[Cine] Y el 90º Oscar es para…

Cine

Y ha llegado el fin de semana de los Oscar. Hoy es domingo, y normalmente hablaría de fotografía, de las recomendaciones que he encontrado por la red de redes durante la semana. Pero dado que mañana tengo también fiesta, es festivo en la ciudad de Zaragoza, dejaré para mañana esas recomendaciones fotográficas, y hablaré hoy de quién me gustaría que ganase el Oscar en algunas de sus categorías. Que no es lo mismo que quién creo que son los favoritos… Eso es otra cosa. Esto no es una quiniela, esto es una opinión de quién ganaría si yo fuese el único y todopoderoso votante.

Mejor película

Probablemente la categoría más decepcionante. Son muchas las películas que venían precedidas de grandes expectativas, y que posteriormente nos han decepcionado. No porque fueran malas, sino porque no estaba a la altura de esas expectativas. Por decirlo de alguna forma, no hemos encontrado ese peliculón que nos haga caer rendidos. Y mucho menos una competencia entre varias. Dicho lo cual, yo le daría el premio a…

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri.

Con una posible alternativa en…

Dunkirk.

20170518-IMGP3025

En una de las películas destacadas este año nos paseamos por las calles de Bérgamo, en el norte de Italia, lo cual siempre me parece una buena propuesta. Y allá vamos.

Mejor director

Siempre he pensado que la mejor dirección y la mejor película deberían ser lo mismo. Pero es que soy un ingenuo. Casi naïf, porque sigo pensando que una película debe ser una creación artística a cargo de un autor. Incluso si está pensada para el entretenimiento. Pero bueno, allá yo mismo con mis neuras. En esta ocasión, de los candidatos, mi preferido sería,

Christopher Nolan por Dunkirk.

Echo de menos a Kathryn Bigelow por Detroit, una película extrañamente ninguneada, muy superior a la mayor parte de las candidatas a mejor película.

Mejor actor protagonista

Si queréis que os diga la verdad, no me llama la atención especialmente ninguno… No he visto la película de Denzel Washington… Pero bueno, si he escoger alguno, que el joven…

Timothée Chalamet por Call me by Your Name.

20170518-IMGP3121.jpg

Mejor actriz protagonista

En esta ocasión me pasa al contrario. Hay muy buenas interpretaciones, siendo la más anodina desde mi punto de vista la eterna candidata Meryl Streep. En cualquier caso, creo que hay una que destaca por encima de tanta calidad y es la sólida…

Frances McDormand por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri.

Mejor actor de reparto

Mucho más interesante esta categoría que la de los protagonistas, ya que hay calidad y solidez en estos veteranos intérpretes para dar y vender. No habiendo visto el trabajo de Christopher Plummer, yo me quedo con…

Willem Dafoe por The Florida Project.

Un grande al servicio del bien común, que trabaja para que todos destaquen.

20170518-IMGP3175.jpg

Mejor actriz de reparto

También hay aquí mucha mucha calidad, y no me resulta fácil elegir. Pero creo que me voy a ir al trabajo más discreto y sufrido. Quizá no tan llamativo como otros, pero sentido y eficaz de…

Mary J. Blige por Mudbound.

Una película con más altura que muchas de las candidatas en la categoría principal, pero que no ha merecido la atención debida, probablemente por ser una producción de Netflix, que principalmente se ha exhibido en dicha plataforma.

Mejor guion original

Comienza la diversidad, ya que aquí se va colando alguna otra no prevista en otras categorías. Yo me quedaría de todas formas por el guion de…

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Martin McDonagh).

20170518-IMGP3189.jpg

Mejor guion adaptado

Siempre me cuesta valorar esta categoría, porque no he leído las obras literarias o gráficas originales. No he visto la de superhéroes, ni me interesa, pero de las demás me quedaría con… esta es complicada…

Mudbound (Dee Rees, Virgil Williams, novela de Hillary Jordan).

No comentaré este año las categorías de animación y película de habla no inglesa porque sólo he visto una película de cada una de ellas. En la animación he echado de menos un film nipón, que me tocó bastante la fibra, de todos modos.

Mejor banda sonora

Hasta ahora no había comentado esta categoría, porque para valorarla hay que poner en una balanza dos conceptos; la calidad de la música, por un lado, y cómo se funde y se integra en la película, por otro. El primero es muy subjetivo. Pero en esta ocasión hay una banda sonora que creo que es fundamental para el desarrollo de la película y que destaca. Aunque no es una música fácil,…

Dunkirk (Hans Zimmer).

