[Televisión] Cosas de series; altas y bajas en mi cartelera particular

Televisión

En estas dos últimas semanas, con el final de las fiestas de fin de año, han ido recuperando el pulso las series de ficción de las diversas televisiones, en especial de las norteamericanas. Y como consecuencia he necesitado hacer ajustes en mi cartelera de series, porque mi tiempo es limitado y la calidad de las series es heterogénea. Para mí, las series de ficción son dosis de cine en pequeña pantalla y de tamaño más reducido. Algo de lo que disfrutar cuando no tengo ocasión ni tiempo para ver el cine como me gusta. En pantalla grande y con el desarrollo de la historia adecuado. Pero, con el tiempo descubrí que en esto de las series hay productos que superan con frecuencia la calidad del cine “de verdad”, y adquieren su propia trascendencia.

Vamos al repaso de novedades y abandonos.

Entre las nuevas series, las que han dado comienzo en estos días sus primeras temporadas,… pues poco que añadir:

1600 PennSitcom sobre la familia de un ficticio presidente de los EE.UU. No me ha enganchado. Incluso algún personaje me cae mal. He visto dos episodios, y… fuera.

Ripper Street: Ya comenté el primer capítulo de estos policías británicos de los tiempos de Jack el Destripador. El caso es que me gustó. Pero en el segundo me desenganché enseguida. Está muy bien hecha, bien interpretada, pero me desinteresé pronto. Fuera.

Mr. Selfridge: Basada en los principios de los grandes almacenes Selfridges de Londres. Demasiadas similitudes con The Paradise, pero desde mi punto de vista inferior. O con personajes menos atractivos. Fuera.

Utopia: Serie británica cuyo primer episodio comencé a ver ayer con ilusión, por las expectativas, pero que a los 20 minutos descubrí que no tenía claro todavía de que iba. Parece que conspiraciones en torno a un misterioso libro que predice vaya usted a saber que… No sé. Fuera.

Banshee: Un delincuente sale de la cárcel, se encuentra que su ex se ha ido con otro, y que no tiene los diamantes que robaron. Por circunstancias del destino, se encuentra en la situación de suplantar al que iba a ser el nuevo sheriff de Banshee, población de Pensilvania con sus amish y todo donde vive su ex, y donde hay un millonario malo que controla el cotarro. Y lo hace. No tenía muchas esperanzas, pero me entretuvo. Como enganche, tira mucho de enseñar culos y tetas. Mucho. En fin, ya veremos. De momento, es la única novedad que se queda.

Camden Locks Market

Mucha serie británica o de ambientación británica que, contra todo pronóstico, se caen de la lista. En cualquier caso, yo prefiero los mercadillos como el de Camden Lock a los grandes almacenes, como Selfridges.

Retornos. Nuevas temporadas, o temporadas cuya primera parte queda en un pasado remoto.

Ni siquiera me he planteado ver de nuevo House of Lies. Ni siquiera el primer episodio. Fuera.

Girls: Podrá ser muy interesante esta serie cuya primera temporada aguanté justito. Pero tras el primer capítulo de la segunda temporada me quedó claro que definitivamente no me motivan nada las desventuras de estas chicas neoyorquinas. Fuera.

Bunheads: En la línea que llevaba la primera parte de esta su primera temporada que se emitió en verano. Es entretenida, no llega al nivel de Gilmore Girls (Las chicas Gilmore), de quien es heredera. Pero bueno,… Se queda.

JustifiedShamelessCalifornication: Mucho tendrían que bajar de nivel para que borrara de mi cartelera a estas tres. Particularmente siguen inspirados los Gallagher de Chicago. Bienvenidos de nuevo todos ellos.

Despedidas de series con temporada en activo. Hay que dejar sitio a los recién llegados y a los viejos amigos.

Once upon a time: Definitivamente, esta serie siempre me había parecido poco seria. Pero te reías de ella. El problema es que se ha empezado a tomar en serio a sí misma en exceso. Así que un rollo. Fuera.

