[Cine] Rush (2013)

Cine

Rush (2013), 23 de septiembre de 2013.

Dice… ¿en qué se parece la película RushGame of Thrones (Juego de Tronos)? Mmmmmm,… en que en las dos sale Natalie Dormer, en todo su esplendor si me entendéis lo que quiero decir, y en que algunos compases de la banda sonora de la película que nos ocupa hoy nos recuerdan a la ominosa canción The Rains of Castamere, especialmente cuando los pilotos corren bajo la lluvia en Nürburgring y en el circuito japonés al pie del Monte Fuji. Pero la última película del irregular Ron Howard llega a la cartelera de otoño con críticas excelentes, y aunque a priori no me atraía el tema, nos vamos a comprobar si es tan estupenda como nos anuncian.

Nos encontramos antes una película biográfica en plan vidas paralelas, en el que vamos siguiendo las carreras desde 1970 hasta 1976 de los pilotos de Fórmula 1 James Hunt (Chris Hemsworth) y Niki Lauda (Daniel Brühl). El primero, británico, presentado como un juerguista y vividor, despreocupado por el éxito, poca cabeza y todo corazón, y del que nos cuentan también algún retazo de su relación con la modelo Suzy Miller/Hunt (Olivia Wilde). El segundo, austriaco, presentado como metódico y calculador, el típico cabeza cuadrada germánico, y del que también nos cuentan su relación con la que fue su esposa durante más de 20 años, Marlene (Alexandra Maria Lara), y la influencia que tuvo en su vida y decisiones. El clímax de la historia está en la gran rivalidad entre ambos en la temporada de 1976, que el austriaco tuvo ganada hasta sus graves quemaduras en Alemania, y que sólo se resolvió en el dramático gran premio final de Japón, al pie del Fujiyama.

Cité de l'Automobile

Para ilustrar la entrada de hoy, que mejor que acercarnos a la Cité de l’Automobile (museo del automóvil) de Mulhouse, Francia.

Estamos ante una película de 120 minutos en la que hay dos  partes muy definidas. Una inicial, en la que nos tienen que presentar a los dos personajes y darnos unos trazos sobre su personalidad y su trayectoria, y que realmente me parece floja. En un par de ocasiones estuvo a punto de echarme de la película, de hacerme desentenderme de ella. Con abundancia de estereotipos, con una presencia absolutamente anecdótica de Olivia Wilde a pesar de su presencia en la tercera posición de los títulos de crédito, y con una clara intención de transmitir una imagen simpática del granuja de Hunt que es el personaje por el que apuesta el director como protagonista. Y después llegamos a la segunda parte de la película, el relato de la temporada de 1976, que es realmente notable y que redime el conjunto de la película. Con las dos principales carreras que se nos cuentan, la de Nürburgring y la de Fuji perfectamente contadas, así como el periodo de recuperación de Lauda tras el accidente, ahí es donde la película nos mantiene absolutamente enganchados, y sin ser perfecta, ya que hay un par de detalles tontos que molestan, circula a alto nivel.

En el aspecto interpretativo, mi primera sorpresa es que el Hemsworth, a quien hasta ahora sólo lo había visto en película bastante estúpidas, tipo superhéroes y esas cosas, y con escasa capacidad interpretativa, un cacho de carne para tirar del público femenino y poco más, se redime y compone un personaje simpático, granuja y razonablemente creíble. Y recuperamos la calidad del Brühl de Goodbye, Lenin, que nos emocionó, aunque en un papel totalmente distinto. Es que a este también le hemos visto hacer alguna que otra tontada que otra. Salvo alguna relevancia de Alexandra Maria Lara como novia y esposa de Lauda, las chicas están de florero. Como suele suceder en el deporte de la Formula 1 en general.

Resumiendo, una película cuyo inicio y presentación creo que se podrían haber planteado de otra forma, ya digo que a mí me tiró un poco para atrás, pero que merece la pena verse por su segunda hora (lo del tiempo lo digo a ojo), en la que nos divertimos de bastante a mucho, mucho. Sí. Ya sé que a la Dormer, tras mencionarla al principio no he vuelto a hablar de ella. Pero es que su papel es otro florero circunstancial que no tiene mayor trascendencia, a pesar de que la apreciemos en todo su esplendor… si es que me entendéis lo que quiero decir.