20170518-IMGP3245.jpg

Mejor fotografía

Termino con una categoría que siempre me es muy querida, por mis aficiones personales, y por lo que aporta a las producciones. A caballo entre las categorías llamadas artísticas y las llamadas técnicas, creo que debería estar claramente encuadrada entre las primeras aun cuando haga uso intensivo de la tecnología. Pero si no hay creatividad… Y en esta ocasión la hay a raudales. En esta ocasión también me voy a quedar con una que es poco favorita, pero que creo que es un trabajo magnífico. Y encima la única mujer en una categoría tradicionalmente tan tan tan masculina…

Rachel Morrison por Mudbound.

Nuevamente tal vez poco apreciado por su difusión fundamentalmente a través de la pequeña pantalla. Me hubiera gustado ver por esta categoría el maravilloso trabajo de Vittorio Storaro, muy ninguneado, y el de Sayombhu Mukdeeprom, un tailandés iluminando los paisajes y ciudades del norte de Italia.

20170518-IMGP3323.jpg

[Cine] Y el óscar 2016 es para… difícil elección

Cine

Como contaba ayer, adelanté un día mi entrada sobre recomendaciones semanales de fotografía para poder dedicar la de este domingo a los óscar. Esta tarde-noche, a las 17:30 hora del Pacífico, se celebra la gala de los 88º premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (Academy of Motion Picture Arts and Sciences). Huelga decir que hace tiempo que nos hemos caído del guindo, que los premiados de este certamen no tienen por qué realmente ser los mejores del mundo ese año, que en el mundo se hace mucho más cine y sólo una parte es considerado para estos premios, centrados principalmente en el mundo anglosajón. Pero a pesar de todo ello, el glamour, la emoción, los debates y discusiones que suscita, y la leyenda que a estas alturas los rodea hace que los aficionados al cine no nos podamos sustraer a su atracción. Y puesto que forma parte de nuestro tiempo libre, de nuestras aficiones, y lo importante es que estas aficiones nos proporcionen relajo y felicidad, ni siquiera nos queremos sustraer a esta atracción. Para qué lo voy a negar, el grupo de gente con el que voy al cine, hace años que dedicamos los meses de diciembre a febrero a recolectar los potenciales candidatos para poder opinar. En este fin de semana nos hemos chupado dos película, una el viernes y otra el sábado, para poder discutir ayer “apasionadamente” mientras cenábamos una ensalada y una pizza, resguardados del mal tiempo que “asolaba” la ciudad de Zaragoza.

Probablemente Nueva York sea la ciudad más de Óscar, sea Brooklyn...

Probablemente Nueva York sea la ciudad más de Óscar, sea Brooklyn…

A pesar de todo no ves todo lo que está en las candidaturas. Algunas cosas porque no es posible, por distintos motivos. Otras porque no. Porque te niegas. No sé si Silvestre “Hastalostalones” está también o no en la película por la que es candidato al premio a mejor actor de reparto. Pero la trayectoria personal y cinematográfica de este individuo hace que me resulta horriblemente antipático. Y tampoco es que me apetezca mucho ver una película de boxeo, espectáculo horrible y lamentable, reflejo de lo más bajo del ser humano. Es un ejemplo.

Haré un repaso de las categorías más artísticas y que son las que interesan… Sinceramente, las categorías más técnicas aportan y mucho, pero aquí estamos por el glamour, qué narices. De todos modos, alguna categoría a caballo entre lo técnico y lo artístico comentaré.

Y tengo que decir algo de entrada. La película que a mi me parece que reúne todos los requisitos para llevarse un óscar al modo clásico, que está bien dirigida, que es muy bonita, que te llega al alma, que esta interpretada de forma excelente, que tiene un guion y una historias muy interesante, y que es capaz de hacerte pensar… esa película… no es candidata a la mejor película. Es Carol, y el único motivo que se me ocurre es que la intolerancia al amor homosexual, en este caso entre dos mujeres, y que la historia denuncia, sigue presente, aunque se esconda muchas veces detrás de lo políticamente correcto. Lo curioso es que ha habido una tremenda campaña sobre la posible discriminación de los candidatos de origen no europeo, especialmente de origen africano,… pero nadie ha dicho ni mu sobre esto, no importa el color de su piel. Sólo hay una película entre las candidatas que me haya llegado al alma con la misma intensidad, no he tenido ocasión de comentarla todavía en estas páginas, porque la vimos ayer por la tarde. Pero considerando todas las circunstancias… Carol me parece que reúne mejor todos los ingredientes para ser considerado un peliculón de óscar. Y ahora, vamos por categorías.

... o más habitualmente, Manhattan.

… o más habitualmente, Manhattan.