Don’t trust the B—- of the Apartment 23: Realmente, considero que las vida de estas chicas no avanza, ni para bien ni para mal. Y han dejado de hacerme gracia. Incluso la B—-. Fuera.

The new normal: Teniendo una familia tan divertida y cachonda como los de Modern Family, el buenísmo políticamente correcto de estos me estaba resultando empalagoso y estomagante. Fuera.

No descarto ulteriores purgas. Especialmente porque puede haber nuevas incorporaciones y, como digo, mi tiempo es limitado.

Refreshments

Refreshments… una más de las calles de Londres.

[Televisión] Cosas de series: una chica mala y drogadicta, una chica desorientada y enferma, y chicas sin rumbo en Nueva York

Televisión

Hoy tenemos que comentar algunos finales de temporada, pero antes unas notas de servicio. Y es que el principio verano no le está sentando bien a las nuevas o viejas series, y muchas se están yendo a la papelera. Un drama médico con toques sobrenaturales, Saving Hope, no ha aguantado ni dos episodios. Ninguna emoción, y muchos tópicos. Me he cansado definitivamente de los vampiros de True Blood y de la histérica de Sookie (Anna Paquin); más de lo mismo. Adiós. Y el drama policiaco con toques de ciencia ficción, que tenía ciertos toques Terminator pero con una policía maciza en lugar de un robot protector, Continuum, definitivamente, un aburrimiento. Se me está llenando la papelera.

Vamos pues con los finales de temporada. Primero las veteranas, después las nuevas. Que son todas, chicas.

The Big C (temporada 3)

Las aventuras de Cathy (Laura Linney) se me han desinchado mucho después del climático final de la temporada pasada. Es como si Cathy sin cáncer se difuminara en la vulgaridad. Por que el resto de la familia tampoco ha estado especialmente interesante. Ni siquiera la participación de Joy (Susan Sarandon) ha dado realmente salsa a la historia. La he mantenido en cartelera en memoria de los buenos momentos, y por si recupera en el futuro la frescura que tuvo en su momento. Ya veremos. Nada convencido me he quedado.

Nurse Jackie (temporada 4)

Sin embargo, Jackie Peyton (Edie Falco) en sus intentos por desintoxicarse a su modo ha estado mejor que en la temporada anterior. La hemos visto evolucionar, sin dejar de ser ella misma. Quizá la subtrama más pobre ha sido la del divorcio y las niñas. Pero su vida dentro del hospital, especialmente su agonismo/antagonismo con el nuevo director Mike Cruz (Bobby Cannavale), ha dado mucho de sí y de buen nivel. Pero es que una de las cosas buenas de esta serie es que los secundarios son una comparsa estupenda para las aventuras de la protagonista. Con las ganas que dan de adoptar a Zoey (), con el excelente y británico humor y el embarazo de Eleanor O’Hara (), con el adorable/aborrecible Coop (), y todos los demás, no hay momento de aburrimiento en el All Saints’ Hospital neoyorquino. Espero con ganas la quinta.

Girls (temporada 1)

Una de las novedades y una de las sensaciones de la primavera. Serie de la HBO sobre un grupo de chicas de veintinomuchos, recién salidas de la universidad, que batallan por encontrar su camino en la vida, en lo laboral, en lo social, en lo sentimental,… Frente al glamour que destilaba Sex and the City (Sexo en Nueva York), también de la HBO, aquí nos encontramos con gente normal, no especialmente guapa, con sexo pero mucho menos vistoso, incluso cutre,… Con este antagonismo, que es menos de lo que aparenta, han jugado mucho. La serie, no ha estado mal. Por lo menos ha estado lo suficientemente bien para que la siguiera hasta el final y haya decidido ver la segunda temporada. Pero no me ha entusiasmado tanto. Motivos,… Porque tengo una brecha generacional que me impida identificarme con la situaciones,… Que la brecha, más que generacional, sea cultural,… Que mis vivencias de la época en que yo tenía esas edades no se correspondieran, aunque las inquietudes no fueran muy distintas,… Que el patetismo que despliegan sus personajes sea excesivo como para hacerme empatizar con ellos,… No lo sé. He de decir que su protagonista, Hannah (Lena Dunham), me carga un poco. O bastante. Que no me parece suficientemente coral. Me interesa todo el conjunto de personajes, pero me muestran mucho de Hannah y excesivamente poco del resto. Bueno. Un conjunto de cosas. Pero bueno, como he dicho seguiré con ella, al menos una temporada más. Después, dependerá de cómo evolucione.

