[Libros de fotografía (y algo más)] Ideas para fotografiar y reflexiones de un choque cultural

Fotografía

Dos libros me han llegado recientemente al “buzón”… Entre comillas porque tengo que ir siempre a buscarlos a la oficina de correos. Supongo que ahora pararé de pedir nada que pueda venir por correos durante una temporada. Cuando hay temporada navideña o en tiempo de elecciones, es decir, cuando hay más uso del servicio postal… este funciona de pena. Especialmente en lo que se refiere a los carteros. Por lo menos en mi zona. No voy a contaros todas mis penas ahora. Pero mal, muy mal.

Fotografías otoñales realizadas con la Canon EOS 650 y la sencilla y barata película Fujifilm C200, para ilustrar esta entrada de un otoño mucho más frío y avanzado que cuando se hicieron aquellas fotografías.

Hay un montón de libros en el mercado que nos proponen ideas para hacer fotos. Y muchos de ellos, además, la “receta” para hacerlas. Pocos, muy pocos de ellos, me gustan. Aunque tengo alguno muy interesante. Con frecuencia, son libros que se abren y promocionan el estereotipo. Todas las fotos resultan similares. Lo que está de moda. Es como ver los “populares” o la “selección de los editores” de 500px. Fotos técnicamente bien resuelta, pero todas similares, como si las hubiera hecho el mismo. Si te sales de ahí, ni “popular”, ni “seleccionado por los editores”.

Pero he aquí que hace unas semanas leí sobre The Photography Ideas Book, publicado por la Tate, con textos y recopilación de fotografías a cargo de la fotógrafa británica Lorna Yabsley. ¿Cual es la diferencia con otros libros? La autoría y la orientación de las ideas presentadas. Con una recopilación de más de 80 fotografías, en un formato llevadero, transportable, al que puedes echar un ojo en cualquier momento, no hay recetas. Hay propuestas basadas en fotografías realizadas por fotógrafos, autores, reconocidos y de calidad. Basado en las fotografías que puede abrirse hacia las galerías de arte o hacia los museos y no hacia los lugares de comercialización de fotografías de stock. Cada fotografía se centra sobre una idea muy sencilla, no sobre una propuesta compleja; invierte tu objetivo para hacer macro, usa un filtro de densidad neutra para exposiciones prolongadas, recuadra tu imagen eliminando lo no significativo,… Y un ejemplo de un fotógrafo reconocido. Ideas que cualquiera puede ejecutar con facilidad. Y un poco de creatividad. Y solo son 14 euritos… oye.

El otro libro que he comprado es más complejo. De entrada, combina una parte fotográfica y una parte literaria; las fotografías son de Watanabe Hiroshi, uno de los fotógrafos contemporáneos japoneses más interesantes que conozco, y que combina dos hechos; no puede negar sus orígenes e influencias niponas, pero está abierto a todos los temas y a todo el mundo. Sus fotos son identificables como procedentes de un fotógrafo japonés incluso si documentan la Semana Santa española.

La parte literaria es el libro más conocido de Lafcadio Hearn, también conocido como Yakumo Koizumi, Kwaidan: Stories and Studies of Strange Things. Hearn, nacido en 1850 en los Estados Unidos de las islas Jónicas (a qué no habíais oído hablar de este país), de padre británico (irlandés) y madre griega, que dedicó su vida al orientalismo y al conocimiento de la cultura japonesa, recientemente abierta al mundo, hasta el punto de nacionalizarse nipón con el nombre indicado antes, unos años antes de su muerte en 1904. Un comentario a la parte literaria de este libro llegará en algún momento. Desde aquí mi recomendación a la parte fotográfica.

Como ya comenté, cuando estuve recientemente en Japón, dediqué un rato a las librerías de Jinbōchō, especialmente a las dedicadas al arte, donde pude encontrar algunos libros interesantes. En aquel momento, mientras hojeaba decenas de libros de autores desconocidos para mí, pero todos muy interesantes, me hubiera venido bien haber conocido el artículo que Óscar Colorado ha publicado recientemente sobre el colectivo Vivo, el que sirvió de puente entre los fotógrafos de la preguerra mundial y los más transgresores del grupo Provoke. No es que todos me fueran desconocidos, pero la verdad es que me el artículo es muy didáctico, muy ilustrador, y me ha permitido conocer otros autores muy interesantes. Y sobre todo, comprender mejor que los autores fotográficos más conocidos de Japón de la época contemporánea tuvieron unos antecedentes y una cierta continuidad con las décadas anteriores. Aunque los estilos de estos fotógrafos fueron muy diversos. Para ir explorando sus obras poco a poco.