Mejor fotografía

En estos momentos, esta categoría que se mueve entre lo artístico y lo técnico está siempre muy reñida. El nivel técnico y la capacidad de los directores de fotografía es muy alta, y es difícil encontrar una película mal fotografiada. He visto todas las películas de la categoría. No sé cuál ganará. Parece que las apuestas van para The Revenant (El renacido). A mí me parece una broma. Porque tiene una fotografía efectista que se hace demasiado evidente constantemente. Hasta las narices de ver el sol convertido en una estrellita por las puntas de difracción debido a los diafragmas cerrados. Y qué tontería es esa que la sangre salpique el objetivo rompiendo la cuarta pared. Sinceramente, mi preferida es Carol, por el tremendo ejercicio de estilo y de ambientación, por saber inspirarse en los mejores fotógrafos de la época y trasladar unas sensaciones poco habituales.

Mejor película de habla no inglesa

Sólo hemos podido ver Saul fia (El hijo de Saul). Nos pareció una película superlativa, aunque difícil de ver. Dicen que es favorita. A falta de haber visto otras candidatas, la daremos por buena.

Mejor película de animación

Tres película de las cinco hemos visto: Anomalisa, Inside Out (Del revés) y Omoide no Marnie. Esta última haciendo trampa… pero es que ni se sabe cuando se podrá ver en España de forma legal. La japonesa produce un cierto sabor agridulce. Está muy bien y es la última que va a salir de la factoría del Studio Ghibli. En cualquier caso, creo que está un paso por detrás de las otras dos. Las cuales son muy distintas y con un público muy distinto. Ambas son dignas del premio. Probablemente lo ganará Inside Out. Demasiado para Hollywood el planteamiento de Anomalisa.

Son varias las películas candidatas este año que se desarrollan en la Gran Manzana.

Son varias las películas candidatas este año que se desarrollan en la Gran Manzana.

Mejor guion adaptado

Muy notable quinteto de candidatas en la que los guiones más flojos me parecen los de The Martian (El marciano) y Brooklyn. Esta última no la he comentado todavía, pero la vimos el viernes. Cuando la comente haré una reflexión en comparación Carol,… cosas muy curiosas al jugar a los parecidos y las diferencias. Son los más flojos, pero no malos… ni muchísimo menos. Nos dicen que el candidato es The Big Short (La gran apuesta)… Me gustaría que ganara Carol, con Room (La habitación) como alternativa.

Mejor guion original

He visto todas las películas menos una (Straight Outta Compton). A mí me parece que la ganadora, sin duda alguna, debería ser Inside Out (Del revés)… pero no suele suceder que le den un óscar de este tipo a una película de animación. En su defecto, la favorita, Spotlight, que realmente es un guion complejo, me parecerá un buen ganador.

Mejor actriz de reparto

El problema de esta categoría es que hay dos candidatas que no son realmente actrices de reparto, Rooney Mara (Carol) y Alicia Vikander (The Danish Girl). Se supone que la favorita es Vikander, pero creo que Mara hace un papel superlativo que se merecería el premio… a la mejor actriz en papel protagonista. Puestas así las cosas, Kate Winslet (Steve Jobs) debería ser la ganadora. Porque Jennifer Jason Leigh es candidata pero por la película equivocada. Yo le daría el premio por poner la voz a Lisa en Anomalisa. Ya veis. Qué follón de categoría, desde mi punto de vista.

En toda o en parte de la película.

En toda o en parte de la película.

Mejor actor de reparto

He visto el trabajo de todos menos del Silvestre. Dicen que la cosa va a estar entre Christian Bale (The Big Short) y el Silvestre (Creed),… pero yo se lo daría de calle a Mark Ruffalo por Spotlight. De verdad que está muy muy bien. Mark Rylance (Bridge of Spies) estuvo también realmente bien y no me disgustaría como ganador.

Mejor actriz

Esta categoría se ve afectada por el follón que he comentado en la categoría de actriz de reparto. Puestas en estas circunstancias… creo que la ganadora debería ser o Brie Larson por Room o Charlotte Rampling por 45 years. Cate Blanchett está estupenda también en Carol,… pero no es realmente el personaje más importante de la película aunque tenga un minutaje de protagonista. Saoirse Ronan (léase Sirshe Ronen) por Brooklyn está excelente, pero tiene el problema de estar en una película mucho menor de lo que la plantean. Jennifer Lawrence es una actriz excelente, está guapísima,… pero no puedes recibir un óscar por una película que es un bodrio… De verdad. Dicen que ganará Larson de calle,… Pues bien.

