[PHOTOESPAÑA 2019] Klein, Abbott, Ferrato, Meyerowitz, Vallhonrat y los demás

Fotografía

Hace unos días os comentaba una primera parte de mis visitas a PhotoEspaña 2019 el sábado pasado, aprovechando que tenía prevista una comida con un grupo de amigos. Si las exposiciones que comentaba entonces tenían una relación y una coherencia conjunta, el resto… pues va cada una a su aire. Así que me limitaré a ir indicando lo que había, con un breve comentario sobre lo que me parecieron.

Contactos de William Klein en Fundación Telefónica; encabezamiento, libros de Hervé Guibert en galería Loewe.

Imprescindible hablar de la exposición de William Klein en Fundación Telefónica. Aquí fui un poco empanado. En 2012, tuve ocasión de visitar una exposición dedicada al neoyorquino en Londres, la Tate Modern. Y tenía la sensación de que sería más o menos lo mismo. Pues no. Había olvidado que aquella fue una exposición en la que se contrastaban y comparaban las obras de Klein y del japonés Daido Moriyama. Así que aquí estamos ante una retrospectiva de toda la obra de Klein. De por sí, eso ya la hace recomendable, puesto que Klein es uno de los grandes, uno de los referentes de la fotografía en el siglo XX. Simplemente, si vais por Madrid y os gusta la fotografía, no os la podéis perder. Y está muy bien comisariada. Aunque las voces de los que llevaban las visitas guiadas fueran un poco chirriantes, y un poco simplones en sus explicaciones. Una tarra.

La Fundación Mapfre, en sus salas de Recoletos o Bárbara de Braganza, están muy cerquita una de otra, es frecuente que programe exposiciones de fotógrafos muy destacados en la historia del medio. Pero no siempre se incluyen, aunque coincidan, en el programa de PhotoEspaña. En esta ocasión sí. Y la fotógrafa de turno es nada menos que Berenice Abbott, otro nombre que sencillamente no te puedes perder. Muy recordada por sus paisajes urbanos neoyorquinos, lo cierto es que sus retrato me suelen interesar mucho más. No sabía, y disfruté, de su vertiente como fotógrafa científica. Como digo, otra imprescindible. En esta ocasión, la fotografía esta en la sala de Recoletos. Últimamente este medio artístico lo suelen en exponer en Bárbara de Braganza.

Darío Villalba en la sala Alcalá 31.

Donna Ferrato saltó ya hace tiempo a la primera fila de la palestra fotográfica por sus reportajes sobre las mujeres que sufren la violencia de género, el maltrato de sus parejas. Fotografías difíciles, duras, comprometidas, de una autora que ha hecho de la lucha contra el maltrato un eje central en su vida. Pequeña exposición en una pequeña sala del Círculo de Bellas Artes, pero también imprescindible. La exposición grande en el Círculo era sobre las vanguardias y la propaganda en la Unión Soviética entre la revolución y la guerra mundial, en la que se mezcla la fotografía, con el diseño, con la tipografía y con las políticas editoriales y propagandísticas del régimen soviético.

Joel Meyerowitz es uno de mis fotógrafos favoritos. Especialmente cuando trabaja con gran formato, en paisajes semiurbanos maravillosos. Pero en general en cualquiera de sus series. Quedé encantado con su obra cuando visité una retrospectiva de su obra en Viena en 2013. En la Casa de América, en cuyo restaurante comimos, presenta una exposición más modesta. Las fotografías que tomó en una estancia en Málaga y alrededores en los años 60. Fotografías con mucha sorna, llenas de humor, pero sin acritudes, que nos muestran una España, la del tardofranquismo, que por mucho que nos arranque una sonrisa nostálgica, no dejan de ser las de un país que había perdido el tren de la historia. Una pena. En la Casa de América también podemos ver un montaje de vídeo sobre la historia de la fotografía en Cuba, abarcando más de 100 años de historia, y un trabajo de Diana Markosian sobre la fiesta de la Quinceañera, también en Cuba.

Actividad editorial y diseño en la Unión Soviética de anteguerra en el Círculo de Bellas Artes.

