[Libro] Casualmente

Literatura

Sigo progresando con los libros que he ido leyendo en el principio de año y cuyo comentario se me había ido acumulando. Y ahora nos vamos a pasar al terreno de la historieta; ya sabéis, cómic según los más modernos, novela gráfica para quienes quiere dar empaque al género porque no se siente seguros de que se defienda por sí mismo por su calidad. El año pasado debí dar mucho mal con mi viaje a Japón, porque este año para mi cumpleaños me han seguido regalando cosas relacionadas con este país. Y entre ellas, esta relato en forma de historieta, del japonés afincada en el Reino Unido Fumio Obata.

Casualmente
Textos y dibujo; Fumio Obata – Traducción; David D. Domínguez
ECC/Spaceman Books, 2015

Yumiko es una joven japonesa, que lleva años en Londres donde llegó para estudiar diseño y donde con el tiempo se ha asentado formando una pequeña empresa donde trabaja en un ambiente amigable y con un novio que se muestra atento y cariñoso con ella. Pero sigue teniendo dudas sobre a qué mundo pertenece. La muerte accidental de su padre mientras practicaba el montañismo la obligará a trasladarse a Japón para los funerales. Allí, en Tokio, deberá reencontrarse con sus hermanos, con las tradiciones, con los ritos y con lo que se espera de ella. También con su madre, que se divorció tiempo atrás de su padre, y vive en Kioto, como una mujer independiente, autónoma, que sabe lo que quiere para sí misma. Yumiko, por lo tanto, se verá obligada a decidir en qué mundo quiere vivir, y el estilo de vida que quiere llevar.

Al igual que Yumiko, nos vamos a Japón, y nos daremos un paseo por Yanaka en Tokio, donde abundan los templos con sus cementerios... acompañaremos a Yumiko en el duelo por su padre.

Al igual que Yumiko, nos vamos a Japón, y nos daremos un paseo por Yanaka en Tokio, donde abundan los templos con sus cementerios… acompañaremos a Yumiko en el duelo por su padre.

No tenía ni idea del tipo de historia que me iba a encontrar. Como ya digo, fue un regalo, y nada había oído hablar de ella. De hecho, estaba recién salida al mercado cuando me la reglaron. Y fue una agradable sorpresa. La historia está bien organizada, la presentación de los personajes es clara, concreta y concisa, así como de los dilemas a los que se enfrenta Yumiko. El dibujo es fácil de leer, pero está lleno de pequeños detalles que aportan información a las situaciones y a la historia. Es elegante, en su aparente sencillez. Pero sobre todo la fuerza del relato está en el estupendo desarrollo del carácter y de los dilemas a los que se enfrenta Yumiko. Con unos “fantasmas” en forma de personajes del teatro noh que sirven de eco a sus pensamientos y a su subconsciente, Yumiko tiene que resolver sus cuestiones con el padre fallecido, con quien ya no se puede comunicar, y tiene que entender a su madre, y hasta que punto esta luchó en su vida, incluso alejándose de su familia para dar libertad a sus hijos. De alguna forma, especialmente a Yumiko.

El relato lleva implícita algunas críticas a las tradiciones en Japón y especialmente a los rígidos papeles que se otorgan a las personas, sobretodo a las mujeres. A los escasos grados de libertad que se les permiten en su toma de decisiones sobre su vida. También a la vacuidad de los ritos.

A mí me ha parecido un relato excelente. Lo devoré y lo releí. Me pareció elegante. Osado y sereno al mismo tiempo. De lo mejor que he leído últimamente, todos los géneros incluidos. Lo recomiendo vivamente. Incluso para quienes no frecuentan la historieta, o no sea han planteado acercarse a esta forma de contar historias. Que tan interesante puede ser a veces. Una pequeña obra de arte.

Luego nos trasladaremos a Kioto, donde tal vez nos topemos con Yumiko y su madre mientras pasean por las innumerables torii de Fushimi Inari Taisha.

Luego nos trasladaremos a Kioto, donde tal vez nos topemos con Yumiko y su madre mientras pasean por las innumerables torii de Fushimi Inari Taisha.