Triste 70º aniversario

Historia

Hace unos días, ElPaís.com lo definía como El peor día del siglo XX. Considerando lo que ha supuesto el siglo XX en materia de sufrimiento humano, casi habría que considerarlo el peor día de la especie humana. Como desconocemos lo que sucedió en tiempo prehistóricos, sí que me atrevería a decir que fue el peor día de la historia del ser humano. Tal día como hoy en 1939, el ejército alemán invadía Polonia y daba comienzo a la que sería la mayor conflagración bélica y la mayor catástrofe humana conocida entre las provocadas por el hombre.

Grua medieval - Gdansk

La ciudad libre de Danzig, hoy la polaca Gdansk, fue uno de los primeros objetivos del ejército alemán - Canon EOS 40D, EF 24-105/4L IS USM

Es sencillo culpar a Hitler y a los nazis alemanes de lo sucedido, y efectivamente, a estas alturas nadie duda de que fueron los principales villanos en la catástrofe. Pero mirarlo así sería simplificar estúpidamente las causas del conflicto. Y digo estúpidamente, porque sería de estúpidos no recordar permanentemente lo que no hay que hacer si queremos evitar otra guerra como esa. El cierre en falso de la I Guerra Mundial en el Tratado de Versalles, el malicioso influjo que los nacionalismos han ejercido sobre las poblaciones, el capitalismo ultraliberal descontrolado que condujo a la Gran Depresión, los brazos abiertos que los extremismos fascistas y comunistas ofrecieron a las poblaciones desencantadas, la inoperancia de las democracias en frenar a los fascismos cuando estuvieron a tiempo, en Austria, en Checoslovaquia, en España, en China, etc. Se podrían citar muchas más causas.

Hay quienes opinan que antes del 1 de septiembre de 1939, el mundo ya llevaba varios años en guerra. Que si se considera esa fecha el principio de la guerra supongo que será porque las grandes potencias no estaban involucradas todavía. Como si el sufrimiento de los demás no importara.

Noria - Prater

Viena, la capital austriaca, no se supo resistir al encanto de los totalitarismos - Panasonic Lumix LX3

Las consecuencias fueron terribles. Nunca antes las poblaciones habían sufrido con tanta virulencia las consecuencias de las guerras. Las ciudades fueron bombardeadas inmisericordemente; los muertos civiles dejaron de ser un daño colateral de las guerras para ser un objetivo buscado por parte de los distintos contendientes. Graves fueron las afecciones que el Eje causó en ciudades como Coventry, Rotterdam o Shanghái por poner algunos ejemplos. Pero no menos graves fueron las consecuencias de los bombardeos sobre Hamburgo, Dresde, y no digamos ya los resultados de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Ya lo he comentado en alguna ocasión. En una guerra no hay buenos y malos; hay malos y peores.

Zwinger

El bello Zwinger de Dresde, tal y como lo contemplamos hoy en día, es una reconstrucción del existente antes de la guerra; la ciudad quedó totalmente arrasada por las bombas incendiarias - Pentax *ist DS, SMC-A 50/2

Podemos hablar también de los tremendos movimientos de poblaciones, de los desarraigos que la guerra provocó en millones de personas, obligadas a abandonar para siempre los hogares que habían sido de sus antepasados desde tiempo inmemorial. Millones de refugiados rusos huyendo desesperadamente hacia el este del odio racial alemán cuando no desplazados por la tiranía de Stalin, millones de polacos sin saber cuál iba a ser su tierra de una año para otro, regiones enteras de la antigua alemana desaparecidas como tales con toda su población obligada a desplazarse, cientos de miles de mujeres violadas al paso de los distintos ejércitos, miles de mujeres asiáticas obligadas a prostituirse para el ejército imperial japonés, y así listas interminables de desmanes.

Río Óder - Wroclaw

"Festung Breslau" proclamó Hitler, la fortaleza de Breslau, para defender esta ciudad entonces de predominio étnico alemán; hoy día es la Wroclaw polaca, repoblada por los polacos obligados a abandonar Lwów, actualmente en Ucrania - Canon EOS 40D, EF 24-105/4L IS USM

Y qué decir del extremo odio racial desplegado hacia los judíos, pero también hacia los gitanos, hacia las poblaciones eslavas de las regiones conquistadas,… que no fue exclusivo de los nazis. Se registraron brotes antisemitas contra las maltrechas y escasas poblaciones judías que quedaron en Polonia y en la Unión Soviética. También sufrieron persecuciones las poblaciones alemanas que se negaron a abandonar sus hogares inicialmente al final de la guerra.

Auschwitz-Birkenau - Alambradas

El campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, el lugar que representa lo peor de la inhumanidad del nazismo y de la guerra - Canon EOS 40D, EF 28/1,8 USM

Creo que es necesario mantener la memoria de lo sucedido. Tengo la sensación de que el regreso de los fanatismos que sacaron a la luz lo peor de la especie humana están ahí, dentro de todos nosotros. Esperando a salir. Desde el año 1945 no ha vuelto a haber un conflicto de semejante calibre sobre la faz de la Tierra. Pero esta tampoco ha conocido la paz. Seguimos recibiendo noticias de masacres de poblaciones civiles por motivos religiosos, raciales, étnicos; los nacionalismos y los totalitarismo siguen acechando. El arsenal atómico que apunta a las ciudades de todo el mundo es suficiente para exterminarnos como especie varias veces. Mejor será que no olvidemos… por que si no…

Memorial del Holocausto

Un joven se alza sobre las estelas del Monumento a los Judíos muertos en Europa por el nazismo - Canon Digital Ixus 860 IS