Las exposiciones del Real Jardín Botánico, cada vez más caras de visitar, están patrocinadas por la Fundación Enaire. Y además de una dedicada a los trabajos reconocidos y premiados por los premios que otorga esta fundación, la exposición más interesante es la de Javier Vallhonrat y su trabajo alrededor del glaciar de la Madaleta en el Pirineo Central, en el cual transformó una pequeña tienda de campaña en una cámara oscura y cámara fotográfica. Un trabajo profundo, complejo y muy esforzado. Conceptualmente muy interesante desde mi punto de vista, aunque, por lo que pude ver, poco comprendido por otros visitantes. Me gustan las reflexiones fotográficas que Vallhonrat hace sobre el paisaje y el medio ambiente.

También en el programa oficial, nos encontramos con la amplia exposición que la Fundación ICO propone sobre las misiones fotográficas europeas, una serie de proyectos realizados en distintos países del viejo continente en los que distintas instituciones reúnen a fotógrafos para reflejar los cambios en el ambiente y en el paisaje, casi siempre derivados del desarrollo, controlado o incontrolado, los fenómenos de neourbanización e industrialización y los contrastes en los paisajes de un territorio o un país. Son un tipo de trabajo que parece menos lucido desde el punto de vista artístico, aunque se veían fotografías muy notables, pero que me parece que tiene gran trascendencia e importancia y un género por el que siempre me he sentido atraído.

En otro estilo, la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid, ausente del programa en los últimos años, nos propone una interesante exposición del artista ya fallecido Darío Villalba (1939 – 2018), una retrospectiva que incluye obras de gran formato en las que se mezcla la fotografía con otras técnicas. Partiendo de las formas propias del pop art, los temas que desarrolla son mucho más introspectivos sobre la naturaleza y la soledad del ser humano.

Las “quinceañeras” de Diana Markosian en la Casa de América, minutos antes de afrontar un estupendo plato de pulpo a la brasa en el restaurante del lugar.

Fuera de la selección oficial, en la sala Loewe pude visitar las obras de Hervé Guibert, un fotógrafo muy comprometido contra la intolerancia, especialmente hacia la identidad y orientación sexual de las personas. Y en la sala de exposiciones de La Fábrica, donde compré algún libro de los que ya hablaré otro día, había algunos paisaje neoyorquinos de Donna Ferrato, la misma autora que hemos comentado antes, pero que cambia de tercio y nos muestra los cambios y el ambiente de TriBeCa en la Gran Manzana.

Y después de todo… me dejé,… imposible… no daba tiempo ni posibilidades,… otras exposiciones muy interesantes. Tal vez, si me puedo escapar durante el verano otro día a Madrid… El 10 de agosto tengo que coger un avión por la tarde a Berlín. Quizá me dé tiempo a ver por la mañana alguna exposición más. Ya veremos.

Con Javier Vallhonrat en el Real Jardín Botánico.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; Rusia, China, Japón, la estratosfera y el mundo en general

Fotografía

Deben de estar a punto de terminar esa vergüenza que son los juegos olímpicos cuando se celebran en países con graves defectos en sus sistemas políticos y en su respeto por los derechos humanos, pero que aprovechan este acontecimiento para la acción de propaganda, tan querida de los regímenes totalitarios. En esta ocasión la Rusia de Putin. Que ya nos sorprendió hace unos días mostrando su desprecio sobre la idea de democracia. ¿Alguien pensaba en Rusia como una democracia?

Para compensar veamos lo que nos puede ofrece ese enorme país en cuestiones fotográficas. Así por ejemplo, en The Picture Show reflexionan sobre la disparidad con la que los foráneos vemos al pueblo ruso frente a como se ven así mismos ellos. Nos ofrecen pues una variedad de imágenes de distintos fotógrafos que realizan una mirada introspectiva hacia su propio país.

Una de las zonas más conflictivas de la Federación Rusa es Chechenia, con diferencias culturales y religiosas notables respecto a los rusos étnicos. Diana Markosian, según nos cuentan en Wired, se dedica a explorar la vida de las jóvenes chechenas en un entorno de conflicto y radicalización religiosa islámica como reacción ante la presencia rusa.