Mejor actor

He visto todas las interpretaciones menos una. El problema aquí es que mientras en las categorías de las chicas me cuesta descartar alguna… aquí me cuesta destacar alguna… Son buenos trabajos todos,… pero sin que me emocionen demasiado. Todos dan por hecho que se va a llevar el premio sí o sí Leonardo DiCaprio por The Revenant… Lo cual es paradójico porque más allá del esfuerzo físico necesario, no me parece un papel especialmente interesante. Matt Damon por The Martian está simpático… pero no me parece para tanto, y el papel de Eddie Redmayne en The Danish Girl me parece el típico ejemplo tantas veces visto en los óscar de que para optar a este premio en esta candidatura te tienes que transformar muchísimo, volver loco, o cualquier otra variante de la normalidad. Y tampoco me gustó tanto. Sin saber de que va el papel de Bryan Cranston en una película que no he visto, casi por exclusión llegaría a la conclusión de que mi preferido es Michael Fassbender por hacer de Steve Jobs… No sé.

Incluso una de ellas, Brooklyn, tiene el nombre de uno de sus burgos en el título.

Incluso una de ellas, Brooklyn, tiene el nombre de uno de sus burgos en el título.

Mejor director

Descarto de entre mis favoritos aquellos que los son por propuestas basadas en el exceso, aunque todos dan por favorito a Alejandro González Iñárritu por The Revenant… Lo siento, pero no. Y las alabanzas a una película como la de Mad Max, en la que la mitad de la película es ir corriendo en una dirección pegando tiros y haciendo explotar cosas para luego dedicar la otra mitad a realizar el recorrido inverso pegando tiros y haciendo explotar cosas… pues no oye. De verdad. De lo que nos quedan,… me quedo con Lenny Abrahamson, ya que la primera mitad de Room (La habitación) me parece antológica. Pero no ganará.

Mejor película

Ya lo he dicho… Para mí, la merecedora de mejor película es Carol. Tiene una de las mejores direcciones de la mano de Todd Haynes, que paradójicamente no es candidato. Tiene dos de las mejores interpretaciones. Tiene la que creo es mejor fotografía. Tiene uno de los mejores guiones si no el mejor. Tiene un diseño de producción, un vestuario, una banda sonora fenomenales. El montaje y el maquillaje y peluquería no cuentan en esta película porque se destinan a películas de acción o de caras raras… pero son de primer nivel… Aunque no es candidata a estos premios.

De las que quedan… Que Mad Max: Fury Road sea candidata me parece un chiste. Bridge of Spies (El puente de los espías) podría haber sido grande si hubiese sabido qué quería ser de mayor, pero se quedó en entretenida. The Revenant es un exceso, un alarde, pero mucho más vacía de lo que nos quieren vender. Brooklyn es demasiado pequeñita en su esencia, aunque sea bonita de ver y emotiva. The Big Short y Spotligh son películas inteligentes e interesantes, bien hechas, pero carecen de emociones. Son demasiado “documentales”. Qué me queda. Room (La habitación). Ya he dicho que todavía no la he traído aquí porque no hace ni 24 horas que la vi. Tiene casi todas las virtudes de Carol. Una gran dirección, ya he hablado de la primera mitad antológica, y no quiero decir que la segunda mitad sea mala ni de lejos, unas tremendas interpretaciones, un buen guion, y… una buena factura general pero sin el virtuosismo estético que tiene Carol, y que hace que esta última acceda a la categoría de “peliculón”. Pero dadas todas estas condiciones… Room es mi preferida. Puede que hasta gane… pero  parece que serán The Big Short y Spotlight las que se llevarán el gato al agua. No destacan en nada en particular, pero están muy equilibradas en su conjunto.

Pero para mí… será una gala con unos resultados decepcionantes. Eso ya lo sé. Y eso que ni siquiera he entrado a analizar las películas vistas este año que no aparecen candidatas ni al menor de los premios y son estupendas. ¿Os acordáis de la historia de un chica que estaba muy malita? Otra vez será.

¿Algún año le darán el óscar a Nueva York aunque sea a título honorífico?

¿Algún año le darán el óscar a Nueva York aunque sea a título honorífico?

[Cine] Llegan los óscars 2015

Cine

Esta noche, como de costumbre todos los años a finales de febrero, llegan los premios más conocidos del cine mundial. Llegan los óscars. Decir que en esta noche vamos a conocer cuál es la mejor película estrenada en 2014 me parece una osadía. Nunca debemos olvidar que los óscars es una entrega de premios concebida para la promoción del cine de los Estados Unidos, que deja entrar con cuentagotas las cinematografías de otros orígenes salvo probablemente el británico por el idioma y por las interrelaciones que a estas alturas se dan en la industria de ambas industrias cinematográficas. Siempre he dicho que muchas de las películas que participan en la sección del premio a la mejor película de habla no inglesa son muchas veces más interesantes y dignas del premio gordo que las de habla inglesa.

