[Cine] Baby Driver (2017)

Cine

Baby Driver (2017; 292017-1407)

Una relativa expectación se había despertado en el grupo de amigos que acudimos periódicamente a las salas de cine ante el estreno de esta película dirigida por Edgar Wright, un director que parece que se está poniendo de moda, aunque yo he visto poco de él. Sólo su Scot Pilgrim, en televisión, y no me entusiasmó. El caso es que de repente, todo el mundo empieza a hacer referencias a Steve McQueen (actor) o a Tarantino, y a películas que son consideradas como clásicos… y te entra el gusanillo de querer saber de qué va. Desgraciadamente, en la primera semana tras su estreno, la versión original estaba programada a una hora impertinente, que afortunadamente para nosotros se modificó en la segunda.

tumblr_o2w4tyVFAx1r5mrsgo1_1280

Con tanto coche, ilustraremos la entrada con fotografías de los vehículos de un rally de coches clásicos que realicé hace unos años en el monasterio de Rueda.

La historia va de Baby (Ansel Elgort), un jovencito huérfano, que tiene una deuda con Doc (Kevin Spacey), un criminal que organiza atraco. Para saldarla, trabaja como conductor en los atracos. Baby conocerá a una joven y simpática camarera, Debora (Lily James), lo que coincidirá con el momento en que salda su deuda con Doc. Pero este no le dejará escapar fácilmente de su red criminal, y le fuerza a participar en un nuevo y complejo robo… que no saldrá como se esperaba.

Vamos a ver… la película es un entretenimiento bien hecho. Hay una serie de escenas de acción, persecuciones en coche o a pie, que están muy bien rodadas y resultan muy vistosas. Pero por lo demás es un cuento de hadas, donde el pobre huerfanito tendrá que escapar de las garras del ogro malo, al mismo tiempo que se enamora de la guapa princesa. Aunque esta trabaje de camarera. No hay más. Como historia es mínima y tópica hasta hartarse, y en gran medida previsible. Funciona como entretenimiento veraniego de buen nivel. Pero carece de la profundidad de Bullit, Heat o Reservoir Dogs por hablar de tres películas con las que se ha comparado. No. Desde mi punto de vista, independientemente del virtuosismo técnico con el que esté rodada, está en otra categoría. Inferior. Sin ser mala, en absoluto. Y eso sí, con todas las escenas perfectamente coreografiadas para acompasarlas a la banda sonora basadas en temas más o menos populares del pop-rock de los últimos tiempos. O no tan últimos.

tumblr_o8yjpcQa3E1r5mrsgo1_1280.jpg

Los intérpretes cumplen con su trabajo. Elgort, el de poner caras y parecer buen chico. Lily James, ser el florero de turno. Esta chica vale más; se merece mejores papeles, aunque sea mona. Spacey, el de tipo cínico que se le da tan bien. Y los que realmente ponen más sal y pimienta al asunto son los secundarios del equipo de atracadores, especialmente Jon Hamm y Jamie Foxx, que casi nos saben a poco frente a los papeles protagonistas, desde mi punto de vista menos interesantes. Siempre se ha dicho que una película de acción vale lo que vale el “malo” de la película.

Película entretenida para ir al cine en las tardes de verano, ningún pero a esta cuestión. Pero sobrevalorada desde mi punto de vista, ante los entusiasmos que muestran algunos espectadores y comentaristas. Le falta algo de sustancia para acompañar a los efectos visuales y la habilidad de los especialistas en conducción y la planificación milimétrica del rodaje.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

tumblr_og51a9S2vt1r5mrsgo1_1280.jpg

Trenes, coches, y un poquito de Mulhouse

Viajes

Vamos a ver, si me he venido a Mulhouse (se pronuncia algo así como "milhus" y no "muljaus" como he oído por ahí, que estamos en Francia), es porque hay un museo del ferrocarril, la Cité du Train, del copón; y no me ha decepcionada en absoluto.

El primer pabellón es absolutamente excepcional, con todo tipo de sensores de movimiento que hacen que, cuando se acerca el visitante, los objetos expuestos cobren vida; como expulsar vapor por algún sitio.

De lo que más ilusión me ha hecho ha sido ver las dos locomotoras eléctricas a las que se acreditó el pasar por primera vez de 300 km/h, allá en los años cincuenta; en la foto una de ellas, la BB.

El caso es que por un poco más, te sacas la entrada conjunta con el museo del automóvil, montado sobre la base de la colección particular de un diletante del lugar; alguno coches, parecen auténticos coches... pero de caballos.

De lo que más hay en este museo son Bugattis, que para eso la fábrica estuvo cerca; se echan a faltar vehículos ingleses, americanos y japoneses.

Como de coches no entiendo, supongo que la calidad es importante; pero impresiona la cantidad, como por ejemplo de fórmulas 1 alineados como en un parrilla de salida.

Por lo demás, Mulhouse tiene poco más que ver; el ayuntamiento es muy mono, y llama la atención que tiene en la fachada escudos de algunos cantones suizos... bueno en realidad estamos a un paso de Basilea.

También tiene una zona comercial peatonal muy entretenida,... y eso que a las seis de la tarde todo chapado; que austeros estos calvinistas,... porque sí, sí, cuando se adhirió la ciudad a la República Francesa resulta que ya eran prácticamente todos protestantes.

Y a la caída del sol, uno se coge el TER Alsace de turno, y de vuelta a Colmar... que mañana es último día en tierras francesas.

Y ya sabéis, alguna imagen más en Fotos porque sí.