[Libro] La extraña

Literatura

Cuando volví de vacaciones a finales de junio, decidí rearmar mi lista de lecturas para unos meses. Por algún motivo recordé en ese momento el buen sabor de boca que me dejaron hace unos años unos cuantos libros de la Editorial Salamandra, y por ello decidí mirar a ver qué tenía que ofrecer en estos momentos esta editorial. Y decidí repetir con un escritor húngaro, Sándor Márai, del que leí alguna novela hace algún tiempo. Y aquí os lo cuento.

La extraña
Sándor Márai; traducción de Mária Szijj y J. M. González Trevejo
Ediciones Salamandra, 2008
Edición electrónica

Siendo Sándor Márai húngaro, visitaremos el país magiar. En el encabezamiento, el coqueto pueblo de Szentendre, y aquí el interior de los baños Szechenyi en Budapest.

Siendo Sándor Márai húngaro, visitaremos el país magiar. En el encabezamiento, el coqueto pueblo de Szentendre, y aquí el interior de los baños Szechenyi en Budapest.

Viktor Askenasi es un profesor aburguesado que se encuentra de vacaciones en la costa dálmata, en solitario, en un hotel en el que se aprecian otros burgueses centroeuropeos con sus convenciones y sus minucias. Ya en la cincuentena, le ha llevado allí la necesidad de desahogarse de su situación familiar y amorosa. Conoció algún tiempo atrás a una mujer, una bailarina, que lle llevó a romper con su esposa y sus hijos, y a vivir una vida más mundana. Pero también, como consecuencia, a sufrir el ostracismo social de sus amigos y colegas. Ahora en este hotel del Mediterráneo, se cruzará con un extraña, a la que seguirá a la habitación, y a cuya puerta llamará.

En un relato que casi puede encuadrarse dentro del concepto de novela corta, Márai consigue transportarnos a la angustia vital de este hombre burgués, que probablemente nunca nos hubiera interesado especialmente, y cuyas acciones le han llevado a una situación en la que se siente desconcertado y agobiado.

Márai era étnicamente húngaro aunque descendiente de alemanes, pero nació en una población situada en la actual Eslovaquia... Follón centroeuropeo. En la fotografía, el puente que une Esztergom en Hungría con Štúrovo en Eslovaquia, sobre el río Danubio.

Márai era étnicamente húngaro aunque descendiente de alemanes, pero nació en una población situada en la actual Eslovaquia… Follón centroeuropeo. En la fotografía, el puente que une Esztergom en Hungría con Štúrovo en Eslovaquia, sobre el río Danubio.

Es además una novela de misterio, en la que se nos plantea la duda de lo que sucede tras la puerta de esa habitación de hotel, desvelada sólo en cierta medida. Entre las reflexiones sobre el momento actual del personaje, los flashbacks en su memoria nos ayudarán a comprender mejor quién es y cómo ha llegado allí, aunque no necesariamente a simpatizar con él. Puesto que en el fondo, este burgués profesor es el representante de los vicios, hipocresías y defectos de una burguesía europea en el periodo de entreguerras.

La novela se lee bien, intriga lo suficiente, y obliga al lector a sacar sus propias conclusiones y análisis de lo que sucede tras esa puerta de hotel y cuales de los factores vitales de Askenasi son los que le llevan a actuar como actúa. A mí me ha parecido bastante interesante.

Más al sur, podemos pasear por las tranquilas calles de la ciudad de Pécs.

Más al sur, podemos pasear por las tranquilas calles de la ciudad de Pécs.

[Libro] El Pentateuco de Isaac

Literatura

Si interesante fue la primera de las lecturas que me llevé de vacaciones y que ya comenté hace unos días, me atrevería a decir que todavía más interesante, sorprendente e impactante me resultó la segunda. Buscada también entre esas editoriales minoritarias que forman su fondo bibliográfico a partir de literaturas poco conocidas o recuperando obras de antaño pero de gran calidad, como es en este caso Libros del Asteroide, me adentro en esta ocasión en las consecuencias que trajo el desastre de la Primera Guerra Mundial, personalizadas en el ficticio Izak Blumenfeld  que nos propone el guionista de cine y escritor búlgaro Angel Wagenstein.

El Pentateuco de Isaac
Angel Wagenstein; traducción por Liliana Tabákova
Libros del Asteroide, 2008
Edición electrónica

Pentateuco los cinco primeros libros de la Biblia según los cristianos, se corresponden con la Torá judía. Y cinco libros, o cinco partes dividen la vida signficativa de Izak Blumenfeld, un sastre judío de Galitzia, una región al norte de los cárpatos que en 1918 cuando comienza el libro pertenecía la Imperio Austrohúngaro, y que en la actualidad está dividida entre el sur de Polonia y Ucrania. Una vida la de Izak en la que simultáneamente será súbdito austrohúngaro, polaco, soviético, de los terriotorios orientales del Tercer Reich y finalmente de la República de Austria. Una persona que no es en absoluto significativa para el devenir de la compleja, difícil y cruel historia de la primera mitad del siglo XX en la Europa Central, pero que representa a muchas personas comunes que sufrieron las consecuencias. Que fue alistado como soldado en diversos ejércitos, aunque nunca luchó una batalla, y que acabó sobreviviendo a tres campos de concentración de distinta naturaleza.

Cementerio judío en Cracovia

Lo más cercano que he estado yo a la Galitzia de Izak es en la región de Cracovia, ciudad en la que visitamos el viejo cementerio judío.

Wagenstein inició con este libro una trilogía sobre las vicisitudes de los judíos europeos, en Europa y fuera de ella. Y este su primer personaje pronto se descubre como un protagonista al que inevitablemente coges cariño y quieres casi como si fuera de la familia. La historia está contada en primera persona, desde el punto de vista de Izak, que no es un hombre complejo. Que como dice su cuñado el rabino Bendavid “eres un poco lerdo”. Pero la historia destila sabiduría. Una falsa sabiduría popular, ya que es puesta en boca de personajes muchas veces cómicos, pero que refleja las reflexiones del escritor. Un escritor, que siendo judío y habiendo sufrido en su familia las persecuciones de la época, por su etnia o por su ideología, no muestra excesivos rencores, sino que aplica, se aplica a sí mismo, viéndolo en la distancia, una cierta capacidad si no para el perdón, elemento difícil de conceder en distintas situaciones, por lo menos una actitud para reconstruir la convivencia.

Para Wagenstein, como para muchos otros que han ido surgiendo una vez que el patrioterismo nacionalista ha ido cediendo algo de terreno, menos del que a muchos nos gustaría, comprende que la Primera Guerra Mundial no fue sino el primer episodio de uno de los periodos históricos más negros de la historia europea y mundial. Y que dio lugar a un surgir de ideologías y regímenes perniciosos, especialmente para el hombre y la mujer común. Propone también un mensaje de tolerancia. Entre etnias, entre religiones, entre las ideas que buscan la redención de las gentes, y que movilizan los esfuerzos de los más jóvenes. Tremendos los papeles del rabino y de los hijos de Izak. Pero que muchas veces se ven corrompidas por los aparatos que se apropian de esas ideas, religiones oficiales, partidos políticos, ejércitos, para sostener el statu quo de quienes tienen control sobre el poder.

Auschwithz-Birkenau

Inevitable, y recomendable, en aquellos lugares visitar el campo de concentración que más representa la barbarie nazi, el de Auschwitz-Birkenau.

Duras son las palabras o las críticas contra los aparatos totalitarios, a diestra y siniestra, aunque se disfracen del humor asociado al absurdo a la sinrazón. Pero dando siempre la posibilidad de que las personas individuales se rediman, o den muestras de humanidad en medio de esa sinrazón.

Y en medio de todo esto, el recuerdo de los ojos verdegrisáceos de Sara. Porque si hay algo que mueva a Izak, y en esto creo que representa perfectamente a todas las personas comunes, es su amor por su esposa, por su familia, por sus vecinos, por lo que han construido juntos… aunque luego se lo lleve con violencia los vientos de la intolerancia y de la historia.

Una lectura importante, sin duda. Una ficción muy real que creo que viene al pelo para recordar en este centésimo aniversario a aquella guerra cruel que sacudió Europa y el mundo, especialmente porque nos habla más de sus consecuencias que de sus hechos. Absolutamente recomendable.

Estación de Oświęcim

La estación de Oświęcim, nombre polaco y actual de la población donde se encuentra el campo.

[Cine] Viva la libertad (2013)

Cine

Viva la Libertad (Viva la Libertà, 2013), 5 de junio de 2014.

Película italiana que nos llega con cierto retraso, no excesivo pero suficiente para que no pueda completar la experiencia de ver la versión doblada buscándose una copia en versión original en italiano subtitulada en alta definición, y que es posible que no hubiese llegado a la cartelera española si no fuera por la fama alcanza por su protagonista, Toni Servillo, en la última película ganadora del oscar a la mejor película de habla no inglesa. Veamos lo que da de sí esta comedia/drama/farsa sobre el poder político de hoy en día que firma Roberto Andò.

