Trasteando con el teléfono en un domingo cualquiera

Fotografía personal, Política y sociedad

A pesar de los agoreros pronósticos, el fin de semana ha hecho un tiempo excelente. Por lo menos hasta el anochecer del domingo, momento en el que comenzó a llover. Pero el resto del tiempo, sol y temperaturas templadas. Así que ayer domingo era buen día para pasear. Y decidí que hacía tiempo que no jugaba con la cámara fotográfica integrada en el teléfono móvil. Que es muy mala, pero con las aplicaciones incorporadas o incorporables al aparato, pues te entretienes.

Por la mañana, quedé para ver la segunda parte de la exposición sobre el anarquismo en Aragón, que se viene celebrando desde hace unas semanas en los palacios de Sástago y Montemuzo. Habíamos visitado ya la sección del palacio de Sástago, dedicada al anarquismo en general, y ayer visitamos la del palacio de Montemuzo, dedicada a las mujeres dentro de este movimiento revolucionario.

Anarquismo en el Palacio de Montemuzo

Patio del palacio de Montemuzo, sede de la biblioteca-hemeroteca municipal de Zaragoza, en cuya sala de exposiciones nos muestran cómo se considero a la mujer desde las organizaciones anarquistas de principios del siglo XX - iPhone

Después, paseamos un ratito para tomar un aperitivo antes de que cada se fuese a comer a su casa, y yo seguí dando la tabarra con el teléfono a cuestas.

Repostería espiritual

Se acerca la festividad católica de Todos los Santos y Fantoba, o la Flor del Almíbar, como prefiráis, anuncia en su escaparate "repostería espiritual"; dudo que los "huesos de santo" y otras lindezas semejantes tengan nada de espiritual, y sí mucho de material, cuando se acumulen en forma de grasa en las partes más incovenientes del cuerpo de sus más ávidos consumidores y consumidoras - iPhone

Calle Santiago

En la calle de Santiago se preparan las terrazas para los paseantes que van a tomar el vermú, y para quienes, locales y turistas, irán a comer cuando sea el momento adecuado - iPhone

Por la tarde, siendo que la temperatura era excelente, aunque las nubes ya se mostraban algo amenazadoras, me dí un largo paseo por el Canal Imperial de Aragón hasta las esclusas de Casablanca. Es uno de mis paseos favoritos, y en otoño, más. Aquí me llevé también una cámara de verdad, aunque todavía no he procesado ninguna de las fotos. En fin, ya veremos que sale de ahí. De momento, os dejo con más entretenimiento teléfono-fotográfico.

Colegio

Sensación de abandono en los múltiples centros escolares que flanquean el canal entre los pinares y Casablanca, al atardecer un domingo; hoy lunes, habrán estado mucho más bulliciosos - iPhone

Casa Blanca

En las esclusas del canal, casi sin luz ya, asoma la Casa Blanca que da nombre al barrio zaragozano - iPhone

Primavera en las esclusas del canal

Historia

He estado dudando sobre si era coherente escribir esta entrada hoy. Porque lo primero que iba a decir es que parece que la primavera ya va llegando y los almendros empiezan a mostrarse floridos. Sí, sí, ya he visto unos cuantos.

En flor

Almendro en flor a orillas del Canal Imperial de Aragón - Panasonic Lumix GF1, Leica Elmar-C 90/4

Pero es que hoy han bajado las temperaturas notablemente, prácticamente 8 o 9ºC con respecto a ayer, y encima ha estado lloviendo buena parte del día. Desde luego, toda la tarde. En cualquier caso, el pasado domingo hizo realmente bueno, y decidí dar un largo paseo hasta las esclusas de Valdegurriana en el Canal Imperial de Aragón.

El Canal Imperial de Aragón, concebido y construido en el último tercio del Setecientos, recorre la margen derecha del río Ebro entre un poco más abajo de Tudela (Navarra) y Zaragoza. Su fin era suministrar riegos y permitir la navegación de personas y mercancías, y pretendía imitar obras de ingeniería similares en Francia. La ilustración nos trajo esto. Luego, nunca se llegó a crear la red de canales que se pretendía. España no tiene la orografía que tiene nuestros vecinos, más favorable para estas obras.

El caso es que se realizaron una serie de obras de ingeniería notables para permitir la navegación. En Zaragoza, probablemente las más conocidas sean las esclusas de Casablanca.

