[Cine] Lincoln (2012)

Cine

Lincoln (2012), 18 de enero de 2013.

Seguimos en plena temporada previa a los premios Óscar, y seguimos viendo películas candidatas a las preciadas estatuillas. Aunque claro, cuando Steven Spielberg estrena película, uno la va a ver independientemente de este hecho. O habitualmente. Siempre con la esperanza de comprobar que es uno de los grandes de la dirección cinematográfica actual, siempre con el miedo de que cometa una y otra vez los mismos fallos que hacen que yo me quede con frecuencia insatisfecho. Aunque algunos no los considerarán fallos sino virtudes… veremos.

Con semejante título, uno pensaría que estamos ante la biografía cinematográfica de uno de los presidentes más populares y más queridos de los EE.UU. Pero no. La acción se centra en las semanas que precedieron a la aprobación por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de la decimotercera enmienda a la constitución de este país, aquella en la que se declara fuera de la ley la esclavitud y cualquier forma de servidumbre involuntaria distinta de la que derive de un castigo judicial por una conducta criminal. Y en este filme, que debemos considerar una reconstrucción ficticia sobre hecho ciertos, vemos la determinación de Abraham Lincoln (Daniel Day-Lewis) por sacar adelante la enmienda, por encima de cualquier otra consideración, con la colaboración de su Secretario de EstadoWilliam Seward (David Strathairn). Paralelamente, asistiremos a sus conflictos domésticos con su esposa, Mary Todd Lincoln (Sally Field), derivados de la muerte prematura de uno de sus hijos y del empeño de su hijo mayor, Robert (Joseph Gordon-Levitt), por alistarse en el ejército cuando la guerra civil no ha terminado todavía.

Bien. Vayamos por partes. La película está excelentemente filmada como no podría esperarse de otra forma, destacándose en el aspecto técnico la estupenda fotografía de Janusz Kaminski, director de fotografía de cabecera de Spielberg, y que ya ha demostrado sobradamente su valía. Todo perfecto en el aspecto técnico. Pero sin embargo la historia no me acaba de cuajar. Porque he encontrado algunos de los vicios que mencionaba del director. La película es morosa. A veces se pierde en detalles que desde mi punto de vista aportan poco a la historia. Y los diálogos resultan a veces pedantes, impostados, como si siempre tuvieran los personajes un cronista al lado para anotar lo que dicen y trasladarlo a los libros de historia. Lo cual es poco natural. Y como suele suceder con Spielberg, su mensaje ético o moral me parece dudoso. No me cabe duda de que el interés del director es el de elevar la figura de Lincoln, pero mostrando a su vez un lado humano. Sin embargo, por noble que fuera la iniciativa, difícilmente se puede llamar a sí mismo un régimen democracia si la esclavitud impera entre sus fronteras, los métodos que se proponen son cuanto menos cuestionables. En la historia doméstica, resulta notable la interacción entre los dos cónyuges de la Casa Blanca, pero me resulta más prescindible la historia del hijo que quiere ir a la guerra. Finalmente, como de costumbre en este director, la película no sabe terminar a tiempo. El final ideal es cuando un personaje secundario, pero que tal vez mereciera una película para sí solo, el del representante Thaddeus Stevens (Tommy Lee Jones), sale de la cámara. O poco más. A lo que es la esencia de la historia, el paseo a caballo por el campo de batalla de Petersburg, o la escena de la rendición de Lee en Appomattox, o el asesinato del presidente y su muerte final no son esenciales a lo principal de la historia, alargan innecesariamente la película, y simplemente tienen una finalidad hagiográfica que me sobra.

Desde luego, el reparto, lleno de nombres ilustres, es de primerísimo nivel. No sólo en los papeles protagonistas, sino en muchos de los secundarios. Disfrutamos con los sinvergüenzas Bilbo (James Spader)Latham (John Hawkes). Comprobamos lo bien que le sienta ser Ulyses S. Grant (Jared Harris) a un “mad men” de aspecto pusilánime. Simplemente por hablar de algunos de ellos. Los que están realmente bien son Day-LewisField como el matrimonio Lincoln, pero sobretodo, a quien disfrutas en cada una de sus apariciones, el que quisieras que fuese protagonista de la función es Tommy Lee Jones que borda el papel del radical antiesclavista en la cámara de representantes. Fenomenal. Realmente.

