[Blog] 14 años de Cuaderno de Ruta…

Informática e internet, Páginas personales

Sí. Con puntos suspensivos, porque no tengo intención de parar de momento, aun con el bajón de lectores de los últimos años, que parece estabilizado. Pero nunca me planteé este Cuaderno de Ruta como algo que respondiese a otros objetivos distintos de los dos iniciales:

  • Parar un rato “casi” todos los días de la vorágine de los quehaceres cotidianos para escribir sobre algo e ilustrarlo con alguna foto realizada por mí mismo. Una forma de estimular dos habilidades que me parecen importantes, la escritura y la fotografía.
  • Comunicar con aquellos a los que quiero pero veo poco y que de esta forma pueden saber que estoy y que hago cosas.
Las fotografías de mis viajes siempre han tenido mucha presencia en este Cuaderno de Ruta. Y en los últimos años, los viajes por el Asia oriental especialmente. Como a Japón (encabezado), Hong Kong (sobre estas líneas), Corea del Sur y Taiwán (en las siguientes fotografías). Y van a continuar… Ya hay billetes comprados para Shangái, para dentro de unos meses…

Catorce años. Desde el 8 de febrero de 2005. En aquellos momentos en Blogger, que todavía no pertenecía a Google. Ahora están todas las entradas importadas y agrupadas en este blog de WordPress. Que quedará deslucido dentro de poco. Hasta hace unos años, las fotos no las subía aquí, sino que las enlazaba desde Flickr. Pero con las nuevas políticas de esa plataforma, dicen que las borran todas menos mil si no pasamos por caja. Y no tengo ganas de perder el tiempo borrando todas menos las enlazadas.

Esto es internet, y no sirve para guardar memorias. Eso se hace con otros medios. Por eso sigo haciendo álbumes de fotos en papel. Internet es para el día a día. Lo de hace años… atrás queda. Y nada es para siempre en la red de redes; es el paradigma de lo efímero. Aunque a muchos no se lo parezca.

En fin. Que ya está. Estos días no he tenido mucho tiempo para entrar cosas. Y no sé cuando cambiará la racha, así que llevo un par de semanas con más días sin entrada que antes. Pero así son las cosas. Nos vemos.

[Blog] 12 años

Informática e internet, Páginas personales

Suelo recordar cada año el aniversario de este Cuaderno de Ruta. Fue un martes 8 de febrero de 2005 cuando decidí tomarme en serio lo de escribir un mantener un blog. Había hecho un intento previo, cuando la herramienta Blogger, que entonces no pertenecía a la todopoderosa Google, empezó a destacar en el panorama de internet, y de ahí que mi primera entrada se titulase Hola,… de nuevo.

20161229-L1008642.jpg

Un día de este invierno caminé durante un buen rato y con una cámara de fotos por la huerta de las Fuentes y el soto de Cantalobos en el extrarradio de la ciudad de Zaragoza, como he hecho en numerosas ocasiones en estos últimos doce años. Opté por el blanco y negro. El día de invierno lo pedía. Y algunas de esas fotografías servirán para acompañar esta entrada de aniversario.

En otras ocasiones he presentado alguna estadística de actividad… pero hoy estoy perezoso para ello. Simplemente decir que son 4253 entradas públicas, 4254 con la actual, y 232 privadas, que decidí hace unos años retirar de la consideración pública, dado el bajo respeto que según pude comprobar en su momento se ejerce en España por sus ciudadanos y responsables políticos sobre la libertad de opinión. Así quedo en un diario que recoge mis actividades de ocio y tiempo libre. La opinión sobre temas políticos y sociales quedará para otra vida, en la que venturosamente naceré en un país más respetuoso. Admiro a aquellos que pelean por mantener los derechos de los ciudadanos. Pero esta herramienta no se concibió como una herramienta de pelea, sino como un medio de expresión relajada. Nació para librarme diariamente (o casi) de las preocupaciones cotidianas durante 30 o 40 minutos, no para buscarme confrontaciones, y por ello me retiré voluntariamente de escribir según que contenidos.

