[Libro] Los pacientes del doctor García

Literatura

Almudena Grandes es una de esas autoras, o autores, aquí nada tiene que ver el sexo o género del autor, que lo mismo me da que sea mujer u hombre, que cayéndome bien, no siempre conecto con su obra. Por ejemplo, en cine me pasa con Scorsese. Me gusta el tipo, he leído cosas suyas muy interesantes, es un excelente director, pero no pocas de sus películas, incluso algunas de las más afamadas, no me engancha. Con Grandes me pasa algo parecido. Misterios de la vida.

Recientemente me prestaron este libro. Así a la antigua. No sé si esto ahora se considera piratería, es una duda que me entra. Hace treinta años te prestaban un libro y era de lo más normal. Ahora igual te denuncian por violar vete tú a saber qué derechos… Bueno. Me lo prestaron y lo leí, terminándolo justo antes de irme de vacaciones. Hace ya dos semanas por lo tanto que lo terminé. Es larguillo… Con 768 páginas es un poco demasiado para mí, que me prefiero las obras que son capaces de contar más con menos. Siempre, en todo tipo de artes, me ha gustado la capacidad de síntesis, la economía de recursos, el menos es más. Pero bueno… hay excepciones o situaciones en las que el volumen del volumen está justificado. Ya veremos.

20180615-1039515

Aunque la mayor parte de la novela transcurre en Madrid, no es el único escenario; un breve episodio de la misma transcurre en Ginebra, en los tiempos en que era sede de la fracasada Sociedad de Naciones. Pues vayamos a Ginebra, aprovechando que tengo fotos recientes de la ciudad helvética.

Encuadrado en su serie “Episodios de una guerra interminable”, Grandes se inspira en los Episodios Nacionales de Galdós, para presentarnos las vicisitudes de la historia española en el contexto del desgraciado conflicto (in)civil que asoló la convivencia durante décadas, y cuyas consecuencias todavía padecemos. Al igual que en los episodios del escritor canario, se mezclan personajes ficticios con personajes de la historia real, narrándonos sus peripecias, pero sin que se convierta en una ucronía. Es decir, manteniendo la fidelidad a los hechos históricos que permanecen invariables. En esta ocasión partimos de la historia ficticia de un médico en el Madrid republicano de la guerra, que se ve obligado a vivir con identidad ficticia para evitar represalias en el Madrid fascista de la posguerra. A esto hay que añadir otros personajes ficticios, como un diplomático metido a espía, un par de divisionarios en Rusia, una pija falangista refugiada en el Madrid de la guerra, y algunos otros. La parte histórica del episodio corresponde a algunos lances de la guerra en Madrid, o de la guerra mundial en Rusia y Berlín, pero sobretodo a la colaboración del gobierno fascista de Franco con los nazis que buscaron refugio, primero en España, después en Sudamérica, buscados por los aliados por los crímenes de guerra. Y así, aparecen personajes más o menos infames como la falangista Clara Stauffer, o el paramilitar nazi austriaco especializado en operaciones especiales Otto Skorzeny. Paramilitar porque perteneció al ejército paralelo de las Waffen-SS y no al ejército regular alemán. Pero precisamente por ello, este cuerpo armando, más proclive a los desmanes criminales de la Alemania nazi, en los que participaron con especial entusiasmo y fanatismo.

20180615-1039526.jpg

De indudable interés histórico, con un notable esfuerzo de documentación de la autora que se agradece, y con alegrías en la mezcla de lo real y lo ficticio que quedan bien encajadas, sin que nada rechine, la novela es a pesar de todo, como me temía larga en exceso para lo que en realidad a de contar. Entendámonos. Está bastante bien. Me parece una lectura recomendable, que te da un baño en el ambiente y en la sociedad de la época, que te ayuda a entender. Pero mientras que los capítulos dedicados a la guerra civil se leen con agilidad e interés, con una mezcla de drama, algo de acción y a ratos un conveniente humor, después, cuando tiene que afrontar la posguerra, se contagia un poquito de la grisura de la época, resultando en un relato prolijo, más sabiendo donde van a parar los esfuerzos de los protagonistas. Pues como he comentado al principio, fiel al espíritu de los episodios nacionales, la historia es la que es, y no se puede cambiar.

