[Libros de fotografía] Plossu, Maier, Moriyama y algunas publicaciones periódicas

Fotografía

En estas dos últimas semanas he incorporado algunos nuevos volúmenes a mi biblioteca fotográfica. Y aunque sea brevemente, os traigo aquí los títulos porque me parecen interesantes.

Bernard Plossu es un fotógrafo francés que me atrae mucho. Con gran sencillez de medios, una Nikkormat y un 50 mm con película blanco y negro, ha recorrido Europa y otras partes del mundo, y nos los muestra con una sensibilidad especial que a mí siempre me ha llamado la atención. ¿En blanco y negro? Bueno, sí… Hasta que el otro día en Barcelona, en la librería Kowasa vi el último libro que ha publicado. Fotografías en color. El título del libro, Couleurs Plossu – séquences photographiques 1956 -2013. O de cómo trasladar esa sensibilidad a la hora de contemplar el mundo a un medio expresivo fotográfico muy distinto. Y no sólo con la Nikkormat,… Cámaras de juguete, instamatics,… lo que ahora llaman los modernos y otros “hipsters” “fotografía lo-fi”,… pues haciéndolo toda la vida. Lo cogí un poco por curiosidad y porque tengo varios libros de este autor. Pero cuanto más lo hojeo, más me gusta lo que veo.

Entre los árboles.

Entre los árboles.

Desde que el año pasado vi su exposición conjunta con William Klein en la Tate Modern de LondresDaido Moriyama es un fotógrafo japonés que también me ha ido interesando cada vez más. Y ahora se ha reeditado su libro Okinawa, con las fotografías que hizo durante una estancia de una semana de duración en la isla japonesa junto con otros maestros de la fotografía nipona para impartir unos talleres a los fotógrafos locales. Okinawa es un lugar con personalidad propia en Japón, y despertó la curiosidad del maestro. Y a mí me la ha transmitido de forma considerable.

Ya he comentado en diversas ocasiones que Vivian Maier, después de muerta, se ha convertido en la fotógrafa documental de moda, o “street photographer” que dicen los modernos. Un mujer discreta, poco sociable, una niñera que en su tiempo libre tomó y conservó más de cien mil negativos, la mayor parte de los cuales nunca convertidos en copias, y cuya propiedad perdió y se perdieron hasta que alguien se hizo con ellos se dio cuenta de que había un filón. He de reconocer que había aspectos de la operación mercadotécnica montada a costa de su obra que no me acababan de convencer. Pero después de ver el documental que os recomendaba hace poco, y tras hojear el libro que os comento hoy, Vivian Maier – Street Photographer, consideré que merecía la pena incorporarlo a la biblioteca. Y oye, que hay fotos buenísimas. Pero de verdad.

Entre las flores.

Entre las flores.

Y dos publicaciones periódicas que todavía no me ha dado tiempo de hojear a fondo. Por un lado el número 36 de Foam, la revista del Museo de la Fotografía de Amsterdam, titulado Talent, y dedicado por lo tanto a nuevos talentos de la fotografía con géneros y estilos muy diversos. Probablemente de lo más nuevo avanzado en tendencias en el arte fotográfico, y por lo tanto más difícilmente digerible que obras más clásicas. Por otra lado el número 7 de los 10 que constan la serie C Photo, titulado Photographicness – Fotograficidad. He de decir que con ese título no tenía muy claro lo que me iba a encontrar. Y al final lo que hay es un conjunto de fotógrafos en los que el proceso de generación y formación de la imagen antes de convertirse en obra fotográfica es tan importante como esta misma. Entramos dentro del siempre difícil terreno de la fotografía conceptual, y de la mezcla de medios, ya que previo a la toma fotográfica podemos encontrarnos con un trabajo en el terreno de la escultura, el diseño, la pintura, el dibujo,… También de los más actual en tendencias de arte fotográfico. Y por lo tanto, también de digestión lenta. Pero interesante.

Entre las aguas.

Entre las aguas.