[Libro] A Fair Maiden

Literatura

Tenía en mente esta entrada cuando recibí la noticia del atentado contra Charlie Hebdo, incluso ya la tenía bastante avanzada en redacción. La suspendí en esos momentos. Hoy la termino y os la dejo. Un libro interesante.

Había oído hablar de la escritora norteamericana Joyce Carol Oates, en general bien. Pero no había tenido oportunidad de leer ninguno de sus libros, ni tenía orientación de por donde empezar a acercarme a esta autora. En poco tiempo encontré dos recomendaciones claras. Una por ser la obra más famosa de Oates, y otra una reseña que me dejó lo suficientemente intrigado como para leer la novela que hoy os presento. He leído la versión original en inglés; está publicada traducida al castellano con el título Una hermosa doncella. Dejaré esa otra su obra más famosa para un poquito más adelante.

A Fair Maiden
Joyce Carol Oates
Quercus, 2010
Versión electrónica

Katya Spivak es una joven de apenas 16 años, procedente de una familia con escasos recursos y relativamente desestructurada, que está trabajando de niñera para una familia acomodada en Jersey Shore. En uno de sus paseo se encontrará y será interpelada por el casi septuagenario señor Marcus Kidder, cuando ella se encontraba mirando el escaparate de una exclusiva tienda de lencería. Y ahí comenzará una relación en la que el papel que cada uno juega no está claro.

20150104-_1020312

Frente a la juventud de Katya, tenemos la decadencia manifiesta de Kidder.

 

Cuando comencé a leer la novela, que no es muy larga y se lee con agilidad, no tenía muy claro si estaba ante una actualización del cuento de Caperucita Roja (parece que está de moda la chica del capuchón colorado, ya veréis como aparece mencionada varias veces las próximas semanas en estas páginas), o bien ante una actualización de Lolita, otro personaje que aunque mucho más moderno empieza a ser ya estereotípico. En un momento dado se cruzó por mi cabeza si no acabaríamos ante una reedeción del mito de Barba Azul. Lo que está claro es que nadie es tan inocente como parece, ni como quiere aparecer, y que puestos a pensar en lobos, quizá los más peligrosos no sean los más evidentes, sino los que están al acecho. Y Katya es un chica que ya se ha encontrado a varios en su corta vida, incluso en su entorno familiar, mucho más oscuro que lo que ella puede imaginar.

Más allá de las sensaciones que produzca la extraña relación entre ambos personajes, que en no pocas ocasiones dejarán al lector con una sensación de notorio desasosiego, ante lo que estamos realmente es ante un análisis detallado a través del “cuento” de una adolescencia, la de Katya, que está digiriendo muy mal su paso de niña a mujer. Que se siente muy insegura, incluso, o precisamente, por el indudable atractivo sexual que tiene hacia los “machos” de su entorno, que no se ve compensado por una educación emocional. No se siente amada por nadie. Y por ello, son difícil para ella, y para el lector, clasificar las intenciones de Kidder. Es imposible saber si estamos ante un cariño y un amor sincero que buscan no hacer daño, o ante algo peor. Cuando finalmente conozcamos cuales son las auténticas intenciones del anciano, las cosas no se pondrán precisamente más fáciles.

20150104-_1020323

Una decadencia otoñal, sino en el invierno de su vida, que contrasta más en comparación con la lozanía de la chica.

 

Con un final que es difícil de calificar como de feliz o de trágico, la novela nos ha llevado por los terrenos de la novela social, de lo romántico y del terror casi de naturaleza gótica, a pesar de su limitada extensión. A mi me mantuvo atrapado en todo momento. Y aunque hay elementos que no acaban de cuadrarme en toda la historia, la relación entre ambos protagonistas y las reacciones de Katya a veces me parecen muy cogidas por los pelos, lo cierto es que me ha dejado con ganas de leer más cosas de esta autora. Como ya he dicho antes, un poquito más adelante.

Dentro de unos días seguiré dándole vueltas a Caperucita.

20150105-_1020325

Y quizá sean estos aspectos de decrepitud, maquillada, pulida, repeinada, vestida, los que nos producen inquietud en su encuentros con la adolescente. Pero la realidad es que lo que ocultan es algo distinto. Y lo que espera de la joven, no es lo que imaginamos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.