[Cine\Fotografía\Libros] José Luis Borau, Cecil Beaton, la dirección de fotografía, Lorenzo Silva y algo de Star Wars

Cine, Fotografía, Literatura

Ha muerto José Luis Borau. Hombre del cine nacido en estas tierras, en Zaragoza, que dirigió, escribió guiones, produjo… Dirigió la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, y era académico de la Real Academia Española, que en estos momentos dirige otro maño. Es curioso el castellano centrismo de esta institución en el que no han faltado figuras no castellanas… Pero no íbamos a eso, sino a lo de Borau. No fue un autor prolífico, y quizá por ello no es muy conocido. En cualquier caso, fue una persona muy activa, y espero que sea bien acogido en el único cielo que espero que exista, el de las gentes y amantes del cine.

Ayer estuve comprando libros y alguna revista. Del último número de Exit os hablaré más adelante. También compré Cecil Beaton: Retrospectiva de Lunwerg. No compré casi nada de este fotógrafo a propósito de la exposición que visité en Londres en el convencimiento de que cierto libro que tengo era de él. Y no. Era de Angus McBean. Ambos fotografiaron el mundo del teatro y la escena. El caso es que este libro recién publicado que recoge toda la extensión de su obra compensa la omisión. También compré Dirección de fotografía cinematográfica de la colección El arte del cine de la editorial Blume. Es el tercer libro que compro sobre dirección de fotografía en el cine, y todos están basados en repasar la obra de destacados profesionales de la cinematografía. Pero con pocas coincidencias entre ellos. Así que de esta forma tengo una amplia información sobre esta técnica y sus mejores representantes.

Escenas urbanas

Lo malo del otoño e invierno es que a lo que sales a la calle sin las obligaciones laborales, la luz se te ha ido. Así que ha tirar de blanco y negro.

Escenas urbanas

Con vosotros el “Sombrerero Loco” o un héroe de los sitios,… cada como prefiera.

Mientras paseábamos entre las estanterías de una de las librería, vimos pilas del último premio Planeta, una novela de Lorenzo Silva. Parece ser que se trata de una nueva aventura para BevilavquaChamorro, esta peculiar pareja de guardias civiles. El caso es que después de los tres primeros libros sobre la pareja, y más cuando Chamorro se hizo sargenta y dejó de parecerse a Veronica Lake en modo mojigato, mi interés por esta saga que era bastante alto ha decaído hasta el punto de que esperaré a que alguien me lo deje o a que salga en libro de bolsillo y en rebajas. El último que leí fue un auténtico tostón. ¡Ay, donde quedarán los deslices de Vila con rubias y sexys guardia Anglada en las Canarias, que tan mal acaba la pobre! Pero lo que produjo el comentario es lo de que le hayan dado el premio. Un premio al que las obras se presentan, presuntamente, de forma anónima… ¿Os imagináis al jurado preguntándose que de quién será esa novelita de guardias llamados Vila y Chamorro? Totalmente anónimo. Qué hipocresía.

Finalmente, mientras nos tomábamos unas cervezas antes de volver a casa, surgió a conversación por la joven sobrina de una de las presentes, cuál era la forma adecuada de ver la saga Star Wars. Surgió a propósito de la amenaza de resucitar la saga, tras la compra de los derechos por Disney. Mi opinión. Uno se ve la trilogía original, y tira a la basura por prescindible y aburrida la precuela. Ante el establecimiento en la conversación de que esa no era una opción posible, que la cuestión era en cómo debía abordar un neófito TODA la saga,… pues entonces también está claro. Primero los episodios IV y V, y tras una de las más fabulosas revelaciones de la historia del cine, flashback al origen de toda la historia, episodios I, II y III, y si realmente se soporta estos tres títulos hasta el final, el desenlace de toda la historia en el episodio VI. Este último sigue produciendo tremendos debates. Cómo puede ser que empiece como cine para adultos, con la princesa Leia enseñando cacho en plan de esclava sexual de una gigantesca babosa, y con las bailarinas alienígenas enseñando teta fugazmente antes que las devore un horrible monstruo, y acabe como una infantil batalla de ositos de peluche en un bosque. Absolutamente esquizofrénica.

Escenas urbanas

Pero bueno, también es posible encontrar algún momento para el color del otoño.

Escenas urbanas

O los fuertes contrastes de estos días de sol tan bajo.

Escenas urbanas

O la tranquilidad de los parques a primera hora de la tarde.

