[Libros] El año 2019 en libros

Literatura

Ya tengo mi resumen de mis lecturas durante 2019. Me dicen en GoodReads que son 53 libros. Uno más que semanas tiene el año. Y un total de 14.855 páginas. 280 páginas por libro. Mis 5 estrellas… Haruki Murakami (Sputnik, mi amor), Joyce Carol Oates (Un libro de mártires americanos), Alessandro Baricco (Seda), Theodor Kallifatides (Otra vida por vivir), Michael Ondaatje (Luz de guerra), Hugo Pratt ([Corto Maltés] La balada del mar salado). Mis principales decepciones… la ciencia ficción española.

Y ahora, os dejo algunas fotos de las últimas nieblas en Zaragoza, que parece que ya han levantado.

[Cine] El cine que he visto en 2019

Cine

Comienzo la entrada con una introducción totalmente similar a la de años anteriores en la que intento explicar mi proceso para comentar y puntuar mis películas.

Como todos los años llega el momento de hacer un repaso del cine que he visto durante el año anterior. Esta entrada trata de las películas vistas en salas de cine, independientemente de si han sido estreno durante el año o no. También se incluyen películas de estreno que no han pasado por las salas de cine, sino que se estrenan directamente en las plataformas de vídeo o cine bajo demanda. Este tipo de películas van a ir tomando fuerza con los años, como iremos viendo. Aunque su inclusión o exclusión de estas listas es compleja. Se mezclan las películas que tradicionalmente se han considerado pensadas y realizadas con miras a una difusión televisiva, con otras que no se diferencian de las que se estrenan en la gran pantalla en su planteamiento, pero que no se estrenan en gran pantalla. Serán estas últimas las que encuentren hueco en mi Cuaderno de ruta. Lo que no incluiré es una película pensada y estrenada en la gran pantalla, que luego con el tiempo vea en televisión. Todas las películas están recogidas en mi base de datos cinematográfica que inicie el 28 de diciembre de 1997, en la que en estos momentos hay 1820 películas de cine. Antes estaba disponible para su consulta, pero ahora la he renovado dentro de la plataforma iCloud, y no la he compartido públicamente. Por lo menos, de momento.

Poco antes de terminar el año, rescaté del olvido mi modesta Pentax K-S1 y el peculiar objetivo “soft focus” 85/2,2 también de Pentax… y me di un amplio paseo con ellos.

Para todas ellas incluyo cuatro valoraciones: dirección, interpretación, subjetiva y global. Para conocer los criterios por los que valoro las tres primeras, visitad la explicación correspondiente. La valoración global es el resultado de aplicar una fórmula matemática de mi invención:

Global = (Subjetiva*3 + Dirección*2 + Interpretación)/6

Por supuesto, el dar más peso a unos elementos que a otros es algo totalmente personal. Pero es que si incluyo algo que se llama “valoración subjetiva” en la fórmula, pues es lo que podéis esperar; una valoración subjetiva, aunque motivada, de lo que más me gusta. Que no necesariamente tiene que ser lo que le guste a otros. No hago crítica cinematográfica; solo comparto lo que veo y lo que me parece.

Hay otra cuestión. Si se contrasta la lista que ofrezco en la entrada de hoy con las valoraciones de cada una de las películas en el momento en que las vi y las comenté, pueden no ser iguales. La valoración personal de una película cambia con el tiempo, y también puede suceder que visionados posteriores, por ejemplo en vídeo o televisión, hagan cambiar también esa valoración. Aunque este año no ha afectado mucho a las películas que ocupan los primeros puestos.

Durante 2019 he visto un total de 72 largometrajes, entre las salas de cine y los estrenos directos en las plataformas de vídeo bajo demanda. Lo que convierte al año en el tercero más prolífico desde que mantengo la base de datos, tras el inaugural, 1998, y el año 2013. Pero hay que tener en cuenta una cuestión… 21 de esas películas están vistas en casa en plataformas de cine o vídeo bajo demanda. Si se hubieran estrenado en cine, algunas las hubiera ido a ver, pero otras no. U otras no hubieran llegado nunca a nuestras salas de cine, caso de no existir estas plataformas.

La valoración media ha sido de 3,29 puntos; es la puntuación media más alta en 22 años de seguimiento. Aunque la variabilidad en las puntuaciones es algo más alta que en años anteriores, aunque por debajo de la variabilidad media de las 1820. Como digo habitualmente, podríamos decir que no selecciono mal las películas que voy a ver, aunque me he tragado algún pestiño que otro. Como he mencionado en otras ocasiones, el rechazo a ir por sistema a ver determinados blockbusters, me ahorra películas malas. Por ejemplo, evito en líneas generales el cine de superhéroes. Que sistemáticamente… no me gustan.

Pero sí que podemos decir algo sobre el tema de las que se estrenan en plataformas de cine o vídeo bajo demanda. De las 19 películas que tienen una puntuación global menor de 3, que sería mi aprobado general, 12 pertenecen a estas plataformas. Por lo tanto, si selecciono mejor lo que vea en estas, mejorarán los datos, menos el de número de película total vistas.

A continuación, las diez películas que más he valorado. Este año me he ceñido a 10. Aunque había un múltiple empate en la puntuación de 4, he modificado la de una de ellas, que ha quedado mucho mejor situada, y he ajustado con décimas, las de algunas de ellas, para que sólo entren estas 10. Y otra cosa… he excluido las que he visto en sesiones únicas de películas de antaño que nunca había visto en cine… porque tres de ellas se situaban arriba del todo y deformaban la realidad del año; Mononoke hime (もののけ姫), Sen to Chihiro kamikakushi (千と千尋の神隠し) o Tonari no Totoro ( となりのトトロ ), son clásicos, cuando no obras maestras, de la historia del cine de animación y del cine en general, y por lo tanto… pues están arriba del todo.

Vamos con la lista de diez:

  1. The farewell – EE.UU. – 4,50
  2. The favourite – Irlanda – 4,50
  3. Dìqiú zuìhòu de yèwǎn [地球最后的夜晚] (Largo viaje hacia la noche) – China – 4,33
  4. Gisaengchung [기생충] (Parásitos) – República de Corea – 4,17
  5. The Third Wife – Vietnam – 4,17
  6. Di jiu tian chang [地久天长] (Hasta siempre, hijo mío) – China – 4,17
  7. The Sisters brothers – Francia – 4,00
  8. Portrait de la jeune fille en feu – Francia – 4,00
  9. Napszállta (Atardecer) – Hungría – 4,00
  10. High Life – Francia – 4,00

Como he dicho, cuando hay empates, utilizo sistemas de desempate para ordenarlas, cosa que no hacía antes. O bien pongo delante la que mayor puntuación subjetiva tiene, o simplemente decido cual de las que tienen la misma puntuación me gustó algo más. Sólo la primera ha cambiado la puntuación desde que la vi. Es una película que crece mucho en el recuerdo.

Este año no hay ninguna procedente de las plataformas de cine bajo demanda entre las primeras. Pero la otra cuestión notable es que sólo hay una película cuya nacionalidad principal, en ocasiones hay productores de varias nacionalidades para una misma película, es estadounidense. Y curiosamente está rodada en inglés y mandarín con la inmensa mayoría de sus intérpretes principales chinos o de origen chino. Menos una chica japonesa, si no recuerdo mal. Este año las películas norteamericanas, y también podríamos decir lo mismo de las españolas que he visto, se caracterizan por algo en común. Independientemente de la calidad de su factura, que puede ser muy buena, hay muchas que me han interesado poco en lo que me han contado. Y en el momento en que mi valoración subjetiva está en el 3… es difícil que lleguen arriba.

China está empujando fuerte en el mundo del cine. No sólo llegan películas muy potentes de aquel país, sino que cada vez se ve con más frecuencia en los créditos la participación de productoras chinas en películas norteamericanas y europeas. Lo que dadas las circunstancias políticas del gigante asiático… es un poquito preocupante.

Veamos cómo ha ido la cosa por meses, para hacernos una idea de cómo ha ido el año estacionalmente.

