[Libro] El baile

Literatura

Hace unas pocas semanas, hojeando libros en una librería encontré unos volúmenes pequeñitos, relatos cortos de autores que podríamos considerar clásicos, de la colección Centellas de Olañeta Editor. Me parecieron tan monos e interesantes que cogí dos, se pueden llevar encima e ir leyéndolos en cualquier sitio, el autobús, una espera para una gestión, la cola del cine… y ya he leído uno.

Se trata de un relato corto, El baile, de Irène Némirovsky, una escritora desafortunada debido a su muerte precoz por culpa de la barbarie racista alemana en los años cuarenta, pero que en estos momentos está recibiendo la atención que mereció por la calidad de su literatura. Desde que leí su inacabada Suite francesa, es una de mis preferidas.

20141210-_1010436.jpg

El Marais parisino es el barrio de la capital francesa que se asocia con preferencia a la población de origen judío, y de allí proceden las fotografías de esta entrada literaria.

Esta novela corta o relato corto es una incisiva descripción, no carente de irónica crueldad y con mucho humor, de un cierto tipo de burguesía del tiempo de entreguerras en Francia. Una familia que ha ascendido económicamente gracias a los ciertos del padre de familia en sus especulaciones inversoras, pero que no se ha situado socialmente todavía, no son conocidos. Formada por el padre, un judío converso por su deseo de ascenso social, su mujer, una mujer ordinaria que lleva consigo el resquemor de que el posible ascenso social le llega cuando sus mejores años han pasado, la hija de catorce años, que mantiene una difícil relación con la madre que incluye cierta competencia entre juventud que llega y juventud que se pasa, y la institutriz inglesa que mantiene amoríos no conocidos por ahí.

La madre decide dar un baile, con invitaciones a lo más granado de la sociedad parisina, con el fin de dar el gran paso adelante que los sitúe entre la gente que importa, si no por maneras y educación, al menos por la ostentación y el dinero. Pero con los conflictos internos familiares, esas invitaciones quizá no lleven el camino que debieran…

20141210-_1010437.jpg

Némirovsky, de origen judío también, que en su momento se convirtió también al catolicismo, lo que no le sirvió para burlar el antisemitismo del invasor alemán y de la propia sociedad frnacesa, conoce bien el ambiente social que describe como hemos podido comprobar en otras lecturas, y no tiene piedad con la hipocresía que acompaña el comportamiento de estos nuevos ricos que reniegan de lo que son y de donde proceden.

El relato está escrito con la soltura y precisión que caracterizan otras obras de Némirovsky y se lee rápidamente, forzando en el lector una constante sonrisa irónica, con pocos momentos de compasión. Yo lo recomiendo vivamente.

20141210-_1010435.jpg

[Libro] El vino de la soledad

Literatura

Descubrí la Suite Francesa de Irène Némirovsky hace unos años durante una estancia hospitalaria de mi padre, y a propósito de la edición de aniversario de la editorial Salamandra de algunas de las más destacadas novelas de su catálogo en formato de bolsillo. Esta gran epopeya inacabada de la Segunda Guerra Mundial me impactó mucho, y situó a la escritora apátrida de origen ruso y lengua francesa entre mis favoritas. Nos anuncian para dentro de unos meses una versión cinematográfica de esta obra que, cuanto menos, tiene un reparto interesante. Pero de momento he decidido leer otra obra de la escritora, que me pareció a priori interesante.

El vino de la soledad
Irène Némriovsky; traduciión por José Antonio Soriano Marco
Ediciones Salamandra, 2013
Versión electrónica

La novela sigue la historia de una familia, formada por una esposa de buena familia venida a menos, un esposo de la burguesía y empresariado judío dedicado a los negocios, una hija, la narradora, muy jovencita cuando comienza el relato con unos 8 años, y la institutriz francesa de la niña. Comienza el relato poco antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial, cuando la familia en una ciudad ucraniana a orillas del Dnieper, con todas las pintas de ser Kiev. Y a lo largo de unos diez años los acompañaremos en su periplo por esta ciudad, San Petersburgo, y su exilio tras la revolución soviética, primero en Finlandia, y finalmente en París. La hija, la narradora, probablemente una alter ego de la propia novelista, carece del cariño de la madre, una mujer voluptuosa, que ante la dedicación del marido a los negocios y al juego, acaba conviviendo con un primo más joven como amantes. Y por lo tanto, siente que su única fuente de cariño y afecto es la institutriz francesa que muere finalmente en San Petersburgo, desencadenando un fuerte odio de la hija hacia su madre y su amante, buscando una venganza contra ambos cuando se presente la ocasión.

Un tranvía bajo la lluvia en Helsinki

No he pisado nunca suelo ruso o ucraniano, y tal como está el patio tampoco apetece mucho, pero sí que conozco Finlandia, la primera estación de paso en el exilio de la escritora y de sus personajes en la novela. En la fotografía, un tranvía bajo la lluvia en las calles de Helsinki. Que en la novela recibe el nombre sueco de Helsingfors.

El periplo de la familia es similar al de la propio Némirovsky en sus años jóvenes. Y parece que consta que tampoco gozó del cariño y la compañía de sus padres siendo criada por institutrices extranjeras. Por lo tanto, parece haber mucho de autobiográfico en esta novela. Una novela dura, en la que vemos crecer en una niña primero, adolescente después sentimientos fuertes de odio, contrastando constantemente la inmadurez de la joven con las actitudes envejecidas y resabiadas consecuencia de los fuertes sentimientos que la falta de afecto materno le suscitan. Conmueve y horroriza al mismo tiempo el relato, en el que te sumerges previamente, y que es una muestra más de la excelente capacidad narradora de la malograda escritora.

