[Recomendaciones fotográficas] Voy a incluir algunas que se me acumulan…

Fotografía

Sí. Ya sé. Suelen aparecer mis recomendaciones fotográficas en domingo. A veces en sábado. Pero se me estaban acumulando y era absurdo ir esperando. Vamos un poquito rápido que no ando con mucho tiempo.

No sólo de fotografía se alimenta el fotógrafo. Y conviene visitar otras artes. En AnOther nos proponen un recorrido por 10 artistas surrealistas, movimiento artístico que ha influido mucho en el medio fotográfico. Las disciplinas son diversas. Pero encontramos fotógrafos como Méret Oppenheim (musa además de fotógrafa), Man Ray, Claude Cahun o cineastas como Luis Buñuel. Indispensable. Son todos los que están, aunque no están todos los que son.

Sigo pensando que no hay que gastar mucho dinero en las mejores películas para obtener resultados dignos en rendimiento de color contraste. Todo es cuestión de dar con la luz adecuada, aunque sea en lugares banales, como en es paseo por el río Gállego.

Se oye con frecuencia que Japón es una sociedad tradicional a pesar de sus innovaciones en tecnología o en moda. Pero desde siempre ha tenido en sus artes un espacio para el erotismo, el lance galante, o el desnudo, cuando no para diversos fetichismos. Contémplese en La petite mélancolie la obra de Yasuzō Nojima, en los años 30 del siglo XX, si no.

Thomas Sauvin no es fotógrafo. Es coleccionista de fotografías que encuentra en los mercadillos chinos. En American Suburb X ASX nos muestran algunas de sus obras coleccionadas, sobre la estética tan propia de los totalitarismos. La obra me ha atraído mucho y he solicitado un libro sobre la misma.

En Hünter Art Magazine dicen que el fotógrafo chino Wing Shya es el mejor fotógrafo del mundo de Asia. Y lo comparan, ahí es nada con Richard Avedon. Además de hablarnos del recorrido del fotógrafo, nos muestran una amplia selección de sus fotografías, muy cinematográficas. A mi me encantan. Me encantas sus mujeres, con esa mezcla de moderno y antiguo, entre vulnerables y fuertes o incluso fatales. Y me hace sentir todavía más el haber suspendido el viaje planificado a China para dentro de unas semanas.

Francesca Woodman está de moda. Aquella fotógrafa que murió joven, probablemente torturada, depresiva, suicida… o por lo menos así lo establece el mito establecido en torno a su temprana muerte. Pero en Cartier-Bresson no es un reloj lo ponen en duda. Y lo hace sobre la base de los materiales que sobre ella conserva el también fotógrafo George Lange. Un recuerdo de una chica que en la mayor parte de su vida fue curiosa, animada, sonriente… Esa impresión me llevé yo también en diciembre en la exposición que se le dedicó en Madrid, especialmente contemplando los vídeos analógico que rodó mientras creaba.

El mundo se nos vuelve un poco peor en los últimos tiempos. En FK Magazine nos muestran la obra de Alexey Pavlov, que nos lleva a las ciudades de Yakutia, donde los jóvenes son educados, o mejor dicho instruidos, en un entorno de segregación de sexos, en los “valores tradicionales”. En Booooooom nos muestran, por su parte, la obra de Nicholas J. R. White [Instagram], un británico muy activo a la hora de analizar fotográficamente los cambios en el paisaje, seguiré hablando de él, donde nos muestra cómo una región de gran belleza natural y paisajística, los Cárpatos, puede sucumbir al capitalismo desaforado que llegó a la región tras la caída de los regímenes comunistas.

Y bueno… tenía más, pero ya vale. Que si no es un empacho. Hasta la próxima. Que tal vez sea con algún libro, que tengo varios en camino.

[Recomendaciones fotográficas] Un variado en unos tiempo de poca atención

Sin categorizar

Que últimamente estoy muy liado y tengo mi cabeza muy dispersa, o muy concentrada en cosas que no son las que realmente me importan, se nota en muchas cosas. Que no me concentro en la lectura. Que veo menos series, o no me centro mucho en si mi interesan o no. Que hace 10 días que tengo un carrete para revelar y no encuentro tiempo para ello, incluso si ayer me pasé la mañana echando una mano en el revelado de carretes de otros. Que no encontramos un momento para suspender “oficialmente” nuestro programado viaje a China, no por miedo al coronavirus, sino por miedo a las restricciones de movimientos que se les ocurran a las autoridades chinas. Y porque no consigo hacer selecciones semanales de recomendaciones fotográficas tan coherentes como antes. Pero bueno, algo hay…

Otro signo de que voy poco centrado, es que hace ya unos días que tengo este carrete de Kodak ColorPlus 200 expuesto a través de un Carl Zeiss Jena Tessar 50/2,7 DDR y a aún no he encontrado momento para revisarlo a conciencia y comentarlo.