Enero The Favourite, la hipnotizante y bellísima propuesta vietnamita de The Third Wife y la absorbente Napszállta, las tres entre las diez primeras, se pudieron ver en este primer mes del año, pasando por encima de muchas candidatas a premios.

Febrero – La compleja propuesta de ciencia ficción que es High Life se hizo con la posición dominante en este mes. Una película que no es para grandes públicos, pero con grandes virtudes en todas sus dimensiones.

Marzo – Bajón habitual en este mes, donde ninguna entra entre las diez primeras, ni siquiera el regreso de Pedro Almodóvar, que no está mal, pero que no me acabó de enganchar plenamente. Una película japonesa en Netflix, un curioso y duro drama adolescente ha estado cerca de entrar en la lista de honor; Ribāzu ejji [リバーズ・エッジ] (River’s Edge).

Abril – Otro mes de bajón, con una película canadiense, La chute de l’empire américain, interesante. No llegó a parecerme especial, pero me cayó en gracia.

Mayo – Un western francés, rodado en inglés y filmado entre Francia y España, me pareció una de las películas del oeste más notables que recuerdo, The Sisters brothers, abriéndose paso hasta las 10 primeras.

Junio – El Largo viaje hacia la noche del chino Bi Gan está muy próximo muy próximo a merecer la calificación de obra maestra por mi parte. Y así así le ha ido… todavía me lo estoy pensando. Igual la tengo que volver a ver. Maravilloso plano secuencia final. Maravilloso.

Julio – Flojísimo mes de verano donde solo la argentina El cuento de las comadrejas y la francesa Un amour imposible se levantan ligeramente por encima del aprobado raso. Las dos están bien,… pero les falta algo para destacar algo más.

Agosto – En el mes en que Tarantino me dejó algo frío, no entendí el entusiasmo de muchos, una modesta película japonesa me pareció muy curiosa y original; Boku wa Iesu-sama ga kirai [僕はイエス様が嫌い]. Pero la mejor puntuada, que casi entra en las diez primeras es la coreana Gangbyeon hotel [강변호텔] (El hotel a orillas del río), una vez más una película que no está pensada para el gran público.

Septiembre – El mes más pobre cinematográficamente hablando… realmente sólo destaca que nos fuimos a ver en pantalla grande las maravillosas aventuras de Chihiro al otro lado del tunel.

Octubre – Potente llegó este mes. Mucho “trabajo” tras las vacaciones. Tres de las presentes en la lista de diez principales, la ausencia del hijo de un matrimonio chino en Di jiu tian chang [地久天长] (Hasta siempre, hijo mío), la delicada Portrait de la jeune fille en feu, y los parásitos que nos llegaron de Corea del sur, otra película a la que le falta poco para convertirse en obra maestra. Poco. Ese último cuarto de película que no está del todo logrado.

Noviembre – Ese impresionante retrato familiar que es The farewell, que ya he dicho que crece constantemente en el recuerdo, domina el panorama del otoño avanzado. Con una curiosidad, el reestreno de The Juniper Tree, con una jovencita e interesante Björk, que poco le falta para entrar entre las diez primeras.

Diciembre – Muchas muchas películas en el último mes del año. Pero también muchas decepciones. Aparte de revivir la aventuras de la princesa de las bestias, lo más destacado fue, casi cuando el año se nos agotaba la interesante película rusa sobre la inmediata posguerra, que poco le ha faltado para entrar también entre las diez mejores, Dylda [Дылда] (Una gran mujer). Muy poco. También de las que me lo estoy pensando.

Ha habido películas muy interesantes este año. Y se confirma lo que ya decía en otras ocasiones. Pese a la potencia de la industria cinematográfica de los Estados Unidos, no es el país que proporcionalmente haga propuestas más interesantes. Y que las producciones asiáticas han estado a muy buen nivel. Seguiremos al tanto.

[Cine] El cine que he visto en 2018

Cine

Comienzo la entrada con una introducción totalmente similar a la de años anteriores en la que intento explicar mi proceso para comentar y puntuar mis películas.

