[Fotografía] Hasta 77 fotogramas en blanco y negro en un carrete de 36 – Probando la Canon Demi EE17 en un día de lluvia y frío – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Hasta 77 fotogramas en blanco y negro en un carrete de 36 – Probando la Canon Demi EE17 en un día de lluvia y frío – Fotografía y otras artes visuales.

Llevaba varias semanas sin trasladar artículos técnicos de fotografía desdehttp://medium.com/@CarlosCarreter a http://carloscarreter.es. Este el segundo de dos sobre la cámara de medio formato Canon Demi EE17.

[Fotografía] Una “medio formato” de Canon para la colección – Presentando la Canon Demi EE17 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Una “medio formato” de Canon para la colección – Presentando la Canon Demi EE17 – Fotografía y otras artes visuales.

Llevaba varias semanas sin trasladar artículos técnicos de fotografía desde http://medium.com/@CarlosCarreter a http://carloscarreter.es.Este el primero de dos sobre la cámara de medio formato Canon Demi EE17.

[Cine] The Hobbit: The Battle of the Five Armies (2014)

Cine

The Hobbit: The Battle of the Five Armies (2014)

Como tengo por costumbre, cuando veo la película en versión original subtitulada, conservo el título de la misma también su versión original. Y en este caso, la película se puede encontrar en la cartelera española en versión doblada al castellano con el título traducido literalmente; El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos.

No voy a perder mucho tiempo en comentar esta última parte de la adaptación de la novelita de fantasía de Tolkien que Peter Jackson a llevado a la gran pantalla con gran derroche de pirotecnia, efectos visuales y vil traición al espíritu de la obra original. Es curioso que para destrozar por completo la obra original Jackson haya tenido que montar un equipo de cuatro guionistas, incluido él mismo. Vengo observando últimamente que, cuanto más catastrófico es el guion, más manos lo firman. Será para echarse la culpa mutuamente por si algo sale mal. Mejor dicho, no “si” sino “cuando” sale mal.

La Tierra Media está basada en la Europa Occidental; aquellas de sus regiones más agradables en la campiña británica, incluso la más agreste y fría de Escocia.

La Tierra Media está basada en la Europa Occidental; aquellas de sus regiones más agradables en la campiña británica, incluso la más agreste y fría de Escocia.

Supongo que tendré que advertir que en esta entrada puede haber datos que desentrañen el argumento. Dado que la fecha de publicación de la novelita es 1937 y ha estado a la venta de forma casi continuada durante décadas, si alguien se sorprende de algo de lo que comento, o se molesta si considera que “le he chafado” la sorpresa,… pues oye… que si es suficientemente mayor, tiempo ha tenido para leer la obra original, la buena, como para esperar al espectáculo pirotécnico.

Para empezar, decir que la batalla que da título a esta película que se acerca a las dos horas y medias de duración y que ocupa una buena parte de la misma, en mi versión anotada traducida del libro de origen ocupa unas siete páginas de cerca de doscientas. Por lo tanto, es evidente que los sucesos de la misma, al autor de la historia le importaban relativamente… poco. En realidad, una de las principales enseñanzas que obtenemos del original es que cuando los protagonistas intentan resolver sus problemas con la violencia, todo va mal y se estropean los mejores planes, cuando tiran de inteligencia y astucia, especialmente de la del pequeño hobbit, las cosas van mejor. Uno de los datos que demuestran que Jackson desvirtúa la obra de Tolkien, ya que en este larguísimo filme hace un canto al ardor y a la habilidad guerrera frente a cualquier otro valor. De hecho, la muerte de Thorin Escudo de Roble y buena parte de su compañía de enanos es consecuencia de su cabezonería y de tensar su codicia y egoísmo hasta el punto de atraer a todos los malvados hasta la antesala de la Montaña Solitaria.

Esta "montaña solitaria" está en Holyrood Park al lado de Edimburgo... pero nos tendrá que valer en este momento.

Esta “montaña solitaria” está en Holyrood Park al lado de Edimburgo… pero nos tendrá que valer en este momento.

Por supuesto, está la cuestión de resolver los líos argumentales inventados para la película. El más absurdo, la historia de amor entre Kili y la elfa inventada… En el libro, FiliKili estiran la pata. Suponía que aquí también… una forma como otra cualquiera de evitar algo que no está en la mitología inventada de Tolkien, la unión de elfos y enanos. Pero bueno, una de tantas situaciones a las que se busca una resolución compleja y rebuscada para estirar la película todo lo posible, o justificarla cuando no tenía sentido más allá del afán recaudatorio.

En cuanto al trabajo actoral… pues Martin Freeman sigue estando razonablemente bien. Todos los demás se quedan en los estereotipo en los que los instala el equipo de guionistas. Y entre estos y Orlando Bloom están consiguiendo que los aficionados a las novelas de Tolkien tengamos tanto “cariño” a Legolas, como los aficionados a Star Wars tienen a Jar Jar Binks. O por lo menos este es mi caso. Frente a la frescura, la profundidad, la sobriedad y la discreción del personaje en la obra de Tolkien, no aparece en El Hobbit sólo en El Señor de los Anillos, aquí aparece convertido en un saltimbanqui de circo con momentos relativamente patéticos.

Pero no hay que preocuparse. El público votante de IMDb está encantado. Y la gente va a la salas a empapuzarse de palomitas mientras aparecen en pantalla miles y miles de orcos clonados por ordenador en un exceso sin sentido que lleva al absurdo el conjunto de las situaciones. O para ver a los elfos convertidos en extraños autómatas, de corte algo fascista, más emparentados con los vulcanos de Star Trek que con el mundo de las hadas anglosajón. Será cosa de las orejas puntiagudas. No sé… quizá ahora Jackson pueda dedicarse a sacar diez o doce trilogías de las historias del Silmarilion. Al fin y al cabo, la Batalla de los Cinco Ejércitos es como una algarada de patio de vecinos en comparación con la Dagor Bragollach o la Nirnaeth Arnoediad. No sé. Por favor, señor Jackson deje a la Tierra Media descansar en paz. Que su codicia se aplaque de una vez.

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: *
Sin embargo, Jackson se la lleva a nuestras antípodas, a Nueva Zelanda,... como si no hubiera paisajes estupendos al norte del Ecuador.

Sin embargo, Jackson se la lleva a nuestras antípodas, a Nueva Zelanda,… como si no hubiera paisajes estupendos al norte del Ecuador.