Menos viajes y alguna escapada a Madrid

Fotografía personal, Viajes

Decir que este año he hecho menos viajes de los que me gustaría es una obviedad. Eso es algo que me pasa siempre. Pero es cierto que en este 2011, las circunstancias han hecho que haya hecho menos viajes que en años pasados. Hasta dos veces se me malogró un viaje, en semana santa y en la semana del pilar. Pero bueno intentaremos disfrutar de los que sí hice.

Escapadas a Madrid

Tres escapadas hice a la capital este año. Ninguna a Barcelona, donde me tiene puesta falta. Las dos primeras con la excusa de exposiciones fotográficas, MadridFoto 2011 y PhotoEspaña 2011. La última, para compensar, mi viaje fallido en la semana del pilar. Por decir que me iba a algún sitio.

Y tú que miras

Un paseo entre las obras expuestas en MadridFoto 2011.

En el Ave bajo el arco iris

De vuelta en el AVE, el arco iris saluda el final de las tormentas de ese día.

Peso y levedad (Instituto Cervantes)

Intensos tonos carmesíes en la exposición del Instituto Cervantes, en PhotoEspaña 2011.

En el metro

Mucho desplazamiento en metro ese día en Madrid, para evitar el intenso calor del verano.

Visita en grupo

En octubre, aproveché para revisitar el Museo del Ferrocarril. Hacía 10 años de la última vez. Y es un sitio que me gusta.

Bellas vistas desde el Parque del Oeste

Por la tarde, dimos un paseo por el Parque del Oeste, que tiene excelentes vistas.

Vacaciones en el norte de Alemania y Copenhague

Este año, mis «vacaciones largas», a principios de julio fueron para visitar Hamburgo y otras ciudades hanseáticas, con una escapada a Copenhague y alrededores. Lo cierto es que estuvo muy bien. Tiempo agradable. Cosas interesantes por ver. Que más puedes pedir.

Ballindamm

Una tarde estupenda a orillas del Binenalster de Hamburgo.

Hafencity

Y tranquilos paseos por Hafencity, aprovechando también la suave luz del atardecer.

Nyhavn

En Copenhague, a veces sorprende poder obtener tranquilas imágenes de un sitio tan bullicioso como Nyhavn.

Gefionspringvandet

En cualquier caso, cualquier sitio es bueno para descansar, incluso la turbulenta fuente de la diosa Gefion.

Markt y Rathaus

Una niña, contempla la Lübeck que fue, mientras come un helado y da la espalda a la Lübeck que es.

Holstentor

Anochece sobre la Holstentor de Lübeck, patrimonio de la humanidad según la UNESCO.

Vacaciones cortas en Estocolmo y otras ciudades suecas

Sí que pude realizar mi escapada corta de cinco o seis días a mitad de agosto. Y en esta ocasión me dirigí a la capital sueca, aunque también visité Gotemburgo y Uppsala. Fuero unos días tranquilos, con bellas ocasiones fotográficas, gracias a unas condiciones de luz cambiantes, pero en general más agradables que en nuestras latitudes.

Ciclistas bajo la lluvia y Stadshus (ayuntamiento)

La capital sueca me recibió, con su ayuntamiento como elemento significativo, con un día de nubes y lluvia.

Vasa, maqueta y original

Espectacular es la visita al museo dedicado a esa catástrofe naval que fue la botadura del Vasa.

Järnpojken

Habitualmente rodeado de muchos turistas, el momento ideal para visitar al diminuto Järnpojken es la noche.

Velero convertido en hotel flotante

Gotemburgo resultó no ser tan atractiva turísticamente, con el puerto, muy ventoso ese día, como uno de los sitios a visitar.

Gustaf Adolf Torg

Fue un día de alternar los paseos con la búsqueda de refugio ante los eventuales y fríos chaparrones que se sucedieron a lo largo del día.

[Viajes – Gotemburgo] Konstmuseum y Centro Hasselblad

Viajes

Los aficionados al mundo de la fotografía suelen saber que una de las marcas más destacadas de aparatos fotográficos, Hasselblad, es sueca en origen. A saber quienes son sus accionistas principales actuales. Y la fábrica está en Gotemburgo. Busqué a ver si por este motivo tenía algún centro visitable en la ciudad, y encontré referencias al Centro Hasselblad, que se encuentra en el Konstmuseum.