Francesca Woodman es una fotógrafa de la que he hablado en diversas ocasiones. E, independientemente de que esté de moda, lo cierto es que conforme voy entrando en su obra, cada vez me dice más cosas. Quizá por ello he seleccionado un artículo de Feature Shoot que nos habla de las fotografías de la fotógrafa que ayudan a conformar un retrato sobre la artista. Tanto las que ella dejó sobre sí misma, como las que el fotógrafo George Lange, amigo suyo y poseedor de obra de Woodman puede aportar. En un tiempo en el que abundan los autorretratos y retratos banales y vanidosos, resulta refrescante mirar a los años 70 y comprobar que es un género que puede adquirir notable profundidad e introspección.

La última versión de Little Women no ha rascado gran cosa en la temporada de premios. Vestuarios y esas cosas. Y lo cierto es que la película está bastante bien, tiene alguna gran interpretación que ha pasado más desapercibida de lo que sería justo, y lo único que le falta es un poco de atrevimiento de la directora para ser más rompedora y directa en su mensaje. No está mal fotografiada. En Emulsive publicaron hace unos días un artículo sobre el trabajo del fotógrafo Wilson Webb (instagram), fotógrafo de rodaje que, saliéndose de lo habitual, el uso de la fotografía digital, se lleva también sus Hasselblad XPan y Mamiya 7II con una provisión de películas Ilford al rodaje, y ha realizado una serie de retratos del reparto usando la técnica del colodión húmedo, devolviendo a los personajes a la época en la que se basan. Lo cual,… me parece estupendo.

Oscar en fotos siempre es una página interesante, inspiradora y altamente informativa. Y recientemente publicó una galería y minibiografía del fotógrafo fiestero por excelencia, aunque su mirada hacia las fiestas de las clases privilegiadas contengan no poco sentido crítico. Se trata de Larry Fink, y hace mucho tiempo que me gusta.

Y tres recomendaciones menores, pero interesantes:

[Viaje/arte/fotografía] Un día de exposiciones en Madrid (y otras cosas que ahora no vienen a cuento)

Arte, Fotografía

Esta semana he estado de fiesta. Me quedaban días de libre disposición, de esos que te vas reservando por si pasa algo, pero de los que no puedes reservar más de cuatro a partir del quince de diciembre. Así que me he dejado tres días para los de Navidad, y me he gastado cuatro cogiéndome unas pequeñas vacaciones esta semana, unidas al fin de semana largo de la Inmaculada Constitución. No han sido para hacer nada en especial. Algunas cuestiones domésticas, más cine y poco más. Pero el martes aproveché para hacer una escapada a Madrid. Tenía algunos compromisos personales que atender. Y tiempo de sobra para, además, visitar algunas interesantes exposiciones.

Impresionistas y fotografía en el Thyssen-Bornemisza

Vi anunciada esta exposición hace ya un tiempo. Incluso había hojeado su catálogo, a la venta en una librería de Zaragoza. Pero no tenía muy claro si justificaba el desplazamiento a verla. Al fin y al cabo, el impresionismo me cansa ya un poquito, salvo excepciones. Y lo que había hojeado en el catálogo no me decía gran cosa sobre la fotografía… Pero como surgió el viaje por otros motivos, no había ninguna excusa para no aprovechar.

Decir que la entrada a la exposición es la misma que la entrada al museo, por lo que con ella puedes ver la exposición temporal mencionada, la exposición permanente y otra exposición temporal en la que se muestran las obras de la colección relacionadas con la Bauhaus, con motivo del 100º aniversario de la escuela.

Esta última está bien, pero es una única sala con unas cuantas pinturas, interesantes, pero que no te dan una idea real ni amplia de lo que fue la Bauhaus. La exposición permanente ya la conocíamos bien, pero aprovechando la posibilidad de revisitarla, lo hicimos dirigiéndonos directamente a aquellas obras que más nos interesaban. Curiosamente, algunas de las más antiguas, y las más modernas.

