolombina. En un ejemplo de cómo irse a freír espárragos como sociedad agotando los recursos disponibles. Algo deberíamos aprender de los mayas.

En cualquier caso, el día sí que tendrá un fin, y mañana será otro día. El primero de la ristra de cuatro en los que tengo fiesta por la cosa navideña. Así que os dejó con un fin de un día. Que son hermosos. Y que también podréis encontrar en mi tumblrDe viaje con Carlos.

Ocaso en Alcorisa, provincia de Teruel, antiguo reino de Aragón.

Ocaso en Alcorisa, provincia de Teruel, antiguo reino de Aragón.

[Televisión] Cosas de series; Dexter, Homeland, los que no han encontrado a la madre, y alguna fantasmagórica cosa más

Televisión

Como ya he comentado en las últimas semanas, toca descanso navideño en esto de las series de televisión. Y casi todas las series habituales están de parón, salvo un par de excepciones. De alguna de las cuales hablaré en próximas semanas. Hoy de momento hablaré de dos finales de temporada, de una serie a la que prácticamente sólo le queda algo por hacer, y de muertos vivientes a la francesa.

El visitante más joven

El domingo por la mañana visité el XI Salón del Cómic de Zaragoza. No estaba muy animado. Había público, incluo alguno realmente joven, pero poco ambiente de disfraces y esas cosas. Cosplay le llaman los chicos esto.

Cuidado que puedo destripar trama

(no mucho, pero más vale avisar)

La serie a la que prácticamente sólo le queda algo por hacer es How I Met Your MotherMarshall (Jason Segel)Lily (Alyson Hannigan) son ya un matrimonio “convencional”, con un hijo, ya establecidos. Barney (Neil Patrick Harris)Robin (Cobie Smulders) son pareja de nuevo, y parece que definitivamente. Sólo queda una maldita cosa. ¡Que el melón de Ted (Josh Radnor) conozco a la madre de sus hijos! Tiene que estar al caer, ¿no? Le tengo una enorme simpatía a esta serie, pero empiezo a necesitar un desenlace, el ciclo final del amor verdadero del “protagonista” de la serie.

Posando con los disfraces

Pero sí que había, y las más osadas se dejaban notar por el recinto. Y estaban encantadas de posar. Guapas ellas, oye.

En cuanto a los muertos vivientes a la francesa, Les Revenants es una interesante serie del país vecino que parecía que no iba a ser nada pero me tiene más que enganchado. Creo que es bastante recomendable, a pesar de estar basada en una película del mismo nombre, que deja bastante que desear.

Karaoke… un poco cutre

Estuvimos un rato en lo que llamaban un karaoke,…

Karaoke… un poco cutre

… pero era un poco cutre. No había pantalla, con imágenes y las letras pasando. Tenían que subir con un papel o cuadernillo con las letras. Había que aprovechar las más teatreras o las que se sabían la letra (en japonés, mayormente), para hacerles fotos razonables, sin el papel en la boca.

Dexter – temporada 7ª

Extraña temporada la de Dexter (Michael C. Hall). Nuestro asesino en serie favorito ha comenzado a modificar comportamientos. Ha comenzado a dejar atrás su código. Algunos factores que han influido en el tema… el haber sido descubierto por por sur hermana Deb (Michael C. Hall), el comenzar a ser perseguido por las sospechas de la capitana LaGuerta (Lauren Vélez), las confesiones y el tira y afloja con un mafioso ucraniano, Sirko (Ray Stevenson), y su cuelgue con otra asesina de pro, especializada en envenenamientos, Hannah (Yvonne Strahovski). La temporada ha sido irregular, por el distinto peso que han llevado cada una de estas tramas, y algunas otras menores que afectan a otros personajes, pero simplemente por las interacciones con Hannah, espléndida interpretación, tanto con Dexter como con Deb, ya merece la pena considerarla todavía una de las grandes de la televisión.

También es cierto que esto cada vez da menos de sí, y con el tremendo final que nos han regalado, para necesario el cierre de la serie, que esperamos que sea por todo lo alto. Y probablemente, no sé cómo lo podrían arreglar de otra forma, por la vía de la tragedia colectiva.

En cualquier caso, el personaje de la temporada ha sido el interpretado por Strahovski, a quien venturosamente seguiremos viendo en papel destacado la temporada que viene. Y bueno, la canguro del pequeño de los Morgan que está como un queso, la (en realidad no tan) joven Jamie (Aimee Garcia).

A este le gusta la del pelo naranja

Estuvimos un rato riéndonos de cómo el joven no dejaba de pasar y traspasar por el puesto de la chica del pelo naranja. Le gustaba un rato… Nos preguntamos si se atrevería a tirarle los tejos.

Homeland – temporada 2ª

Homeland fue la revelación del año pasado, cosechando el favor del público y crítica, y numerosos premios. Tal fue el nivel de la primera temporada, que había muchos escépticos sobre la capacidad de la serie de repetir el mismo nivel. Lo cierto es que los primeros capítulos de esta segunda temporada fueron impresionantes, quemando trama a pasos agigantados y con una intensidad más que notable, dejándonos a todos clavados en el sillón. Por supuesto, la interacción entre Brody (Damian Lewis)Carrie (Claire Danes) es lo fundamental de la serie, con la siempre refrescante aparición aquí y allí del solidísimo Saul (Mandy Patinkin). Con los capítulos, la temporada se fue calmando un poco hasta ir construyendo una serie de clímax secundarios que no hacían presagiar el sorprendente final de la temporada. Final de temporada que sigue jugando, ahora y siempre, con la ambigüedad de Brody, sobre quien me pregunto si alguna vez sabremos lo que realmente piensa, ha pensado o pensará.

Grandes emociones se nos prometen de nuevo para la tercera temporada, que me gustaría que empezase la semana que viene. Por cierto, realmente… ¿soy el unico que piensa que Dana Brody (Morgan Saylor) es un encanto y no una petarda?

Juegos de mesa

Y un rincón, los típicos “friquis” con sus juegos de rol que se toman realmente en serio. Bueno. Por un euro que nos costó la entrada, aún estuvo entretenido. A ver que año acertamos con el rato en el que abunden los disfraces y esas cosas.