[Fotos] Como todos los años,… el Mercado Medieval

Cultura, Política y sociedad

Todos los años por estas fechas nos traen en Zaragoza en los alrededores de La Seo lo que llaman el Mercado Medieval. Hace unos años lo llamaban el Mercado de las Tres Culturas por aquello del mito de la convivencia en la Península Ibérica durante la edad media de las culturas islámica, judía y cristiana. Pero esto parece que lo han dejado de lado. Y ahora es simplemente un mercadillo de artesanías, más o menos ambientado, con gente que instala sus chiringuitos procedentes de toda España, y que supongo que ahora se irán a instalarlos el próximo fin de semana en otra parte. Los primeros años aún te hacía ilusión ir, pero ahora entre el calor, la cantidad de gente que se acumula, y la sensación de déjà vu, pues te asomas un poco, pero no estás mucho rato. Yo no, por lo menos, que cada vez llevo peor lo de las multitudes. En cualquier caso, aunque apenas anduvimos media hora por unos puestos y otros, más de lo que me apetecía, aún me dio tiempo a tirar unas fotos.

Por cierto, que mañana vuelvo a mis rutinas habituales después de cuatro semanas “raras”. Así que lo de que algunos días haya dos entradas dudo que vuelva a suceder, por lo menos hasta las vacaciones.

Comerciantes de artesanías

Artesanos de todo tipo, más o menos disfrazados de “medievales”, pero con productos muy modernos.

Comerciantes de artesanías

Comerciante de bisutería y potencial clienta.

Comerciantes de artesanías

Un chaval que iba por allí casi se zampa un jabón de estos pensando que era un adoquín de caramelo…

Comerciantes de artesanías

Cantidad de garitos dedicados a la restauración, fundamentalmente a vase de carnuza y embutidos.

Los "pecados" de la carne

La gente no sé si compra mucho, pero dado que estamos en crisis, supongo que aplica aquello de que las penas con pan son menos… Y si además de pan hay longanizas…

Los "pecados" de la carne

Así que son frecuentes los “artesanos” dedicados al negocio de los “pecados de la carne”.

Los "pecados" de la carne

Lo cual me resulta algo inconcebible, porque empujarse semejantes grasuzas bien calientes cuando el día está a más de 30ºC incluso a las ocho y media de la tarde…

Rapaces

Y luego está lo de las rapaces y las exhibiciones de pseudocetrería, que siempre son vistosas; que majos estos bichos.

[Cine] Un invierno en la playa (2012)

Cine

Un invierno en la playa (Stuck in love, 2012), 14 de junio de 2013.

Nos costó bastante decidir qué película ver el viernes por la tarde, en el que el calor y cierta apatía nos hicieron dudar. Al final nos decantamos por esta, según algún sitio que he visto por ahí, comedia romántica,… como drama amable lo calificaría yo. El caso es que esta película de tono romántico, dejémoslo ahí, dirigida por el novel Josh Boone, dispone de un reparto razonablemente atractivo, y las críticas no la ponían mal. Desde luego, la traducción del título al español es una memez. No se por qué no titularla directamente Atrapados en el amor. La verdad es que el título en inglés también tira a cursi.

Lo que vemos en pantalla es un año en la vida sentimental de una familia. Los padres, Erica (Jennifer Connelly) William Borgens (Greg Kinnear), se han separado hace un par de años por una infidelidad de la primera que vive con otro hombre. Sin embargo, el segundo, un escritor de éxito, ha decidido esperar a que regrese a casa, confiando casi ciegamente en que tal cosa sucederá. Eso no le impide tener una amistad con derecho a (intenso) roce con una vecina casada, Tricia (Kristen Bell), que le sirve de consejera. La hija mayor, Samantha (Lily Collins), es una precoz escritora joven de 19 años que acaba de publicar su primera novela, y que vive sus relaciones de forma casual, sin compromiso, simplemente por el sexo. No se habla con su madre, a la que no ha perdonado la situación familiar. Aunque conocerá a un compañero de facultad, Lou (Logan Lerman), que intentará cambiar su forma de pensar. El hijo menor, Rusty (Nat Wolff), de 16 años es tímido y, en contraste con su hermana, un romántico que está colado por una compañera de clase muy guapa, aunque con problemas con el consumo de drogas. A pesar de que el título en castellano nos habla de un invierno, seguiremos a la familia durante un año, desde una comida de Acción de Gracias a la siguiente, durante el cual deberán resolver sus cuestiones,… si pueden.

A orillas del mar en Margate

No tengo fotos de las playas de Carolina del Norte en el Atlántico, que es donde está rodada la película, así que nos tendremos que contentar con algunas vistas del Mar del Norte, desde Inglaterra.

A ver. Esta película no tiene complicaciones. Familia casi perfecta, de gente que dialoga, especialmente el padre, liberal, abierta de mente, con un buen rollo tremendo, y que tienen algunos problemas con las relaciones interpersonales derivadas de unos hechos que se van aclarando por el camino. No es excesivamente original, y es relativamente previsible, aunque tiene algún diálogo y algún que otro momento conseguido.

Las interpretaciones son de correctas a notables, aunque yo hecho de menos alguna presencia más de la guapa Jennifer Connelly que pudiendo dar más de sí queda un poco apagada como “mala” de la película, y de la vecinita Kristen Bell que produce alguna de las interacciones más notables e interesantes con Kinnear. La historia que se llevan entre manos CollinsLerman bordea en algún momento la intervención de la brigada anticursis, o la calificación de “cine cebolla”.

Esta película no pasará a la historia del cine como algo especial desde luego. Carece de originalidad y de planteamientos realmente interesantes, pero se deja ver con razonable agrado. Es buenrollista y sales bien del cine, aunque con irregularidades. Tiene momentos buenos, que no están suficientemente explotados, y momentos no tan buenos, con cierta tendencia al pastelón en algún caso. Pero bueno… estamos ya en época veraniega y no podemos pedir, aparentemente, mucho más de la cartelera. Reconozco que la valoración que le voy a poner es benevolente, por el buen rollo con el que salimos. Pero la tendencia sería de ahí a la baja.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
A orillas del mar en Margate

En concreto, desde la ciudad de Margate, que ya ha aparecido en más de una ocasión en estas páginas.