[Fotos] En los sotos del Ebro en blanco y negro

Fotografía

Estos fines de semana últimos he reactivado mi réflex binocular de medio formato, la Yashica Mat 124G. Hacía mucho que no veía la luz esta cámara, y he hecho algunos paisaje en blanco y negro con película tradicional. Y no está libre de problemas. Los detalles técnicos en el enlace a continuación. Pero para quien no esté interesado, simplemente las fotografías.

Origen: A orillas del Ebro y del Gállego con la Yashica Mat 124G.

Soto de Cantalobos y huerta de las Fuentes

 

Desembocadura del río Gállego…

[Fotos] Locomotora de vapor alemana en España fotografíada con una cámara japonesa y un carrete chino

Fotografía, Fotografía personal, Trenes

Este verano he estado ocupado, falto de inspiración o simplemente vago. El caso es que salvo los viajes he hecho pocas fotos. De hecho, tenía pendiente de revelar desde hace más de un mes un carrete tomado con la Yashica Mat 124G en Utrillas, durante uno de los días en que estuvo en marcha la “Hulla”, esa bonita vaporosa restaurada, de origen alemán, que circula por la capital de las Cuencas Mineras turolenses. Utilicé un carrete que me dio un colega de Fotógraf@s en Zaragoza, blanco y negro, Shanghai GP3 Pan 100, que expuse a su sensibilidad nominal y revelé con rodinal diliuido a 1+25. El soporte de la película una pesadilla, se retuerce como los plegamientos en el espacio-tiempo en los alrededores de un agujero negro. Pero la calidad de la imagen obtenida ha sido satisfactoria. Os dejo unas fotos de la ocasión.

Pozo Santa Bárbara

Pozo Santa Bárbara de Utrillas.

Locomotora "Hulla"

La Locomotora “Hulla” repostando agua para la caldera.

Locomotora "Hulla" detalle

Un detalle de la locomotora.

Motocicleta Montesa de época

También hubo ese domingo otro vehículo clásico que llamó la atención, una motocicleta Montesa, de la que sé realmente poco a nada.

[Fotos] Estrenando Leica y sacando a pasear a la Yashica

Fotografía, Fotografía personal

Intento dedicar algún día cada 4 a 6 semanas a la fotografía con alguna de mis cámaras de mi colección de aparatos para película fotográfica de toda la vida. Colección que se ha visto incrementada en una unidad el pasado sábado, cuando por entrar a preguntar donde no debía, me encontré entre las manos con una Leica M2 en muy buen estado, por un precio digamos razonable. Así que en este fin de semana con muchas actividades de animación ciudadana en Zaragoza como ya os he contado, me he dedicado a la cosa de lo que los modernos llaman “fotografía analógica”, denominación que a mí no me gusta mucho. Pero no entraré en eso.

Por un despiste, en esta entrada no presentaré las que tomé en la Cincomarzada, que están todavía en la tienda revelándose. Pero bueno, ya las iré poniendo otro día. Pero yendo al grano, el domingo día 3 de marzo por la mañana cogí mi nueva Leica, con un objetivo que ya tenía; el Leitz Elmar 5 cm f/2. Es de montura de rosca L39, pero funciona perfectamente con la M2 con el adaptador adecuado a montura M.

Llegando hacia el Ebro por las Tenerías.

Llegando hacia el Ebro por las Tenerías.

En el puente de Hierro.

En el puente de Hierro.

Vista del Pilar y el puente de Piedra desde el puente de Hierro.

Vista del Pilar y el puente de Piedra desde el puente de Hierro.

Bajo el puente de Hierro.

Bajo el puente de Hierro.

Campamento de los recreacionistas de los Sitios de Zaragoza en la arboleda de Macanaz.

Campamento de los recreacionistas de los Sitios de Zaragoza en la arboleda de Macanaz.

Paseos en burro para los niños en la arboleda de Macanaz.

Paseos en burro para los niños en la arboleda de Macanaz.

Por la tarde cogí el coche y me fui a Rodén, lugar al que quería volver después de la visita que hicimos hace unas semanas. Ademas del Elmar 5cm, cogí también el Voigtländer Snapshot-Skopar 25 mm f/4 y el Leica Elmar-C 90 mm f/4. Los primero también es de montura de rosca L39. El tele corto es de montura M de forma original.

El pueblo viejo de Rodén a contraluz.

El pueblo viejo de Rodén a contraluz.

En el cabezo donde se encuentra el yacimiento arqueológico íberorromano.