Por otra parte, siempre resultan extraños algunos de los criterios por los cuales las películas llegan al corte final, y no digamos ya lo que puede motivar a los votantes, miembros de las academia de Hollywood a decantarse por una u otra película. Se ha dicho siempre que están muy influenciados por las campañas publicitarias, que el hecho de que trabajen en el mundo del cine no quiere decir que tenga un saber o un gusto superior a los aficionados, que no ven realmente las películas,… No lo sé. Ironizaba hace poco alguien por la red de redes sobre el hecho de que las copias que pueden ver en sus televisores los académicos, remitidas por las productoras de los candidatos, tienen peor calidad que la que se puede piratear a través de internet. Calidad de DVD, sonido malo, floja fidelidad al color y la iluminación del filme,… y sobre eso, han de juzgar las virtudes artísticas y  técnicas de la película.

Pero por otro lado, tiene carácter de fiesta. Como las horas a las que se celebra, la tarde noche californiana supone las horas de sueño en España, y los lunes son un día duro siempre, no veo nunca la ceremonia. Seguro que mañana pararé un rato a contemplar lo “guapas” y “elegantes” que van ellas al pasear por la alfombra roja. Un escaparate comercial de principio a fin.

No traigo glamour a las fotografías de la entrada de los óscars. Me ha dado por ahí.

No traigo glamour a las fotografías de la entrada de los óscars. Me ha dado por ahí.

Pero voy a comentar un poco mis impresiones a partir de la lista de candidatos.

Empezaré por la exposición combinada de las candidatas a mejor película y mejor director. Porque hay una cuestión que tengo clara. Puedo concebir que un director sea candidato sin que su película lo sea al premio gordo, pero me resulta difícil lo contrario. Al fin y al cabo, el responsable último del filme es este. Sin embargo, a quienes se entrega el premio es a los que ponen la pasta, los productores. Un indicativo muy claro del tipo de premios que en realidad son. Esta es una fiesta del comercio, no del séptimo arte.

Dicho lo cual de las ocho candidatas a mejor película, sólo cuatro películas tienen sus directores como candidatos al premio en su candidatura, y estas son Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) de Alejandro G. Iñárritu, Boyhood de Richard Linklater, The Grand Budapest Hotel de Wes Anderson y The Imitation Game de Martin Tyldum. De las ocho candidatas no he visto una, Selma. Sinceramente, creo que el premio a la mejor película debiera salir de ese cuarteto, especialmente de las tres primeras que nos ofrecen calidad técnica, calidad interpretativa, riesgo, propuestas, trabajo de autor e historias interesantes que contar. Me sentiría satisfecho con que ganara cualquiera de las tres, creo que las dos primeras son las propuestas más interesantes y ambas me producirían una alegría, y es Birdman y Alejandro G. Iñárritu la pareja de ganadores en ambas categorías, película y director, las me dejarían más plenamente satisfecho.

En la categoría de mejor dirección se cuela también Whiplass, una película interesante pero que finalmente no ha calado en mí tan profundamente como pensaba cuando la vi. Pero para mí podría ser la más razonable ganadora del premio al mejor montaje.

Las películas nos cuentan historias. Por lo tanto, las siguiente categorías en importancia desde mi punto de vista son las mejor guion. En los guiones adaptados siempre se me genera el problema de que la mayor parte de las veces desconozco el material de origen. Una de las candidatas, Inherent Vice no la he visto, y el resto son filmes que prometen mucho pero que me han dejado un pelo de insatisfacción por algún motivo. Tengo recién vista, pero no comentada todavía, el American Sniper de Clint Eastwood, y esta podría ser una posibilidad. Lo mismo que Whiplass. El resto, The Imitation Game y The Theory of Everything, son películas que me dejaron insatisfacciones en lo que me contaron, y preferiría que no se alzaran con el triunfo. Sinceramente.

La categoría de mejor guion original me parece mucho más interesante. No he visto el Nightcrawler de Dan Gilroy,… a partir de ahí, creo que mi preferida está en The Grand Hotel Budapest, con una historia original, pero que a la vez te da la sensación de que podría estar adaptada de algún libro o de algún escritor que ya has leído. Nunca ha ocultado sus influencias literarias.

Me ha dado más bien por el paisaje suburbial, por esa transición entre la ciudad y la maltratada naturaleza.

Me ha dado más bien por el paisaje suburbial, por esa transición entre la ciudad y la maltratada naturaleza.

Y ahora el glamour. Los actores y las actrices. Lo que más le gusta a la gente. Desde luego que son importante; personifican, y deben hacerlo con convicción, a esos personajes que sufren, aman, gozan, viven o mueren en las historias.