En cuanto a la exposición de interés… No está mal. Una selección curiosa e interesante de cuadros impresionistas, y también de pintores impresionistas cuando abandonaron este estilo, y otra selección en paralelo de fotografías de época, mostrando la influencia mutua entre ambas. Aunque lo cierto es que más habría que hablar de la influencia de la fotografía en la pintura impresionista. Muchas de las fotografías son albúminas y copias a la sal de los años 50 y 60 del siglo XIX, previas a la aparición del movimiento impresionista a principios de los 70 de ese mismo siglo. Se ha dicho que la aparición de la fotografía liberó a la pintura. Disponiendo de un medio que documenta con cierta fidelidad el mundo, la pintura se pudo dedicar a buscar otras formas de expresión.

También encontramos algunas fotografías más tardías, cuando algunos fotógrafos abandonaron el interés documental por el artístico, adoptando inicialmente el llamado pictorialismo, en el que buscaban emular las cualidades visuales de las pinturas, y estos sí fueron influídos notablemente por el movimiento impresionista.

No está mal. No dejan hacer fotos. Ni siquiera para tomar nota de las cartelas de las obras. Pero tampoco es una exposición de primera línea.

Eamonn Doyle en Fundación Mapfre (Bárbara de Braganza)

Había oído hablar y visto alguna obra de Doyle con antelación, pero nunca me había detenido mucho en dicha obra. No obstante, parecía evidente que dado que desde el Thyssen hasta Bárbara de Braganza es un cómodo paseo, y que no quedaba lejos del lugar donde había quedado a comer, tocaba visitarla. Gratuita si eres cliente de Mapfre. Bien, pues.

Lo cierto es que me sorprendió muy gratamente. Basada en cuatro series, por un lado, i, End y ON, que reflexionan sobre las ciudades y la vida en el entorno urbano, y por otro lado K, más intimista, conceptual, asociada a la muerte de la madre, la exposición presenta copias de gran formato que llenan de forma amplia las paredes de los dos pisos que ocupa la exposición. Es difícil con esta presentación individualizar las imágenes individuales, por lo que la visita se hace contemplando el conjunto de fotografías como un todo, y no está mal. desde ese punto de vista.

Me gustó. Más de lo que esperaba. La impresión que deja la obra de un artista cambia mucho según cómo se presente, y en este caso gana mucho. Un sobresaliente a la amabilidad del personal de la sala de exposiciones que contrasta con la eficiente pero fría cordialidad del Thyssen.

Francesca Woodman en Fundación Canal (Mateo Inurria)

Woodman es un fenómeno reciente. Una popularidad en diferido. La fotógrafa se suicidó joven con solo 22 años, tras haber dejado tras de sí un cuerpo de obra que aúna a la vez la frescura y la espontaneidad, las ganas de experimentar de la juventud, con una profundidad conceptual que normalmente se atribuye a artistas más granados y experimentados. La pena es que hace casi cuarenta años que nos falta, y que hasta hace poco poca gente se había preocupado por esta obra. Ahora se ha puesto de moda rescatar fotógrafos olvidados de todo género, y afortunadamente tenemos amplio acceso a la obra de Francesca Woodman.

Ya dispongo desde hace unos años de un libro sobre una parte amplia de la obra de Woodman y estoy familiarizado con ella. También había tenido ocasión de contemplar obra en algún museo de arte contemporáneo. No grandes series, muestras pequeñas de su obra. Pero en esta ocasión, la exposición que viene de la mano de una comisaria del Moderna Museet de Estocolmo, presenta de una forma muy sistemática y didáctica las distintas series que han sido seleccionadas para la exposición. Esta no es exhaustiva, pero sí que es representativa, incluyendo unos cortos vídeos grabados por la fotógrafa y que permiten comprender mejor el proceso creativo de la joven. Quitado algún “error” en la traducción al español de las cartelas y de los comentarios de la comisaria, lo cierto es que la labor de esta me parece encomiable a la hora de disfrutar de la exposición. Muy recomendable.

[Recomendación fotográfica] Morath y Woodman, dos estilos, dos conceptos y dos referentes

Fotografía

En el mundo de la fotografía se dan, sin duda, las mismas brechas entre personas de distinto sexo que en cualquier otro sector artístico, productivo, o como lo queramos considerar. Hoy, desde que esta mañana he decidido no leer en el autobús urbano el libro que comencé hace unos días, y en su lugar he estado leyendo las noticias en el teléfono móvil, llevo dándole vueltas a cómo se entiende el equilibrio entre las personas de distinto sexo, y si llevamos el mejor camino. El tema tenía que ver con el deporte. Pero como no he llegado a ninguna conclusión clara… no sé si en algún momento hablaré de ello o no. Pero preocupado estoy sobre la futura evolución de la sociedad en estos aspectos.