Dicho todo lo anterior, y a pesar de las críticas que he vertido, que no son muy distintas como se puede deducir de las que haría en otras películas del director, estamos ante una buena película que conviene ver. Sin duda.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

En lo que se refiere a mis valoraciones sobre quien merecen los premios Óscar, siendo Lincoln una película con muchas candidaturas, se sitúa en muchas de ellas. Pero yo sólo la pondría como ganadora en dos: Mejor actor de repartoMejor dirección de fotografía. Y me entran dudas en la categoría de Mejor actor protagonista. Aunque finalmente he decidido que prefiero al Jean Valjean encarnado por Hugh Jackman.

El Justicia

Si Lincoln es una de las figuras política en los EE.UU., en este rincón de Europa que es Aragón, es el antiguo Justicia del Reino quien representa las libertades y derechos de los ciudadanos, incluso frente a los poderosos monarcas. Aunque fuera al final un rey absoluto quien decapitara, literal y figuradamente, la institución.

[Cine] Las sesiones (2012)

Cine

Las sesiones (The Sessions, 2012), 31 de diciembre de 2012

Cuando el otro día comentaba las estadísticas del cine que he visto durante el 2012, mencionaba que había ido más que otros años. Discutiéndolo después con algunos amigos, decidíamos que una de las posibles causas ha sido la afición a la versión original. Que nos obliga a darnos prisa para ver las películas, que duran menos en cartelera y en horarios menos convenientes en versión original, y en ocasiones nos han hecho ir dos veces a la semana al cine. Como probablemente suceda en esta semana cinematográfica que empieza hoy viernes. Y más con el tufillo a óscar que empiezan a traer las películas de la temporada.

En cualquier caso, la película con la que decidimos desearnos feliz año nuevo no estaba en versión original. Y tal vez por eso, este filme firmado por Ben Lewin, con un reparto atractivo, y al que precedían buenas críticas, no nos satisfizo en exceso.

Amanecer

Estos días he estado de fiesta. Y como he tenido tiempo de sobra para dormir lo que duermo habitualmente, me he levado pronto algún día para ver amanecer. Cuando viajaba a Huesca a trabajar era algo de los que disfrutaba con más frecuencia. De los amaneceres.

Basada en la historia de Mark O’Brien (John Hawkes), nos cuenta la historia de este escritor que debido a la polio estaba paralizado en la mayor parte de su cuerpo y dependía de un pulmón de acero para sobrevivir. Mark en un momento dado de su vida decide que quiere experimentar los goces del sexo, especialmente cuando se enamora de una de sus cuidadoras, la guapa Amanda (Annika Marks). Para ello, y con el beneplácito de su comprensivo confesor, el padre Brendan (William H. Macy), porque es un católico convencido, contrata los servicios de una terapeuta sexual, Cheryl (Helen Hunt). Y hay comienzan las sesiones que dan nombre a la película, con la colaboración de su cuidadora Vera (Moon Bloodgood). Hasta que al final conoce a Susan (Robin Weigert)

Iré directamente al grano, que ya llevo demasiado rollo en esta entrada. La película no me ha enganchado. Tiene momentos. Determinados diálogos con el cura, la cuidadora asiática con el recepcionista del motel, algún que otro detalle,… pero el meollo de la cuestión que es la relación entre el discapacitado y la terapeuta,… me han dejado totalmente frío. No me ha dicho nada. Ninguno de los caracteres me han producido la empatía suficiente para hacerme ponerme en su lugar. Y entonces, esta película falla. Por lo menos para mí. Los intérpretes son buenos, técnicamente es correcta, y hay cierta inteligencia en algunos diálogos como ha he comentado. Pero…

Pinares de Valdegurriana

Ya que me ponía, y para bajar los (ligeros) excesos de las fiestas, me fui caminando hasta La Cartuja Baja. Un poquito de viento hacía, que impedía disfrutar plenamente del paseo.