A mí me parece un libro muy recomendable, e indudablemente en el futuro iré leyendo alguna obra más de esta interesante escritora.

La Torre Eiffel surge entre la niebla

Y cómo no, el destino final de la escritora y su familia, y también de su familia de la novela, entre las calles de París.

[Libro] Suite francesa

Literatura

Decidí hace unos días que iba a seguir leyendo todos los libros de la colección Xº Aniversario de Salamandra, dado que los cinco leidos hasta ahora, como parte de la colección, o en ediciones anteriores, me han gustado bastante. Pero si hasta ahora todas las obras leídas tenían una longitud moderada o relativamente corta, en esta ocasión me he enfrentado a 500 páginas en edición de bolsillo, de una obra inacabada. La autora, Irène Némirovsky, fue asesinada por los alemanes en Auschwitz en el verano de 1942, antes de haber podido narrar este amplio fresco de Francia de la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.

Suite francesa
Irène Némirovsky
Salamandra; Barcelona, 2010
ISBN: 9788498383386

Le Bugue

Vista del ayuntamiento de Le Bugue, en el Perigord Noir; pequeña población francesa, similar probablemente a algunos de los escenarios de la Suite francesa - Canon Digital Ixus 400D

En la edición que he leído, tras un prefacio de Myriam Anissimov, se incluyen las dos partes escritas de la suite, Tempestad en junio y Dolce. Finalmente, se incluyen las anotaciones encontradas sobre la obra de mano de la propia autora, y diversa correspondencia de la autora o relacionada con la autora en la epoca previa a la guerra y hasta su desaparición tras su arresto por los alemanes.

En Tempestad en junio, la acción se sitúa en el momento de la invasión alemana de Francia en junio de 1940, desde pocos días antes de la entrada de la wehrmacht en París, hasta finales de julio cuando los refugiados ya han ido regresando a sus lugares de origen y se establece una cierta normalidad bajo la ocupación. En este periodo de tiempo, la autora nos permite acompañar a distintos grupos de personas que huyen de los alemanes abandonando la capital francesa. Hay banqueros, empresarios, artistas, religiosos,… y también alguna gente humilde, y algunos soldados que huye en retirada. En su recorrido se irán encontrando con otras personas que los acogerán de diversos modos.

En Dolce, nos trasladamos a Bussy, un pueblo indeterminado en el centro de Francia (hay diversas poblaciones con este nombre repartidas por la geografía francesa), que ya aparece en algunos capítulos de Tempestad en junio. En la población se aloja un regimiento alemán, y la narración se centra en la convivencia, relativamente pacífica entre lugareños e invasores. Especialmente, nos habla de Lucile, la joven esposa de un prisionero de guerra francés, y su relación, más intelectual que otras cosa con un oficial alemán, de quien acabará enamorándose. También nos habla de otros personajes de la localidad, como un celoso campesino, evadido de un campo de prisioneros, y otros.

Por las anotaciones encontradas, sabemos que la suite iba a tener tres partes más. Cautividad iba a transcurrir en París, y algunos de los personajes de las dos partes anteriores iban a caer presos de los alemanes, mientras que el oficial alemán  de Dolce, iba a caer en el frente ruso. De Batallas y La paz nada se sabe, ni siquiera sabía la propia escritora ya que iba construyendo su historia en función del transcurso de la historia real.

En cualquier caso, es una historia de ficción íntimamente arraigada a la realidad social e histórica del momento en que se escribió. Un documento de primera magnitud de una testigo directa de lo que estaba sucediendo, y de cómo se comportaban los franceses en esta situación.

Brantôme

Brantôme, otra coqueta población perigordina, rodeada por los brazos del Dronne - Leica CL, Voigtländer Snapshot Skopar 25/4

Hay que decir que no pretende reconstruir la historia real, sino transmitir unas vivencias que la representan. También es de notar que hay una crítica bastante feroz de la burguesía francesa, aunque no parece un ajuste de cuentas. Conviene saber que la autora fue una judía rusa que se refugió en Francia tras la ascensión de los bolcheviques al poder. A pesar de su éxito como escritora, y de su conversión al catolicismo, las autoridades francesas le negaron la nacionalidad francesa en 1938, lo que la mantuvo como apátrida, y en el momento de la invasión alemana, esta situación prácticamente la condenó a la deportación y a la muerte. Sin embargo, también se le ha acusado de haber colaborado con el antisemitismo francés, ya que colaboró con revistas francesas de esta ideología. En su suite, no menciona para nada la situación de los judíos, y a pesar de la crítica contra la burguesía, muestra simpatía sobre las clases trabajadoras y reconoce la honestidad y la integridad en algunos personajes, tanto franceses como alemanes. No está escrita con odio, a pesar de ser consciente de los peligros que corría.

Para terminar, he de reconocer que la novela me ha impresionado. El hecho de que esté inacabada no importa. De hecho, para mí, el final actual es apropiado. Nos cuenta lo que nos tiene que contar, y establece unos puntos suspensivos adecuados al momento en que se escribió. Creo que es una novela más que recomendable.

Recomendación musical

La obra de un músico, Django Reinhardt, que a pesar de su etnia, manouche, sobrevivió en París a la ocupación nazi. Aunque bien pudo haber caído en similares circunstancias a Némirovsky.

Le Bugue

Una nueva vista de Le Bugue, a orillas del río Vézère, afluente del Dordoña - Canon Digital Ixus 400D