Una mañana en Sonimagfoto

Fotografía

Como ya he comentado en entradas anteriores, suelo aprovechar las ediciones de la feria Sonimagfoto para cumplir con el rito periódico de quedar con unos viejos amigos en Barcelona. De este modo, aprovecho la mañana entre las once y las dos de la tarde para ver que se cuece en el mundillo de la fotografía.

Como toda fotografía de este tipo, la organización está orientada hacia el profesional. El aficionado se dedica a curiosear lo que se presenta y a manosear un poco el material que las principales marcas ponen a su disposición en los distintos puestos. Pero son los profesionales los que organizan sus agendas con visitas y reuniones en función de sus intereses.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 84mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/25s

Las principales marcas de aparatos fotográficos montan sus puestos con mostradores donde admirar los productos más novedosos. En esta edición la exposición de cámaras compactas estaba a la baja, y las marcas se dedicaban a exponer más sus réflex digitales. Son elementos de más prestigio. Eso sí, la mayor parte de lo que manoseas es lo que cualquiera puede tocar en cualquier comercio. Los verdaderos objetos del deseo aparecen muchas veces encerrados tras herméticas vitrinas.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 32mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/400s

Por supuesto, el mucho por ciento de lo espuesto es tecnología digital. Poco espacio queda para la fotografía química. Yo que recuerdo con que afán recogía en tiempos la información sobre reveladores, con tablas de tiempos, filtrados, nuevos papeles para el laboratorio… Esto en la práctica ha pasado. Sin embargo, resulta curioso ver todavía algunos ejemplos de productos cuando menos curiosos. Como ciertas Seagull que nos traen desde China, con su viejo diseño de reflex binocular para formato medio de película, y calidad dudosa.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 75mm
ISO 800
Exposición: f/4 – 1/50s

Otra modalidad de exposición de “nuevo” material de dudoso interés es la de aquellas cámaras que son promesas que todavía no existen. Modelos no funcionales, encerrados en vitrinas, de lo que ha de ser pero todo no es. No sé si este tipo de “exposición” me gusta mucho.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 24mm

ISO 400
Exposición: f/4 – 1/80s

Pero también hay que tener en cuenta otras fuentes de diversión. Muchas marcas utilizan reclamos para atraer a los visitantes. En muchos casos son guapas modelos que hacen de azafatas repartiendo chismes, papeles y sonrisas.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/30s

En otras ocasiones, se ofrecen al público para que prueben los aparatos de fotografía. O bien espectáculos musicales, circenses o de teatro. En cualquier caso, te entretienes.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/125s
(Convertido a blanco y negro)

Pero hay un aspecto que siempre me ha gustado. Simultáneamente con los aspectos comerciales de la feria, se ofrecen exposiciones de fotografía alguna de las cuales de gran calidad. Este año me han gustado especialmente la dedicada a Manuel López, con verdaderos clasicos, la dedicada a la transición con imágenes de Carlos Bosch, y el proyecto sobre Uzbekistan de Aitor Lara. También estaba presente la 21ª edición del concurso fotográfico Caminos de Hierro, con temática ferroviaria, que siempre me gusta.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/100s

En fin, como podéis ver. Una mañana de entretenimiento a la espera de la hora de comer con mis amigos como manda la tradición. Dar una vuelta por Barcelona, cada vez más inundada de turistas y finalmente volver a coger el tren de vuelta, esta vez desde la bella Estación de Francia donde vuelven a llegar algunos de los trenes que me traen de vuelta a Zaragoza.

Canon EOS 10D
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/80s

Canon EOS 10D
EF 28/1,8 USM
ISO 400
Exposición: f/4 – 1/50s