En fin, a pesar de sus buenas críticas y de las expectativas por su buen reparto, quedé insatisfecho del filme que me decepcionó. Y no fui el único que salió con esa sensación de los que asistimos a la penúltima sesión del año 2012 del cine Cervantes de Zaragoza. ¿Hubiéramos tenido otra sensación en la versión original? Psss… esta vez,… lo dudo.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **
Pinares de Valdegurriana

Cuando menos, la luz aguantó digna hasta poco después de pasar los pinares de Valdegurriana. Luego ya, con el viento, una atmósfera nítida, y el sol demasiado alto, el paisaje se volvió poco fotográfico. Pero fueron un par de horas de buena caminata.

[Cine] Martha Marcy May Marlene (2011)

Cine

Martha Marcy May Marlene (2011), 29 de abril de 2012.

Esta fue una película de la que ya oí hablar hace unos meses ya que, aunque no apareció entre las candidatas a los óscar, si se comentó la posibilidad de que se metiera en alguna de las categorías, especialmente las interpretativas. Al final no fue así, pero los buenos comentarios que leí en su momento hacían que esperase con ganas su estreno en España, que se ha demorado algo más de lo conveniente, desde mi punto de vista. Probablemente, coincidiendo su estreno con el de uno de los blockbusters de héroes en pijama, pasará relativamente desapercibida. Pero veamos a ver lo que da de sí esta película dirigida por Sean Durkin, su primer largometraje, que respira el inconfundible aroma de lo que se ha dado en llamar cine independiente.

Martha (Elizabeth Olsen) es una joven que en un momento dado reúne el valor para escapar de la comunidad sectaria en la que vive, en algún lugar de los montes Catskills. Un lugar que se nos aparece como remoto, pero que está a unas tres horas del centro de Nueva York en automóvil. Al huir, contacta con su hermana Lucy (Sarah Paulson), que la recoge y la lleva a su segunda residencia, al borde de un idílico lago, también a tres horas en automóvil del lugar donde recoge a la chica, donde pasa unas vacaciones con su marido Ted (Hugh Dancy). Las relaciones entre las hermanas y con el marido serán difíciles desde el principio. Lucy se siente culpable por el alejamiento de Martha. Esta no le cuenta toda la verdad de dónde ha estado o que ha hecho. Ted desconfía de Martha, a la que siente como una extraña. Y el comportamiento de Martha, condicionado todavía por la vida sectaria, choca con las convenciones sociales a las que tan están apegados están sus anfitriones. Por otra parte, al chica va recordando en forma de flashbacks, las circunstancias de los años pasados con la secta, donde la conocían por el nombre de Marcy May. Especialmente las extraña relaciones con el lider, Patrick (John Hawkes), los abusos que sufrió, su género de vida, y las vivencias que le llevaron a desear abandonar a esa gente. En un momento dado llama por teléfono a sus antiguos compañeros de comunidad, y es reconocida. A partir de ese momento, el miedo a ser encontrada despierta un comportamiento paranoide, que hace imposible la vida con su familia, y termina por ser llevada a una institución de salud mental. La película es ambigua, deliberadamente, en su tramo final, y nos deja con un final abierto a la interpretación del espectador.

Soto de Cantalobos

Ambientes umbríos en los bosques y los montes del estado de Nueva York, aquí recreados en los bosques de ribera del Ebro a su paso por Zaragoza.