Enrico Oliveri (Toni Servillo) es el principal lider de un partido de izquierda moderada en Italia, dominada por los gobiernos de derechas. Racional, taciturno, serio, cae en una situación de depresión que le lleva a desaparecer de su entorno habitual y a refugiarse en casa de Danielle (Valeria Bruni Tedeschi ), antigua amante de sus tiempos en el mundo del cine, actualmente casada con un famoso director. Para solventar la crisis, el equipo del partido hecha mano del hermano gemelo de Oliveri, el profesor de filosofía Giovanni Ernani. Físicamente idéntico, no puede ser más distinto. Amante de la poesía, de las emociones, de la espontaneidad, de la verdad, llevará un soplo de aire fresco al partido. Pero Ernani tiene algunos antecedentes peculiares. Acaba de salir de una larga estancia en un psiquiátrico, y también fue amante de Danielle.

Castillo y puente de Sant'Angelo

Entre dos ciudades anda la película… Aquí Roma, con una vista del puente y castillo de Sant’Angelo.

La utilización de un gemelo, un doble o sosias de algún tipo, para cubrir la ausencia de un lider político desaparecido o muerto no es algo nuevo. Se ha utilizado en diversas ocasiones en el cine, tanto en comedia como en drama, con distintos resultados. Quizá el referente más claro sea The Great Dictator (El gran dictador), película con la que esta que nos ocupa hoy comparte algunas similitudes, incluidas la suplantación de la posición y el discurso que propone una visión alternativa de la política a realizar. Por supuesto, tiene diferencias derivadas de las épocas distintas, de la propia trama, y del fin propagandístico del película de Chaplin al principio de la guerra mundial. Pero hay una cuestión básica. La sustitución del poder establecido en una sociedad, con unas ideas que pueden llevar a su destrucción, por otro con ideas frescas y diferentes. En aquella, el discurso del lider alternativo, el barbero judío, era contra la discriminación racial o de cualqueir tipo y contra el totalitarismo; en esta, estamos ante la necesidad de traer la imaginación, la conciencia, cierta dosis de irracionalidad, y un pensamiento hacia las personas que sufren las consecuencias de la acción política. Es una película que ataca directamente el anquilosamiento de la clase política de la vieja, casi caduca, Europa.

Y todo ello lo hace con razonable dignidad, aunque no con la agilidad y la frescura que le vendrían bien. El conjunto del filme se contagia algo de la tristeza del protagonista “oliveri”. Y le habría venido bien más dosis de la alegría, con sus dosis ambigüedad incluso, del protagonista “ernani”. No obstante, la película se salva por la presencia y las interpretaciones de Servillo, al que vemos cambiar por completo basado en pequeños detalles. Nunca tenemos dudas de cual de los dos gemelos estamos viendo en pantalla.

Por lo tanto, es una película que se deja ver sin problemas, que le falta un poco de sal y pimienta para resultar redonda, y que encontramos perfectamente integrada en los problemas de la Europa de hoy día. Unos cuantos políticos tendrían que ir a verla y a reflexionar un poquito sobre lo que se cuenta.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Parroquia de Saint Merri

La otra París, donde podemos ver un grupo de adolescentes asiáticas en las proximidades del Centro Pompidou ante Saint Merri.

[Fotos] Pasaos de vez en cuando por deviajeconcarlos.tumblr.com

Fotografía, Fotografía personal

Hoy es jornada de reflexión ante las elecciones al parlamento europeo que se celebran mañana en España, mientras se van celebrando también en otros países de la Unión Europea. Por un momento me he sentido tentado en comentar algo al respecto. Me he dado cuenta que no serían más que unas cuantas tonterías más a sumar a las miriadas de ellas que entre políticos, prensa y demás marisabidillos de lo político y social han ido soltando estos días. Así que me he sentado a esperar a que se me pasase.

Pero Europa no es un concepto vacío. Con todos sus defectos, con todas sus cuestiones históricas no resueltas que tanto ennegrecen su porvenir, es también un lugar de belleza, cultura y gentes muy estupendas. Lastima los cretinos que de vez en cuando surgen entre ellas. He tenido la suerte de ir conociendo este pequeño subcontinente que cuelga del extremo occidental de Eurasia. Muchas de las fotografías que he ido tomando de él se encuentra en mi TumblrDe viaje con Carlos. Sólo fotos sin más comentarios. Pasaos de vez en cuando. Algunas son majas.