Pero bueno, más allá de esta crítica, el balance global me parece positivo. He disfrutado razonablemente de la novela, y alabo el propósito de la autora de aportar su grano de arena a la memoria histórica del país, aceptando su subjetividad y preferencias, pero sin perder rigor en los hechos. Obviamente, habrá quien rechace la obra por motivos ideológicos… pero allá ellos. La historia es la que es.

20180615-1039533.jpg

[Libro de fotografía] The Mexican Suitcase

Fotografía

Se ha dado en llamar The Mexican Suitcase, el ‘maletín mejicano’, a un conjunto de tres cajas de cartón que contenían 126 rollos de película fotográfica, impresionada y revelada, con imágenes tomadas por Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour ‘Chim’, entre 1936 y 1937. Estos negativos fueron llevados en 1939 de París a Burdeos y, posteriormente, entregados al embajador de Méjico ante el gobierno de Vichy entre 1941 y 1942. Posteriormente, viajarían hasta Méjico D.F., donde quedarían entre las posesiones de este antiguo embajador hasta que salieron a la luz pública en 2007, cuando fueron entregados al International Center of Photography.

Era de esperar que no tardase mucho en aparecer alguna exposición y alguna publicación seria al respecto. Y aquí tenemos la primera. Una exposición que se ha celebrado en Nueva York entre el 24 de septiembre de 2010 y el 9 de enero de 2011. Supongo que en el futuro podrá haber más, y que la actual recorrerá el mundo. A ver si se pone a tiro. Os cuento mis impresiones de esta obra, que no he podido evitar comprar a través de Amazon UK, que sale más barato que encargarla a las librerías españolas.

The Mexican Suitcase: The Legendary Spanish Civil War
Negatives of Robert Capa, Gerda Taro, and David Seymour
Cynthia Young y David Balsells
Steidl; Nueva York, 2010
ISBN: 9783869301419

Portillo hacia el puerto

Estos fotógrafos visitaron el frente de Aragón, y en concreto la zona de Alcubierre; en la imagen, uno de los puestos de combate republicanos, que recientemente he leído que han sufrido daños en un incendio - Canon EOS 40D, Tokina AT-X Pro 12-24/4

Esta publicación consta de dos libros editados en tapa blanda y contenidos en un maletín de cartón con un asa de plástico, de aspecto rústico. Obviamente destinado a contener los libros, y como elemento publicitario, más que para conservarlos en su interior en la biblioteca personal de cada cual.

El primero de los dos volúmenes se subtitula The History, y como podréis suponer nos cuenta la historia. Pero no sólo la de los negativos recuperados, sino también de los acontecimientos históricos en los que se tomaron las imágenes, así como la peripecia de los tres fotógrafos. Incluye porfolios con imágenes significativas de los tres autores, seleccionadas entre los negativos del ‘maletín’. Con 160 páginas, es el que resultará más atractivo para el público general.

El segundo volumen se subtitula The Films, y con 431 páginas contiene la reproducción de todos los negativos del ‘maletín’ como planchas de contacto, unos 4.500, con introducciones en las que se explican las circunstancias en las que se impresionaron los distintos rollos de película, así como reproducciones de las publicaciones de la época en las que aparecieron algunas imágenes. Este volumen probablemente interesará más al estudioso que al público general. Aunque cualquier curioso del proceso de toma de imágenes se sentirá atraído. Yo estoy pensando en comprarme una buena lupa para curiosear con cuidado los muchos negativos.

Aunque quizá se hubiese agradecido una encuadernación más sólida y una reproducción en papel de más calidad, lo cierto es que el interés histórico de la publicación es justificación más que suficiente para tenerla. Por lo menos para mí, que me gusta tanto la fotografía como la historia. También debo suponer que una mejora en las calidades hubiera elevado notablemente el precio [88 USD (aprox. 65 EUR)  en Amazon US, 58 GBP (aprox. 68 EUR) en Amazon UK, 86 EUR en Kowasa (a día de hoy, no disponible)]. He de decir que no me han cobrado los gastos de transporte desde Amazon UK.

Música recomendada

En esta más que fría mañana me estoy dedicando un poco a los songbooks de Ella Fitzgerald. Cancioneros de los principales estándares de la música norteamericana, contienen buena música para dar y vender. Aunque un poco fuera del conjunto, y de hecho no se considera oficialmente dentro de la colección, recomendaré el que grabó dedicado a las canciones de Antonio Carlos Jobim, especialmente su tema Photograph (Fotografia),… por motivos obvios.