[Libros de fotografía] Comprando libros en Londres

Fotografía

En el reciente viaje que he realizado a la capital británica, una cuestión estaba fuera de toda duda. El ímpetu por hacer turismo era bajo. Todos conocíamos la ciudad y, aunque inevitablemente prefiriéramos desplazarnos por sitios bonitos o llamativos, o significativos desde cualquier punto de vista, hemos dedicado una buena parte del tiempo a otras actividades.

Y una de esas actividades ha sido conocer librerías o entrar en las que ya habíamos conocido en viajes anteriores. Y una parte no despreciable de esas librerías han sido librerías especializadas en arte, y especialmente en fotografía y diseño. Respondiendo a intereses de distintos miembros del grupo. En una de las entradas que ya tengo publicadas de mi diario de viaje a Londres, cuento alguna de las aventuras en este peregrinar librero. Aquí me voy a centrar en los libros que me he traído de las orillas del Támesis. Que han sido elegidos sobre la base de motivaciones tan distintas como “por capricho”, “porque no pude comprarlos en otro viaje” o “por que no quería comprarlo sin verlo primero, y en España es imposible”.

17 accesorio

Ayer salí a conocer mejor a mi Ikonta B, recién traída de Londres; pero los resultados no los conoceré hasta dentro de unos días. De momento, algunas imágenes, en blanco y negro, que tomé simultáneamente con la Olympus OM-D E-M5 y el 20 mm de Panasonic. Lateral del seminario de San Carlos.

This Must Be The Place de Pieter Hugo: Curiosamente, este libro tiene que ver con mi viaje anterior, a Ginebra. En concreto con la visita que hicimos al Musée de l’Elysée en Lausana. Y es el catálogo de la exposición de este fotógrafo sudafricano que estaba en activo en aquel momento en el museo. No lo compré in situ por no cargar con él todo el día, en aquel momento. Pero me lo encontré ahora en Foyles y lo compré un día casi a la hora de cierre, antes de cenar y volver al hotel.

Stanley Kubrick: Photographer: Si alguien no conoce la capacidad de Kubrick para componer visualmente, es que no conoce el cine. Y antes que cineasta fue fotógrafo, y muy, muy interesante. Para alguien a quien gusta tanto el cine como la fotografía, obligado.

Ebro

El río Ebro con el puente de Hierro al fondo.

The Green Memories of Desire, escrito por Katherine Slusher: En una visita a París en el 2008, pude ver una exposición de la fotógrafa Lee Miller. Y me gustaron las fotografías, y me gustó más la persona y sus vivencias. En este libro, además de abundantes fotografía e imágenes de y sobre Miller, se nos habla de su relación con el artista, historiador y poeta inglés Roland Penrose. Para leer poco a poco y aprender un poco más de la modelo y fotógrafa.

Yang Yong: Photographs: Pequeño librito, prácticamente de bolsillo, con fotografías de este fotógrafo chino que me era desconocido. Pero el librito me gustó. Como dice la contraportada, imágenes a caballo entre las del cineasta Wong Kar-wai y la fotógrafa Nan Goldin.

Pilar

La basílica del Pilar desde las riveras del Ebro junto al puente de Piedra.

En la galería Chris Beetles donde visitamos la exposición que tenían con divertidas imágenes de Elliott Erwitt, también vimos que vendían pequeños catálogos muy asequibles de los artistas que representan (representan a los artistas o a sus herederos, porque algunos ya crían malvas). El caso es que compramos varios. Yo, dos. El de la exposición de Elliott Erwitt en vigor, y ya que poco antes había visitado la exposición de Cecil Beaton en el Imperial War Museum, uno con fotos de este fotógrafo, aunque no coincidente en su tema con la exposición visitada. Ya que “no llevábamos suelto” para comprar una ampliación a buen tamaño de las divertidas obras de Erwitt

En la primera visita a la Tate Modern me cogí el libro de Elisabeth Couturier titulado Talk About Contemporary Photography. A ver si me desasno un poco y entiendo mejor a algunos de los más destacados fotógrafos contemporáneos con quienes “no me acabo de llevar bien”. También es para leer. Poco a poco.

Finalmente, aunque no lo he comentado todavía en el diario del viaje a Londres, no me ha dado tiempo pero ya saldrá, la última mañana, antes de salir hacia el aeropuerto para el regreso me pasé a visitar una exposición conjunta retrospectiva con obras de William Klein y Daido Moriyama. Del autor japonés ya tengo algún libro. Así que compré allí en la Tate Modern el ABC de William Klein, que funciona bastante bien también como catálogo de su parte de la exposición.