[Recomendaciones fotográficas] Chernobyl y fotografía japonesa

Fotografía

Normalmente suelo reservar mis recomendaciones fotográficas para la tranquilidad de los domingos por la mañana. Y de hecho, tengo algunos marcadores guardados que, tal vez, si no surge otra cuestión más interesante, sirvan para hablar de otras recomendaciones fotográficas al final de la semana. Pero un par de cuestiones me han impulsado a escribir las de hoy.

Terminada la maquetación de los libros de fotografía de mi reciente viaje a China, he empezado a investigar el rendimiento de algunas de las fotografías digitales reveladas en blanco y negro. Y lo cierto es que me parece un camino interesante para algunas de ellas.

Aunque no ha llegado todavía el momento de hablar sobre ella, estoy bastante impactado por la serie de HBO Chernobyl. Una serie superlativa. Una obra maestra del medio televisivo. Y al mismo tiempo, una obra maestra del medio cinematográfico, aunque este reservada a la pequeña pantalla. En las series televisivas, la autoría se la suele llevar un señor que no es el director de la serie, al contrario de lo que sucede en el cine. Es el creador de la serie, un señor que luego aparecerá en los créditos como productor ejecutivo o entre los guionistas, aunque cada vez con más frecuencia aparece bajo ese epígrafe de creador. Entre los angloparlantes es frecuente oír hablar de él como showrunner. El director de una serie suele ser múltiple; cada episodio puede tener un director distinto. Y es una labor más artesana que en las producciones para la gran pantalla. No se le reconoce la autoría de la producción. Aunque conforme aumenta la complejidad de las series de televisión, su papel se vuelve más importante. Los cinco episodios de esta serie han sido dirigidos por el mismo director, Johan Renck, un sueco que ha desarrollado su carrera en la televisión, los vídeos musicales y la publicidad. Pero Renck también es fotógrafo. Y recientemente, con motivo del lanzamiento al mercado de los nuevos productos de Hasselblad, esta marca ha publicado un artículo con fotografías de rodaje de Renck de la serie Chernobyl. Y están muy bien, y recogen perfectamente el ambiente de la serie, cuyo director de fotografía es Jakob Ihre. Otro sueco. En la página web de Renck encontramos más ejemplos de su trabajo fotográfico, que principalmente se desarrolla en el ámbito de la fotografía comercial de publicidad y moda. No soy muy dado a publicar recomendaciones procedentes de las páginas comerciales de las marcas de equipos, pero en esta ocasión… me parece oportuna la excepción.

Llevamos unos días debatiendo el segundo turno de vacaciones que disfrutaré a primeros de octubre. Hace tiempo que llevamos hablando de volver a Japón. Pero no lo tenía yo previsto para este año. Ya hemos viajado a Asia, a China. No tenemos una idea clara, al menos todavía, de qué haríamos, aunque por motivo que puedo comentar tendríamos que pasar algunos días en Osaka. Y también está la cuestión de que me desequilibra un poco el presupuesto personal destinado a viajes. China es bastante más barato que Japón. Pero el tema está encima de la mesa. Lo cual ha coincidido con el acceso a varios enlaces en los que se relaciona la fotografía y el país nipón, como para tentarme. Voy a comentar algunos.

En Feature Shoot nos hablan de la fotógrafa Michiko Chiyoda, tanto sus serenas series en blanco y negro, que aportan notables dosis de nostalgia hacia el Japón más tradicional, vemos fotografías en color, en una serie dedicada a la caligrafía tradicional. En cualquier caso, me parecen fotografías bellas, poéticas y una autora a seguir con atención.

Otra fotógrafa, que me llamó la atención en una entrada de Phases Magazine. Se trata de Mayumi Suzuki. Es hija y nieta de fotógrafos que mantuvieron durante décadas su estudio fotográfico en Onagawa, su ciudad natal. El tsunami de 2011 destruyó la ciudad y sus padres desaparecieron. Su fotografía, con cámara de campo de gran formato, está muy ligada al territorio y a las relaciones familiares.

Cuando fotografía y literatura se funden en una misma obra, generalmente, aunque no necesariamente, un libro, suelen salir trabajos muy interesante. Elizabeth Avedon nos habla en una entrada reciente de su blog de Kwaidan, en la que se combinan las historias fantasmales de los primeros años del siglo XX de Lafcadio Hearn con las fotografías del fotógrafo actual pero de estilo tradicional Hiroshi Watanabe. Un libro que no me importaría tener.

Masahisa Fukase fue un fotógrafo japonés conocido por su tendencia a la obsesión. Se obsesionó por los gatos. Se obsesionó por su segunda mujer, Yoko Wanibe (también aquí y aquí), que acabó abandonándolo harta de esa obsesión. Y como consecuencia del duelo por el abandono, se obsesionó por los cuervos, fotografías que constituyen su trabajo más celebre. Aunque también el que le llevó a un final trágico. De todo ello nos hablan, y lo explican muy bien, en Cartier-Bresson es un reloj.

