[Recomendaciones fotográficas] Restos de un desastre

Fotografía

Entre mi escapada berlinesa y las entradas que he dedicado después a las exposiciones y museos de fotógrafía que visité allí, o a los libros de fotografía que me traje del viaje, hace bastante tiempo que no redacto una entrada de recomendaciones fotográficas basada en los enlaces que recopilo en Pocket mientras buceo por la internet en la “fotosfera” (NO me refiero a esta fotosfera, claro; espero que hayáis entendido mi neologismo). El caso es que había acumulado un cierto número de enlaces en Pocket, y esta mañana mientras los revisaba y seleccionaba para comentarlos… no sé lo que he hecho… que se han borrado y perdido un montón. Cosas que pasan un domingo después de haber trasnochado más de lo habitual. Pero me han quedado algunos… así que aprovechémoslos.

Ayer madrugué… más bien me desvelé y decidí aprovechar la ocasión,… y me fui a fotografíar al alba en la zona del azud sobre el Ebro en Zaragoza. Probando un teleobjetivo de focal variable que me han prestado. Y aunque el amanecer no tenía la mejor de las luces, había un cierto grado de “mierdosfera” en el ambiente, tampoco me quejo mucho de no haber disfrutado del rato fotográfico.

De Cartier-Bresson no es un reloj, no me canso de recomendar este blog a los aficionados a la fotografía, tenía guardado un enlace desde finales de julio que nos hablaba de André Kertész y Brassaï, y de la relación entre ambos… que parece que fue un poquito de amor/odio. Ambos eran húngaros, ambos se establecieron en París en los años 20, como tantos otros artistas, y ambos fotografiaron como pocos lo han hecho la capital francesa, aunque con estilos, Brassaï más pájaro nocturno, más intimista, Kertész más abierto, mal cercano a las personas y al retrato. Pero ambos excelentes. Y probablemente se influyeron uno al otro. En cualquier caso, para conocer los detalles de la relación entre ambos, sus vaivenes, seguid el enlace que os he dejado al principio de este párrafo, merece la pena.

Jota Barros expuso hace un par de semanas su reivindicación sobre Bruce Gilden. Gilden es un fotógrafo documental, fundamentalmente callejero, que tiene una larga carrera a sus expaldas, siendo miembro de Magnum Photos. Pero se hizo famoso en eso que llamamos el “gran público”, o por lo menos entre los adeptos al mundo de la fotografía, a consencuencia de un vídeo en Youtube que no os voy a poner aunque sí a enlazar, en el que mostraba un estilo de fotografía callejera extraordinariamente agresivo con las personas que transitaban por las aceras de Nueva York a las que literalmente asaltaba colocándose de cerca y soltándoles unos flashazos horribles. A mí me desagradó mucho esa forma de abordar a la gente. Y tampoco me gustan las fotografías resultantes, con gestos que son más propios de la sorpresa y el susto al ser abordados los sujetos, que de su propia vida interios mientras deambulan por la ciudad yendo a sus asuntos. Barros opina que eso a sesgado mucho la opinión sobre Gilden y por eso lo reivindica con otro vídeo, de la plataforma Nowness, que si voy a dejar aquí puesto, en el que podemos ver que la actividad fotográfica de Gilden va a más allá de lo que mostraba aquel que he mencionado antes.

The Art Assignment es un canal de vídeo en Youtube de la PBS, la televisión pública estadounidense. Y como la mayoría de los canales de esta entidad, tiene mucha calidad. Y en estos momentos ofrece unos análisis en profundidad de distintas obras de arte, estilos o géneros artísticos, o temas abordados por el arte que me parecen muy buenos. Como digo, en profundidad, y con un sentido crítico, documentando y ofreciendo diversos puntos de vista. Y comprometidos con los temas contemporáneos, incluso si las obras de arte que comentan no lo son. Son buenos.

Recientemente dedicaron un vídeo a la fotografía Migrant Mother de Dorothea Lange, una de las obras más famosas del siglo XX por lo que representa de símbolo de la Gran Depresión en los años 30. Pero lo hicieron desde el punto de vista de saber quién fue esa madre, esa mujer de 32 años, aunque nos parece bastante mayor, pobre, con sus hijos, y también desde el punto de vista de saber qué fue de esos hijos y qué opinaban o cómo veían a su madre. Y el vídeo no tiene desperdicio. Así que os lo dejo puesto, que es lo mejor.