Jardín ciudadano

Ayer por la mañana, paseíco con Fotograf@s en Zaragoza, por el barrio del Gancho. Muy agradable. Visitando el huerto ciudadano en la calle de las Armas.

Se ha fallado recientemente el conocido premio World Press Photo 2014, en el que más que el contenido de las fotografías parece que lo que es importante discutir es sobre el grado de photoshop que se ha aplicado a cada foto. No entraré yo demasiado en esta discusión, que me interesa hasta cierto punto. Yo uso muy poquito photoshop, pero inevitablemente si usas archivos digitales, como cuando usabas película, al procesarlos los procesas como tú ves el mundo, o como quieres verlo, o como quieres que lo vean los demás. Pero en Proof de National Geographic han destacado el trabajo de uno de los premiados, Marcus Bleasdale, que ha documentado la vida de las comunidades costeras noruegas, con un estilo de vida en vías de desaparición. Y a mí las fotos me han gustado mucho.

Menos premiado pero con fotografías también de gran calidad, son las que nos recomiendan en Oitzarisme, en la que el fotógrafo Lucian Spǎtariu en su serie Pride and comfort analiza los desastres paisajísticos y ambientales derivados de la acción de la época del telón de acero. Sinceramente, no son muy distintos de los que nos muestra Edward Burtynsky en TED, pero que son consecuencia de la rapacidad capitalista.

Y un poquito más de reportaje con conciencia social es el que nos muestran en Slate, en el que el fotógrafo Jared Soares nos habla de los problemas y esperanzas en Martinsville, una pequeña localidad de Virginia, en el que la crisis financiera de los últimos año se ha llevado por delante buena parte de la prosperidad de la localidad.

Iglesia de San Pablo

Aburrido el recepcionista de la iglesia de San Pablo.

En estos días atrás he encontrado muchas referencias a una serie de un clásico, Garry Winogrand, que no conocía. Bajo el nombre de Women are beautiful, durante los años 70, exploró a través de lo que hoy se denomina fotografía callejera, la belleza y los modos de las mujeres, resaltando de alguna forma la sensualidad de las mismas. Fueron tiempos de mayor libertad en la sexualidad de las mujeres. Reediciones de libro, a precio poco asequible, exposiciones,… Cuando de repente algo se pone de moda. En cualquier caso, pasaos por el blog de Zoltan Jokay y contemplad algunas imágenes de la serie. Ciertamente, las mujeres están muy guapas.

En About Photography (tumblr de la revista de fotografía Focale Alternative, cuya publicación ya se interrumpió hace un tiempo dedican unas cuantas entradas a Daido Moriyama, de quien ya he hablado en alguna ocasión, como uno de los fotógrafos japoneses más trascendentes de las últimas décadas. Os dejo las entradas: 1, 2, 3, 4, 5, 6.

Mercado Central

Terminamos el recorrido en el Mercado Central, siempre populoso un sábado por la mañana.

Mucha actividad en L’Oeil de la Photographie, y mucha dedicada a China, de una forma u otra. De modo resumido…

Nos muestran el trabajo de un clásico, como podemos considerar a Marc Riboud.

Un tema favorito en la fotografía actual es la modificación constante del paisaje, por ejemplo como la ve He Xingyou.

Pero también hay quien se preocupa de las formas más tradicionales de vida que permanecen todavía en el país oriental, como nos muestra Li Jie en At Sea.

Me da la sensación de que hoy la cosa ha estado relativamente seria. Así que nos relajaremos. En PetaPixel nos hablan de una serie fotográfica muy particular. La del fotógrafo James Macari para el especial de una revista presuntamente deportiva sobre trajes de baño (generalmente con una cantidad de tela incriblemente pequeña sobre el cuerpo de modelos más o menos parecidas a una barbie) tomada en lo que la gente llama gravedad cero, pero que en realidad habría que denominar en caída libre. Así que tenemos a una curvilínea y voluptuosa Kate Upton flotando ligera de ropa y en todo su esplendor en la cabina de un avión en vuelo estratosférico. Una alegría para la vista, y algunas otras cosas divertidas.

Autorretrato (calle de San Pablo)

Y aquí, el autorretrato de rigor, en la calle de San Pablo.