Como todos los años llega el momento de hacer un repaso del cine que he visto durante el año anterior. Esta entrada trata de las películas vistas en salas de cine, independientemente de si han sido estreno durante el año o no. Este año se incluyen películas de estreno que no han pasado por las salas de cine, sino que se estrenan directamente en las plataformas de vídeo bajo demanda. Este tipo de películas van a ir tomando fuerza con los años, como iremos viendo. Aunque su inclusión o exclusión de estas listas es compleja. Se mezclan las películas que tradicionalmente se han considerado pensadas y realizadas con miras a una difusión televisiva, con las que no se diferencian de las que se estrenan en la gran pantalla en su planteamiento, pero que no se estrenan en gran pantalla. Lo que no incluiré es una película pensada y estrenada en la gran pantalla, que luego con el tiempo vea en televisión. Todas las películas están recogidas en mi base de datos cinematográfica que inicie el 28 de diciembre de 1997 . Para todas ellas incluyo cuatro valoraciones: dirección, interpretación, subjetiva y global. Para conocer los criterios por los que valoro las tres primeras, visitad la explicación correspondiente.

En los últimos días del año no he podido hacer muchas fotos por culpa de una infección viral. Mis últimas fotos fueron hechas con película tradicional y está sin revelar. Pero hice unas cuantas del sábado 29, todavía convaleciente, aprovechando que salió el sol y calentó un rato, lo suficiente para dar un paseo.

La valoración global es el resultado de aplicar una fórmula matemática de mi invención:

Global = (Subjetiva*3 + Dirección*2 + Interpretación)/6

Por supuesto, el dar más peso a unos elementos que a otros es algo totalmente personal. Pero es que si incluyo algo que se llama “valoración subjetiva” en la fórmula, pues tampoco podéis esperar más que eso. Una valoración subjetiva, pero motivada, de lo que más me gusta. Que no necesariamente tiene que ser lo que le guste a otros.

Hay otra cuestión. Si se contrasta la lista que ofrezco en la entrada de hoy con las valoraciones de cada una de las películas en el momento en que las vi y las comenté, pueden no ser iguales. La valoración personal de una película cambia con el tiempo, y también puede suceder que visionados posteriores, por ejemplo en vídeo o televisión, hagan cambiar también esa valoración. Aunque este año no ha afectado mucho a las películas que ocupan los primeros puestos.

Durante 2018 he visto un total de 67 largometrajes, entre las salas de cine y los estrenos directos en las plataformas de vídeo bajo demanda. Es un repunte de algo menos del 12 % sobre el año 2017. Pero que me parece que no tiene especial significación. Depende un poquito de las circunstancias.

La valoración media ha sido de 3,27 puntos; esta es la puntuación media más alta en 21 años de seguimiento. Y también he repetido el mínimo en variabilidad en las puntuaciones de la misma serie. Como digo habitualmente, podríamos decir que no selecciono mal las películas que voy a ver, aunque me he tragado algún pestiño que otro. Como he mencionado en otras ocasiones, el rechazo a ir por sistema a ver determinados blockbusters, me ahorra películas malas. Por ejemplo, evito en líneas generales el cine de superhéroes. Que sistemáticamente… no me gustan.

A continuación, las “diez” películas que más he valorado. Entrecomillo lo de “diez” porque debido a empates en puntuación casi siempre es una lista de más de diez. Diecisiete este año.

12001, A Space Odyssey
Roma
4,83
3 Three Billboards Outside Ebbing, Missouri 4,67
4Lazzaro felice4,50
5Disobedience
Museo
Manbiki kazoku [Un asunto de familia]
4,17
8The Party
Lucky
Isla de perros (Isle of Dogs)
Der Hauptmann [El capitán]
Cold War
Burning
El ángel
The Ballad of Buster Scruggs
Viudas (Widows)
Kursk
4,00