En el mejor actor protagonista tengo claro que mi preferido es Michael Keaton por Birdman. Eddie Redmayne y Steve Carell, por The Theory of Everything y Foxcatcher respectivamente, basan su interpretación en una intensa caracterización y maquillaje y eso es algo que no es muy de mi agrado. Eddie Redmayne está muy bien, pero arrastra el peso de la superficialidad en la que se queda la historia, y Bradley Cooper hace el mejor papel que le he visto y podría ser mi segundo clasificado, pese a que siento pocas simpatías por este tipo de personajes “heroicos” como el que representa en American Sniper. Pero lo hace bien.

No he visto el trabajo de Reese Witherspoon y, lamentablemente, tampoco el de Marion Cotillard. Tengo la sensación de que esta última es la actriz más en forma en estos momentos, pero no la he visto. Del resto, Felicity Jones está competente, pero no me acaba de enganchar a su personaje en The Theory of Everything, y creo que Julianne Moore ha hecho mejores papeles que el de Still Alice. No lo niego, trabaja de forma espléndida, pero si gana creo que sería un premio compensatorio por anteriores “olvidos”. Así que me quedo con el excelente e inquietante trabajo que desarrolla Rosamunde Pike en Gone Girl, una película poco considerada en esta edición de los premios y que me parece tendría que tener algo más de presencia en el conjunto de las candidaturas. ¿Por qué no en la categoría del guion adaptado? O incluso entre los mejores directores.

En un mes que está haciendo honor a su apelativo popular, "febrerillo el loco", por la inestabilidad de su tiempo, ahora frío, ahora ventoso, ahora lluvioso, ahora templado.

En un mes que está haciendo honor a su apelativo popular, “febrerillo el loco”, por la inestabilidad de su tiempo, ahora frío, ahora ventoso, ahora lluvioso, ahora templado.

Entre los actores en un papel no protagonista, no he visto a Robert Duvall por The Judge. Y tengo una gran objeción. El papel de J. K. Simmons no es secundario, es uno de los protagonistas, colado en esta categoría para tener más oportunidades de ganar. Hace un magnífico trabajo, pero creo que estas prácticas son tramposas, así que le niego mi preferencia. Dicho lo cual, me sentiría satisfecho tanto si se premiase Edward Norton por Birdman como a Ethan Hawke por Boyhood. Tengo una preferencia muy marginal por Hawke, ese sí. Mark Ruffalo es buen actor, pero su personaje en Foxcatcher no me dijo gran cosa. No por él; por la película en su conjunto.

Entre las actrices en un papel no protagonista, no he visto a Laura Dern en Wild. Los trabajos de Meryl Streep en Into the Woods y Keira Knightley me parecen sobrevalorados, especialmente la primera. La segunda realmente está mejor que en otros trabajos recientes suyos. Y me pasa como en la anterior categoría. El premio a las secundarias de Boyhood, Patricia Arquette, y de Birdman, Emma Stone, me dejarían satisfecho. En este caso, sin embargo mi ligera preferencia va por la chica de Birdman, la ubercharming Emma Stone.

Me gusta opinar en la categoría de mejor dirección de fotografía, aunque este año me faltan datos de Mr. Turner y Unbroken. Cualquiera de las otras tres, Birdman, The Grand Budapest Hotel e Ida me dejarían satisfecho, aunque siento ligera preferencia por el sobrio blanco y negro de la película polaca.

En la categoría de mejor película de habla no extranjera, las tres que he visto me parecen muy interesantes, Ida, Leviathan y Relatos salvajes. De las que no he visto se hablan maravillas. Probablemente varias de ellas merecieran estar como candidatas en la categoría absoluta, como ya he comentado al principio que pasa en muchas ocasiones. La que más impresionado me dejó tras su visualización fue Leviathan, que se convierte en mi preferida, pero Ida también me satisfaría como ganadora. E intentaré ver en cuanto pueda las otras dos. Por la vía legal o la ilegal, si no queda más remedio.

Incluso una sucesión casi ininterrumpida de avenidas está afectando al río Ebro a su paso por Zaragoza.

Incluso una sucesión casi ininterrumpida de avenidas está afectando al río Ebro a su paso por Zaragoza.

Una categoría como la de mejor película documental pasa desapercibida porque casi nunca hemos visto las películas candidatas. Pero se da la casualidad de que este año hay dos que he visto, y ambas tratan de fotógrafos, motivo por el que he querido verlas por cualquier medio. Sinceramente, The Salt of the Earth es muy superior a Finding Vivian Maier. Incluso hay un documental de la televisión británica sobre esta fotógrafa que me parece más interesante que esta candidata.

Siempre hay ausencias que uno siente como incomprensibles en es estos premios. Ya he comentado la escasa representación de Gone Girl de David Fincher. Creo que merecía más oportunidades. E Interstellar es otra que también me parece muy ninguneada. Como película de ciencia ficción adquiere muchos más riesgos que cualquiera de las de este género, tiene unas interpretaciones excelentes, tanto por parte de la excelente Jessica Chastain, como de Matthew McConaughey. Y el guion no está nada mal. Sólo opta a algún premio técnico.Una pena. Y también hecho a faltar al reparto de The Grand Budapest Hotel… de verdad. Que lo hacen muy bien.