Durante muchos años se debatió la cuestión sobre si la fotografía es un arte o no lo es, yo creo que este debate debería ya estar superado, simplemente, la fotografía puede ser un arte. Y como arte, es indudablemente una disciplina artística de la edad moderna y contemporánea. Pero puede no ser un arte, y tener un simple función documental, en ocasiones al servicio del resto de las artes. En Feature Shoot nos han hablado del trabajo de dos fotógrafos que de alguna forma fusionan ambas vertientes de la práctica fotográfica. La pareja de fotógrafos formada por el aleman Harry Alexander Shunk y el húngaro János Kender colaboraron con muchísimos artistas contemporáneos para documentar la práctica artística, y legando un cuerpo de obra que en sí mismo abunda en virtudes éticas y estéticas, por lo que podría ser calificado también como práctica artística, aunque el objetivo inicial fuese la práctica documental. A conocer, sin duda.

[Recomendaciones fotográficas] En Taiwan o de Taiwan

Fotografía

Hoy no está siendo el día como yo pensaba. Desde hace siete días nada está siendo como pensaba. Pero un maldito accidente odontológico me ha permitido/obligado a recostarme en el sillón de una fenomenal profesional, muchas gracias una vez más, y he salido de ahí con cierto sosiego de espíritu. Aparte de salir con el chandrío odontológico bien apañado. Así que he empezado a pasar de agobiarme por una serie de cosas, he recordado que desde ayer a las tres menos cuarto de la tarde estoy de vacaciones. Y que pronto emprenderé un viaje. Que no tenemos ni la mitad de planificado de lo que pensábamos, pero que me da igual. Desde el viaje a Japón en 2014, muy medido por las circunstancias familiares, nos hemos vuelto una catástrofe planificando viajes. Yendo sólo en alguna ocasión, o acompañado las más de las veces. Y no hemos dejado de disfrutarlos tomándonoslo con tranquilidad y un flema.

El destino lo habréis podido deducir del título de la entrada. Nos dirigiremos a la que los portugueses llamaron en el siglo XVI “isla Formosa”, la isla hermosa. Por favor, no digáis que la “descubrieron”. Que ya estaba descubierta. Que ya había gente viviendo allí. En fin.

Templo Tenryu-ji - Kioto

Cuarta incursión al extremo oriente asiático tras Japón en el 2014…

Lo que sí podemos “descubrir” es que hay fotógrafos excelentes originarios de la isla o que han trabajado sobre el paisaje humano, urbano o natural del país, que no es un país según las rarezas del derecho internacional, aunque se comporta como tal a efectos prácticos. No entraré en eso.

Por ejemplo, tenemos a Anrong Xu, que en su página se define como fotógrafo nacido en China y residente en Nueva York, pero en un momento dado encontré información sobre él y especialmente sobre su trabajo en las calles de Taipei. No sé si al decir nacido en China se refiere a Taiwan o a la China continental, pero me da igual. Sus fotografías me parecieron interesantes. Especialmente para entender el ambiente general de las calles, y no las típicas visiones idealizadas de los instagramers, youtubers, 500pxers y demás fauna homogénea y homogeneizante.

20161008-2310619.jpg

… Hong Kong y Macao [foto del encabezado] en 2016…

También me parecieron curiosos los cabarés ambulantes del fotógrafo taiwanés Shen Chao-Liang, tal y como nos los presentaron en Clavoardiendo. Otra visión de las formas culturales y de la mentalidad del país. País muy poco conocido. Todo el mundo me habla de, “ah, te vas al país del madein…”, como si fueran hoy en día una constante, cuando todo es “madeinchina”, lo cual no dejan poner cuando realmente viene de la isla hermosa.

En fin,… simplemente un par de ejemplos. Que no nos llueva mucho. Y si ha de llover, que sea de forma tranquila. Que no nos lleguen ya ninguno de los tifones eso que han dado que hablar estas semanas atrás en Filipinas y Hong Kong. Y que pueda ir mandándoos algunas fotos para que os hagáis a la idea.

20171008-1070928

… y Corea del Sur en 2017. En todas lo pasé fenomenal. Que siga la racha.

[Recomendación fotográfica] Fotógrafos ante la guerra y otros conflictos

Fotografía

Recientemente el Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMoMA) actualizó su canal de Youtube con una serie amplia de vídeos en los que se entrevistaba y se hablaba de la obra de una serie de artistas contemporáneos, varios de ellos fotógrafos, que habían afrontado la guerra y los conflictos violentos de distintas formas con sus obras.