En el cabezo donde se encuentra el yacimiento arqueológico íberorromano.

Quien ha dicho que los teleobjetivos no son adecuados para hacer paisaje.

Quien ha dicho que los teleobjetivos no son adecuados para hacer paisaje.

Yo siempre he creído que sí.

Yo siempre he creído que sí.

Pero a Rodén no me llevé sólo la Leica M2. También me llevé la Yashica Mat 124G con negativo en blanco y negro. Hace tiempo que no la usaba. Y me apetecía mucho. Con unas cuantas fotografías realizadas con esta cámara de forma medio me despido por ahora.

Por el camino de acceso al yacimiento arqueológico íberorromano.

Por el camino de acceso al yacimiento arqueológico íberorromano.

Un AVE sobre el viaducto de Rodén.

Un AVE sobre el viaducto de Rodén.

Paisaje del valle en dirección hacia Fuentes de Ebro.

Paisaje del valle en dirección hacia Fuentes de Ebro.

La iglesia del pueblo viejo de Rodén al atardecer.

La iglesia del pueblo viejo de Rodén al atardecer.

[Fotos] El 2012 en fotos (1): el retorno de la película tradicional

Fotografía, Fotografía personal

Después de años sin utilizar ninguna de mis cámaras para película tradicional, este ha sido el año en el que nuevamente he empezado a usarlas de nuevo, con resultados variables, y mucha diversión. El punto de partida para este renovado interés en las antiguas tecnologías fue una quedada de Fotógraf@ en Zaragoza con tema principal la “fotografía analógica”. No me gusta lo de “analógica”. Por eso las comillas. Pero fue un punto de partida.

Grupo de Fotógraf@s en Zaragoza, experimentando con la fotografía tradicional sobre película fotosensible. Fotografía tomada con una Minox 35 GT-E sobre negativo en color.

Grupo de Fotógraf@s en Zaragoza, experimentando con la fotografía tradicional sobre película fotosensible. Fotografía tomada con una Minox 35 GT-E sobre negativo en color.

Mesas y banquetas en los bares del Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con una Zeiss Ikon Contessa 35 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Mesas y banquetas en los bares del Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con una Zeiss Ikon Contessa 35 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Pero el empujón definitivo vino cuando en un viaje a Barcelona en marzo, en el mercadillo que se celebraba en la librería Kowasa, compré un objeto fotográfico que hacía mucho tiempo que me había entrado por el ojo derecho. Una réflex binocular de formato medio. En concreto, una Yashica Mat 124G en excelente estado. La utilicé durante toda la primavera con cierta frecuencia.

El Parque de la Memoria en Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

El Parque de la Memoria en Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Puente del Cuarto Cinturón sobre el Ebro, cerca de La Cartuja Baja. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Puente del Cuarto Cinturón sobre el Ebro, cerca de La Cartuja Baja. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en color.

Acueducto romano del yacimiento arqueológico de Los Bañales. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Acueducto romano del yacimiento arqueológico de Los Bañales. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El Caballito del Minutero, detrás de la Lonja de Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El Caballito del Minutero, detrás de la Lonja de Zaragoza. Fotografía tomada con la Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Durante el año tuve un par de carretes cargados en la Minox GT-E así como en la Pentax MX. Aunque no fueron mis mejores experiencias. Quizá porque no me centré en ningún proyecto concreto con ellas. Grave error.

Vieja casona en el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Vieja casona en el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Paseando por el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Pentax MX sobre negativo en color.

Paseando por el Paseo del Canal de Zaragoza. Fotografía tomada con Pentax MX sobre negativo en color.

Plaza de San Miguel de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Plaza de San Miguel de Zaragoza. Fotografía tomada con Minox GT-E sobre negativo en color.

Cuando en octubre visité Londres durante unas breves vacaciones, compré por no mucho dinero una antigua Zeiss Ikon Ikonta b, un modelo muy sencillo para su época, que funciona razonablemente bien. Aunque dado que era una cámara de gama baja, no podemos esperar grandes maravillas. Pero sí diversión y no poca educación fotográfica. La “estrené” durante el viaje a Londres, y luego la he usado varias veces durante el otoño.