Miliciano

'La muerte de un miliciano' de Robert Capa, aquí reproducida en la estación del S-Bahn de Savignyplatz en Berlín, es uno de los iconos de la fotografía del siglo XX; se esperaba encontrar el rollo con el negativo original en el 'maletín', y así aclarar las circunstancias en las que fue tomada, pero no ha habido suerte - Panasonic Lumix LX3

Visitando a Robert Capa y Gerda Taro en el MNAC de Barcelona

Arte, Fotografía

No sé si lo he comentado en estas páginas, pero esta semana estoy de vacaciones. No tenía planes especiales, aunque los he ido construyendo poco a poco. El caso es que ayer cogí el AVE, sin madrugar, y me fui a Barcelona con dos objetivos. Por la mañana, casi al mediodía en realidad, y hasta la ahora de comer, visitar el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), cuya sede es el ostentoso Palacio Nacional de la Exposición Universal en Montjuic. Después, visitar algunas tiendas y librerías, antes de volver a Zaragoza a una hora prudente. Y a Barcelona llegué en un día gris y ligeramente lluvioso.

Av Reina María Cristina

La lluvia cae lentamente sobre la Avenida de la Reina María Cristina - Panasonic Lumix LX3

Cúpula

Cúpula del Palacio Nacional, sede del MNAC - Panasonic Lumix LX3

No había visitado todavía el MNAC, pero lo que me llevó hasta allí fueron la doble exposición ¡Esto es la guerra! de fotografías de Robert Capa y Gerda Taro, dedicada a su compañera, tristemente fallecida durante la Guerra Civil Española. Como yo ya había visto en varias ocasiones las imágenes de Capa de quien tengo también algún libro, me interesaba especialmente la parte dedicada a Taro. Una fotógrafa quizá menos desarrollada, con un estilo estético menos definido, pero con una visión muy intensa, y condicionada ideológica sin duda, sobre determinados colectivos como la mujer, los refugiados, los niños. Los que realmente sufren las guerras. Me interesó.

Gerda Taro

Un gran cartel con la foto de unas milicianas haciendo la instrucción en Barcelona ilustra el principio de la exposición de Gerda Taro - Panasonic Lumix LX3

¡Esto es la guerra! Robert Capa

La exposición dedicada a Robert Capa atrae mucho más interés, incluso con visitas guiadas - Panasonic Lumix LX3

Después de ver las exposiciones temporales de fotografía, decidí que tenía un rato para visitar el conjunto del museo pero no para visitarlo entero. Me había informado de la importante colección de fotografías que posee, así que busqué esta sección y visité las que estaban a su alrededor en la primera planta. Es decir, parte de la exposición permanente dedicada al Barroco y la exposición permanente dedicada al Arte Moderno. Tengo buenísimas referencia de la exposición dedicada al Románico, pero eso queda para otra ocasión.

La sección de fotografía me decepcionó. Por su limitada extensión. Y porque estoy seguro que tienen más cosas interesantes. Parece que la fotografía sigue siendo considerada un arte menor. Pero bueno. Es lo que ahí. La exposición dedicada al Arte Moderno realmente me gustó bastante a pesar de que fue bastante deprisa.

Fotografía

Coqueta aunque limitada sección de fotografía en el MNAC - Panasonic Lumix LX3

Durmiente

La muerte de Cleopatra de Damià Campeny - Panasonic Lumix LX3

Torso

Torso de Eva, de Enric Clarasó - Panasonic Lumix LX3

Vidriera

Detalle del vitral Pozo Azul de Joaquim Mir - Panasonic Lumix LX3

Después comí allí mismo en el museo, en el restaurante Oleum, muy mono y muy pijo, aunque el carpaccio de pescado que pedí no me acabó de convencer. Después, me fui de tiendas y librerías como ya he comentado. Y compré libros en una librería de caracter general y en otra especializada en fotografía. Que están muy bien.

Restaurante Oleum

Grandes espejos sobre lso comensales del Restaurante Oleum - Pansonic Lumix LX3

Y si todo va bien, mañana me voy a pasar unos pocos días, hasta el domingo, a Lisboa. Plan improvisado. Pero vi el domingo un vuelo barato desde Madrid… Y como hace 11 años que no visito una de mis ciudades favoritas… Que no me llueva mucho.