[Cine] Hikari [光] (2017)

Cine

Hikari [光] (2017; 472017-2211)

Estamos ante la tercera película que veo en poco tiempo de la directora japonesa Naomi Kawase, que a través de su éxito en los festivales de cien ha ido encontrando su camino a la distribución de sus películas en occidente. De hecho, esta película es coproducción con una productora francesa, lo que aún garantiza más su exhibición en Europa. Nuevamente entramos en la intimidad de la vida de personas que viven en relativa soledad y con profundos conflictos internos, y que encuentran refugio en su relación con otras gentes con conflictos similares. Pero en esta ocasión, uno de los protagonistas encarna a un fotógrafo, por lo que la encontraréis en mi lista de películas sobre La fotografía en el cine.

Torre de Tokio

Me chiva IMDb que la película está rodada en Nara y alrededores, Osaka y Kioto. Nos iremos a esta última, antigua capital del Imperio del Sol Naciente, pero siempre con imágenes con la luz como protagonista de una u otra forma.

Misako (Ayame Misaki) es una joven escritora que trabaja escribiendo audiodescripciones de películas para su proyección ante un público ciego o con una grave discapacidad visual. En el grupo de colaboradores en el que se discute su trabajo se encuentra Nakamori (Masatoshi Nagase), un fotógrafo que todavía no ha perdido totalmente la visión aún, pero siente que esa situación va a llegar pronto. Ambos sufren sensaciones de pérdida. Nakamori, la que podemos imaginar por su discapacidad. Misako tiene a su madre en un pueblo de las montañas, con una demencia, sostenida por la red de apoyo social de la sociedad rural, pero con la necesidad de buscar una solución definitiva para la enferma. Y añora la ausencia del padre; mucho. Ambas personas chocarán. Pero también encontrarán un posible camino para paliar sus respectivos sufrimientos.

20140917-_9170011.jpg

Kawase es una directora muy personal, muy intimista, que bucea mucho en la interioridad de los personajes, que puede extasiarse filmando unas ramas de los árbales movidas por el viento, el romper de las olas en una playa solitaria, o en una puesta de sol. A veces desconcierta al espectador que está acostumbrado a la acción, que espera con ansiedad unos acontecimientos que no llegan. Pero es bastante hábil para trasnmitirnos la sensación de soledad, y hasta desamparo, de los protagonistas de sus películas. En esta ocasión cuenta con el buen trabajo de los protagonistas. Aunque con algún pero. La chica parece demasiado joven para determinadas reacciones hacia el veterano fotógrafo, que son un poco difíciles de “comprar” por parte del espectador.

20140917-_9170060.jpg

Por otro lado, este tiene que estar especialmente atento a las resonancias que los temas y las situaciones tienen en las distintas capas de la película. Las historias de los dos protagonistas, pero también la de la película, ficticia, sobre la que están trabajando. A mí me ha merecido la pena.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

20140917-_9170094.jpg

[Libro / historieta] Veo por Ti

Literatura

Esta semana me paso a la historieta. Bueno, ya me la leí hace unas semanas, pero que hasta esta no me había encajado en el Cuaderno de ruta. Pero es que además es producto local. Escritor, Roberto Malo, y dibujante, Chema Cebolla, son “made in Zaragoza”. Hace unas semanas, el segundo domingo de julio se les podía encontrar vendiendo sus historias en el mercado de la calle de las Armas. En ese momento ya había caído en mi poder la historieta que os traigo aquí hoy, pero todavía no la había leído. Hecho

Veo por Ti
Escrito por Roberto Malo y dibujado por Chema Cebolla
Editorial Cornoque, 2015

Tras un sábado lluvioso, este domingo salió con sol pero temperaturas muy suaves... alguien dijo de bajar a ver si había mercado en las Armas...

Tras un sábado lluvioso, este domingo salió con sol pero temperaturas muy suaves… alguien dijo de bajar a ver si había mercado en las Armas…

Curiosa historia la de Paco, un joven ciego, que anda escaso de relaciones sentimentales y sexuales. Hasta que un día, una chica le dice que lo encuentra muy mono. ¿Para ser ciego? No, mono en sí mismo. Y se dispone a entrar en acción… y descubre Paco que cuando se acerca al clímax de la excitación sexual, recupera momentáneamente la visión. A partir de ahí, una serie de situaciones más o menos curiosas, más o menos divertidas, más o menos entrañables, se sucederán.

Para empezar, a pesar del tema sexual y de que aparecen dibujadas relaciones de carácter íntimo razonablemente explícitas, considero esta historieta apta para un público amplio. Quizá abstenerse timoratos, reprimidos y aburridos, salvo que quieran abandonar cualquiera de estas condiciones.

Al fin y al cabo era segundo domingo de mes. Yo avisé que probablemente estaban todos de vacaciones...

Al fin y al cabo era segundo domingo de mes. Yo avisé que probablemente estaban todos de vacaciones…

Detrás del innegable humor de las situaciones provocadas, a mí una de las más científicas y divertidas me parece la de la oftalmóloga, no deja de haber una historia tierna sobre la siempre difícil iniciación a la sexualidad y a las relaciones íntimas o románticas con otras personas. No hace mucho hablaba también de una película brasileña que abordaba un tema muy similar aunque con un enfoque muy distinto. Aunque los dos son válidos. Complementarios. Como cualqueir acercamiento que se haga desde la empatía y la sensibilidad. Por la historieta no es vulgar, y detrás de la fantasiosa situación provoca que nos acerquemos y nos pongamos en el lugar del otro.

Se lee enseguida. Tiene un formato cómodo y agradable. Y desde mi punto de vista, es producto local, pero no de estos que parece que tienes que defender aunque no te apetezca, de los que la gente se pone el cachirulo aunque te siente como un tiro. No, es un producto contemporáneo, actual, perfectamente exportable y recomendable. Qué más quieres.

Y así fue. Pero en LAC 72 siguen pasando de forma ininterrumpida las fotografías de las exposiciones del II Encuentro de Fotógrafos de Aragón... y allí nos quedamos mirando como bobos hasta que pasaron todas.

Y así fue. Pero en LAC 72 siguen pasando de forma ininterrumpida las fotografías de las exposiciones del II Encuentro de Fotógrafos de Aragón… y allí nos quedamos mirando como bobos hasta que pasaron todas.