El puente y el palacio de Westminster, Londres. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

El puente y el palacio de Westminster, Londres. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Paseando a la orilla del mar del Norte en Margate, Inglaterra. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Paseando a la orilla del mar del Norte en Margate, Inglaterra. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Ambiente festivo un día del Pilar en el Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Ambiente festivo un día del Pilar en el Tubo de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Consecuencias de la ofrenda de flores en la plaza del Pilar de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Consecuencias de la ofrenda de flores en la plaza del Pilar de Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Homenaje a un roble centenario en el Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Homenaje a un roble centenario en el Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza. Fotografía tomada con la Zeiss Ikon Ikonta b sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Con motivo de uno de los encendidos de la Locomotora nº1 “Hulla” de Minas y Ferrocarriles de Utrillas (MFU) en esta población turolense, no dudé en llevarme además de la cámara digital un par de cámaras con película. Tanto en blanco y negro como en color, tanto en formato medio como en formato pequeño (lo que hoy en día en digital se llama “full format”). Lo cierto es que los resultados me parecen buenos.

Algunos ajustes de mantenimiento en la locomotora antes de ponerla en servicio. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Algunos ajustes de mantenimiento en la locomotora antes de ponerla en servicio. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La lomocotora nº 1 "Hulla" de MFU estacionada con su composición en el anden, dispuesta ha comenzar su corto recorrido. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La lomocotora nº 1 “Hulla” de MFU estacionada con su composición en el anden, dispuesta ha comenzar su corto recorrido. Fotografía tomada con una Yashica Mat 124G sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

La "Hulla" calentando caldera antes de ser puesta en servicio. Fotografía tomada con una Minox GT-E sobre negativo en color.

La “Hulla” calentando caldera antes de ser puesta en servicio. Fotografía tomada con una Minox GT-E sobre negativo en color.

Las últimas pruebas, la última cámara que puse en servicio de mi colección de cámaras para película tradicional, fueron de la prestigiosa Leica IIIf, con su objetivo estándar Elmar 5 cm 1:3,5, objetivo con el que se han tomado algunas icónicas imágenes del siglo XX. Espero seguir usando estas nobles máquinas en el futuro. O mientras los intereses comerciales permitan adquirir película y llevarla a revelar con una complejidad razonable.

Vista del Parque Grande un día de otoño con un poquito de niebla. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Vista del Parque Grande un día de otoño con un poquito de niebla. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

En el interior de un autobús de la línea 23, camino de casa. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

En el interior de un autobús de la línea 23, camino de casa. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Probando las capacidades de las viejas cámaras para sostener el tipo en la escasa luz de la madrugada en el paseo de Ruiseñores. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Probando las capacidades de las viejas cámaras para sostener el tipo en la escasa luz de la madrugada en el paseo de Ruiseñores. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Autorretrato en la plaza de San Francisco. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

Autorretrato en la plaza de San Francisco. Fotografía tomada con la Leica IIIf y Elmar 5 cm 1:3,5 sobre negativo en blanco y negro cromogénico.

[Fotos] El paseo por los Bañales y el caballito, en versión fotografía de antaño

Fotografía personal

Pues sí. Cuando estuve en el yacimiento arqueológico de Los Bañales hace un par de semanas, también me lleve la Yashica Mat 124G, cargada con un carrete de Ilford XP2 Super. El caso es que poco a poco le voy cogiendo el tranquillo al aparato, y las fotografías van quedando más nítidas y más equilibradas. Realmente, el formato cuadrado es una gozada. Tienes que pensarte mucho más como encuadras, pero tiene más potencial gratificador. Es una realimentación de acciones y sensaciones positiva. Los principales peligros vienen de las aperturas de diafragma amplias, en las que la profundidad de campo es escasa, y hay que pensarse bien donde enfocamos, y en las velocidad de obturación justitas, que pueden dar lugar a imágenes trepidadas. Tengo que ser menos perezoso con el trípode.

Os dejo con algunas de las imágenes, así como del caballito del minutero de La Lonja, donde gaste los fotogramas que me quedaban del carrete.

Macellum

Los Bañales – Macellum.

Camino

Los Bañales – Camino.

Acueducto

Los Bañales – Campos de cereales y acueducto.

Acueducto

Los Bañales – Acueducto.

El caballito del minutero

Caballito del fotógrafo minutero de la Lonja de Zaragoza, Ángel Cordero.

[Fotografía personal] Blanco y negro con la Yashica Mat 124G

Fotografía personal

Hace un par de meses, como ya he comentado por aquí previamente, adquirí en Barcelona una réflex binocular de formato medio Yashica Mat 124G. Hasta ahora había probado que tal iba con carretes de color. hace un par de semanas salí a pasear con ella y un par de carretes de Ilford XP2 Super, película en blanco y negro para revelado mediante procesado C41. Y aquí os dejo unas muestras de lo conseguido. Todavía me queda recorrido para pillarle el tranquillo a la cámar, aviso.