Niños y gigantes

Hemos estado de fiestas en Zaragoza, y los niños lo pasan bien con la comparsa de gigantes y cabezudos, aquí en la plaza del Pilar.

[Fotografía] Paisajes, familia, moda,… cosas muy diversas que me han interesado esta semana

Fotografía

Aunque lo que más tiempo me ha consumido esta semana en materia fotográfica ha sido la nueva sede en internet de la revista American Photo, así como su último número, y el libro que comentaba ayer de Ernst Hass, hay alguna otra cosa que me ha interesado, especialmente entre lo que propone LaLettredelaPhotographie.com, pero no sólo. Voy a ello.

Prohibido

De los posibles estilos de fotografía de hoy, escojo ilustrar con el de fotografía ciudadana (Pentax K-x, SMC-DAL 18-55/3,5-5,6 AL).

El martes nos presentaban un libro dedicado a los Dolomitas, con fotos de Olivo Barbieri. Austeros pero soberbios paisajes en color de las verticales paredes de estos montes calizos en los Alpes italianos. La selección de imágenes que nos presentan saben a poco. Alguna imagen más se puede ver en la página del fotógrafo.

El miércoles, nos proponían una exposición que nos pilla un poco a desmano, La famille incertaine, en la que la fotógrafa Claudia Imbert reflexiona sobre la familia francesa. Que supongo que no será tan distinta de las familias del conjunto del mundo occidental. A mí, la brillantes fotografías en color, y que sin embargo me provocaban un sentimiento de melancolía, me han gustado. También recomiendo un paseo por la página de la fotógrafa.

Ese mismo miércoles, en Lenscratch, volvía a interesarme una nueva propuesta de fotografía de paisajes. Peter Hebeisen ha recorrido Europa buscando los lugares donde se han celebrado algunas de las batallas más notables por su significado histórico, pero también por su horror, a lo largo del siglo XX. El contraste entre los que significan para nosotros los nombres de esas batallas y lugares, y la serenidad que los paisajes de Heibesen transmiten es notable. Una interesante propuesta que se disfruta especialmente en la página web del autor donde se ven a buen tamaño, aunque no encuentro la forma de ver un pie de foto que te diga dónde está tomada la imagen. Gran dominio de la luz natural.

Este jueves nos presentaban una exposición de fotografías de la actriz Jessica Lange que se celebra en Avilés. Lo cierto es que ya hace tiempo estuve a punto de comprar un libro con fotografías de esta conocida intérprete, pero al final no me decidí. Uno siempre tiene que seleccionar. No se puede comprar todo. Pero no dejan de ser interesantes. Siempre dentro de la mutua fascinación que sienten el mundo de la fotografía y el del cinematógrafo.

Entrando en el mundo de la moda, siempre es interesante ver algunas imágenes de ese fotógrafo que ha inmortalizado a tanta gente del mundo del famoseo como es Cecil Beaton. No son muchas, pero si hace falta, uno se hace una búsqueda en el Google Images y tan contentos.

Abandonado

Los lugares abandonados siempre atraen la mirada de los fotógrafos (Pentax K-x, SMC-DAL 18-55/3,5-5,6 AL).

Finalmente las recomendaciones entre los porfolios del fin de semana. Cada vez es más difícil hacer una selección reducida. Pero en esta semana me quedo con:

Wendy Sacks – Immersed in Living Water: Originales y significativos retratos de personas total o parcialmente sumergidas en el líquido elemento (página web de la fotógrafa).

Alessandro Marongiu – Lake Urmia: Fotografías de un gran lago interior en el interior de Irán. Recoge muy bien la inmensidad del espacio, en un paisaje donde hay pocos elementos que resalten. No falta el elemento humano (página web del fotógrafo).

Julien Coquentin – Tôt un dimanche matin: Bellas imágenes de la ciudad de Montreal en las primeras horas de la mañana. Muy inspiradas (página web del fotógrafo).

Prohibido

En cualquier caso, estas son de las pocas fotografías que en los últimos dos años he hecho con un objetivo zoom montado en la réflex, y fue porque lo estaba probando. A mi dejadme, habitualmente, las focales fijas (Pentax K-x, SMC-DAL 18-55/3,5-5,6 AL).