Os dejo para acabar mi lista de preferidos como resumen de la entrada. Son preferidos, no los que considero que vayan a ganar. Eso,… pues se me ha olvidado la bola de cristal, y me resulta un tanto indiferente:

Película: Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)(Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)).

Director: Alejandro González Iñárritu por Birdman.

Mejor guion original: Wes Anderson y Hugo Guinness por The Grand Budapest Hotel (El Gran Hotel Budapest).

Mejor guion adaptado: Jason Hall por American Sniper (El francotirador).

Mejor actor protagonista: Michael Keaton por Birdman.

Mejor actriz protagonista: Rosamund Pike por Gone Girl (Perdida).

Mejor actor de reparto: Ethan Hawke por Boyhood.

Mejor actriz de reparto: Emma Stone por Birdman.

Mejor dirección de fotografía: Ryszard Lenczewski y Lukasz Zal por Ida.

Película de habla no inglesa: Левиафан (Leviatán)

Mejor película documental: The Salt of Earth (La sal de la vida)

Esperemos que sólo sea una transición hacia el mes de marzo, que nos ha de anunciar ya la primavera y las ganas de pasear y disfrutar.

Esperemos que sólo sea una transición hacia el mes de marzo, que nos ha de anunciar ya la primavera y las ganas de pasear y disfrutar.

[Televisión] Cosas de series; de guerras mundiales y alfombras rojas

Televisión

Esta ha sido una semana en la que no ha pasado nada realmente importante en el mundo de mis series de televisión. Aunque se va recuperando algo de ritmo tras los juegos olímpicos y la ceremonia de los oscar, tendremos que esperar a la semana que viene para dos acontecimientos; el final de temporada de True Detective, serie que por su complejidad y los acentos de los protagonistas a lo mejor merece la pena que cuando haya tiempo le hagamos una nueva visita, y la nueva versión de Cosmos, aquella serie de ciencia de Carl Sagan que en los años 80 hizo que todavía me gustase más la ciencia y la cosmología en particular. Pero por lo demás, rutinas sin sobresaltos ni grandes novedades. Bueno, ha vuelto a Call the Midwife su protagonista, Jessica Raine. Debió cogerse un permisillo en su momento para rodar alguna otra cosa.

Paso bajo la antigua vía ferroviaria

Ayer por la tarde… iba a decir que estuve haciendo fotografías en el paraje junto al Ebro en Escatrón donde estuve hace mes y medio con Fotógraf@s en Zaragoza. Pero me parece que lo único que hice fue el indio. Una tarde poco inspirada.

Por lo tanto sólo comentaré un par de novedades. En la BBC siguen echando de vez en cuando algún programa para conmemorar el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en este año su centenario. Y pudimos ver hace unos días el programa The Pity of War, llevado por el historiador Niall Ferguson. Este historiador escocés afirma que fue un error que el Reino Unido entrará en guerra, que lo único que sirvió fue para prolongar el estado de guerra y aumentar el número de muertes, e incluso que una victoria rápida de los imperios centrales sobre FranciaRusia hubiera tenido consecuencias menos nefastas a lo largo del siglo XX, que el derrumbe del Reich alemán tras cuatro años de muy sangrientas guerras, con la inestabilidad mundial, el auge de los fascismos y el comunismo y la Segunda Guerra Mundial como broche de oro a una posguerra nefasta. Incluso se discutió a qué se debió el final de la guerra, que contra toda la lógica pudo haber llegado a ganar Alemania, aunque finalmente sus ejércitos colapsaron. Llevó al estudio de televisión algunos otros historiadores y público general, que en general no estuvieron de acuerdo con su tesis. Pero algunos elementos de reflexión son interesantes. No obstante hubo mucho de “qué hubiera pasado si…”, sin que nadie tenga la respuesta a estas hipótesis.

Por otro lado, hubo mucha ceremonia de los oscar, que yo no vi, salvo el ratito de la alfombra roja. Para ver lo guapa que estaba Jennifer Lawrence, mucho, y si se caía este año, que se cayó, pero no lo sacaron en la televisión. Una pena.

Creciente

En cualquier caso, ya que se acerca la nueva “Cosmos”, hubo un momento para mirar al cielo.

[Cine y fotografía] Algunos obituarios, un breve sobre los óscars y fotómetros y cámaras de antaño

Cine, Fotografía

Con mi leve faringitis y el mal tiempo, el sábado tocó quedarse en casa, y como algunos quizá ya sabréis lo dediqué a un artículo sobre fotómetros de antaño que publiqué en De fotos y cámaras fotográficas, el lugar donde hablo de estas cosas técnicas fotográficas.

