[Televisión] Cosas de series: Shameless, Justified, The Walking Dead,… y algunas que se van

Televisión

Esta semana he tomado decisiones trascendentes. Mi tiempo es limitado, y esto de ver cine en pantalla pequeñito y de forma seriada es una afición y no una obligación. Así que dos series que me parecían muy interesantes, pero que por motivos distintos llevaban meses atascadas en el disco duro de mi decodificador de Digital+ han acabado en la basura. Se trata de la segunda temporada de Treme, una serie realmente interesante, pero que por algún motivo que no he acabado de analizar no ha conseguido engancharme como la primera temporada, y el drama de época británico The Crimson Petal and the White (Pétalo carmesí, flor blanca), del que vi el primer capítulo pero ne he encontrado el momento para centrarme y ver los tres siguientes. Otra vez será.

Un riesgo similar corre Bleak House, de la que se dice que es la mejor adaptación audiovisual de una obra de Dickens. He visto el primer capítulo, y me pareció interesante. Pero no sé si encontraré momentos para seguirla. En cualquier caso, la presencia de una jovencísima Carey Mulligan en el reparto ha evitado que corra la misma suerte que los dos anteriores.

Una cancelación mucho más rotunda en mi cartelera ha sido Awake. El piloto aun tuvo interés. El segundo episodio me aburrió. Adiós. Sin penas. Pero vamos a lo positivo. A tres series que realmente dan de sí, divierten, intrigan y te sujetan a la pantalla del televisor.

A estas alturas sería tontería negar mi amor eterno por todos los miembros de la familia Gallagher, versión Chicago, que semana tras semana nos sorprenden con su desvergüenza en Shameless. Ya adelanté que la llegada de Louise Fletcher como abuela Gallagher prometía. Y así ha sido. Su paso ha sido breve. Unos pocos capítulos, pero han dejado huella. Y nos ha permitido sorprendernos con las capacidades para el homicidio de alguno de los más insospechados personajes de la serie. No te puedes fiar de nadie. Bien es cierto que sigue combinando la serie el humor más políticamente incorrecto con el drama profundo. El pobre Lip (Jeremy Allen White) y su desnortamiento general provocado entre otras cosas por el cinismo de la futura madre de su retoño, y por el ambiente de degeneración global en el que se siente vivir, nos tiene con el corazón en un puño. En fin. Conforme avanza la temporada, más divertida es, pero al mismo tiempo, más se siente que puede llevar a alguna tragedia que en estos momentos no podemos ni sospechar.

En Justified se toman la preparación de la trama con el ritmo lento de las mejores películas del oeste. Que es lo que es esta serie, aunque disfrazada de siglo XXI. Pero avanza implacable hacia la balacera final. Los “malos” de turno, estos petimetres con mala baba que vienen de Detroit, han tocado abundantemente los pelendengues tanto a Raylan (Timothy Olyphant) como a Boyd (Walton Goggins). Lo que anuncia que la tormenta puede estar acercándose. Supongo que están a punto de pasar al contraataque, y entonces veremos. Tampoco defrauda esta serie.

Finalmente, en The Walking Dead, el penúltimo episodio de la serie nos trajo un final con sorpresa mayúscula para todos aquellos que no conocemos la historia por los cómics. Realmente, no me esperaba la desaparición de este personaje que no voy a mencionar. Evidentemente, con la temporada, tal y como se están poniendo las cosas, terminará el ciclo de estancia en la granja. Y poco a poco, supongo que se renovará el reparto con otros personajes. Lo que sí que puedo adelantar es que ha habido un cambio de las reglas de juego. Un caminante no se crea sólo si te muerden. Sólo por el mero hecho de morir, ya te vuelves caminante. Y esto cambia las perspectivas.

Carretera a Ontinar del Salz

Tengo revelado el carrete de prueba que hice con la Yashica Mat 124G. Todavía tengo que analizar despacio los resultados. Pero no parecen malos ni mucho menos. Os dejo una primera muestra con este paisaje tomado en la carretera que va de la N-330 hasta Ontinar del Salz (Zaragoza).

[Televisión] Cosas de series: fin de temporada para Dexter y poco más

Televisión

Teniendo en cuenta que ayer dediqué un monográfico a Homeland, y que ya en semanas anteriores la mayor parte de las temporadas habían llegado a su parón navideño, pocas cosas hay que comentar en esta sección que ya he convertido en casi fija todas las semanas. Desde luego hay que comentar el final de la sexta temporada de Dexter sobre el que me extenderé algo más adelante. Pero poco más.

Tengo en activo por ahí a la pareja de chica policía y forense pija que forman Rizzoli & Isles, que llegarán a final de temporada la próxima temporada. Pero es una serie de puro entretenimiento sin especial enjundia. Y ya comenté que me había reenganchado a la emisión en España de American Horror Story, que me entretuvo en algunos capítulos pero que vuelve a estar en cuestión. Está bien hecha, pero a mí, lo de las casas encantadas me llaman la atención sólo hasta cierto punto.