20161229-L1008645.jpg

Actualmente aparece como V.3.0. Es decir, versión 3. La primera versión fue la etapa en Blogger, la segunda fue mi cambio a WordPress, y la tercera fue cuando fusioné los contenidos de ambas etapas dentro de WordPress, y le di un cambio general de aspecto al Cuaderno de ruta que se mantiene hasta este momento. En estos momentos, no siento deseos de hacer cambios sobre la plataforma de gestión de contenidos o sobre el aspecto general del blog. Pero sí llevo pensando un tiempo que tengo que diversificar algunos contenidos. Aunque no entre en determinados temas sociopolíticos como he explicado, sí que me apetece hablar más de otros temas relacionados con el mundo de la cultura, la ciencia, y el conocimiento en general.

20161229-L1008661.jpg

Uno de los objetivos del Cuaderno de ruta fue, es y será estimularme en el mantenimiento de mi afición por la fotografía. En un principio comenzó de forma muy tímida, con una fotografía por entrada, de pequeña resolución, siempre realizada por mi mismo. Ahora lo habitual es que cada entrada contenga varias fotografías realizadas por mí, con resoluciones más elevadas. Y hasta tal punto ha impulsado mi afición, que en este momento mantengo otro blog dedicado en exclusiva a la fotografía y otras artes visuales, que en el Cuaderno de ruta se refleja en entradas menos técnicas y más visuales que llevan al otro. Nunca he tenido claro que ese esfuerzo se refleje en muchas visitas y mucha difusión de los contenidos, pero sí que se ha reflejado en que me “ha forzado” a aprender más sobre fotografía. Y eso es muy satisfactorio.

20161229-L1008675.jpg

Nunca pretendí tener un gran número de seguidores. Mis motivaciones eran más personales. El blog en sus inicios tenía más intención de ser un instrumento impulsor del cambio en mi vida, y creo que eso se consiguió. Aunque la vida da muchas vueltas, y aquellas motivaciones para el cambio las contemple desde la distancia en el tiempo con cierta sonrisa condescendiente, hacia mí mismo. Pero la cuestión es que aunque mi número de seguidores y visitas es modesto, en algunos momentos ha sido cualitativamente interesante. Y aunque los comentarios son muy escasos, he recibido mensajes privados de personas que han aterrizado en mi Cuaderno de ruta que han derivado en diálogos muy enriquecedores. Siendo como soy una persona que valora más calidad que cantidad, especialmente en las relaciones humanas, eso me produce una moderada satisfacción.

La audiencia de los blogs ha disminuido cuantitativamente en los últimos años. Bastante. Las redes sociales más populares se llevan la mayor parte del tráfico. Lo cual, hasta cierto punto, está produciendo un empobrecimiento en los intercambios de ideas. Salvo que una persona tenga claro lo que busca en las redes sociales y seleccione cuidadosamente lo que escucha y a quien habla, estas generan en su mayoría ruido poco aprovechable.

20161229-L1008695.jpg

No. No me defino como “bloguero”. Entiendo que quienes se definen así son aquellas personas que construyen al menos parcialmente su vida en torno a su blog con el fin de ganarse la vida, ser influyente, adquirir un prestigio o lo que sea. Y mi Cuaderno de ruta funciona al revés. Mientras tenga una vida, podré construir el blog en torno a ella. Si esta desaparece o se empobrece, el blog desaparecerá o se empobrecerá. Por lo tanto, no soy “bloguero”, soy otras cosas. Pero no me apetece ponerme etiquetas y no digo lo que soy con carácter absoluto. Con carácter relativo, según el momento del día, soy amigo, soy hermano, soy tío, soy compañero de trabajo, soy amante, soy médico especialista en medicina preventiva y salud pública, soy aficionado a la fotografía, soy lector, soy cinéfilo, soy científico, soy curioso de la historia o del arte,… Pero eso depende del momento, de quien o lo que ocupe mi mente en ese momento, de quien tenga a mi lado, o lo que tenga obligación o voluntad de hacer en cada momento. Y algunas de esas cosas son las que se reflejan en el Cuaderno de ruta. Aquellas más públicas, puesto que soy celoso guardián de mi vida privada.

Y así me despido. Hasta mañana en lo que se refiere a los contenidos habituales del Cuaderno de ruta. Hasta dentro de un año, espero, en lo que es volver a celebrar un año más de existencia de este vuestro blog.