El paseo, por uno de mis lugares tradicionales. El paseo del Canal en Zaragoza hasta el Cabezo Cortado.

A orillas del Canal Imperial de Aragón

_____

A orillas del Canal Imperial de Aragón

_____

A orillas del Canal Imperial de Aragón

_____

En el cabezo cortado

_____

En el cabezo cortado

_____

[Fotografía personal] Paisajeando con la Yashica

Fotografía personal

Cuando en los días de semana santa me di unos cuantos amplios paseos por ese espacio amplio que constituye la huerta de las Fuentes y el soto de Cantalobos en Zaragoza, una de las tardes opté por llevarme también la Yashica Mat 124 G que adquirí de segunda mano hace poco más de un mes en Barcelona. Está claro que los reflejos que hay que tener para ser eficaz y eficiente con una réflex binocular como esta, son algo distintos que con las cámaras a las que estamos acostumbrados. Pero el proceso de aprendizaje forma parte de la diversión.

Pero lo peor es que las doce exposiciones de 6 x 6 cm (más correctamente 56 x 56 mm) saben a poco. De hecho, cuando llegué a la última, tuve la sensación de que había habido algún problema y que había hecho menos. Pero no. Salieron las doce. Os dejo algunos ejemplos. Pronto haré algún carretito más. Probablemente en blanco y negro directamente.

Señal y arco irís

Un sutil arco iris aparece tras la señal de tráfico cerca de la estación de Miraflores en una tarde que permanecerá amenazadoramente tormentosa.

Ababoles

Los ababoles comienzan a inundar los ribazos de los campos de alfalce en la huerta de las Fuentes. Primavera, dicen.

Soto de Cantalobos

A orillas del Ebro, los arbustos de los sotos (bosques de ribera) también se llenan de flores, aun antes de haber brotado sus hojas.

Ebro

Originalmente un negativo en color, he optado por pasar a blanco y negro este paisaje del Ebro, minutos antes de que se desate la tormenta.

Puente Z40

Comienza a llover y hay que refugiarse brevemente bajo el puente de la autovía de circunvalación Z-40. La lluvia ya nos acompañará hasta el final del paseo.

[Fotografía personal] Y primeras pruebas de la Yashica Mat 124G

Fotografía personal

Os lo contaba a la vuelta de mi escapada a Barcelona hace dos fines de semana. Me agencié una cámara de formato medio de segunda mano, en excelente estado de conservación, una Yashica Mat 124G, que he comprado para algo más que tenerla en exposición en una estantería. Mi intención es hacer al menos un carrete cada mes o cada dos meses como mucho. Por las sensaciones y los hábitos, que son muy distintos de la fotografía digital.

Pero la vida del fotógrafo de película tradicional era más fácil cuando no había otra forma de hacer fotos. Entonces llevabas el carrete a revelar, y te lo devolvían con las copias, si las habías pedido. Si alguna te gustaba especialmente, pedías una ampliación para enmarcar, enseñar, guardar en un porfolio o lo que fuera, y a por otro. Hoy en día los requisitos son distintos. El primer problema es que de la gran variedad de películas disponibles en todo tipo de formatos, hoy en día queda más bien poco. Y en la mayor parte de las tiendas menos. Como estaba en Barcelona cuando me agencié la cámara, no me costó gran trabajo comprar un par de carretes de película negativa color de formato 120, Kodak Portra 160 NC, allí mismo. Pero debí haber previsto una previsión más grande de película de distinto tipo. No he visto tanta abundancia en las tiendas de Zaragoza. En las pocas en las que puede haber película de formato 120.

Al lado de la carretera, saliendo de Huesca hacia Sabiñánigo

La primera foto que tomaba con la "nueva cámara". Todavía con poca costumbre de mirar por el visor de capuchón con la imagen invertida lateralmente. Pero bueno. Recoge bastante bien el ambiente de la tarde en el Parque de la Memoria de Zaragoza.