Y bueno. De momento esto es todo. Quizá la semana comente algún final de serie británica, que siempre son interesantes.

Por algún motivo que desconozco, la siguiente fotografía, que publiqué en mi Tumblr hace casi tres semanas, ha recibido en el último día un interés notable, siendo la que más “me gustas” ha cosechado de todas las que he publicado en De viaje con Carlos. Hecha con una muy modesta para los estándares actuales Canon Ixus 400 de 4 megapíxeles, me parece que es correcta como documento pero poco más. Ni siquiera el equilibro de color está en su sitio. O a lo mejor es que ni yo mismo sé reconocer mis virtudes fotográficas. Bueno. Cosas que pasan.

Iglesia de estilo románico lombardo en Bagüés, en el Pirineo aragonés.

[Televisión] Cosas de series …

Televisión

Quizá la noticia más interesante de la semana pasada fue que Fringe, una de mis series de ciencia ficción favorita, tendrá una temporada más. Una temporada corta, pero serán, supongo, un número suficiente de capítulos para darle un final digno a una serie que desde mi punto de vista empezó timorata, pero que nos ha deparado muy buenos momentos. El último, pues esa triste despedida entre universos, que espero que no sea para siempre. Ahora que son amigos…

De las más recientes novedades, he mandado a la basura Scandal; tras un piloto que sin ser una maravilla me pareció entretenido,… pues lo que ha seguido no ha valido gran cosa. Sin embargo, he recuperado Don’t trust the b…. in Apartment 23. La rubita protagonista es un poco cargante, pero Krysten Ritter es una “b….” impagable, y las apariciones de James van der Beek haciendo, y riéndose, de sí mismo y de su pasado en Dawson’s Creek también.

Por supuesto, hay que mencionar el doble directo de 30 Rock. Capítulo grabado en directo por duplicado, a una hora para la cosa este de los Estados Unidos y a otra para la oeste. Son similares pero no iguales. Los cameos de personajes invitados son distintos. Así como alguna otra situación. Muy divertidos, en una de las mejores series que hay, aunque su continuidad es dudosa.

La que se me está desinflando un poco también es Girls, que tras dos primeros episodios bastante majos, el último emitido me parece que ha desinflado un poco las expectativas.

Por lo demás, unas cuantas series están cogiendo carrerilla para sus finales de temporada, o definitivos, durante el mes de mayo. Quizá la que más expectación provoque sea House M.D. Si su capítulo inicial se tituló Everybody lies, un leitmotiv que se ha mantenido durante toda las temporadas, el último se anuncia que se titulará Everybody dies. Y de momento el último episodio emitido, con un Wilson en horas bajas nos ha dado señales de que House puede que sea humano.

La semana que viene debería comentar algunos finales de temporada, y de serie. Y esa será la dinámica de las próximas semanas. A los finales de serie les dedicaré temporadas exclusiva. Los de temporada irán en el resumen de los jueves.

Avenida

Las últimas lluvias han elevado considerablemente el nivel del Ebro, aunque no sé si serán suficientes para paliar la larga sequía.