De las diecisiente, todas han conservado la puntuación que les otorgué cuando las vi. Hay que considerar que una de ellas, compartiendo el primer puesto, es un reestreno. El 50º aniversario de una obra maestra del cine. Que si no alcanza el pleno al 5 es porque la interpretación actoral es algo secundaria y meramente funcional. Las virtudes de la película hay que buscarlas en otro lado. Por lo tanot, hay una vencedora absoluta del cine que he visto este año, Roma de Alfonso Cuarón. Para los que se líen con los paréntesis y los corchetes en los títulos. Solemos ver las películas en versión original, y respeto los títulos originales. Cuando vemos la versión doblada, pongo el título en castellano, con el título original entre paréntesis. Y cuando el título original pertenece a idiomas demasiado poco familiares, entonces pongo entre corchetes el título que se le aplicó a la película en castellano, como aclaración.

Y como en años anteriores, este listado de más valoradas no es un feudo norteamericano. En esta ocasión, de las 17 películas sólo hay seis de Estados Unidos. He de decir que cada vez es más difícil asignar una nacionalidad a una película por los cruces de productoras que se producen. El resto de nacionalidades está muy repartido, destacando lo altas que se han situado un par de películas mejicanas.

Y lamentablemente, tampoco este año entra ninguna película española en el “top ten” de diecisiete películas. Me cuesta encontrar atractivo en el cine nacional. Simplemente pensar que algo como Campeones fue lo elegido para representar a nuestro país en los Oscar, me desazona notablemente. Y algunas propuestas que esperaba esperanzado me dejaron un poco frío. Esperaba más de la mejor clasificada, en el puesto 22, con 3,5 puntos de valoración global, empatada con otras dos, la última propuesta de Carlos Vermut, de la que me acabo de dar cuenta que no existe reseña en el Cuaderno de ruta. Algo que tendré que remediar. La buena labor de realización y producción y de interpretación no fue acompañada de una historia que me acabase de enganchar.

Veamos cómo ha ido la cosa por meses, para hacernos una idea de cómo ha ido el año estacionalmente.

Enero Three Bilboards… es la clara vencedora de este mes, en plena temporada de premios. Una temporada que nos resultó agotadora, para lo que luego resultó en calidad. Este año estamos ignorando deliberadamente la carrera hacia los oscar a la hora de elegir las películas a ver. Lo que veamos se verá, y lo que no mala suerte.

Febrero – La sorpresa la dio The Party, una película con pocas pretensiones aparentes, pero que nos hizo pasar un rato excelente, con no menos excelentes interpretaciones. Nos defraudó mucho Phantom Thread, muy preciosista pero con unos personajes que nos resultaron pesados y con los que nunca empatizamos.

Marzo – Aquí entramos en la habitual travesía en el desierto, con sólo dos películas que destacaron fundamentalmente por su interpretación, siendo normalitas en otros aspectos, I, Tonya y The Death of Stalin. Se ha dado con frecuencia este año,… excelentes interpretaciones que aúpan sobre la media a películas normalitas en otras de sus dimensiones.

Abril – Dos películas que nos gustaron mucho, Lucky e Isla de perros (Isle of Dogs). Esta última, una “falsa” película de anime japonés, no es de esa nacionalidad, mientras que se estrenaba una auténtica animación japonesa, en estos momentos llega con más facilidad a las carteleras gracias al fenómeno Kimi no na wa…, pero que no alcanzaba los logros de otras producciones de animación niponas a pesar de algún punto positivo.

Mayo – Se mezcló en este mes la profunda decepción sobre la película de la juventud de uno de los héroes galácticos más representativos, con el disfrute de la británica Disobedience, una de las destacadas del año.

Junio – Siendo un mes donde disfruté de vacaciones, lo único destacable de las dos películas fue el reestreno por su 50º aniversario de 2001,… La otra película fue tan decepcionante que ni la menciono.

Julio – Ninguna película de este mes ha entrado en el cuadro de honor, pero hubo tres que nos resultaron bastante majetas, desde el Reino Unido, On Chesil Beach, desde Francia, Au revoir là-haut, y la simpática película coreana La caméra de Claire, que confirma que estoy “enamorado”, cinematográficamente hablando, de Kim Min-hee. Hay que tener en cuenta que las dos primeras son adaptaciones de obras literarias muy potentes, que no llegan a captar todo lo que estas se incluye, y por lo tanto sufren por las expectativas depositadas.