Pero para quien no quiera meterse tanto en la cosa técnica, dejo aquí algunas fotos de los aparatos con los que estuve trasteando. Pertenecieron al padre de un amigo mío, y algunos son diseños de finales de los años 30 del siglo XX.

Pero mientras han pasado otras cosas. Y entre esas cosas es que se nos han muerto un par de directores de cine. Muy distintos eso sí.

Por un lado con poco más de 50 años de edad falleció la directora y guionista española Dunia Ayaso (1951 – 2014), que funcionaba en pareja con Félix Sabroso. Se pusieron relativamente de moda desde finales de los años 90 con un tipo de comedia petarda que atraía al público joven, aunque desde mi punto de vista con una repercusión social y artística moderada. No estoy al tanto de su trabajo en el terreno de las artes escénicas donde también desarrollo labor. En cualquier caso, una pena que desaparezcan creadores en plena edad productiva. No andamos sobrados de ideas y propuestas en el cine español como para ir perdiendo efectivos.

Y por otro lado, hemos dicho adiós a Alain Resnais (1922 – 2014), director francés realmente innovador, encuadrado en La nouvelle vague, que aunque fallecido a una edad ya muy provecta, ha estado trabajando hasta sus últimos años. Su obra es diversa, con ese punto álgido en el puente entre los 50 y los 60 en el que nos dejó dos obras tan especiales como Hiroshima, mon amour y la muy personal y compleja L’année dernière à Marienbad. Quizá sea una buena excusa, el homenajear a este director, para revisitar alguna de sus obras.

Todo ello en el entorno temporal de la entrega de los óscars correspondientes a la generación del 2013, sobre la que me extendí ayer, sin que tenga gran cosa que añadir. En las categorías que consideré comentar, pues decir que sólo he coincidido con el criterio de los votantes académicos en el premio a la mejor actriz. Insistir en la catástrofica visión de los distribuidores y exhibidores españoles que todavía no nos han permitido ver por vías “legales” una película con tres premios como es Dallars Buyers Club. Y que según las fotos que he podido ver de la alfombra roja, Jennifer Lawrence no se ha llevado su segunda estatuilla consecutiva, pero sigue pareciendo la más guapa y simpática del cotarro, así como la más patosa. Sin duda.

Fotómetro Zeiss Ikon Helicon (sobre Leica IIIf)

La pieza que más me atrajo es este fotómetro Zeiss Ikon Helicon, aquí montado sobre mi Leica IIIf.

Fotómetro Zeiss Ikon Helicon (sobre Leica IIIf)

La baquelita está quebrada y necesita una limpieza de las partes metálicas, pero funciona. Aunque no puedo garantizar su nivel de precisión.

Fotómetro Zeiss Ikon Helicon (sobre Leica IIIf)

Con un poco de paciencia, conseguí una imagen del interior del visor, donde está la aguja que nos guía a la hora de medir la luz de forma correcta.

Fotómetro Bertram Chronos

Este Bertram Chronos de 1950 sí que funciona bastante bien por lo que he podido comprobar.

Fotómetro Sekonic Auto Leader Mod. 38

Sin embargo, este Sekonic Auto Leader Mod. 38 puede tener ya su célula de selenio agotada. Un pena, porque es bonito, y muy capaz. Se puede ajustar para sensibilidades de película de hasta 12800 ASA (no ISO, que en los año 50 no existía ese estándar, pero que es equivalente, más o menos).

Fotómetro Weston Master II

Quizá el aparato más interesante fue este Weston Master II, que salió al mercado en 1939, y que perteneció a una prestigiosa estirpe de fotómetros. Ansel Adams consta que usó uno de estos en ocasiones.

Zeiss Ikon Ikonta 35mm

También trasteé con un par de cámaras. Como esta Zeiss Ikon Ikonta, mismo nombre que una de formato medio que poseo. Pero esta es para película perforada de 35 mm. Para no confundirse, sus sucesoras recibieron el nombre de Contina. Mientras que las versiones más sofisticadas, con telémetro y fotómetro eran las Contessa. De estas últimas también tengo una. No he conseguido que funcione esta Ikonta 35. El disparador está atascado. No la quiero forzar.

Konica Eye 2

Y la que confiaba que funcionase es esta Konica Eye 2, camara de medio formato, negativos de 24 x 18 mm, similar a mi Canon Demi EE17. Las diferencias con esta es que no tiene modo manual mecánico. Es automática y necesita pilas para hacer funcionar su electrónica. Y aunque le he puesto una pila nueva, no ha funcionado. Sus circuitos no deben funcionar. Mala suerte.