De ellos, he seleccionado tres que me llamaron especialmente la atención. Aunque recomiendo un recorrido por el canal del SFMoMA en Youtube para una visión completa.  Vamos con los tres que he escogido, acompañados de unas relajantes fotografías de mi última visita a los Pirineos.

20180714-1039768

An-My Lê, como nos dicen en la presentación del vídeo, creció en Saigon durante la guerra del Vietnam. Siendo niña fue una de los miles de refugiados que huyeron del país cuando se impuso el Viet Cong, instalándose en Estados Unidos donde se nacionalizó. En un momento dado, supo de grupos de persona que recreaban en territorio estadounidense las acciones bélicas de aquella guerra. Pidió que le dejasen fotografiar estas recreaciones, y accedieron con la condición de que participase en las mismas. Por su aspecto, le tocó ser guerrillera del Viet Cong, claro. Después ha seguido interesándose  por el fenómeno bélico, fotografiando los entrenamientos en territorio norteamericano para las guerras en Oriente Medio.

 

20180714-1039795.jpg

La libanesa Lamia Joreige se ha inspirado en Rashōmon, la película de Akira Kurosawa, a la hora de afrontar el impacto cultural de la guerra civil en el Líbano. En la película de Kurosawa se relataba el suceso en el cual un forajido mata a un samurái y viola a su mujer. Pero el suceso, narrado por todos los participantes y testigos, no es contado dos veces de la misma forma. Todo depende del punto de vista. Y así lo sucedido en Beirut y en el resto del país durante este largo y violento conflicto.

20180714-1039818.jpg

Las bombas atómicas que asolaron Hiroshima y Nagasaki impactaron fuertemente en la sociedad japonesa, más que en cualquier otro lugar, y de forma muy profunda. Más que el resto de la larga y penosa guerra que ellos mismos desencadenaron, que culminó con estas tragedias, pero que había traído una gran calamidad con anterioridad sobre la población nipona. Kikuji Kawada trabajó durante la primera mitad del década de los sesenta del siglo XX en Chizu (El mapa), una serie de fotografías que combinaba objetos encontrados en Hiroshima, especialmente en el entorno de la cúpula de la bomba atómica, motivos relacionados con el ejército japonés, y otros relacionados con el enorme crecimiento económico del país tras el conflicto. Una reflexión profunda y difícil.

20180714-1039891

[Fotos] El 2017 en fotos (2): Haciendo fotos con otros

Fotografía

En los últimos años, el segundo de los tres días de balance fotográfico del año lo dedicaba a la fotografía fotoquímica, sobre película fotografíca tradicional u otros soportes más o menos similares. Lo que algunos llaman, a mi no me gusta, fotografía “analógica”. La película tradicional ha cobrado tal peso en mi afición que esta distinción me parece ahora poco importante. A efectos prácticos, la forma en que practico la fotografía es como sigue.

La función de “bloc de notas” la tienen asignadas mis pequeñas cámaras digitales, de las que siempre llevo alguna encima. No. No me he pasado al teléfono móvil. Podría valer, pero siguen teniendo algunas limitaciones que me molestan.

La fotografía de viajes, como las que visteis ayer, la realizo con cámaras digitales. Aunque en el viaje a Dinamarca en Semana Santa me llevé también una pequeña Olympus Pen EE3 de medio formato.

La fotografía creativa fuera de los viajes la practico fundamentalmente, aunque no exclusivamente, sobre soporte fotoquímico. Hay excepciones… Por ejemplo, algo de fotografía deportiva o macrofotografía… en estos campos he usado digital. Pero fundamentalmente, películas tradicionales en blanco y negro o color.

Así que este año esta segunda entrada la voy a dedicar a la fotografía que he practicado en compañía de otros. Sobre película tradicional o sobre soporte digital, da lo mismo. Vamos a ello.

CURSOS Y TALLERES

Empezamos en enero con el segundo taller de fotografía estenopeica. Que fue tan interesante o más que el primero. Probablemente por dos motivos; porque ya conocíamos el asunto y porque el grupo que nos reunimos fue muy cohesionado y estaba muy motivado. Del propio grupo, y tras unas conversaciones con Beatriz Aísa, la profesora, acordamos la organización de un taller de cianotipias que realizamos a principio de junio. También fue muy divertido, también con un grupo, que sin ser idéntico, hubo algunas variaciones, estuvo también muy motivado y colaborativo.