Como decía, en la fotografía se dan las brechas. Recientemente surgió el movimiento en redes sociales #nosinfotografas, a imagen y semejanza del #nosinmujeres en otros ámbitos, para reclamar la presencia de las fotógrafas en distintos ámbitos de la sociedad. Pero además de la baja representación de las numerosas profesionales o aficionadas que existen, está también la distinta valoración de los temas o enfoques que adoptan. Ahí también se pueden apreciar discriminaciones. Quizá por eso hoy he traído a estas páginas dos fotógrafas. Una que siempre me ha gustado, otra cuya obra se ha revalorizado mucho últimamente, aunque desgraciadamente ella nunca podrá disfrutarlo.

20180910-8.jpg

A principios de agosto descubrí que tenía una cámara, la Pentax MX, cargada con un carrete en color, luego supe que era un Kodak Portra 400, y no me acordaba para qué la había cargado… terminé el carrete con algunas fotos y lo mandé a revelar. Y ya me acordé… pero sin continuidad, las fotos han quedado un poco anecdóticas. Os dejo aquí algunas.

Inge Morath es desde hace unos años una de mis fotógrafas favoritas. Y no me refiero sólo a favorita entre las mujeres fotógrafas, sino favorita entre todos los fotógrafos, todos los sexos mezclados. Morath fue una fotógrafa austriaca que llegó a la fotografía después de la guerra mundial y a través del periodismo. Al principio escribía, luego fue adoptando el lenguaje de la fotografía para expresarse. Fue por lo tanto una fotógrafa documental fundamentalmente.

Sin embargo, recientemente nos han recordado en Magnum Photos uno de sus trabajos, de 1962, que hoy no dudaríamos de calificar como de fotografía conceptual. Fue una colaboración con el caricaturista e ilustrador norteamericano de origen rumano, Saul Steinberg. Un trabajo conjunto en el que Steinberg comenzó a diseñar una máscaras, sencillas, realizadas con bolsas de papel sobre las que dibujaba unos rostros con diferentes expresiones, y con las que posaban ante Morath, primero él, después otras personas, en situaciones cotidianas, habituales, que quedaban totalmente puestas en cuestión por la presencia de las máscaras y la expresión que en cada una de ellas se presenta. Una profunda reflexión sobre la identidad, proveniente de dos inmigrantes centroeuropeos con residencia en Manhattan. Algunas de las fotografías de la serie me parecen simplemente geniales. Y en su conjunto, me parece que está llena de significados y cuestionamientos sobre la sociedad del momento. Impresionante.

20180910-9.jpg

Francesca Woodman fue una fotógrafa nacida 25 años después que Morath. Y esta no fue inmigrante, sino norteamericana de nacimiento, criada en una familia de artistas y creadores. Desde muy joven empezó a utilizar la cámara de fotos para plasmar los conceptos que le preocupaban, muchas veces dirigiendo el objetivo hacia sí misma, en autorretratos en los que se presenta como ella mismo o como otras personas, muchas veces despojada de todo camuflaje, desnudad, muchas veces en entorno desolados. Murió joven. Afectada por alguna enfermedad mental, se suicidó con sólo 23 años. Durante mucho tiempo su obra quedó en el olvido, pero en los últimos años ha comenzado a ser muy valorada, se han publicado libros sobre ella, y los museos de arte contemporáneo y de fotografía se han lanzado a comprar obra de la fotógrafa, así como no pocos particulares.

En Cartier-Bresson no es un reloj han dedicado recientemente un artículo a la artista con abundancia de material gráfico y audiovisual para mejor comprender su obra. También hace un par de años largos, Oscar Colorado elaboró un informe especial sobre la fotógrafa, que también ayuda y mucho a comprender la obra de la joven malograda artista.

Bueno. Pues estas son la recomendaciones de hoy. Dejando claro que en estas páginas si contamos con las personas de todos los sexos.

