[Viajes] Terminado el diario de viaje de Londres (y algo más)

Viajes

Hoy va una entrada sencilla. Simplemente anunciar que he terminado el Diario de viaje de Londres.  Me ha costado un poco más de lo que pensaba. Se llama

Londres (y algo más)

El (y algo más) se debe a la excursión a Canterbury y Margate, que nos llevó durante unas horas fuera de la capital británica. Como viene siendo habitual en mis últimos diarios de viaje, está alojado en Blogger, utilizando plantillas dinámicas, que funcionan muy bien para estos fines. Bueno, daros una vuelta y ya me diréis qué tal.

Graduadas del King's College

Cachondas graduadas del King’s College en la terraza del Barbican Centre, jugando a brujas de algún “colegio de magia y brujería”. Al ver a toda esta gente así vestida es justamente lo que pensamos. Incluso alguien se aventuró a decir que porl os colores de las becas, eran de las malas.

[Fotos] Un paseo por Cornualles

Viajes

Los negativos comentarios que realicé el sábado pasado sobre el último libro que he terminado de leer, me dejaron un dolorcillo en el alma. Quedé con la sensación de que esa negatividad se podía transmitir a la región británica en la que acontecen buena parte de los hechos; Cornualles. Sin embargo, esta parte de la Gran Bretaña es un lugar muy recomendable para ser visitado. Tuve la oportunidad de hacerlo hace cinco años en un viaje que me llevó también a Gales y a otras comarcas inglesas. Para compensar cualquier posible mala sensación, os dejo con algunas imágenes del lugar.

Mount St. Michael desde Marazion

Aunque mucho más modesto que su equivalente francés, también en contramos un Mount St. Michael, al que principalmente se llega en barco, salvo cuando la marea está realmente muy baja (Fujifilm Finepix F10).

Desde Marazion a Mount St. Michael

Barcas motoras que unen Marazion con el Mount St. Michael (Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM).

Casitas en la isla del Mount St. Michael

Lejos de un aspecto tétrico, las casitas tiene un aspecto pulcro y aseado, como estas del puerto de Mount St. Michael (Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM).

La costa desde el Teatro Minack en Porthcurno

Cerca de Porthcurno, paseamos sobre las calas y los acantilados de la costa sur de la península de Penwith (Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM).

Acantilados en Land's End

Uno de los lugares más visitados son los acantilados de Land's End, o sea, el "finisterre" inglés (Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM).

Dolmen en la península de Penwith

En la península de Penwith encontramos numerosos ejemplos de monumentos megalíticos (Fujifilm Finepix F10).

Tintagel (población no visible por la niebla)

Cuando llegamos a Tintagel, en cuyo castillo dicen las leyendas que nació el rey Arturo de Bretaña, una densa niebla nos sale al encuentro (Fujifilm Finepix F10).

La hemeroteca de La Vanguardia

Política y sociedad

Me despierto hoy con una mezcla de ilusión y de frustración. Normalmente, me cuesta dormir hasta tarde los días de fiesta en los que no tengo especiales obligaciones que hacer. Es difícil que me den más de las ocho en la cama, a mi pesar. Pero hoy, he sentido la ilusión de haber conseguido dormir una horita más de lo previsto… seguida de la frustración de que debido al cambio de hora… ¡¡¡eran las ocho cuando me he despertado!!!

Entendiendo que estoy sometido a alguna especie de maldición al respecto, me he levantado y sin hacer demasiado ruido, porque qué culpa tendrán los vecinos de mis maldiciones, me he puesto a ver qué noticias nos trae el día en la radio y en internet. Y en la radio han hablado de la hemeroteca de La Vanguardia.

El veterano diario catalán ha puesto a disposición del público a través de la red de redes todas sus ediciones para su consulta libre y gratuita. No he analizado los aspectos técnicos de la oferta; su motor de búsqueda, la legibilidad de los pdfs, etc, etc. Me he ido directamente a lo que muchos harán. ¿Qué pasó el día en que nací yo? Ya sé, ya sé,… Qué poco original… pero…

Lo primero que me ha llamado la atención ha sido que en la primera página aparecía el nombre del diario: La Vanguardia española. Obviamente, hace tiempo que se cayó de su cabecera el gentilicio “española”. En la Cataluña postfranquista, lo de adjetivarse “español” puede no ser rentable, y ya se sabe que “la pela es la pela”. Por lo demás, es decepcionante que en esa primera página no aparezca una noticia de campanillas que refuerce el ego del que consulta diciendo,

“qué cosas tan importantes pasaron el día que yo nací…”

Pues no, cosillas de carácter local. Premios a unos periodistas barceloneses e inauguraciones de los ministros tecnócratas de Franco.

Curiosamente, en tercera página sí que aparece una noticia importante, cuyas consecuencias todavía repercuten en nuestra sociedad actual. Nos habla del fracaso de las negociaciones que provocaron el retraso en la incorporación del Reino Unido al entonces denóminado Mercado Común Europeo durante una década más, reforzándose el euroescepticismo de buena parte de la opinión pública británica.

Del resto de las noticias… la verdad es que los tiempos aquellos fueron grises para las noticias españolas, y así se refleja. Lo dejaremos estar.

En cualquier caso, bienvenida la oferta del diario barcelonés, y esperemos que con el tiempo se extienda el ejemplo por toda la prensa, para una mejor comprensión pública de nuestra historia.

Estamos en otoño. ¿No se nota? Las hojas se tiñen de ocre… y todas las demás cosas que pasan.

Hojas de platano

Hojas de plátano en los alrededores del Canal Imperial de Aragón en Zaragoza - Pentax K10D; SMC-DA 70/2,4 Limited