20161229-L1008699.jpg

[Blog/cine] En el 11º aniversario de este Cuaderno de ruta, unas observaciones sobre los Goya

Cine, Páginas personales

Pues sí. Como cada 8 de febrero desde hace ya una década, celebrando el aniversario de este mi/vuestro Cuaderno de ruta. Un breve recordatorio de cómo empezó… y acompañaré la entrada con una foto por cada uno de estos últimos 11 años.

Allá por el año 2001 o 2002 oí hablar de cómo se estaban poniendo de moda los weblogs o de forma abreviada y ya afianzada, los blogs. El concepto me parecía interesante… y me abrí mi primera cuenta en Blogger, en aquellos momentos todavía de una compañía independiente, antes de ser adquirida por la poderosa Google. Pero en aquel momento no tenía muy claro como orientar aquello… así que después de escribir una docena de entradas, que no se conservan, lo dejé abandonado.

2005, Peracense, España. En encabezado, 2006, Artouste, Francia.

2005, Peracense, España. En encabezado, 2006, Artouste, Francia.

2007, Berlín, Alemania.

2007, Berlín, Alemania.

A principios de 2005, mi vida entró en una situación de cierta vorágine por motivos que ahora no vienen al caso, y tras un fin de semana en mi cumpleaños raro, raro, raro,… decidí que había una serie de cosas que tenían que ir más lentas, más reposadas. Retomé la cuenta del blog, borré todo lo que había y decidí dedicar un rato todos los días a escribir algo, o al menos la mayor parte de los días. Era una forma de echar el freno cotidianamente. Además, ya llevaba dos años enganchado a la fotografía digital. Recientemente había comprado mi segunda cámara digital, la Canon Powershot G6, con la que me había ido de viaje a Roma en diciembre de 2004, volviendo encantado con las fotografías conseguidas. Me propuse otro objetivo. En todas las entradas del Cuaderno de ruta, como lo bauticé, aparecería una foto hecha por mí. Esto fue muy importante, porque mi afición a la fotografía había entrado entre el 2000 y el 2004 en un bache, y esto la reactivó muchísimo… lo cual me produce mucha satisfacción.

Después de eso, lo más destacado fue cuando en 2008 cambié de plataforma, pasándome a WordPress, los distintos cambios de apariencia y de forma de gestionar el blog. Cierto es que por el camino ha habido algún cambio de planteamiento. Los artículos tienen más profundidad que al principios, ahora suele haber más de una fotografía por artículo, y se queda limitado a mis actividades de tiempo libre. En tiempos dedicaba algún día, sobretodo los sábados, a comentar la situación social y política; pero descubrí que en este país no gusta la libertad de expresión… y no quise complicarme la vida. No comentaré las circunstancias exactas de la decisión… porque me traen malos recuerdos que no quiero reavivar.

2008, isla de Murano en Venecia, Italia.

2008, isla de Murano en Venecia, Italia.

2009, Múnich, Alemania.

2009, Múnich, Alemania.

En estos momentos, vengo publicando cerca de 500 entradas al año. Normalmente no es más de una a la semana, y suele haber un día a la semana en que no publico nada… Eso haría un total de unas 310 a 320 entradas. Pero cuando estoy de viaje, voy mandando fotografías, cada una en una entrada individual, y puedo sumar entre seis y doce entradas al día en esas jornadas viajeras… lo que hace que se llegue a las cifras mencionadas. Teóricamente, nunca he tenido tantos seguidores como hoy en día,… pero algo que es constante en el mundo de los blogs, el número de visitas tiende a disminuir… Me da igual. Me encanta que me visiten y me lean. Pero mi objetivo fundamental sigue siendo concederme un espacio de creatividad personal.

Dicho todo lo anterior, aprovecho para hacer algunas observaciones sobre los resultados de la XXX edición de los Premios Goya o premios anuales de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

No he visto ni me interesa la ceremonia. Son aburridas. De solemnidad.

Sólo he visto 6 de las muchas más que tenían alguna candidatura a los premios. Eso quiere decir que a priori me han interesado poco. ¿Por sus temas, por su promoción, por las expectativas que me levantaron? En tiempos, yo era de los fieles al cine española, y acudía prácticamente a todos sus estrenos… y de forma paulatina esto se me vino abajo… Y preferiría que no fuese así. Hubo una más que intenté ver, pero los señores exhibidores, de forma extraña y antipática, me lo impidieron. Con las películas europeas de habla no española, serían siete… pero es que algunas de las candidatas a esa categoría ni siquiera se han estrenado en este país ¡¡¡¡???