Por otro lado, hoy no nos conformamos con el proceso que he comentado antes. Hoy todos queremos tener copias digitales de nuestras fotos para poder compartirlas en internet, bien sea en nuestro sitios personales, en nuestros fotoblogs, o en las redes sociales. No es frecuente disponer de un escáner de película competente en casa, y si dispones de él, el proceso de digitalización es aburrido hasta decir basta. Así que lo suyo es solicitar que con el carrete revelado te den un cd con las imágenes digitalizadas. En formato de 135 te ofrecen en la mayor parte de los sitios. Lo que llaman 4 “megas” y lo que llaman 16 “megas”. Cuando preguntas 4 (o 16) mega ¿qués?,… si tienes suerte, cosa que no siempre sucede, te contestan que megabytes. No voy a extenderme en el absurdo de esta nomenclatura que procede de la prehistoria de estos procesos. La realidad es que los “4 megas” son 1,5 megapíxeles, y los “16 megas” unos 4 o 4,5 megapíxeles, ahora no recuerdo con exactitud. Como véis, resoluciones muy moderadas. A la segunda resolución, también he oído que le llaman “pro”. Algunos dicen que viene de “profesional”, pero con esas cifras, salvo que estén de coña, lo dudo. Yo suelo pedir la de “16 megas”, porque cunda un poco más. Cuando llevé a cierta tienda de una famosa cadena a revelar el carrete de 120, no sabían muy bien qué pedir. Al final me anotaron “revelado + CD 16 megas”,… y a ver que devolvían de su laboratorio central en Barcelona.

Estanque en Zuera

Continúo la prueba camino de Huesca al día siguiente, cuando iba a trabajar. Para pillar la buena luz del amanecer. Está un pelín borrosa, pero es que está tomada a mano alzada, con luz escasa, y un viento intenso y frío. Cuesta mucho mantener el horizonte tras este pequeño estanque en las cercanías de Zuera en su sitio, más si no estás acostumbrado a la imagen invertida.

Ya he recibido el resultado. Me han devuelto el carrete de negativos revelado, y el CD con imágenes de aproximadamente 4,5 megapixeles. Siendo como son cuadrados los negativos, pues de unos 2150 pixeles de lado. Que ya va bien para hacer una evaluación del resultado, para usar en internet, o para hacer copias de un tamaño moderado (20 a 25 cms de lado). O iría bien si no fuese porque el escaneado venía con multitud de partículas de polvo incorporadas. No deben conocer estos laboratorios comerciales ningún sistema de limpieza de los negativos, o los procesos ICE, para eliminación de motas de polvo y otras imperfecciones en el escaneado. Si las tomas hubiesen tenido más importancia aparte de una primera comprobación de cómo funciona la cámara, se las hubiera devuelto y exigido unas copias digitales en condiciones. Como el tema no va más allá, valoro más mi tiempo, y el estado de sistema circulatorio, y paso del tema. Probablemente, pase en el futuro también de esta cadena de servicios fotográficos. Precios razonables, pero muy chapuceros. El caso es que en otra tienda a la que llevé hace poco unos carretes de 135, también me los devolvieron con problemas en el escaneado. Me empiezo a quedar sin opciones.

En realidad, a través de un amigo, hicimos una prueba de revelado casero con un Epson Perfection V600 Photo. Es un escáner plano que admite la digitalización de negativos y diapositivas, hasta formato medio. El caso es que la prueba que hicimos con una tira de tres negativos, que todavía no he podido subir a la red, mostraba un poquito menos de nitidez que los comerciales, pero ningún signo de motas de polvo al aplicar el proceso ICE de reducción de imperfecciones. Mucho más limpios. La falta de nitidez probablmente debida a que es difícil mantener los negativos de medio formato completamente planos en el chasis que los contiene. Los escaneamos para un tamaño de 24 x 24 cm a 300 pixeles por pulgada. Es decir 2.835 pixeles de lado. Algo más grandes. Pero esto es una resolución en el escaneado muy moderada, de unos 1333 pixeles por pulgada, lejos de la resolución máxima permitida. Es la ventaja de un negativo grande. Tiempo de escaneado para los tres negativos, unos ocho minutos. Corrección del color, uno de los principales problemas al escanear negativos, bastante razonable. Aunque tengo que hacer algunas pruebas más, creo que he encontrado el sistema para sacar partido a mi flamante Yashica Mat 124G. Sabiendo que aquellas imágenes especialmente afortunadas, siempre podré llevarlas a ampliar a un laboratorio en condiciones. Y que con los carretes en blanco y negro, no habrá problema con la corrección del color.

Os seguiré contando.

Al lado de la carretera, saliendo de Huesca hacia Sabiñánigo

A primeras horas de la tarde, en las afueras de Huesca, con abundante luz, un diafragma de trabajo más favorable, la fotografía queda mucho más nítida. Lastima la suciedad que no han sabido quitar en la digitalización del negativo en el laboratorio comercial.