[Libro] El verano sin hombres

Literatura

Poco antes de salir de viaje hacia China en mis dos semanas de vacaciones de final de primavera, se conocía en la prensa que el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2019 se concedía a Siri Hustvedt. No soy muy dado a interesarme por estos premios que otorgan fundaciones a través de prestigiosos jurados y esas cosas. Suelo dar más importancia o me interesan más aquellos premios en los que los premiados son elegidos entre sus pares. No es que esta fórmula carezca de vicios, véase los Oscar; pero bueno,… nunca se conocerá la naturaleza de cómo un jurado “de prestigio” delibera, y que razonamientos se exponen. En un premio como el Princesa de Asturias, uno sospecha lo políticamente correcto juega un papel muy importante sobre la calidad o las cualidades de los candidatos. Pero qué queréis que os diga, me alegro que se lo hayan dado a Hustvedt.

Simplemente, algunas fotos en blanco y negro tomadas hace unas semanas con mi cada vez menos nueva Fujfilm XF10, interpretadas en blanco y negro, de la vida social en la calle de Zaragoza. Despedidas de solteras incluidas, que al fin y al cabo el matrimonio es uno de los temas que trata la novela de hoy.

Conocida por muchos… en realidad en este país es conocida por pocos. Pero, de esos pocos, muchos la conocen más por ser la segunda esposa de Paul Auster que por sus méritos propios. Que no son pocos. Yo la conocí a propósito de la literatura. Y en aquel momento, yo no sabía quién era su conyuge. La editorial La Fábrica publicó una breve colección, una pena que ya no siguiera sacando más títulos, en la que unía relatos literarios de buen nivel con las fotografías de fotógrafos también de gran calidad. Y uno de ellos unía a Hustvedt y al iraní Reza en un estupendo libro de relatos en torno a la figura de Simbad el marino.

Para celebrar el premio, decidí adquirir este “verano sin hombres”, que iba a ser mi lectura durante el viaje a China. En él, una mujer, poetisa, en sus cincuentaytantos se refugia en su ciudad de origen, donde vive su anciana madre, después de una ruptura con su marido, que se ha liado con otra mujer más joven, lo cual desencadena un episodio de trastorno psicótico breve que la lleva a un hospital. Recuperado del cual, durante un verano, antes de reincorporarse a su trabajo académico, se refugia como decimos en la localidad de origen. Allí, reflexionará sobre su vida, se relacionará con su madre y su grupo de ancianas amigas, y dará clases de poesía a un grupito de treceañeras, que llevan sus conflictos inter e intrapersonales a cuestas.

En su conjunto, Hustvedt nos plantea su visión de la vida de la mujer, desde que sale de la niñez y se tiene que enfrentar a la sociedad y a las relaciones interpersonales por primera vez, sometida a tensiones (trata bastante el tema de abuso entre adolescentes) hasta la vejez, el miedo a la pérdida de la autonomía personal y a la muerte. A no ser. También cómo las convenciones sociales han condicionado tradicionalmente las vidas de las mujeres, forzándolas incluso a vivir una doble vida; una pública, de acuerdo a la moral dominante, y una privada, de acuerdo con los propios valores y creencias. Una reflexión que evita los tópicos de este tipo de situaciones, frecuentemente vistos en otras obras literarias y en el cine, para ir a una visión feminista pero no carente de autocrítica hacia el propio género femenino.

No está mal el libro. Tengo la sensación de que no es su obra más conseguida, de hecho ya tengo otra en espera que me despierta más expectativas. Pero está bien. Es recomendable. Se lee bien, teniendo una escritura y un planteamiento cuidados, y sabe evitar una linealidad monótona en el desarrollo de una historia, que no es una tanto una historia en sí misma como un corte en el tiempo, un segmento en la vida de una mujer que le sirve de recapitulación de lo que ha sido hasta ese momento y de lo que puede ser en un futuro. Con un aire de optimismo general hacia las capacidades de las mujeres, representado en lo que ha sido la madre y su grupo de amigas, como en la energía vita de la hija.

[Libro] Leviatán

Literatura

No sé muy bien porque no leo más a menudo a Paul Auster. He leído poco, algo, pero lo que he leído me ha gustado. Y estando recientemente de oferta esta, una de sus novelas más celebradas, decidí leerla. Y no me arrepiento nada en absoluto de tal decisión. Ya adelanto, me ha gustado mucho.

Auster empieza esta novela por el final. Una persona, mientras manipulabas explosivos junto a su coche en la cuneta de una carretera, ha muerto como consecuencia de una explosión. La policía, el FBI, no sabe quién es. Pero una nota encontrada entre sus pertenencias harán que se interesen por el escritor Peter Aaron, que deducirá que el fallecido es su mejor amigo, Benjamin Sachs. Esconde su relación de la policía y, aunque sabe que tarde o temprano deducirán quién es el muerto, decide narrar las circunstancias de la vida de Sachs que le llevaron a este final.