2010, Barcelona, España.

2010, Barcelona, España.

2011, Copenhague, Dinamarca.

2011, Copenhague, Dinamarca.

La película ganadora y la más premiada me parece una película simpática. Pero cuando la comparo con las que aparecen en el palmarés de estos 30 años de premios… me quedo atónito. Siendo una película muy honesta y muy bien interpretada, está muy por debajo de las expectativas que uno debería depositar en un ganador de estos premios. No es que no haya habido pufos con anterioridad… pero aun así… estamos en una época de sequía creativa.

Ha habido una crisis de pareceres sobre la película que ha cogido la etiqueta de gran derrotada. Alabada por muchos críticos y especialmente por los que pululan por internet… a mí que me pareció un pestiño pretencioso de mucho cuidado, me llegó a parece que algo raro podía haber en esta “promoción” de la película. Creo que su acogida en el público ha sido más fría de lo que nos cuentan los medios, y desde luego no ha sido bien acogida por los académicos. Los “críticos” que habían apostado por ella están que echan las muelas, se han subido a la parra de la intelectualidad y la defensa de la innovación patria y acusan al resto de la humanidad de paletos… Insisto… me pareció un tostón de cuidado lleno de ínfulas que ni siquiera aprovechaba las cualidades de la obra de Lorca. Pero no nos pondremos de acuerdo.

2012, Bergen, Noruega.

2012, Bergen, Noruega.

2013, Edimburgo, Escocia.

2013, Edimburgo, Escocia.

Me sigue preocupando el tema del trabajo de interpretación. En estos momentos, la mayor parte de las interpretaciones que me satisfacen en el cine español son de actores o actrices que ya no cumplirán los 40. Algunos hay entre los 30 y los 40 años… Pero los más jóvenes, que se están llevando la mayor parte de los papeles protagonistas,… muchos de ellos procedentes de la televisión… me parecen flojísimos. Dicen que hay excepciones, curiosamente gente que hace mucho teatro aunque haga algo de televisión… pero los exhibidores no me dejan comprobarlo.

Y bueno… ando escaso de tiempo… seguro que se me ocurrirían más cosas, pero no tengo tiempo ahora.

2014, Kioto, Japón.

2014, Kioto, Japón.

2015, Quebec, Canadá.

2015, Quebec, Canadá.

[Fotos y aniversario] Nueve años de Cuaderno de ruta y dos carretes olvidados

Fotografía, Fotografía personal, Informática e internet, Páginas personales

Sí. Un ocho de febrero de 2005 tomaba la decisión de parar todos los días media hora del estresado ritmo de vida que llevaba en aquel momento por motivos que no vienen a cuento, y dedicarla a escribir algo en eso que se había dado en llamar un blog, contracción inglesa de la expresión web log, o lo que es lo mismo un diario en la red. En otras ocasiones he dado todo tipo de estadísticas de cómo ha funcionado este mi Cuaderno de ruta, pero hoy, desde el punto de vista de lo cuantitativo, además de ese dato de nueve años ininterrumpidos de actividad, con textos y fotografías de esta humilde persona, sólo diré que hay 3114 entradas publicadas, de las cuales son visibles 2882, incluida esta, 231 son de carácter privado y no son accesibles salvo que yo de permiso para ello, y 1 está desde hace semanas y por tiempo indefinido en estado de borrador. Es el comentario de una película, de la que no hemos podido ver en condiciones su segunda parte.

Este año mi reflexión va por el camino de que me quiero replantear como presento las entradas. Está claro que las fotografías, que al principio era una por entrada en pequeñas resoluciones, cada vez a tomada más importancia, y ahora ofrezco series de ellas, con un ancho de 700 píxeles. Pero últimamente he estado comprobando que hay formas más correctas que otras de presentar el texto, que ha de tener buen estilo y ser fácil de leer. También me estoy planteando si tengo que escribir menos en cada entrada. Ser más conciso. Ir más al grano. Cosas que llevan esfuerzo. Me hubiera gustado tener una solución para este aniversario, e iniciar el décimo año de andadura con una Versión 3 del Cuaderno de Ruta. Pero todavía no tengo claras mis opciones.