Sigo recuperando capítulos de la segunda temporada de Treme, que tenía pendiente. Es curioso. Sigue estando igual de bien hecha, los personajes son casi los mismos, la música sigue siendo buenísima, pero no me tiene tan enganchado ni mucho menos. De todos modos, aprovechando la escasez de tele interesante de las navidades, en unos días terminaré la temporada. A base de pases a la hora de comer.

Dicho lo cual, sólo queda esperar los especiales navideños de distintas series, más algunas miniseries que nos lleguen del Reino Unido para animar los días festivos, y poco más. Volveremos a ver al Doctor, y nos volveremos a pasear por Downton Abbey. La BBC ha prometido una miniserie de la dickensiana Great Expectations. Ya sabemos que estos dramas de época son muy propios de estas épocas. En fin. Como dijo un ciego a otro ciego,… ya veremos.

Y centrémonos un poco en la sexta temporada de Dexter. He de decir que durante unos cuantos capítulos me mantuve expectante. El tema de la religión como leitmotiv de la  temporada podía ser sustancioso, y además estaba el previsible duelo entre el protagonista (Michael C. Hall) y el “malo” interpretado por Edward James Olmos. Pero eso no sucedió. En un momento dado nos sorprendieron, esta vez negativamente, y el duelo no llegó. Y todo fue muy distinto. Y además malditas las ganas que teníamos de escuchar las neuras de la “teniente” Morgan (Jennifer Carpenter). Y todos los secundarios que han flojeado. Básicamente, porque el guion de la serie ha descendido unos cuantos escalones. Desde luego, esta serie que estaba entre mis favoritas absolutas ya no es más que una serie relativamente entretenida. Quizá sea hora de dar un final digno al personaje, que es lo único que la sostiene en pie. Una pena. Pero las cosas, como son.

La semana que viene más.

Ivonne de Carlo y los demás

En esto de las series de "miedo", siempre he preferido a la familia Monster por encima de cualquier otra, incluida esta modernez de American Horror Story. A punto estuve de comprar la tacita con Lily Monster/Ivonne de Carlo en el Salón del Cómic de Zaragoza el domingo pasado (Leica D-Lux 5).

Música y fotos, y música y Treme

Fotografía, Música, Televisión

La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos tiene cuenta en Flickr, y en ella va abriendo álbumes con algunas de sus fotografías más emblemáticas. Lo bueno del caso es que las fotografías de esta institución están libres de derechos, y por lo tanto son de libre utilización por el público. Entre los álbumes publicados, el último de ellos es una serie de más de 400 fotografías de William P. Gottlieb tomadas en los escenarios privilegiados del jazz neoyorquino y en Washington D.C. entre 1938 y 1948. Creo que es altamente recomendable su visita tanto para los aficionados al jazz y la música en general como para los aficionados a la fotografía. Os dejo dos imágenes, por gentileza de la mencionada y generosa institución norteamericana.

Portrait

Portrait of Billie Holiday, Downbeat, New York, N.Y., ca. Feb. 1947 - Library of Congress

Portrait of Lionel Hampton, Aquarium, New York, N.Y., ca. June 1946 (LOC)

Portrait of Lionel Hampton, Aquarium, New York, N.Y., ca. June 1946 - Library of Congress. En 1992, tuve el honor de asistir a un concierto de Hampton en el Teatro Principal de Zaragoza, en el marco del festival de jazz que tradicionalmente se celebra en otoño. Él y su banda estaban ya bastante ancianos, pero daba gusto su alegría, su ritmo y sus ganas de tocar música. El hombre tenía 84 años, y aún vivió 10 años más. Curiosamente, la Wikipedia en inglés dice que se retiro a consecuencia de un accidente cerebrovascular que padeció en 1991; pero juro que el concierto que yo digo fue en noviembre del 92. A finales de octubre como más pronto.

Y no dejamos la música, pero cambiamos la fotografía por la televisión. Hace unos días os hacía el comentario sobre Treme, una serie de 10 capítulos que venturosamente tendrá continuación en un futuro, en el que asistíamos a la recuperación de la vida en Nueva Orleans tras el huracán Katrina. Y uno de los pilares de la vida en la ciudad del sur de los EE.UU. es la cultura, especialmente la cultura musical. Hay decenas de cameos de músicos emblemáticos en los distintos episodios de la serie, muchos de ellos desconocidos para mí, aunque no para los conocedores del tema. Pues bien, os puedo recomendar un podcast en el que podréis tener una guía musical de los distintos episodios de la primera temporada de la serie. Así que si os gustó la serie, es muy probable que queráis escuchar estos programas. El podcast se titula bajo la original propuesta de La música de Treme. Claro. Así que, a por él.

Flauta

Mientras en Nueva Orleans hay un músico impresionante en cada garito, aquí nos tenemos que conformar con las voluntariosas bandas que en los domingos de primavera nos ofrecen su mejor hacer en el quiosco del Parque Grande de Zaragoza; le ponen interés,... pero no es lo mismo, no - Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8