Por último, me ha llamado el artículo que en Old Skull han dedicado a las fotografías que del viaje a Tokio hicieron Damjan Cvetkov Dimitrov y Nina Geometrieva. Alojados en un hotel cápsula, dedicaron su viaje al Tokio más futurista, a la arquitectura más moderna. Quizá también la más deshumanizada. País de contrastes se suele denominar a Japón (y a tantos otros). Pero esos contrastes quizá sean más notables en la capital.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; hoy había muchas y muy diversas

Fotografía

Pues sí. Esta semana, no sé si porque la actividad de la web en materia de fotografía ha sido alta, o porque he cambiado mi forma de organizar mis descubrimientos, tenía muchas posibilidades para comentar. Así que he tenido que eliminar algunas para no resultad demasiado prolijo. Las iré poniendo conforme fueron apareciendo en la semana, sin ningún criterio de ordenación en especial. Y con comentarios muy breves.

The Pink Choice, un colorida visión, a la que no falta cierto idealismo incluso si los entornos sociales no son los más atrayentes, de la vida en pareja de los homosexuales por parte de Maika Elan. Vía Oitzarisme.

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

No es la primera vez que hablo en estas páginas de Liu Bolin. Autorretratos camuflado en la ciudad cual camaleón. Sigue con el tema, hora con la serie Hiding in the City. Vía Feature Shoot.

Para quienes gusten de ver combinada la fotografía con otras formas de creación de imágenes, quizá deberían conocer la obra de Yang Yongliang. En la crítica social y el surrealismo. Habitualmente, prefiero la fotografía lisa y lasa, pero estas imágenes me han llamado mucho la atención. Vía Rafael Roa.

Robert Doisneau será para muchos el fotógrafo de Le baiser de l’Hôtel de Ville. Para otras, algo más informados, será uno de los fotógrafos que con más habilidad y sensibilidad ha retratado las calles de París. Pero su actividad fotográfico ha ido mucho más allá, y porqué no dar una vuelta por los Alpes acompañándolo. Vía Le Journal de la Photographie.

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

El sur profundo de los Estados Unidos es un lugar que ha atraído mucho a los fotógrafos, tanto del lugar como extraños. Una de esas miradas a ese lugar llamado “el Sur” puede ser la de Alex Harris sobre la ciudad de Mobile en Alabama. Vía The Picture Show.

De los originales fundadores de Magnum Photos, quizá sea David Seymour “Chim” uno de los menos conocidos por el público general. Pero creo que no está de más acercarse a su obra y apreciarla en su justa medida. Tanto en blanco y negro como en color. Vía Le Journal de la Photographie.

Las poderosas imágenes de Dorothy Shoes, fotógrafa a la que no conocía, me han llamado mucho la atención en la entrada que le ha dedicado Photo. Como dice la reseña, una fotógrafa que da la palabra a los otros.

La fotografía de paisaje sigue siendo una de mis favoritas. Y esta semana he conocido la serie Am waldes rand (El límite del bosque) de Heidi Romano. Vía Lenscratch.

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

De vez en cuando traigo alguna recomendación de alguna página dedicada al autobombo de las marcas fotográficas. Generalmente de Leica. Pero hoy me paso a sus competidores en la cosa de fabricar objetivos de alta calidad. Porque desde las páginas de Carl Zeiss nos llegan las fotografías de Hiroshi Watanabe tomadas con una tradicional Hasselblad y objetivos Zeiss, claro.

Un poco de humor nunca viene mal. Y Thomas Vanden Driessche, utilizando creativamente un fotomatón de época instalado en Bruselas, nos propone su guía de cómo ser un fotógrafo en cuatro lecciones. Sátira inteligente de los tópicos más actuales de la fotografía. Vía Le Journal de la Photographie.

Un tweet de Andy Adams (@Flakphoto) nos recomienda a Ron Cowie. Y me paso un buen rato en la tarde de ayer visitando su página web. Que me gusta. Tanto los paisajes como los retratos.

Quería recomendaros también el número 7 de Fraction Magazine Japan pero sus enlaces internos no funcionan bien. Así que esperaré un poco a ver que pasa.

Y como curiosidad,… a mí Jackie Kennedy nunca me pareció una mujer ni especialmente guapa ni nada por el estilo,… salvo cuando empuña una Rollei binocular. Que eso pone sexy a cualquier chica.

Los paisajes en blanco y negro que acompañan la entrada de hoy están tomados a través de la ventanilla del tren que en el mes de julio de llevó desde OsloBergen, durante mi viaje a Noruega.

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).

Paisajes desde el tren

Paisajes desde el tren (Bergensbanen).