Agosto – Mes anodino. No vimos nada destacable, ni nada catastrófico. Como estábamos cabreados con las películas de precios de los exhibidores, sólo fuimos dos veces a las salas de cine. Las otras dos películas que aparecen en la lista son de vídeo bajo demanda. Muy decepcionante la nueva entrega de ciertos superhéroes de animación.

Septiembre – Potente película alemana, Der Hauptmann, muy notable. Por lo demás, intentando comprobar si el cine español va mejorando, con resultados excesivamente moderados.

Octubre – A pesar de las vacaciones, hubo ocasión de ver películas con altas expetativas. Relativamente defraudadas en los productos nortemericanos o españoles, sorpresas de muy buen nivel en lo que viene de Polonia, Cold War, y Corea del Sur, Burning, entrando ambas en el cuadro de honor.

Noviembre – Animado mes en el que disfrutamos del mejor promedio del año, con cuatro películas que han entrado en el cuadro de honor, El ángel, Lazzaro felice, The Ballad of Buster Scruggs (vídeo bajo demanda) y Museo.

Diciembre – Mucho cine en este mes, en el que destaca el estreno de Roma. Se esperaba un estreno limitado en salas de cine, pero no ha llegado a Zaragoza. Una pena. Porque es película que mejoraría más todavía en pantalla grande. Pero lo mejor del año. Me sorprendió mucho la japonesa Manbiki kazoku [Un asunto de familia] de Kore-eda. Especialmente por la excelente interpretación.

Ha habido películas muy interesantes este año. Y se confirma que, pese a la potencia de la industria cinematográfica de los Estados Unidos, no es el país que proporcionalmente haga propuestas más interesantes. Méjico, Argentina, Corea del Sur, Japón, Polonia,… y el siempre buen papel del Reino Unido, son países en los que hay que fijarse en estos momentos. Y así lo haremos, si los distribuidores y exhibidores nos dejan. Y si no, cada vez nos quedaremos más en casa para disfrutar del cine. Creo que la política actual de distribución y exhibición en España, no sé si es positiva para la cuenta de resultados de los empresarios, pero sí que sé que es mala para el cine de calidad.

[Cine] El cine que he visto en 2017

Cine

Comienzo la entrada con una introducción totalmente similar a la de años anteriores en la que intento explicar mi proceso para comentar y puntuar mis películas.

Como todos los años llega el momento de hacer un repaso del cine que he visto durante el año anterior. Esta entrada trata de las películas vistas en salas de cine, independientemente de si han sido estreno durante el año o no. Este año se incluyen películas de estreno que no han pasado por las salas de cine, sino que se estrenan directamente en las plataformas de vídeo bajo demanda. Ya adelanto que este año hay una que ha entrado en la lista principal de las diez mejores, que siempre son más de diez. Y alguna otra se ha acercado. Todas las películas están recogidas en mi base de datos cinematográfica que inicie el 28 de diciembre de 1997 . Para todas ellas incluyo cuatro valoraciones: dirección, interpretación, subjetiva y global. Para conocer los criterios por los que valoro las tres primeras, visitad la explicación correspondiente.

18-2

Como ilustración de esta entrada, los últimos negativos en color del año. Un rollo de formato medio de Kodak Ektar 100, que se ha visto afectado por las pérdidas de contraste en determinadas condiciones de luz que produce el objetivo tipo tessar de la Yashica Mat 124G.

La valoración global es el resultado de aplicar una fórmula matemática de mi invención:

Global = (Subjetiva*3 + Dirección*2 + Interpretación)/6

 

Por supuesto, el dar más peso a unos elementos que a otros es algo totalmente personal. Pero es que si incluyo algo que se llama “valoración subjetiva” en la fórmula, pues tampoco podéis esperar más que eso. Una valoración subjetiva, pero motivada, de lo que más me gusta. Que no necesariamente tiene que ser lo que le guste a otros.