2013_NYC-105

Nueva York, con la estatua de la Libertad, Brooklyn o el mundo de las artes y la cultura, son algunos de los escenarios importantes de esta novela de Paul Auster.

Ambientada entre Nueva York y otros lugares de Nueva Inglaterra, con algún desvío por la soleada California, Auster nos presenta un fresco de personajes interrelacionados con la excusa de contarnos la historia de Benjamin Sachs. La novela está narrada en primera persona por Aaron, que no es más que un alter ego de ficción del propio Auster. Distintos elementos de la novela están tomados de la realidad. Y así la artista Maria Turner es obvio que está basada en la artista conceptual Sophie Calle, a poco que se conozca la obra de esta. No hace falta ser un lince tampoco para darse cuenta que la segunda mujer del narrador, Iris, una belleza nórdica, esta basada en Siri Hustvedt, la mujer real de Auster, de quien leí unos relatos hace ahora 6 años. En fin, que la historia de Sachs, aunque central, es una más del complejo relato de personas interrelacionadas que componen la novela. El escritor, su amigo, la mujer de su amigo, su amante artista, la amiga de esta, la primera mujer del escritor, la segunda, y el hijo mayor… principalmente. Todos funciona, con más o menos intensidad, como una red de interacciones.

2013_NYC-114.jpg

La novela se lee con soltura, con facilidad. Auster nos habla de un tiempo, de una época. Incluye reflexiones políticas, sociales, quizá filosóficas, pero tan bien integradas en el relato que no producirán el rechazo del más superficial de los lectores. Auster toma partido, como Sachs, en contra de la evolución de una sociedad cada vez menos crítica con un poder cada vez más omnímodo. La novela está escrita a principios de los años 90, tras la etapa Reagan, de la que el autor habla con pesimismo. Pero mantiene gran parte de su vigencia a la vista de los avatares políticos de este final de la segunda década del tercer milenio, casi treinta años después. No es banal que la estatua de la Libertad tenga un papel importante en toda esta historia, como icono maltratado.

En fin, una novela muy muy muy recomendable.

2013_NYC-205.jpg

[Libro] Ocho viajes con Simbad

Fotografía, Literatura

Ya hace unos días que anuncié este libro. Que no me ha costado mucho leer. Pertenece a la colección Palabra e Imagen de la editorial La Fábrica. Libros que reúnen los textos de un escritor de prestigio, con las imágenes de un fotógrafo no menos prestigioso. Es el cuarto de la serie. Serie que deriva de una que en los años 60 idearon Esther y Óscar Tusquets en la editorial Lumen. Los dos primeros libros fueron reediciones de algunos de aquella época. Pero este es totalmente novedoso, con textos e imágenes totalmente actuales. Y ya adelanto que me ha gustado mucho. El que más de la serie.

Ocho viajes con Simbad
Textos, Siri Hustvedt (traducción, Cecilia Ceriani); Fotos, Reza
Colección Palabra e Imagen; La Fábrica, Madrid 2011
ISBN: 9788415303282

Antes de comenzar, he de decir que Simbad el Marino fue uno de mis héroes de la infancia. Aunque sus aventuras se añadieron a los cuentos de Las mil y una noches hacia el siglo XVIII, no pertenecían a la recopilación inicial de esta colección de relatos. Y existieron en su momento numerosas adaptaciones de las aventuras del marinero de Basora para consumo del público infantil. Entre el cual estaba yo. Ya en mi adolescencia, cuando me interesé por las grandes colecciones de relatos de la historia de la literatura, el Decamerón y la mencionada de origen árabe, fundamentalmente buscando las historias picantes, me encontré de nuevo con las historias del intrépido marinero, y las volví a leer en su entorno original. Siguieron formando parte de mis relatos favoritos.

En el libro que hoy nos ocupa, la autora norteamericana Siri Hustvedt revisa los viajes de Simbad, pero de una forma camaleónica, cambiando de estilo y de formas en cada una de ellas. La primera, con su estilo propio, pero luego les da forma de poema, de guion cinematográfico, de ensayo académico, de novela negra, etcétera. Finalmente, en forma de supuesto diálogo con su marido, que por cierto es el también escritor Paul Auster, inventan una octavo viaje, que no estaría protagonizado por el marinero, ya acomodado con sus riquezas sino por su intrépida hija, Simbadina. Todos ellos se leen bien, alimentan la curiosidad del lector y nos permiten aprender mucho no sólo del marinero, sino de cómo se elaboraron aquellas maravillosas historias.