Además de estos dos talleres, podría comentar las actividades realizadas en el ámbito del “Encuentro Analógico” de la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza AFZ. Pero esto le dejaré para más adelante. Simplemente reseñaré con dos ejemplos, uno digital y otro con película en blanco y negro, el taller de macrofotografía que realizamos a principios de abril también con AFZ.

FOTÓGRAF@S EN ZARAGOZA FEZ

Me ha sorprendido al repasar las fotografías del año que, aparte de algunos caFeZicos y alguna visita a alguna exposición, ha habido pocas actividades “oficiales” de este grupo que tiene poco de oficial, ya que fundamentalmente se mueve a través de las redes sociales. Pero caFeZicos y visitas a exposiciones no son actividades de hacer fotos; de hablar de fotografía sí, pero no pensadas para hacer foto.

Entiendo que los animadores del grupo echaron un considerable esfuerzo en la preparación del Tercer Encuentro de Fotógrafos de Aragón, en el que participé parcialmente, porque me coincidieron algunas de sus actividades con mi viaje a las Lofoten. Pero si que estuve en el paseíco, que viene a ser el día grande del encuentro. Y también me acerqué a la foto colectiva de la celebración navideña en diciembre. Aunque no pude quedarme a la chocolatada posterior. Un fin de semana muy ajetreado.

Aparte de estas dos activides, José Miguel “Masjota” Aznar propuso a través de FeZ una salida nocturna a los Monegros para foguearnos con la Vía Láctea. Y a través de una iniciativa de Miguel “Miguelón” Sanz que publicó en el Facebook de FeZ también participé en un calmado y agradable paseo un domingo por la mañana por la desembocadura del río Gállego.

Pero no he encontrado nada más. Otros años ha habido más quedadas y excursiones para hacer fotos… Este año, o ha habido menos, o me han pillado mal. No sé muy bien.

ASOCIACIÓN DE FOTÓGRAFOS DE ZARAGOZA AFZ

Desde febrero de este año soy formalmente socio de esta asociación. En años anteriores había participado esporádicamente como “amigo” en algunas de sus actividades abiertas a no socios. Especialmente con el grupo del “Encuentro Analógico”. Siempre he pensado que si perteneces a una asociación es para participar activamente en ella. Si no, no tiene sentido. En fin. Que me vi con ganas y me asocié.

No voy a entrar tampoco en relatar diversas visitas a exposiciones u otras reuniones sociales. Me dedicaré también a comentar las ocasiones para hacer fotografías en compañía.

Empezamos en febrero con una excursión de fotografía con película tradicional, en un día muy ventoso, a las ruinas del pueblo viejo de Rodén.

20170208-_2080118.jpg

Muy divertido fue también el domingo por la mañana que dedicamos a fotografiar la prueba de maratón que se corrió por las calles de Zaragoza. Una de esas ocasiones en las que preferí el digital y un largo teleobjetivo, que no es lo mío habitualmente.

20170402-_MG_0426.jpg

Muy entretenido fue el Encuentro Analógico de este año en primavera. Además de un par de talleres en los que participé compartiendo algunas de mis experiencias, tuvimos una excursión a Muel y unas cuantas sesiones de laboratorio que estuvieron muy bien. Aunque por mi viaje a Italia y Constanza no pude participar en todas las que me hubiera gustado.

De estos últimos, empezó a surgir otra actividad muy interesante, la excursión que hicimos el día de San Juan a Ejea de los Caballeros, coorganizada con la animosa Laura “Lura Photos” Calavia, y que nos dio para pasar un buen día en la capital de las Cinco Villas y para organizar un exposición en el Museo La Espiral, dedicado a promocionar la cultura en la comarca, y que todavía en estas fechas está disponible hasta el 8 o el 9 de enero de 2018. También una experiencia que generó mucha satisfacción.

Hubo también ocasiones para otras actividades puntuales relacionadas con la cultura o con el aprendizaje o práctica de distintas técnicas. Un grupo nos juntamos a principios de julio para visitar las exposiciones de PHotoEspaña en Zaragoza. Un grupito más pequeño nos animamos también a visitar algunas en Madrid, como os contaba ayer. A la vuelta del verano, en septiembre, otra actividad cultural, el Festival de Arte Urbano Asalto 2017, nos volvió a reunir para recorrer el barrio de Valdefierro para ver y fotografiar las obras de este año.

