[Libro] La bandera invisible

Historia, Literatura

Estos días paso mucho tiempo metido en un hospital. Esto no es raro en mí, que trabajo en uno. Pero no. Estoy metido en “otro” hospital, y no precisamente por motivos de trabajo. Voy y vengo. Espero resultados. Atiendo necesidades. Y los ratos libres ando con pocas ganas de hacer nada. Así que leo. Es una de esas situaciones donde das gracias por la invención de los libros de bolsillo. Menos mal que hace unos días compré varios y tengo para leer unos días. Pero también es verdad que los acabo mucho más deprisa de lo habitual.

El que comento hoy era un misterio para mí. Me llamó la atención en la librería. Curiosamente, estaba entre las novedades de la sección de ficción, aunque se trata de las memorias de guerra de Curt Emmrich, un médico y periodista alemán, que sirvió como cirujano en un puesto de socorro avanzado de una división de la Wehrmacht, en el frente soviético. El libro está escrito bajo el seudónimo de Peter Bamm. Y bueno… ha resultado una lectura interesante. A continuación os la comento.

La bandera invisible
Peter Bamm
Libros del Asteroide; Barcelona, 2010
ISBN: 9788492663293

Para empezar, y para entender un poco mejor lo que vamos a leer, conviene explicar qué es para el autor “la bandera invisible” del título. Para él sería la bandera del humanismo bajo la cual actuaron algunas personas durante el terrible conflicto que enfrentó a la Alemania nazi con el régimen soviético de Stalin. Un enfrentamiento en el que el nivel de deshumanización fue tremendo, y en el que la barbarie campó a sus anchas en ambos bandos. Así pues, las memorias que nos ofrece el autor no son un registro preciso ni concreto de lo que contempló en el frente. Hay que decir que el periodo de tiempo que abarca, desde el verano de 1941, cuando el grupo de ejércitos Sur avanza por la llanura ucraniana hasta que es evacuado por los pelos de la Prusia Oriental en la primavera de 1945 con destino Copenague, donde el autor se rindió a las tropas británicas que liberaron Dinamarca. Entre medio, la terrible campaña en la península de Crimea, el avance alemán hasta el Caucaso, la retirada de la cabeza de puente de Kuban, la segunda campaña en Crimea, de donde sería evacuado poco antes del desastre, para finalizar en un hospital militar de Prusia Oriental, donde quedó cercado contra el Báltico, hasta su escapatoria.

Siegesaule

Buena parte de los compañeros de la compañía de sanidad en la que estuvo enrolado el autor eran berlineses; y seguramente, hubieran dado lo que fuera en muchas ocasiones por estar paseando bajo la columna de la victoria en el Tiergarten, en lugar de tragando polvo en la estepa ucraniana - Pentax *ist DS, SMC-A 50/2

Todas las anteriores campañas son narradas indirectamente, ya que en realidad cada capítulo es la narración de un hecho en el que se pone de manifiesto y se da preferencia a las acciones de aquellos que, en medio de la barbarie bélica, mostraron una determinación por mantener el respeto o la soladaridad hacia el ser humano, independientemente de su bando, nacionalidad, creencia, o religión. Por supuesto, no puede evitar hacer referencia a las barbaridades. Pero aunque menciona las matanzas de judíos, no entra a fondo en ellas. Ni en el trato que mayoritariamente se dio a los prisioneros rusos. Para él, los nazis son “los otros”. De hecho, nunca menciona la palabra nacionalsocialista o nazi, o SS,… sólo “los otros”. Ni menciona nunca a Hitler. Para él es “el hombre primitivo”. De alguna manera, es como si él y el conjunto de buenos alemanes que luchan en la Wehrmacht fueran también víctimas en esa guerra, en la que los alemanes cultos representan la esencia de los valores y la cultura europea, tanto en sus raíces clásicas como cristianas. Y son frecuentes las referencias históricas y literarias que aparecen en el relato a ambas raíces. En un momento dado, se sienten como lacedemonios de Leónidas en las Termópilas,… la primera línea de defensa ante la barbarie oriental. Lo cual conlleva una paradoja terrible. Los propios nazis utilizaron esta comparación para definirse ante el mundo contra los soviéticos.

Así, el conjunto del libro te sume una profunda reflexión sobre las contradicciones internas de la sociedad alemana. Creo que el autor es sincero a la hora de sentir unos valores positivos en su cultura, amenazados tanto por el enemigo externo como por la dictadura en el poder. Pero es inevitable leer entre líneas que frente a la capacidad de algunos individuos para diferenciarse en sus actitudes y comportamientos del poder nazi, aun a riesgo de sus propias vidas, hay una mayoría de alemanes que colaboran y luchan hombro con hombro con la estulticia nazi que en su soberbia llevó a la catastrofe a toda Europa en general y a su propio país en particular.

En resumen, se trata de un libro muy entretenido de leer, muy ameno. Pero que sin duda llenará de interrogantes al lector informado, puesto que no hay una correspondencia entre lo que lee y la historia conocida en lo que se refiere a los comportamientos globales de las personas que allí estuvieron, independientemente de los ejemplos de humanismo que selecciona el autor. Para el lector no informado, debe tener cuidado en no caer en el embrujo del buenrollismo que muestra el autor. Los alemanes actuaron en el frente oriental con crueldad criminal en su conjunto. Y pareciera que esto no es así, leyendo este libro.

Recomendación musical:

El autor del libro, junto con dos compañeros de fatigas, tienen un momento para escuchar en la lujosa casa abandonada del director de una fábrica en Prusia Oriental la Sinfonía Nº 3 en re menor de Bruckner, salvo el cuarto movimiento, interrumpido por el comienzo de un bombardeo con obuses por parte de los soviéticos. Así que esa es la recomendación para hoy.

Playa - Sopot

No lejos de las playas de Sopot, actualmente Polonia, se encuentra el puerto de Hel, donde el autor del libro consiguió embarcar en un transporte que los llevó por el Báltico hasta Copenague - Canon EOS 40D, EF 24-105/4L IS USM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.