[Cine] Big Bad Wolves (2013)

Cine

Big Bad Wolves (2013), 25 de mayo de 2014.

En esta temporada de primavera, y pronto verano, en la que el nivel cinematográfico suele bajar en lo que ser refiere al cine comercial, es un buen momento para intentar encontrar cosas interesantes en cinematografías alternativas. Que no es que lleguen a cascaporrillo a la cartelera zaragozana precisamente, pero alguna llega. En esta ocasión nos vamos a Israel, con esta película de asesinos en serie y venganzas dirigida por Aharon Keshales y Navot Papushado. Sí. Ya sé. Nadie ha oído hablar por estos andurriales de esta gente. Pero igual eso no tiene nada que ver con la calidad del cine que nos ofrecen.

Y es que estamos en Israel, donde un brutal asesino anda violando, torturando y decapitando niñas. Y un policía, Micki (Lior Ashkenazi), sospecha de Dror (Rotem Keinan), un profesor de religión, aunque no consigue pruebas e intenta que confiese dándole una paliza, que alguien filma, y dificulta todavía más la investigación. Por otra parte Gidi (Tzahi Grad), padre de una de las víctimas, decide tomarse la justicia por su mano, devolviendo dedo por dedo, uña por uña,… cabeza por cabeza,…

En torno a la casilla

El domingo, después del cine, nos fuimos a hacer unos kilómetros al coche; para cargar la batería y esas tontadas. Nos fuimos por Movera.

Curiosa producción que nos ofrece casi a partes iguales comedia, crítica social, intriga de crimen y misterio, y violencia. Todo ello con una realización directa, sin artificios, con ritmos, y con una historia con mucha mala baba y guiños a todo tipo de géneros, incluido el western. Policías que rayan la idocia absoluta, padres de familia convertidos en máquinas de torturar, y un profesor de religión que no sabemos si es una víctima y una bestia. Que no quede ningún palo sin tocar. Todo ello relativamente bien cocinado, y aderezado con las convincentes interpretación de actores desconocidos por estos lares pero que se desenvuelven perfectamente.

No voy a decir que hayamos encontrado el peliculón del siglo, ni siquiera el del año, pero desde luego la encuentro más estimulante que casi cualquier otra propuesta que aparece en estos momentos por la cartelera desde los ámbitos más comerciales del séptimo arte. Impagable la escena con el palestino a caballo y el iPhone.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
En torno a la casilla

Paramos por el paraje donde vivían mis tíos y mis primos, en la casillo del guarda del termino de Urdán. Muchos años hace que no pasaba por allí. Estuvo con tormentas y esas cosas. Sólo nos faltó un buen arco iris.