Tras la reunión y la comida, nos hemos dirigido algunos a este interesante museo, pero me he sentido un poco decepcionado con lo que llaman el Centro Hasselblad, que no son más que algunas salas del museo dedicadas a exposiciones temporales de fotografía. Comparado con el Fotografiska Museet de Estocolmo, que patrocina una marca japonesa a la que debemos los aparatos que se han usado para las fotografías de este reportaje,… no sé,… le debería dar un poco de pundonor patrio y montar algo más vistoso.

Pero bueno. La exposición de fotógrafos nórdicos no estaba mal, por lo menos en algunas de sus cosas. Y el resto del museo deparaba también algunas sorpresas interesantes.

Göteborg Konstmuseum

Fachada del Konstmuseum al que llegamos en una tregua de la lluvia.

Proyección de Through the Bridges - David Molander (Centro Hasselblad - Konstmuseum)

Me interesó la proyección del audiovisual Through the Bridges de David Molander, que se exhibía dentro de la muestra de fotógrafos nórdicos; realizada bajo los puentes de tráfico y ferrocarril de Estocolmo.

Escultura moderna (Konstmuseum)

En la sala de escultura del Konstmuseum sorprendía esta descocada "pole dancer" de tamaño gigantesco

Escultura y pintura nórdicas (Konstmuseum)

Probablemente, las salas del museo más específicas son las dedicadas a la pintura y la escultura de artistas nórdicos.

Esbozo de la bailarina de Degas (Konstmuseum)

Pero también aquí, al igual que en Estocolmo, hay un esbozo de la bailarina de catorce años de Degas.

Llueve en el exterior del Konstmuseum

Finalmente, tuvimos que aguardar un rato antes de salir del Konstmuseum, ya que fuera estaba cayendo un aguacero de intensidad más que regular.

[Viajes – Gotemburgo] Algunas reflexiones sobre qué significa un 30% de probabilidad de lluvia

Viajes

La excusa, más que el motivo, para tomarme unas minivacaciones en Suecia estaba ligada a la posibilidad de participar en cierta reunión que un grupo de gente con la que he estado vinculado durante cierto tiempo por motivos que no vienen al caso, procedentes de toda Europa, que se iba a celebrar en Gotemburgo, la segunda ciudad más importante del país. Y así ha sido.

Madrugando para coger un intercity antes de las ocho de la mañana con el fin de llegar a Gotemburgo antes de las once y media, con tiempo para participar en la reunión y posterior almuerzo. Con tiempo por la tarde para conocer la ciudad.

Y he aquí que el día ha salido revuelto. En The Weather Channel daban un probabilidad de lluvia del 30%. No parecía un pronóstico muy malo. Si tal cosa aparece en los pronósticos que dan para Zaragoza, la mayoría de los días en esas condiciones diría que no va a llover. Lo interpretaría como que en condiciones similares, un 30% de estos días lloverá. Pero es evidente que esto no es así en el caso de las latitudes que nos ocupan. Y si te dicen que hay un 30% de probabilidad de lluvia,… llévate el paraguas porque tengo la impresión de que lo que en realidad sucederá es que el 30% del tiempo estará lloviendo. Y muy posiblemente, de forma torrencial. Así que nada. Que sirva de aviso para «navegantes».

En cualquier caso, el viaje en tren sirvió para apreciar el paisaje sueco.

Pradera (entre Estocolmo y Gotemburgo)

Muchos bosques y alguna pradera; típico paisaje sueco.

Árbol (entre Estocolmo y Gotemburgo)

Los árboles indudablemente es una de las grandes riquezas de los países escandinavos.

Caserío (entre Estocolmo y Gotemburgo)

Aquí y allá aparece algún caserío con las características casas de madera pintadas en rojo oscuro.

Lago (entre Estocolmo y Gotemburgo)

También aparecen lagos eventualmente, e incluso alguno iluminado por eventuales rayos de sol que escapan el escudo de nubes.

Tranvía

Llegado a Gotemburgo, parece que la lluvia no va a aparecer, y me va a respetar la visita.

Lluvia y ambiente otoñal

Pero esto no es así, y eventualmente la visita se desarrolla en un ambiente que en nuestras latitudes no dudaríamos en calificar de otoñal.