[Libro] El sol desnudo

Literatura

Antaño dedicaba mucho más tiempo a la lectura de libros. Supongo que hoy en día, hay numerosas alternativas para ocupar tu tiempo, o simplemente mis rutinas impiden que me cunda tanto, pero leo menos. Por lo tanto, normalmente sólo en muy raras ocasiones leo libros previamente ya leídos. Me dedico a cosas nuevas para mí.  Pero hace unos días después de ver una película de ciencia ficción, en el improvisado “cine-forum” cervecero posterior, surgió un comentario sobre la obra de ficción de Isaac Asimov. En concreto, Asimov nos hablaba en sus obras de la serie de robots de una Tierra superpoblada, hacinada, recogida en grandes ciudades envueltas en cúpulas de acero, dominada política y estratégicamente por los mundos espaciales, con población escasa, con alto nivel de vida y con economías basadas en la tecnología robótica. No faltaban analogías. Aquella serie de libros que leí en mi época de universitario, hace ya un buen montón de años, tenían un nivel irregular, unos mejores y otros peores. Pero había uno, el primero que leí de Asimov, junto con El fin de la eternidad, uno de mis favoritos aunque de tema distinto, del que tenía un recuerdo muy débil pero con la sensación de que era interesante. Así que lo he recuperado. Se trata de…

El sol desnudo
Isaac Asimov; traducción de Tony López
Ediciones Orbis; Barcelona, 1985

Ocaso

El sol desnudo, Solaria, quizá otra versión de la Tierra, con sus impresionantes ocasos, que deberían aterrar a los primitivos humanos cuando se llevaban la luz con ellos. Pero bellos, como los que se pueden contemplar desde el Cabo Formentor en Mallorca,…

Elijah Baley es un policía de la Tierra que en el pasado investigó con la ayuda de un robot de aspecto exterior indistinguible de los humnos, Daneel Olivaw, procedente de uno de los cincuenta mundos espaciales que tienen sometido al planeta de origen a una especie de bloqueo interplanetario. En esta ocasión, se solicitará que Baley con Olivaw acuda al planeta Solaria para resolver el asesinato de Rikaine Delmarre, siendo la principal sospechosa su esposa, la atractiva Gladia Delmarre. Pero Solaria y la Tierra son mundos opuestos. Mientras que Baley vive bajo las grandes cúpulas que protegen las ciudades terrestres del exterior, y ha desarrollado la agorafobia que padecen todos los habitante de la Tierra, los habitantes de Solaria, escasos y servidos por ejércitos de robots no tienen interacciones personales entre sí, sólo se comunican o se visualizan a distancia, y han desarrollado una intensa fobia a la presencia cercana de otro ser humano.

Este libro comparte muchas de las características generales, virtudes y defectos, del resto de la obra de ficción de su autor. Son libros que se leen bien, con gran capacidad de expresar conceptos científicos son sencillez haciéndolos aptos para un público amplio, aunque ha cambio corren el riesgo en caer en una excesiva simplicidad conceptual e incluso en la ingenuidad. Asimov juega a sociólogo a la hora de contrastar dos sociedades humanas con evoluciones extremas, no siempre con solidez desde mi punto de vista. Por otra parte, forma parte de un conjunto de obras que junto con las de otros escritores de ciencia ficción o divulgadores científicos proponen la investigación y el viaje espacial como una necesidad para la supervivencia de la especie a largo plazo. Y por supuesto, forma parte también de la larga reflexión que a lo largo de su obra encontramos sobre la convivencia del ser humano con hipotéticas entidades de inteligencia artificial suficientemente avanzadas o evolucionadas, representadas por los robots de cerebro positrónico, presentes en muchas de sus novelas y relatos cortos.

Ocaso

… o desde el yacimiento arqueológico del Cabezo de Alcalá, en Azaila, aquíe en Aragón,…

Mi recuerdo de la primera lectura del libro estaba algo difuminado pero era más positivo que la impresión que he sacado en esta segunda lectura. Tras el ambiente tecnológico, tras su apariencia de space-opera, nos encontramos con una obra que en esencia es una whodunit similar en estructura y desenlace a las que nos ofrecía Agatha Christie. Y esta no es precisamente, salvo con alguna obra puntual, santo de mi devoción. Si queremos conocer buenas reflexiones sobre la interacción con inteligencias artificiales, yo sugiero acercarse mejor a cualquiera de sus colecciones de relatos cortos sobre robots. Sobre la exploración espacial y sus consecuencias, desde luego hay que acercarse a su trilogía original de la Fundación y alguna otra obra suelta destacable. Aunque en lo que se refiere al viaje espacial hay otros autores más interesantes. Siempre he tenido debilidad por la escasamente reconocida pero interesante Viaje interminable de Marion Zimmer Bradley. Pero tampoco nos vamos a poner negativos, porque es una buena obrita de entretenimiento, que se lee fácil y rápido, y que sirve para pasar el rato.

Ocaso

… o también en Aragón, desde los altos de la Sierra de Alcubierre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.