Ciertamente nos encontramos con una de esas operas primas que nos impactan y nos hacen desear ver más de lo que el director tenga que contarnos. En este caso, una reflexión sobre el efecto que sobre la personalidad y la mente de una persona a prior normal, alegre, confianda, tiene la vida de las sectas. Comunidades cerradas que absorben la personalidad de las personas, hasta de despojarlas de sus rasgos de identidad, y que luego les produce graves problemas para reintegrarse en sociedad. En esta ocasión, contado desde el punto de vista de la protagonista. No hay narración externa, pero la acción sigue de forma constante lo que pasa alrededor de Martha. No sabemos que están haciendo los demás en otros sitios. Por lo tanto, al igual que hace Martha, en su caso con miedo, lo único que podemos hacer es interpretar los signos que aparecen a su alrededor. Tanto sobre el grado de aceptación de su recuperada familia, como la amenaza real o imaginada de la secta. Todo ellos acompañado por una realización que nos sumerge en el interior de esta vorágine psicológica, tanto por sus planos, como por el uso de la luz y del paisaje circundante. Ya he dicho que estamos hablando de lugares a un paso de una de las grandes conurbaciones mundiales, y que por lo tanto seguro que es visitada con asiduidad por quienes busque escapar de la ciudad y pasar un tiempo en la naturaleza. Pero constantemente sentimos aislamiento y desprotección.

La actriz protagonista, miembro de una familia ligada al espectáculo y otras farándulas, que ha dado al mundo algunos parásitos mediáticos, es todo un descubrimiento en sí misma. Lleva a cuestas gran parte de la película. Con su aspecto de chica guapa pero normal, de carne y hueso, la sentimos lo suficientemente cercana como para pensar que esto le podría pasar a cualquiera en nuestro alrededor. Desde luego debemos considerar a Elizabeth Olsen como una de las apuestas más seguras en el campo de la interpretación joven. Espero que siga eligiendo buenos proyectos y que mantenga el buen nivel demostrado en este filme. Claro que el apoyo a su alrededor ha sido bueno, tanto Paulson como Dancy, o el siempre inquietante Hawkes que tanto impresionó hace algo más de un año, completan un elenco excelentemente escogido para este drama psicológico.

Una película muy interesante y muy recomendable, que me ha interesado más incluso de lo que yo pensaba. Para aclarar ideas, no es un thriller, ni es una de miedo en las montañas, ni nada por el estilo. Es un drama psicológico, donde nos sumergimos en la mente de una persona que ha pasado por una experiencia dura, y cuyas secuelas probablemente tardarán en desaparecer. Y esto sale bien, gracias a los buenos planteamientos del autor del filme, como a la excelente interpretación de los caracteres.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Primeras flores

Tonos grises, luces crepusculares, una cierta subexposición,... características de este profundo drama psicológico.

[Cine] Winter’s Bone (2010)

Cine
Nota: Existen algunos sitios en internet que chupan el contenido original de otros para montar sus blogs. Copian integramente los contenidos, supongo que basándose en las etiquetas de entradas como estas y de formas más o menos automáticas, llenan todo de publicidad muy intrusiva, descarajan la cuidadosa maquetación que algunos pensamos para bien del lector, y se quedan tan contentos. Este sitio esta bajo licencia Creative Commons y permite sin más restricción que el respeto por el contenido original, la cita de la fuente original y el uso no lucrativo de la reproducción de contenidos. Creo en la libre circulación de la información en internet, pero también creo en un mínimo de ética a la hora de hacerlo. Y un mínimo de estilo. Por tanto, si te encuentras este texto en un sitio horrible, puedes pasar a leerlo por carloscarreter.com, que no es perfecto pero es honesto.

.

Winter’s Bone (2010), 18 de febrero de 2011

Mucho he oído comentar de esta película estas semanas atrás. Y todo muy positivo. Además, la actriz protagonista, la joven Jennifer Lawrence, me impresionó hace un tiempo en un papel intensamente dramático, en el que por su parecido físico, hacía el mismo personaje que Charlize Theron pero en su adolescencia. Así que con estos antecedentes, y puesto que hemos tenido la suerte de que se puede ver en versión original, cosa fundamental como comentaré después, este viernes pasado por la noche vimos este filme dirigido por Debra Granik.