Entre las historias, vamos encontrando las fotografías del iraní Reza, de quien ya había disfrutado en mi biblioteca con sus imágenes en un volumen de la serie 100 fotos para la libertad de prensa de Reporteros sin fronteras. Y ciertamente, consigue reflejar con imágenes actuales el espíritu de los pueblos árabes, persas, afganos o del Indostán, que protagonizaron las historias de Sherezade en las mil y una noches en las que tuvo que mostrar su ingenio para conservar su vida. Muy buenas selección de imágenes, que saben a poco, que gustaría que hubiese más.

En resumen, un libro de los que tendrán un lugar privilegiado en mi biblioteca y al que seguro que vuelvo con frecuencia. Muy recomendable.

Mezquita de Yeni Cami, Estambul

Mi principal experiencia con el mundo musulmán está en mi viaje a Estambul, hace ya casi 20 años; en la imagen la mezquita de Yeni Cami, próxima al Gran Bazar (Pentax P30N, probablemente con Sigma 28-70/3,5-4,5).

[Fotografía] Algunos libros y revistas recientes

Fotografía

Como me quedaban días de permiso disponibles, y tengo que trabajar en los estúpidos puentes que el extraño calendario laboral español genera en diciembre, me los voy gastando en estos últimos viernes. Pero así como el de la semana pasada fue un día que permitió airearse y dar un amplio paseo con la cámara de fotos, este ha salido lluvioso, oscuro y frío, y de momento lo único que apetece es quedarse calentito en casa, dedicándome al cultivo de la mente. O algo así.

Llueve

Llueve con cierta intensidad en Zaragoza esta mañana (Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited).

En cualquier caso, la semana pasada me pasé por la librería Cálamo, una de mis favoritas en Zaragoza, y cargué con novedades relacionadas con la fotografía que os voy a comentar parcialmente.

Mi objetivo primario era ver si tenían el libro recientemente publicado de la colección Palabra e imagen de la editorial La Fábrica, Ocho viajes con Simbad, con textos de Siri Hustvedt y fotografías de Reza. Lo tenían. Lo compré. No he tenido todavía ocasión de leer los textos, pero las fotos son magníficas. Le dedicaré más adelante un artículo en exclusivo. Que colección tan estupenda. Ya llevan cuatro volúmenes. Espero que vengan muchos más.

De la misma editorial, en la colección PHotoBolsillo, ha aparecido un librito dedicado al fotógrafo español Emilio Morenatti, que hace un par de años fue premiado con el FotoPres 2009 que otorga la Fundación La Caixa, por una serie de retratos de mujeres con el rostro desfigurado por el ácido en Pakistán. De la serie premiada, sólo encontramos una imagen en portada. Pero da igual. El contenido del libro me ha gustado mucho. Porque combina el interés documental de los temas que trata como fotoperiodista, con una estética impecable, con gran dominio del color, de la composición, y del famoso “instante decisivo”. Muy recomendable. La página web del fotógrafo en estos momentos no aporta gran cosa pero dejo el enlace por si acaso en el futuro.

Finalmente, encontré que habían recibido el número 44 de Exit, revista trimestral de fotografía cuyos números ya he comentado en varias ocasiones en estas páginas. Está dedicada al lujo, y viene cargada de muchas y buenas fotografías, de muchos y buenos fotógrafos, unos más conocidos y otros menos. Cara, pero recomendable. He puesto el enlace a la página web de la editorial, pero no la actualizan desde hace un año. El último número que aparece ahí es el 40, dedicado a la infancia, y al décimo aniversario de la revista.

Ron Galella en la sala de exposiciones de Loewe

Hablando de fotografía y lujo, en la última edición de PhotoEspaña, parte de la exposición dedicada al paparazzo Ron Galella se exhibía en la llamativa sala de exposiciones de la tienda de Loewe en la Gran Vía madrileña (Leica D-Lux 5).

Cuando salí de la librería, y puesto que me encontraba en la plaza de San Francisco, en cuyos alrededores están los mejores quioscos de prensa de la ciudad, entre en uno de ellos, y me encontré con el número 629 de la revista Arte fotográfico. Una revista que he hojeado muchas veces, pero he comprado pocas. El propio quiosquero me comentó que se la distribuyen con irregularidad. No obstante, este número dedicado a la fotografía de paisajes está bastante bien, y lo he hojeado y leído con mucho interés. Inspirador.

Bueno, de momento es suficiente. Voy a asomarme a la ventana a ver si se calma un poco el tiempo, y si no seguiré con tranquilas actividades hogareñas.

Esqueletos

Hablando de paisajes, me despido con uno de los que podemos contemplar en pleno centro de Zaragoza, a orillas del Ebro, bajo el puente de hierro (Canon EOS 5D Mk.II, EF 50/1,8).