Las esclusas de Casablanca y la Casa Blanca

Las esclusas de Casablanca y la casa blanca que da nombre al barrio - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Menos conocidas y sin embargo notables son también las esclusas de Valdegurriana. Primero una aclaración. Sí, es con g aunque suene paleto y no con b. Mucha gente dice Valdeburriana por miedo a meter la pata, pero no. Así no es. El caso es que me acerque caminando hasta las mismas. Es un paseo agradable. Además en la orilla derecha del canal han organizado un paseo con zonas para ejercicio deportivo y esas cosas. Son entre 5 y 5,5 kilómetros caminando desde mi casa. Y claro, me llevé la cámara y tomé unas cuantas fotografías.

Esclusas de Valdegurriana

Estructura de las esclusas de Valdegurriana - Panasonic Lumix GF1, Leica DG 45/2,8 Macro

Se me fue haciendo de noche, menos mal que llevé el trípode. Lo cual me permitió fotografiar las esclusas correctamente, y tomar alguna fotografía nocturna al atardecer.

Almenara de San Antonio

Almenara de San Antonio - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Exposiciones, maratones y buen tiempo general

Arte, Fotografía, Fotografía personal

A pesar de que el pronóstico del tiempo era regular, lo cierto es que ayer hizo un día excelente en Zaragoza. Excelente si no tenemos en cuenta que un clima tan templado no me parece muy normal, y seguimos arrastrando un sequía excesiva. Pero bueno, a efectos de pasar el fin de semana, buen tiempo.

Visitamos dos exposiciones muy recomendables. Una de pintura y algo de escultura, Después de la alambrada, sobre el arte español en el exilio. Se celebra en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza hasta el día 13 de diciembre. Aun hay tiempo. También algo de fotografía. Un autor zaragozano, Pedro Avellaned, expone Los restos del naufragio en la Casa de los Morlanes. Muy variada; fotografías sobre papel, rayogramas, collage, cortometraje,… y me gustó bastante en general. Me compré el catálogo. 10 euros bien gastados.

Después de la alambrada

Pintura en el exilio expañol en América dentro de la exposición Después de la alambrada - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Exposición Los Restos del Naufragio

Retratos de Pedro Avellaned en la Casa de los Morlanes - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Restos de un naufragio

Cortometraje Los restos del naufragio, que da título a la exposición de Pedro Avellaned - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

El paseo matutino por el centro de Zaragoza fue accidentado por los cortes de circulación causados por la maratón celebrada ayer, que afectaban a las líneas de autobús. Esto nos llevó hasta la ribera del Ebro, donde descubrimos que han puesto unos puestos de venta de libros viejos y de ocasión, quizá a imagen de los “bouquinistes” del Sena parisino. No me había fijado yo en esto.

Maratón... o así

Un veterano corredor trota cansino al paso por un puesto de avituallamiento - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

"Bouquinistes" en el Ebro

Puesto de librero en el Paseo de Echegaray y Caballero de Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Por la tarde, decidí seguir familiarizándome con la GF1, y salí a recorrer el Canal Imperial de Aragón desde las Terrazas de Cuellar hasta las esclusas de Casablanca, aprovechando la buena tarde. Seguí probando su funcionamiento con algunos viejos objetivos manuales con montura Leica a través de los oportunos adaptadores.

Un día tranquilo y agradable.

Mentidero

"Mentidero" soleado junto a las Terrazas de Cuellar de Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, Leica Elmar-C 90/4

Pinares de Venecia

Los Pinares de Venecia dominan sobre el curso del Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Paseo junto al Canal

Paseo en la orilla derecha del Canal - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Esclusas de Casablanca

Esclusas del Canal Imperial de Aragón en el barrio de Casablanca - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.

Transformaciones en la ciudad

Expo 2008, Política y sociedad

Poco a poco se acerca la fecha para la inauguración de la Expo 2008 en Zaragoza. Esto ha ido llevando a una serie de transformaciones en la ciudad, especialmente en las riberas del Río Ebro, y en los accesos a lo que será el recinto de la exposición. Una de las últimas obras terminadas se llenó de ciudadanos que quería conocerla en este pasado y cálido fin de semana. Se trata de la pasarela de Manterola, que une el Barrio de la Almozara (de la Química para los más castizos) con el Actur (con Ranillas, de nuevo para los más castizos).

Pasarela

Pero también está sirviendo para sacar a la luz entornos que estaban ahí desde hace muchos, muchos años, y que permanecían ignorados incluso por muchos de los habitantes de la ciudad. Así, hace poco me hablaban de cómo habían redescubierto el entorno de las esclusas de Casablanca, en el Canal Imperial de Aragón. Así que nada. La recomendación de hoy es,… paseen por su ciudad,… es como hacer turismo, pero mucho, mucho, mucho más barato.

Casablanca (esclusas)

(Ambas imágenes: Canon EOS 40D; EF 50/1,8;
segunda imagen: composición con 4 fotogramas)