Y antes de terminar ese mes, un grupo nos juntamos en el Parque del Agua para practicar entre todos la fotografía del ocaso. Yo, desde luego, fui con algunas de mis mejores cámaras de formato medio para película tradicional.

Con motivo de la exposición de Nadav Kander en el Museo Pablo Gargallo, aprovechamos para realizar un paseo por el barrio de San Pablo. Previamente, un instituto de la ciudad había cedido a la asociación algunos materiales de fotografía fotoquímica que ya no usan para su formación en audiovisual, entre ellos algunos rollos caducados de Kodak Ektachrome 100. Usé uno ese día. Que no fue mal, una vez tomada la precaución de considerar que su sensibilidad había quedado reducida a la mitad.

20171124-1711240012_###.jpg

Y también de esa cesión de material nos llegaron unos rollos de 30,5 metros (100 pies en el sistema imperial de medidas) de película Kodak TMax 400. Reciclamos algunos chasis de película para 35 mm y aprovechamos la jornada de puertas abiertas del Taller Escuela de Cerámica de Muel para comprobar que funcionaban muy bien… si es que estábamos a la altura de las circunstancias como fotógrafos. También fue el momento de comprobar que la pequeña Olympus Pen EE3 de medio formato va bien también en color.

Espero que este nivel de actividad se mantenga en 2018.

AMISTADES FOTOGRÁFICAS

Hay actividades que realizas con personas que comparten tus mismas inquietudes y con las que te reúnes de vez en cuando a hacer algunas fotos. Reconozco que por diversos motivos soy menos asiduo a algunas de sus actividades; pero es que en esta vida hay muchas cosas para hacer y poco tiempo para hacerlas. Son gente que he conocido en FeZ, o en AFZ, o en ASAFONA (la asociación de fotógrafos de naturaleza de Aragón), o que están en los tres sitios a la vez. O en ninguno. Da lo mismo. Resumiré aquí con algunas fotos algunos de esos momentos, agradeciendo mucho a las personas con las que los he compartido el haberme permitido participar en ellos.

UN AFICIONADO A LA FOTOGRAFÍA BAJO LA INFLUENCIA…

Para terminar esta larga entrada, las siguientes fotografías corresponden a actividades que he realizado en solitario, pero bajo la influencia o como consecuencia de mi relación con otros aficionados a la fotografía.

Por ejemplo, una serie de intercambios y experiencias de otras personas me llevó a interesarme este año por la fotografía infrarroja. Y todavía seguiré un tiempo con este proyecto, aunque ahora durante el invierno no sea el momento más adecuado para practicarla. Mis contactos en Twitter con aficionados a la fotografía fotoquímica de todo el mundo me llevaron a participar a principios de diciembre en la #FP4Party… fiesta en las redes sociales en la que la única condición era fotografiar con película de la familia Ilford FP4. Y en el encuentro y chocolatada de diciembre de 2016 de FeZ encontré la excusa para recuperar mi cámara Polaroid. Y hoy en día, con otra con la que me hice, más la Instax de mi sobrino Diego, con quien he salido algún día a hacer fotos instantáneas, he disfrutado de la afición a este material. Al que dedico mi cuenta de Instagram

Tres sitios donde ver fotografías

Fotografía

Un elemento importante para apreciar la fotografía, tanto como arte como documento, es ver mirar fotografías. A ser posible fotografías de calidad, claro. Eso permite establecer referentes sobre estilos, formas, técnicas, géneros, etc. Y si uno es aficionado a realizar sus propias fotografías, permite establecer patrones de progreso, comparando lo que uno hace con lo que hacen los buenos, por no aspirar a lo que hacen los mejores. Que uno es consciente de sus propias y abundantes limitaciones.

Sitios donde mirar fotografías hay muchos. Está el omnipresente Flickr,… pero ahí, salvo recomendaciones específicas de quienes tienen tiempo para revisar exhaustivamente la mencionada red social, es fácil perderse en la masa de imágenes que constantemente se producen. Hay otros muchos. Pero hoy voy a recomendar tres sitios en internet, que periódicamente van mostrando galerías de fotógrafos con calidad, que no abruman, que se pueden seguir fácilmente por RSS y que a mí me gustan.

  1. PHOTOICON: Yo lo conocí como revista en papel, que era posible comprar en alguno de los mejores quioscos de Zaragoza. Después le perdí la vista, porque dejó de llegar; pero al cabo del tiempo, repesqué sus páginas en internet.  Los números de la revista se pueden bajar en formato PDF, lo cual está muy bien. Pero además, hay un montón de galerías de fotógrafos diversos. Desde maestros del arte hasta usuarios animosos que suben sus propias fotografías.
  2. Photo Slaves: Se definen a sí mismo como “revista online sobre foto y fotógrafos; sólo las mejores fotos de fotógrafos conocidos en todo el mundo”. Su formato es el de un blog en el que periódicamente van subiendo entradas con galerías de fotógrafos de gran calidad. Unos más conocidos que otros para el público general, pero todos reconocidos en el mundo de la fotografía. Calidad asegurada.
  3. Behance Network: Es uno de los típicos lugares donde la gente puede colocar sus porfolios con cierta calidad. Lo he conocido recientemente, pero me ha sorprendido gratamente por esto último. Por la calidad de las galerías que muestra. No es exclusivo de fotografía, ya que diseñadores gráficos, ilustradores y otros profesionales de la imagen tienen su lugar también. Lo cual no está mal.

Bueno, ahí queda una propuesta que, para quien le guste la fotografía, puede rellenar el tiempo de un día frío y gris de otoño en el que no apetezca salir a la calle. Porque entre los sitios hay fotografías para dar y vender.

Por cierto, el domingo pasado paseé por el mercadillo de la Plaza de San Bruno en Zaragoza. Y encontré algunas cosas curiosas. En dos puestos tenían puestas a la venta sendas Argus C3, paralepipédica cámara norteamericana de la que hablé en mi reseña dedicada a Sky Captain y el Mundo del Mañana., una de las películas de mi sección La fotografía en el cine. Un pelo me faltó para no pillar alguna; si me hubieran garantizado un cierto nivel de funcionamiento… aunque luego simplemente hubiese servido para adornar una vitrina. También había alguna curiosa Polaroid y alguna Leica R4… de lo más entretenido, vamos.

Polaroid, Argus y otras

En primer plano, la primera de las Argus C3; al fondo una Polaroid "folding" - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Leica R4 y Argus

Tres infantiles dedos apunta a la Argus C3 de este puesto; a la izquierda, reina la Leica R4 - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

La naturaleza de las fotografías y 50 fotógrafos que deberías conocer

Fotografía

Cuando estuve en Madrid hace casi dos semanas, pasé un rato en el Caixaforum de la capital, y no pude evitar dedicar un rato a pasear entre los estantes de la librería. Me gustan los libros sobre arte. Sólo compro de vez en cuando… fundamentalmente de fotografía. No sobre técnica fotográficas, sino sobre fotografías y fotógrafos. Y piqué. Compré dos. Ambos recomendables para alguien que haya decidio que la fotografía como forma artística le gusta, la practique o no, y quiera entenderla mejor.

Uno de ellos es The Nature of Photographs, de Stephen Shore, 2ª edición, Phaidon Press Limited, 2007. Es un libro que te enseña a ver fotografías; a entender los aspectos formales y los significados de la imagen fotográfica. Fundamentalmente, contiene fotografías, pero salteadas por breves textos en los que de forma concisa y clara explica qué debes buscar y analizar para entender una fotografía. Está muy bien. Recomendable.

El otro es 50 Photographers You Should Know, de Peter Stepan, 1ª edición, Prestel Verlag, 2008. Cualquiera que conozca un poco de inglés tendrá claro de qué va. El autor nos presenta los que a su juicio son los 50 fotógrafos de referencia en la historia de la fotografía, ya que la lista comienza en el siglo XIX con Nadar. Si queréis conocer cuáles son el resto de fotógrafos, podréis ver la lista con sus enlaces a Wikipedia en la columna de la derecha. Es mi intención ir investigando en todos ellos. De algunos he hablado ya en este Cuaderno de Ruta o en su versión anterior. Es cuestionable si son todos los que están o están todos los que son… pero bueno… cada cual tiene su derecho a tener su opinión, y es cierto que buena parte de los autores mostrados son realmente muy interesantes y demostrativos de sus épocas y de una forma de hacer fotografías. Muy recomendable para los que comienzan a introducirse en la historia de la fotografía. De todos los fotógrafos, podemos admirar al menos una de sus obras.

En la foto, una imagen tomada en La Fábrica Galería, otro lugar de referencia para el mundo de la fotografía en Madrid.

La Fábrica Galeria

Audiovisual en La Fábrica Galería - Panasonic Lumix LX3