 

18-5

Hay otra cuestión. Si se contrasta la lista que ofrezco en la entrada de hoy con las valoraciones de cada una de las películas en el momento en que las vi y las comenté, pueden no ser iguales. La valoración personal de una película cambia con el tiempo, y también puede suceder que visionados posteriores, por ejemplo en vídeo o televisión, hagan cambiar también esa valoración. Aunque este año no ha afectado mucho a las películas que ocupan los primeros puestos.

Durante 2017 he visto un total de 59 largometrajes, entre las salas de cine y los estrenos directos en las plataformas de vídeo bajo demanada. Es un descenso de poco más del 9 % sobre el año 2016, que confirma el progresivo descenso que se viene produciendo desde 2013. Nos volvemos más exigentes, dicen unos. Te pasas más días fuera de España, me ha dicho algún otro. O una mezcla de ambos.

La valoración media ha sido de 3,15 puntos; esta es la segunda puntuación media más alta en 20 años de segumiento. Y también he repetido el mínimo en variabilidad en las puntuaciones de la misma serie. Como digo habitualmente, podríamos decir que no selecciono mal las películas que voy a ver, aunque me he tragado algún pestiño que otro. Como he mencionado en otras ocasiones, el rechazo a ir por sistema a ver determinados blockbusters, me ahorra películas malas. Por ejemplo, evito en líneas generales el cine de superhéroes. Que sistemáticamente… no me gustan.

18-4.jpg

A continuación, las “diez” películas que más he valorado. Entrecomillo lo de “diez” porque debido a empates en puntuación casi siempre es una lista de más de diez. Catorce este año.

1 Manchester by the Sea (Manchester frente al mar) 4,67
2 Dunkirk (Dunkerque) 4,50
3 Manifesto * 4,33
4 Forushande (El viajante)

Frantz

La La Land

Loving

4,17
8 Detroit

Kimi no na wa (Tu nombre…)

Kono sekai no katasummi ni (En este rincón del mundo)

La tortue rouge (La tortuga roja)

Moonlight

Teströl és Lélekröl (En cuermpo y alma)

The Meyerowitz Stories: New and Selected

 4,00

De las catorce, todas han conservado la puntuación que les otorgué cuando las vi. Sólo Dunkirk ha recibido algo menos de puntuación, por el pleno de obra maestra, un 5 absoluto, no es para tanto. Hay que observar que he marcado con un asterisco (*) la tercera. Manifesto es un poco especial. Es puro cine de arte y ensayo y lo vi en una galería de arte. Pero me parece apropiado incluir todo tipo de cine no visto, siempre y cuando se vea en el ambiente para el que se pensó. No pondré en la lista una película que haya visto en el televisor, pero pensada para salas de cines. Pero sí una vista en el televisor, pensada para ser vista en un servicio de vídeo bajo demanda.

18-6.jpg

Y como en años anteriores, este listado de más valoradas no es un feudo norteamericano. En esta ocasión, de las 14 películas sólo hay seis de Estados Unidos. He de decir que cada vez es más difícil asignar una nacionalidad a una película por los cruces de productoras que se producen. Los chinos cada vez ponen más dinero en el cine, por ejemplo. Pero podemos considerar uqe las nacionalidad de esas 14 películas son bastante precisas.

Respecto al cine patrio, la más alta en mi lista aparece en el puesto 19 empatada a puntos con otra película. Se trata además de una película de producción básicamente británica, The Bookshop, si nos fijamos bien, y rodada en inglés, pero a la que se le aplica nacionalidad española. Lo triste es que el resto de las películas españolas que he visto este año aparecen en el cuarto inferior de la lista. Es posible que se me haya escapado alguna interesante, o que no nos llamó la atención por algún motivo. Pero es triste que las dos últimas de mi lista sean adaptaciones de obras literarias españolas de éxito que, en mi opinión, resultaron escandalosamente fallidas.

18-8.jpg

Veamos cómo ha ido la cosa por meses, para hacernos una idea de cómo ha ido el año estacionalmente.

Enero – En plena temporada de premios, agrupa cuatro películas de la lista de 14 mejores, con un triple empate entre Frantz, La La Land y Loving.