Valoración

  • Dirección: ***. Vayan las dos estrellas de la primera parte por las cuatro que le daría a la segunda.
  • Interpretación: ***. Interpretaciones correctas, casi tirando a buenas; pero no me atrevo a dar la cuarta estrella por el penoso papel dado a las intérpretes femeninas.
  • Valoración subjetiva: ***. Estamos en lo mismo, en una representación de la irregularidad del director. En algunos momentos lo suspendería y en otros me emociona y me engancha. Lo dejaremos en el medio. No soy tna entusiasta como muchos de los medios que han emitido crítica.
Cité de l'Automobile

Donde encontramos una parrilla de salida formada por coches fundamentalmente con componentes francese de algún tipo. Chovinistas estos galos…

[Cine] Una casa en Córcega (2011)

Cine

Una casa en Córcega (Au cul du loup, 2011), 19 de septiembre de 2013.

Ya aviso que hoy pongo sesión doble de cine en el Cuaderno de ruta. Es que estoy pronto a inicia un viaje y no quiero dejar pendiente ninguna reseña para la vuelta. Sería retrasarlas diez días. Y aunque me gusta dejar reposar las películas, tampoco quiero que se me olviden las impresiones. En cualquier caso, empiezo con esta película francobelga que llega a nuestras carteleras con un par de años de retraso, doblada, lo cual puede ser un grave problema, aunque resoluble utilizando esos métodos que no gustan a la industria del cine. Eso quiere decir que la he visto dos veces. Y aquí viene mi primera crítica, ya que el aburrido título que le han puesto en castellano, nada indica de lo que nos transmite ese “au cul du loup” francés, “en el culo del mundo” que diríamos de modo más castizo ene nuestro idioma. Veamos que pasa con el filme que firma Pierre Duculot, que vaya apellido también, parece que le estamos dando la vuelta todo el rato a salva sea la parte.

Christina (Christelle Cornil) es una chica belga que vive relativamente insatisfecha con una relación sentimental no muy ilusionante, con una familia un poco plasta de origen mixto italobelga, con malos trabajos de camarera a pesar de sus estudios de arte, y a la que se le muere su abuela Palma, de la que hereda una casa en el pueblecito de Mausoleo en Córcega. Contra la opinión de su entorno que opina que lo que tiene que hacer es vender la casa, sacar algún dinero y seguir adelante, decide viajar a la isla del Mediterráneo para conocer la casa. Y se da cuenta de varias cosas. Una, que la casa está “au cul de loup”, en el culo del mundo, bastante apartada de la civilización. Dos, que hay una historia, interesante, detrás de la vida de su abuela. Tres, que hay más formas de afrontar su vida que la que parecía tener predestinada.

Grand Place

Desgraciadamente, no tengo fotografías de los bellos paisajes corsos. Así que nos quedaremos en tierras belgas más grises. Aunque vistosas como la Grande Place de Bruselas.

No vamos a entrar en muchos detalles, estamos ante una producción de bajo presupuesto, que nos cuenta una historia pequeña, una historia de crisis personal de las que hacen replantearse la vida, y de las que permiten saber qué es importante y qué no, y quien te quiere en este mundo y quien no. Rodada en escenarios naturales, que nos permiten conocer la belleza de la montaña y el maquis corso, tiene sin embargo algunas irregularidades en la forma de contarnos la historia, que en cualquier caso tampoco son graves, ya que la cosa pasa rápida, estamos hablando de un filme que no llega a los 90 minutos de duración.

En el plano interpretativo, la película carga sobre los hombros de Cornil, la actriz protagonista, que sale airosa del reto, con alguna aportación destacable de algunos de los secundarios, especialmente del actor que interpreta al padre, Roberto d’Orazio, que no es actor habitualmente, ya que es un político y sindicalista francés de origen italiano.

Como resumen, una peliculita que se deja ver, que no desagrada, pero que tampoco dejará una huella indeleble en el espectador. Es honesta, y aunque tiene algún altibajo, también tiene sus momentos en los que empatizaremos con los personajes y sintamos la ternura y la solidaridad por ellos y sus circunstancias. Se puede aprobar sin problemas.

Valoración

  • Dirección: ***. Correcta, sin muchas complicaciones.
  • Interpretación: ***. Casi tentado de poner la cuarta estrella; muy honestos y naturales todos.
  • Valoración subjetiva: ***. Un aprobado sobrado para una película sin muchas pretensiones, pero honesta.
Esclusas

O pasearemos entre los canales y las esclusas de Ostende.