Como voy en ciclos de fotografías entre 1989 y la actualidad, en estos días están apareciendo fotografías del año 2006. Las que ya han aparecido o van a aparecer os las muestro también aquí, hoy. Por Europa, y este rinconcito del viejo continente en la vieja Península Ibérica en el que me ha tocado vivir.

Estación de Esquí de Artouste

Un lugar en el que los europeos conviven bastante pacíficamente son las estaciones de esquí. Como esta pequeña pero bonita en Artouste, en los Pirineos franceses.

Cerezos en flor (marchita)

Ese año 2006 recorrí bastante mis alrededores, el antiguo reino de Aragón, que también puso su piedrecita en su momento en la construcción de la identidad europea. Se puede pasear en primavera entre los cerezos en flor alrededor de Boleo y Loarre.

Ermita de los Santos Gervasio y Protasio

También se puede caminar en primavera al caer la tarde ante la portada de la ermita de los Santos Gervasio y Protasio en Maluenda.

Llanos de la Violada

Contemplar los ababoles crecer entre los trigales de los llanos de la Violada, cerca de Almudévar.

Cabezo de Alcalá

O pasear entre los restos arqueológicos del poblado íberorromano del cabezo de Alcalá en Azaila.

Aerogeneradores

O contemplar los vientos de la modernidad, entre los aerogeneradores de La Muela.

Orquídeas silvestres

Si nos salimos de Aragón, la Península Ibérica es mucho más rica en detalle de lo que muchas veces pensamos. Y podemos admirar unas diminutas orquídeas no lejos del Royo, en la provincia de Soria.

Plana de Zaragoza

El patio trasero de Zaragoza nos da algunas sorpresas, desconocidas para muchos de sus habitantes, como los pinares y los paisajes de la Plana de Zaragoza, al sur de la ciudad.

Recreación de batalla - guerra de la Independencia

Se conmemoran de vez en cuando las riñas entre vecinos, y en aquel 2006 pudimos ver la recreación histórica en Cariñena de una batalla entre franceses y españoles durante las guerras napoleónicas.

Chinatown

Paramos por Londres, aquel año, una de las más tradicionalmente europeas con menos sentimiento europeo de la vieja Europa, en la que se mezclan las culturas de todo el mundo.

Alto de Alcubierre - vista

Y en la sierra de Alcubierre reflexionamos sobre las barbaries civiles que sufrimos de vez en cuando los cansados habitantes de estos lares.

Alto de Aguarón

Dura y agreste tierra la de los íberos, tan antiguos como los que más en Europa, refugio para muchos de los más antiguos europeos en los tiempos glaciares; eso se puede pensar desde los altos de Aguaron.

Cap Formentor

Pero también se puede disfrutar del dulce clima templado mediterráneo pasando la tarde en el mallorquín Cabo Formentor.

Isola Bella - Lago Maggiore

Encrucijada de las culturas mediterráneas y germánicas, los grandes lagos del norte de Italia me traen recuerdos imborrables, y nunca me canso de evocar el paseo entre las islas Borromeas en lago Maggiore.

Alquézar

También confluyeron otras culturas como la islámica, que también, pese a lo que les pese a muchos, contribuyeron a construir Europa, como atestiguan las construcciones que dejaron en Alquézar.

Cerca de Belchite

En un atardecer de diciembre, no lejos de Belchite, otro de los sufridos rincones del solar ibérico y europeo, me despido de vosotros. Ya sabéis donde encontrarme.

[Breve – humor] La Europa continental es la “Europa continental”

Humor

Europa – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Confieso mi admiración por la Wikipedia. Está muy lejos de ser la herramienta perfecta que muchos de sus más acérrimos defensores proclaman. De vez en cuando pillo alguna pifia, o algún artículo que no me convence,… y recoge también información anecdótica, cuyo lugar pareciera que tendría que estar en otros sitios. Pero no deja de ser un herramienta útil, bien utilizada, y teniendo en cuenta que no está asociada a ninguna empresa con interés exclusivamente pecuniario,… pues más notable todavía.

Pero de vez en cuando se nota que un tal Pero Grullo forma parte de sus redactores, y buscando información sobre el uso de la palabra “Europa” me ha aparecido la siguiente frase que transcribo literalmente de un artículo de la Wikipedia en español:

Por otro lado, los habitantes de algunas islas europeas; especialmente Irlanda o el Reino Unido, pero también Escandinavia, se refieren a la Europa continental como “Europa continental“.

Mira tú que pillines estos isleños y estos vikingos. Así que la Europa continental es conocida como Europa continental, ¿eh? Quién lo hubiera dicho.