Febrero – Febrero viene dominado por la ganadora de este año Manchester by the Sea, que es una película que me tocó mucho a un nivel emocional, y ahí se ha quedado como la mejor para mí. Aunque no me he atrevido a verla por segunda vez.

Marzo – La notable película iraní, Forushande, dominó el mes de marzo y destacó a pesar de no estar a la altura de alguna predecesora suya. Pero es que es muy muy muy buena..

Abril – En abril hice un viaje a Jutlancia, en Dinamarca, y entre las actividades de la capitalidad cultural europea de Aarhus estaba la proyección de Manifesto, que condiciona mi percepción cinematográfica de este mes.

Mayo – En mayo estuve muy ocupado, me volví a ir de viaje, fui poco al cine, y la cartelera estuvo muy floja. Eso explica que lo mejor fuera Kazoku wa tsurai yo (Maravillosa familia de Tokio), una película simpática, pero lejos de la calidad de lo mencionado hasta el momento.

Junio – Otro mes flojo pero en el que al menos destaca esa pequeña joyita de animación japonesa que es Kono sekai no katasummi ni (En este rincón del mundo). No he comentado hasta el momento, pero hay tres películas de animación entre las 14 destacadas, y sin desperdicio. Y es posible que estén un poco infravaloradas. Y no me refiero necesariamente a la de más éxito comercial… La de este mes de junio en concreto, conforme pasa el tiempo mejora en mi memoria, y empiezo a tener ganas de verla de nuevo para disfrutar de sus matices.

18-9.jpg

Escribir una leyenda

Julio – Un mes habitualmente flojo, donde predominan las película de acción pensadas en la taquilla, en esta ocasion vino dominado por la excelencia de Dunkirk (Dunkerque). Poco más que añadir.

Agosto – Agosto también suele ser mes flojo. Llegó con varias películas que prometía, pero que se quedaron a medias, en un quiero y no puedo. Y al final, la más valorada por mí es esa comedia británica con tonos dramáticos, simpática y muy visible gracias al trabajo de sus buenos intérpretes de la pérfida albión. Fue Su mejor historia (Their Finest). Es posible que hubiese alcanzado mejor puntuación de haberla visto en versión original.

Septiembre – Fue un mes realmente, y sorprendentemente, flojo, en la que al menos destacó la muy interesante y quizá infravalorada, incluso por mí, Detroit.

Octubre – A pesar de estuve bastantes días de viaje, la expectativa sobre varios de los estrenos hicieron de este un mes cinematográficamente movido. Una película húngara, Teströl és Lélekröl (En cuerpo y alma), y otra estrenada directamente en vídeo bajo demanda, The Meyerowitz Stories [New and Selected], se llevaron el gato al agua de la más valoradas de este mes. Pero seguidas muy de cerca de la algo decepcionante aunque correcta Blade Runner 2049 y por ese extraño experimento que fue Mother!. Inclasificable.

Noviembre – A estas alturas del año, esperábamos una cartelera mucho más competitiva y reñida pero no fue así. Y la correcta pero fría The Bookshop, salvada por sus interpretaciones, se colocaba en primera posición del mes. Le he dado muchas muchas muchas vueltas a la posibilidad de subirle la puntuación a Hikari (Hacia la luz), película japonesa que me ha hecho pensar mucho. Pero tendría que volver a verla para asegurme.

Diciembre – Y seguimos en este mes con una cartelera sorprendentemente sosa, hasta el punto que la más valorada fue Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi, una película que tiene innegables virtudes, pero también algún que otro defecto. La doy por buena, contando con que va muy seguida de Mudbound. Otro estreno en vídeo bajo demanda, con un reparto excelente, y que le ha faltado para que se metiese en el grupo de élite… algunas cosas relacionadas con su final.1.

Faltan por llegar muchas de las que optan a premios en esta temporada invernal, pero estas llegarán a partir de enero. Termino igual que el año pasado. Un año un poco engañoso en sus promedios. Muy homogéneo, pero con menos destacables de las que me gustaría.

18-12.jpg