[Libro] Un grito de amor desde el centro del mundo

Literatura

Comentaba la semana pasada que la pequeña colección de tres cuentos que presentaba en ese momento había surgido de una referencia que aparecía en otro libro que estaba leyendo. Me llamó la atención la alusión al tren galáctico. Busqué el libro, y decidí interrumpir la lectura del que estaba leyendo para emprender la de los cuentos de Kenji Miyazawa. Bueno, pues tras esa lectura, retomé la del libro, más contemporáneo que estaba leyendo. Que es este que os traigo hoy del escritor, también japonés, Kyoichi Katayama.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Quizá uno de los capítulos más angustiosos del libro sea cierto viaje en tren… que no salió de la estación de Shinjuku, como el que empezábamos en las fotos que ilustran la entrada de hoy.

Sinceramente, no puedo recordar qué recomendación o que alusión me hizo ir a la lectura de este libro. Quizá la aseveración en algunos lugares de ser la novela japonesa más leída de todos los tiempos. No lo sé. El caso es que fue a parar a mi biblioteca, en una compra que debió ser algo compulsiva. Y cuando le llegó su turno lo leí.

El libro nos habla de unos amores adolescentes. Una relación entre un jovencito y una jovencita que empiezan muy pronto, con trece o catorce años de edad, y que va creciendo poco a poco. Lo que pasa es que desde las primeras páginas sabemos que no va a durar. Puesto que el libro empieza con el funeral de Aki, la chica de la pareja.

20140928-9280853.jpg

La historia va creciendo de forma muy elegante, llena de matices. La primera mitad del libro, mientras la pareja va creciendo, libres de la idea de que su relación puede terminar trágicamente, está realmente muy bien. La sutileza con la que se describen las diferencias en el proceso de desarrollo y maduración de ambos protagonistas, las diferencias entre el chico y la chica, están muy conseguidas. Con momentos absolutamente espléndidos. Particularmente, la forma en que se resuelve el episodio de la isla, es fenomenal. Sin embargo, en el momento en que conocemos los problemas de Aki y la causa de la que será su muerte, la novela se vulgariza y empieza a caminar por senderos trillados desde hace décadas, dejándote al final una sensación de “déjà vu, déjà vecu” que no te abandona hasta el final.

La sensación global es que estas ante una novela que podría haber sido realmente muy destacable, para quedarse en una novela finalmente más sensiblera que sensible, aunque realmente muy bien planteada. No sé si recomendar, salvo a romanticones/romanticonas que les guste la horrenda frase aquella de “estar enamorado es no tener que decir nunca lo siento”. Frase que no puede estar más equivocada en mi humilde experiencia.

20140928-9280856.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s