[Television] Cosas de series: chicas nuevas que no son New Girl, escándalos marujiles, y el comienzo del fin para Eureka, entre otras cosas

Televisión

Esta semana tenemos algunas novedades y muchas pequeñas anécdotas en el resto. Así que iré de forma un poco telegráfica. Primero las novedades:

La novedad más interesante. Girls. De la HBO. Una especie de anti sex in the city. Chicas de veintitantos. Muy despistadas en la vida. En Nueva York. Con aspecto normal. Ni son muy guapas ni muy feas. Ni tienen grandes tipazos. Ni visten a la última. Con problemas. Para saber lo que quieren ser en la vida, cómo y con quién se quieren relacionar, lo típico. Lo que pasa es que ya sólo el primer episodio te engancha. Da igual que hayas pasado hace tiempo esa etapa de la vida. No necesariamente ha de ser un producto generacional. Porque tiene pinta de estar muy bien hecha.

Menos interesante. De hecho, todavía estoy pensando si es aceptable o simplemente mala. Scandal. De la creadora de Grey’s Anatomy (uno de mis guilty pleasures). El mismo estilo pero entre abogados que se dedican a tapar escándalos políticos en Washington DC. Lo dicho. Ya veremos.

Ha comenzado la última temporada de Eureka. Más dramática y con menos humor. Francamente serializada ya, con la trama de fondo que ha adquirido protagonismo. El primer episodio de la temporada muy bueno. Con mucho ritmo y con sorpresa final. Imprescindible para los amantes de la ciencia ficción.

En lo que no son novedades. Presencias destacadas en distintas series. Susan Sarandon se asoma a The Big C. Veremos si vuelve o es una aparición episódica. Jeanne Tripplehorn, la mala de aquella mala película con una protagonista que era una actriz mala pero que estaba muy buena, se asoma a New Girl. Serie esta que cada vez ha ido mejorando. Ya no la veo sólo porque Zooey Deschanel sea un encanto de chica. El caso es que la Tripplehorn siempre me pareció interesante. Ana Bolena se reencarna en otra reina consorte en Game of Thrones. Y hecha una fresca, que es lo propio de este señor de los anillos con sexo. No me quejo.

Me entero que estamos en la última temporada de In Plain Sight, una serie que sin destacar en nada,… pues a la que se le coge cariño por los protagonistas. Esperemos que deparen un final feliz para Mary, que se lo merece.

Fringe que está cogiendo carrerilla de cara al final. Afortunadamente con la presencia de la otra Olivia, más divertida que la oficial. Parece ser que tienen rodados dos capítulos finales de temporada. Uno por si la cancelan; otro por si siguen. Por mí, que sigan.

Risas. Muchas. Provocadas con intención en 30 Rock. Madre mía si son buenos. Cada vez me divierten más. No buscadas en Once upon a time. En el último episodio emitido, nos explican por qué la reina mala tenía tanta ojeriza a Blancanieves. Todavía me estoy partiendo de la risa. Definitivamente, un guilty pleasure esta delirante serie. Supongo que sus creadores la emiten con intención de que sea un drama; pero a mí me parece una comedia, de verdad. Lo único que faltaría es que su protagonista, Jennifer Cameron, además de ser mona, dejará de poner cara de extreñida constantemente. Ya le pasaba en House MD. No es una actriz muy allá, no.

Ayer estuve probando la película instantánea en blanco y negro para cámaras polaroid de The Impossible Project. Un poco chungo el resultado. A pesar de mis precauciones, efectivamente se vela con facilidad. El proceso no lo tienen muy afinado y si no la proteges de la luz cuando sale de la cámara, se ve afectada. La probé en esculturas callejeras de la ciudad. No estoy muy animado a seguir con el intento. Todavía me queda algún cartucho de todas formas. Os dejo unas muestras.

Calle San Ignacio de Loyola

Escultura de Angel Orensanz en San Ignacio de Loyola.

Paseo Constitución

Pareja con paraguas en Constitución.

Calle Joaquín Costa

Joaquín "Mazinger" Costa en Santa Engracia.

Gran Vía

Tres jóvenes en Gran Vía.