Vuelven las series de todos los años

Televisión

Hemos llegado a finales de septiembre. Y vuelven las series de la televisión norteamericana. Cuando lleguen a España, si llegan, alguna, pocas, serán bien tratadas, con emisiones de calidad, duales en idioma original y dobladas, con subtítulos opcionales, en alta definición… pocas, demasiado pocas. La mayoría llegarán tarde, en definición vulgar, de la de siempre, con unos odiosos doblajes, etc… y luego se extrañarán de que la gente se busque la vida en internet, y les llamarán piratas encima. Siguen sin enterarse de nada. De cómo avanza el mundo. De cuales son las expectativas de la gente.

Yo siempre tengo la intención de ser legal. Estoy suscrito a canales de pago vía satélite, etc, etc. Pero claro. Cuando las cosas no vienen, o vienen con la calidad que vienen hay que buscar soluciones alternativas en el momento oportuno. Y a ver series de televisión, dentro de un orden, que ver demasiada televisión es malo para la salud. Induce al sedentarismo, que trae muchas complicaciones conforme vienen los años. 30 a 45′ después de comer y 30 a 45′ después de cenar. No mucho más.

Este año mi estrategia es de aceptar pocas series nuevas. Porque después de unos años bastante buenos, parece que la cosa se está estancando en temas de originalidad y calidad.

Desde luego seré fiel a varias sitcoms de las de 20′ de duración. Son las más sanas. Las que menos tiempo te dan para apoltronarte. Y a algunas de las tradicionales que podéis encontrar en comentarios míos en otros artículos. No hay más que buscar por la etiqueta televisión, y ya está. Algunas se caerán de la parrilla porque me cansaré de ellas. Y ya he dicho que incluiré nuevas con mucha parsimonia y con recomendación muy clara y concreta. Quiero limitar claramente el tiempo que paso ante la caja tonta. Hay muchas otras cosas interesantes en la vida.

Pero hay algunas que van a ser fijas y que espero con ilusión. Breve comentario.

  • Weeds: Las aventuras de Nancy Botwin se van superando día a día. No te aburres nunca. Y todo en media hora semanal, con temporadas de sólo 13 episodios. De lo más eficiente.
  • The Big C: Otra de las cortitas. Es una novedad de este año. Protagonizada por una maravillosa Laura Linney. Obligada solamente por ver a esta actriz. Pero es que además está muy bien.
  • Boardwalk Empire: Producción de lujo. Un primer capítulo firmado por Scorsese. Un reparto muy interesante. Un regreso a la ley seca y a la época dorada del gangsterismo nortemericano. Qué más queréis que os diga.
  • Fringe: Si se centran en la historia de los dos universos más que en los episodios autoconclusivos, y si vemos durante mucho tiempo a Olivia y Bolivia (la Olivia del universo B) en pantalla, esto puede dar mucho de sí. Terminó temporada pasada de forma magistral. Y la ha comenzado estupendamente. Lo mejor en ciencia ficción en la actualidad.
  • Dexter: Después de devastador final de la temporada pasada, nuestro psicópata favorito las va a pasar de a metro. Ya se ha visto en el primer episodio. Otra serie que se supera día a día.

En fin, ya os iré comentando de vez en cuando. Pero esto es lo más interesante de momento. Alguna más se irá sumando en el futuro, y alguna irá terminando. De todo se hablará. Cine de calidad en pantalla pequeña.

El Rin en Remagen

El río Rin a su paso por Remagen (Alemania), con la Erpeler Ley, en la orilla opuesta - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH. Composición a partir de varios fotogramas.