[Fotos/viaje] Película en blanco y negro en Taiwán

Viajes

Pues sí. Me llevé una pequeña compacta de los años 90 y unos carretes de película en blanco y negro a Taiwán. Y ya he recibido el resultado tras el revelado y el escaneado en un servicio comercial, a gran resolución. Los detalles técnicos los podéis encontrar en Mi Olympus mju-II y un par de carretes de Ilford XP2 Super viajan a Taiwán.

Para los que no estén interesados en ellos, os dejo unas cuantas fotos.

Templos en Taipéi.

Memorial de Chiang Kaishek en Taipéi.

Tarde paseo en Tamsui.

Una tarde gris y melancólica en Hualien.

En el Parque Nacional Taroko.

El tren te lleva a casi todas partes en Taiwán.

[Fotos] Viajando con cámaras de un solo uso para película tradicional

Fotografía, Viajes

Al viaje por Francia y Suiza me llevé un par de cámaras de un solo uso con película tradicional en blanco y negro de Ilford. En el siguiente enlace explico los detalles técnicos de la experiencia: Desechables de viaje – Ilford XP2 Super Single Use. Aquí, os dejo las fotos. Que a la mayor parte de la gente es lo que le interesa.

[Fotografía] Unas vistas con la Agfa Billy Jgetar 8.8 y un carrete de Ilford XP2 Super – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Este sábado por la mañana amaneció nublado. Incluso de madrugada debieron de caer algunas gotas sobre Zaragoza. El caso es que, aunque las nubes se abrieron poco a poco, tuvimos una mañana de luz suave, difusa. Una buena ocasión para salir a pasear con una cámara antigua. Los detalles técnicos, en el enlace a continuación. La fotos, las que veis.

Origen: Unas vistas con la Agfa Billy Jgetar 8.8 y un carrete de Ilford XP2 Super – Fotografía y otras artes visuales.

Guardar

[Fotos] Apañando un carrete de fotografías roto

Fotografía, Fotografía personal

Como adelantaba esta mañana. Este fin de semana, que cargue mi Leica IIIf con un carrete de Ilford XP2 Super, sufrí un accidente al avanzar la película en lo que resultó ser el último fotograma del carrete, produciéndose la rotura de la película que ya no pudo ser rebobinada normalmente. Esta película es para negativos en blanco y negro, pero se revela habitualmente como los carretes para negativos en color, en el proceso denominado C-41. Puesto que incluía fotografías de la visita al Palacio de Larrinaga, del que ya os hablé el otro día, me dio mucha rabia el accidente. Y decidí encontrar la forma de salvar las fotos. Lo que parecía improbable que sucediese es que consiguiese rebobinar la película en el carrete y llevarla hasta la tienda más cercana. La película estaba dentro de la cámara, y lo único que podía era hacerme una idea imaginaria de como se encontraba. Si abría la cámara a la luz del día, se perderían las fotos.

Fotograma por el que se rompió la película

El último fotograma del carrete por el que se rompió la película. Tomado en la Plaza de los Sitios de Zaragoza.

Conservo de antaño algunos de los materiales para revelar carretes de fotografía. Básicamente una cubeta de Jobo, con una espira apta para carretes de 35 mm de doble perforación. Y había oído, me sonaba que en algún sitio contaban que la XP2 Super se podía revelar con químicos tradicionales para blanco y negro. También podía conseguir líquidos para procesado C-41, pero os aseguro que eso es un latazo. Aunque desconocía que podía encontrar en los comercios de Zaragoza hoy en día. Hace 12 años que no revelaba en casa un carrete de película fotográfica. Tras una búsqueda, encontré el sitio The Massive Dev Chart en Digital Truth Photo, donde tienen una base de datos con combinaciones de película, revelador y tiempos y temperaturas de revelado. Y efectivamente, aparecían varias combinaciones posibles para la XP2 Super.

Tras conocer esta información, que cargué en mi teléfono móvil, me dirigí a Imesa, comercio zaragozano donde solía comprar mis productos fotográficos cuando tenía el laboratorio montado en casa. Y allí siguen. Tan amables como siempre, y siguen vendiendo productos fotográficos. Quizá no tanta variedad como antaño, pero tampoco se lleva mucho, y la suficiente para mis fines. Compré un sobre de D-76 de Kodak y  un bote de fijador de Ilford. Anoche, en total oscuridad, abrí la cámara, saqué el rollo de película y lo cargué sin muchos problemas en la espira de la cubeta. La introduje y la cerré herméticamente. Y me fui a dormir. Esta mañana he preparado los químicos, 14 minutos de revelado con el D-76 a 22ºC, un buen fijado y un buen lavado,… y me he encontrado con unos negativos que se veían un poco más contrastados de lo que esperaba, pero con imágenes. Una vez secos, el correspondiente paso por el escáner… y aquí os dejo unas fotos. Además de la que abría esta entrada.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

A pesar de mi impresión inicial de que los negativos estaban demasiado contrastados, lo cierto es que la gama tonal que ha quedado es bastante buena, con detalle tanto en luces como en sombras en la mayor parte de los negativos.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

Este es el único fotograma raro, puesto que se percibe cierta posterización en los tonos. Desconozco el motivo. Se nota especialmente en los rostros.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

Una de las ventajas de las telemétricas es que permite utilizar velocidades de obturación más bajas que las reflex, al no sufrir el golpe del espejo. Hay que tener en cuenta que en interiores ajusté la apertura máxima del Leitz Elmar 5 cm, que es una modesta f/3,5, y una velocidad de obturación de 1/20 segundos. Confiando en que la latitud de exposición de la película perdonase el posible error de exposición.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

Bueno,… no tengo tanta pericia como para conseguir fotografías perfectamente nítidas con esa velocidad de obturación, pero el resto de los componentes puso de su parte. Y el revelado no convencional para la película no ha afectado muy negativamente al grano y a los tonos de las imágenes.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

Incluso en tomas bastante contrastadas, la gama tonal se ha mantenido sin perderse mucho detalle ni por las luces ni por las sombras.

Palacio Larrinaga con Leica IIIf

Así que hemos salido airosos del trance. Muy airosos. Y además, ha sido muy divertido. Aunque espero no tener más accidentes de este tipo.