Había pensado rascarme el bolsillo, y optar por algunas opciones de pago con el fin de personalizar mejor las plantillas sobre las que desarrollo el Cuaderno de Ruta. Pero también hay otra cuestión que estoy viendo, y que coincide con lo que leo por ahí. La gente cada vez entra menos en los blogs. Quizá sea un medio de comunicación que sea sustituido por otros, o reservado con éxito sólo para determinados usos. Formalmente, nunca he tenido tantos seguidores declarados. Pero el número de visitantes diarios ha ido disminuyendo en el último año, especialmente desde el verano. Así que ahora no me apetece rascarme el bolsillo hasta que no sepa que va a pasar y cuáles son mis opciones. En cualquier caso, salvo imprevisto, tengo intención de llegar al décimo aniversario de este diaria no diario en la web que es el Cuaderno de Ruta.

Y después de comentar el aniversario, fotos. Cuando celebramos en septiembre el primer encuentro de fotógrafos de Aragón, me llevé para el paseo fotográfico del 21 de septiembre dos cámaras. Una digital y una de película tradicional, la Yashica Mat 124G. Pero esta sufrió un accidente, y no la pude usar. Me dio tanta rabia, que al día siguiente, con unas amigas, repetí por la tarde el recorrido con otra cámara de medio formato, la Zeiss Ikon Ikonta b. Hice dos carretes, uno de Ilford FP4 Plus y otro de Ilford HP5 Plus. El primero a sus sensibilidad nominal, el segundo a 200 ISO; eso permite revelarlos juntos en Rodinal. Pero lo que pasó es que después de exponerlos, los guardé en un cajón… y luego me fui de viaje y pasaron otras cosas y los olvidé. Pero todo lo que queda guardado aparece tarde o temprano, y aquí están revelados algunos ejemplos de aquel paseo. No son nada del otro mundo, pero…

Torre del Agua

Torre del Agua en el entorno de la pasada Expo 2008.

Así te volverás si haces muchas sopas de letras...

El tipo de la sopa de letras, o alma del no se qué, que le llaman.

En el entorno Expo

Antiguos y vacíos pabellones de la exposición internacional.

En el entorno Expo

Paseo junto al Ebro en el meandro de Ranillas.

En el entorno Expo

El Ebro baña las orillas de la antigua exposición internacional.

Puente de la Almozara

Grafitis bajo el puente de la Almozara.

Plaza de Europa

Obelisco de la Plaza de Europa.

Calle de las Armas

Recuerdo a la heroína de la guerra de la Independencia, Casta Álvarez, en la calle de las Armas.

Augusto de Prima Porta

Reproducción del Augusto de Prima Porta, emperador que dio nombre a la ciudad, Colonia Caesar Augusta.

Nueva página en el Cuaderno de Ruta

Fotografía personal, Páginas personales

Los más observadores habrán comprobado que en el menú superior de la página aparece desde ayer una nueva opción. Se trata de Chismes fotográficos (de antaño). Si en Chismes fotográficos hago un repaso por el equipo que actualmente uso para realizar la mayor parte de las fotografías que se ven en el Cuaderno de Ruta, en Chismes fotográficos (de antaño) hago un repaso por los distintos aparatos fotográficos que me han acompañado a lo largo de mi vida, tanto en las épocas en las que la fotografía no representaba un especial centro de interés como en las que sí. El texto viene ilustrado por unas cuantas imágenes de los aparatos reales que todavía conservo en alguna estantería o armario de mi casa.

Espero que os interese. Os dejo con una de las imágenes, que fueron tomadas con la Canon EOS 40D y el objetivo Cosina MC 100/3,5 Macro. Es curioso que con el aspecto tan de juguete que tiene este Cosina, luego dé imágenes tan estupendas con los diafragmas adecuados. En la foto que adjunto, en su tamaño original se nota demasiado que no le limpié el polvo todo lo que debería. Se ven las motas de polvo.

Leica IIIf

Cámara Leica IIIf con objetivo Canon 50/1,8 III para montura de rosca M39