20180910-10.jpg

[Fotografía] Recomendaciones semanales: muchas, diversas, y además los resúmenes de fin de año… y algo cinematográfico

Cine, Fotografía

Pues eso. Que la blogosfera fotográfica parece estar especialmente activa en este final de año, y he estado muy entretenido viendo fotografías recomendadas por las más diversas fuentes. Además, los días festivos entre semana han colaborado ha que haya dispuesto de más tiempo para ver fotos. Así que intentaré ser esquemático para no extenderme demasiado.

En primer lugar, algunas recomendaciones procedentes de La Lettre de la Photographie, como casi todas las semanas:

En el ámbito de la fotografía de moda, me llamó la atención la campaña publicitaria que Peter Lippmann ha realizado para una marca de calzado, replicando cuadros de pinturas clásicas.

Me ha extrañado que hasta el momento no haya comentado el trabajo de la joven y suicida Francesca Woodman, de la que tengo un libro. En cualquier caso, sirva esta nota de recordatorio.

Julius Shulman es uno de los nombres importantes en la fotografía arquitectónica, un tipo de fotografía que eventualmente me interesa.

Curiosas y bellas las fotografías de Nicolas Dhervillers, en la que los paisajes y las personas que aparecen en ellos parecen como escenas congeladas sacadas de algún cuento, con elementos disonantes o anacrónicos. Gran dominio de la luz.

Entre los porfolios del fin de semana, destacaré las inquietantes imágenes en blanco y negro de Germán Peraire, los dípticos de Jessica Forde en la que personas se comunican a través de sus ordenadores personales iluminados apenas por las pantallas de los mismos, y las fotografías nocturnas de Beirut tomadas por Philippe Aractingi.

Luna

Ha sido noticia este fin de semana un eclipse de luna que no se ha podido ver desde España; y si se hubiese podido, en Zaragoza estamos con niebla, así que tampoco (Panasonic Lumix GF1, G 14/2,5 ASPH).

En Feature Shoot nos recomiendan los atemporales retratos en blanco y negro de Nelli Palomaki. Cada vez me gustan más las fotografías en formato cuadrado. Es una pena que no haya cámaras con captores con este formato de forma nativa. Es difícil de componer la imagen, pero resulta muy satisfactorio cuando lo consigues.

LensCulture suele ofrece interesantes propuestas, lo que pasa  es que lamentablemente el sitio es un poco cutre de diseño y de usabilidad. En cualquier caso, nos recomiendan el libro de Michael Wolf titulado Tokyo Compression. Ciudadanos japoneses en el metro de Tokio en horas punta, comprimidos contra las ventanillas y las puertas de los trenes. Muy expresivo y metafórico.

En Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red nos hablan de Juan Gatti, diseñador gráfico y fotógrafo argentino, muy conocido en este país por estar ligado a las películas de Almodóvar. En cualquier caso es muy recomendable pasarse por su página web.

No recuerdo exactamente donde encontré la recomendación sobre parte de la obra de Pierre Gonnord. En cualquier caso, encuentro que tiene imágenes muy interesantes, siendo un autor que evidentemente domina la luz y el retrato.

Luces

Aunque el pasado martes todavía no teníamos nieblas cerradas, al atardecer se percibía un cierta bruma en el ambiente (Panasonic Lumix GF1, G 14/2,5 ASPH).

Ya han comenzado ha salir las recopilaciones de las mejores imágenes del año en distintos medios de comunicación, en lo que a fotoperiodismo se refiere. Por la calidad de su presentación, recomiendo pasarse por el fotoblog In Focus de The Atlantic, que ha seleccionado lo mejor del año en tres partes: parte 1, parte 2 y parte 3. Como una de las noticias del año que más imágenes nos ha traído fue el terremoto/maremoto de Japón, con el desgraciado accidente nuclear en las centrales de Fukushima, como añadido recomiendo el reportaje que han publicado en colaboración con National Geographic dedicado a la zona de exclusión en torno a estas centrales nucleares.

Finalmente una recomendación que es más cinematográfica que fotográfica. Aunque tiene mucho de fotografías en movimiento. The New York Times ha publicado 13 cortos dirigidos por Alex Prager protagonizados por 13 actores y actrices de moda, que interpretan a 13 malos malísimos de la historia del cine. A ver si adivináis quienes son y a qué películas pertenecen. Están muy bien.

Atardecer sobre el Parque Grande

A ver cuando podemos ver un atardecer como este sobre el Parque Grande de Zaragoza, que cuando se nos pegan las nieblas... va para días (Panasonic Lumix GF1, M.Zuiko 45/1,8).