Sinopsis

Ree Dolly (Jennifer Lawrence) es una adolescente de 17 años que vive en un estado de pobreza, cuidando de sus dos hermanos menores y de su madre enferma mental, en una comarca de las Ozark en el medio oeste americano. En un momento dado, se entera de que su padre, metido en los negocios de la droga de la región y pendiente de juicio, ha puesto como garantía de su fianza la casa y las tierras donde viven. Nadie sabe donde está. Si no se presenta a juicio, la familia lo perderá todo y se quedará en la calle. De este modo, Ree comienza a recorrer la comarca buscándolo. Pronto se dará cuenta de que un secreto cubre el paradero de su padre, probablemente muerto, y que hay un muro de silencio. Sólo recibirá cierto apoyo de Gail (Lauren Sweetser), su hermana mayor ya casada e independizada (parece que es una prima, la primera vez que la vi había mucho ruido ambiental y perdí detalles) y de Teardrop (John Hawkes), el hermano de su padre. En un momento dado, la violencia y el riesgo de perder la vida se cernirán sobre ella.

Producción y realización

Realizada con un presupuesto muy modesto, la película está perfectamente ambientada en localizaciones naturales. Una localizaciones muy bien fotografiadas, que mezclan la belleza del paisaje de montes suaves, cubiertos de bosques pelados por el invierno, con la fealdad del entorno social en el que se desenvuelven todos los personajes.

El guion, que sigue en todo momento las peripecias de la protagonista, va ascendiendo en intensidad hacia los momentos de violencia, probable o real, que se producen en los distintos puntos clave del filme, manteniendo el interés en todo momento del espectador. La directora nunca se recrea con la violencia, que sabemos que está ahí, que vemos sus consecuencias, pero que nunca nos es mostrada de forma explícita. Y todo nos lleva al momento clave de la película, cuando la chica consigue su objetivo, un momento que nos sobrecoge, que nos horroriza, pero que está filmado con una elegancia espléndida.

Interpretación

La interpretación de Jennifer Lawrence no es que sea meritoria. Es que es de lo mejor que he visto en los últimos tiempos en general, y de lo mejor que he visto en una actriz joven de su edad en lo que yo conozco del cine. Sobria, intensa. Nos dice mucho con la mirada o con la expresión, si necesidad de palabras. Algo que habitualmente aprecias en intérpretes mucho más maduros. El conjunto de secundarios, que por ser muchos no voy a detallar, colaboran necesariamente en un elenco interpretativo de cara muy poco conocidas, pero que componen ese conjunto de hillbillies montañeses a la perfección. Como decía, es absolutamente necesaria la versión original en este tipo de películas, porque la expresión verbal conlleva unos acentos y unas expresiones que se pierden por completo en la traducción. Entre todos ellos, hay cierto consenso del que yo no me saldré en destacar a John Hawkes.

Conclusión

La película es candidata a cuatro óscars, entre ellos dos de interpretación. Por lo que he visto hasta ahora, no sólo son merecidas las candidaturas, sino que también serían unos justos ganadores (mejor película, mejor interpretación femenina protagonista, mejor interpretación masculina de reparto, mejor guion adaptado). Es poco probable que se lleve estos premios; supondría dejar de lado a otros candidatos con más nombre y más tirón comercial. Y al fin y al cabo estos premios son principalmente comerciales. Y también hubiera merecido alguna otra candidatura más (dirección, cinematografía, dirección artística,…). Una excelente película, que quizá pase desapercibida para mucha gente por no ser el tipo de película comercial y de fácil digestión al uso de los gustos actuales, pero a mí es la que más me ha tocado la fibra tanto cinematográfica como personal. (Actualización: 5 de marzo de 2011) La única a la que tras una segunda visión, también en versión original y con mejores condiciones ambientales, me induce a darle cinco estrellas en los últimos tiempos.

Calificación

Dirección: ****
Interpretación: *****
Valoración subjetiva:
*****

Recomendación musical

La banda sonora de tono country es absolutamente recomendable. Especialmente si te gusta este tipo de música. En Spotify, sólo está el tema principal. Pero hay muchos otros temas y canciones merecedores de nuestra atención.

En las cercanías de Villanúa

Montes, bosques, el frío del invierno o finales del otoño... pero en las Ozark y no en los Pirineos, como la imagen que os present hoy, en los alrededores de Villanúa (Huesca) - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8