Adèle y el misterio de la momia (2010)

Cine

Adèle y el misterio de la momia (Les aventures extraordinaires d’Adèle Blanc-Sec, 2010), 16 de septiembre de 2010.

Con cierto repelús nos acercamos a ver esta película. Pero hacía ya más de dos semanas que no nos acercábamos a una sala de cine, y apetecía. El repelús venía de dos motivos. Uno, que la película es francesa y de Luc Besson. Los franceses suelen pinchar en las producciones espectaculares, y Luc Besson ha hecho alguna cosa interesante, pero hace mucho tiempo. Dos, que las historias de aventuras con momias están ya más vistas que el tebeo. Y hablando de tebeos, esta película es adaptación de una historieta francesa, y esto puede ser un tercer motivo de repelús. Pero ante la tristeza de la cartelera en las últimas semanas, y sintiendo además que no queríamos nada excesivamente trascendente, decidimos arriesgar.

Sinopsis

La historia comienza con dos líneas de acción, aparentemente diversas, pero que pronto convergerán. Por un lado, en París, como consecuencia de los experimentos de un anciano científico del Jardin des Plantes (traducen al español como el jardín botánico) vuelve a la vida y eclosiona un huevo de pterodáctilo, que causa la muerte de un político y su amante cabaretera, y que llevará al científico a los pies de la guillotina. Por otro lado, Adéle Blanc-Sec (Louise Bourgoin) se encuentra en Egipto para recuperar la momia del médico personal de Ramses II. Su esperanza es que el anciano científico lo devuelva a la vida y le ayude a curar a su hermana, que se encuentra en una especie de estado vegetativo como consecuencia de un accidente mientras practicaban tenis. Y evidentemente, aquí las historias convergen, puesto que habrá que evitar la ejecución del científico, resucitar a la momia, etc, etc.

Dirección y producción

En cuanto comienza la película, uno se da cuenta que es una historia que tira a cómica, y que no se toma demasiado en serio. Que nadie espere que Adèle sea una mezcla de Indiana Jones y Lara Croft, aunque ocasionalmente se parece a ellos, especialmente al primero. Esto no es tan serio, hay muchos personajes bufos, y al mismo tiempo quiere contarse una historia de amor entre las dos hermanas que lleva a la protagonista a ser la mujer de acción que vemos en pantalla. Da la impresión de que está especialmente pensada en los niños, si bien, con cierta sorpresa, en un momento dado asistimos a la escena de un baño en la que aparece desnuda, mostrando los pechos. Nada grave. Nada que realmente ofenda la sensibilidad de nadie. Ni siquiera la de un niño. Pero bueno, el aviso queda ahí para los padres más pudorosos o mojigatos. Además la chica es mona y luce bien. Ahí queda el aviso para los espectadores masculinos.

La película está realizada con abundancia de medios, aunque en materia de efectos especiales es manifiestamente mejorable según los estándares actuales que va marcando el cine norteamericano. Pero eso tampoco importa mucho, puesto que al fin y al cabo vamos a ver un entretenimiento.  Y ahí también, la cosa no pasa de una cierta medianía. La película tiene cierto ritmo, pero también me parece que avanza un poco a trompicones, que mezcla muchos personajes cada uno con su línea de acción, y que puede generar cierta confusión. De hecho es tan así, que da la impresión de que a la hora del montaje se dieron cuenta, decidieron abandonar a algunos de los personajes, se centraron en la historia principal, y se limitaron a aprovechar lo rodado para intercalar algunas escenas complementarias entre los títulos finales. Efectivamente, el tramo final de la película es más coherente y se hace más entretenido, menos confuso que los tramos iniciales.

Interpretación

La dueña y señora de la pantalla es la protagonista, Louise Bourgoin. Que tiene dos grandes virtudes, un físico agradable que se adapta muy bien a su personaje, y una actuación con mucho desparpajo que también conviene muy bien a las situaciones. Pero el conjunto de los secundarios son actores de comedia francesa de la de tipo más bufo y chusco, que no me convencen gran cosa. Aparece por el reparto Mathieu Amalric, un actor que me gusta bastante, pero sólo tiene muy poco protagonismo a pesar de su segundo puesto en los títulos de crédito. Una pena, porque es un malo al estilo de los de Indiana Jones, y podría haber dado mucho de sí. Aparte de esto, los más divertidos son las animaciones digitales de las momias egipcias, que me parecieron graciosas.

Conclusión

En resumen, una película con muchas pretensiones pero con menos chicha de lo que parece. No obstante, es razonable entretenida, de las que no importa que la gente que te rodea en la sala de cine se entocine con las palomitas y la cocacola, y adecuada para llevar a los críos al cine, sobretodo si no son excesivamente jovencitos. Encima, como ya hemos dicho, los varoncitos y sus papas se solazarán con los encantos mamarios de la protagonista sin que haya excesiva procacidad en la situación. Todos contentos. Por lo menos, hasta cierto punto.

Y bueno,… ¿dónde se habrá metido aquel tal Luc Besson que firmó la maravillosa León, el profesional? Porque yo no me lo he vuelto a encontrar por ningún lado.

Calificación

Dirección: **
Interpretación: **
Valoración subjetiva:
**

Cour de Louvre

Como dicen las momias cuando pasean por el patio del Louvre, "qué sitio tan majo, un buen lugar para levantar una pirámide"; perdonad que os destripe uno de los chistes, pero es que cuando se ve la película es tan obvio y previsible... - Panasonic Lumix LX3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .