Me he escapado; estoy en Berlín

Alemania, Berlín 2007, Viajes

Pues eso que me quedaban unos días de vacaciones tontos y he aquí que me he escapado cinco días a la capital alemana. De momento no me he enterado mucho. Aquí se hace de noche pronto; no he podido disfrutar de horas de luz, ya que a las seis y media de la tarde el sol ya se ha puesto.

No sé si será porque poco a poco se adentra el otoño y la estación más oscura, o porque es un lunes tontorrón, pero incluso las más animadas estaciones como la de Friedrichstrasse están poco animadas.

El paseo entre Friedrichstrasse y Alexanderplatz está realmente muerto, con algún turista despistado, pocos berlineses cogiendo los transportes públicos y, eso sí, siempre con alguna originalidad en Unter den Linden. En esta ocasión cada uno de los tilos («linden») se encuentra iluminado por focos de colores.


La mastodóntica mole de la catedral, que la verdad no me gusta mucho, aparenta algo más con la iluminación artifical, y con unas esculturas de botero en la esplanada ante su frontispicio.

En Alexanderplatz encontramos un poco más de animación. Pero ni en estas nuevas galerías que contrastan con la austeridad de la antigua plaza «soviética», encontramos mucho que rascar. Sólo algún que otro tranvía, propios de lo que fue el Berlín Oriental, anima y hace un poco de ruido por las calles.


De vuelta al apartamento, cojo el S-Bahn en Hackerscher Markt en el límite entre y MittePrentzlauerberg. Las calles de alrededor están más animadas con cervecerías y restaurantes que atraen a algunos animados.

Todas las fotos:
Pentax *ist DS
Objetivos: SMC-DA 21/3,2 y SMC-A 50/2