[Cine] Victoria (2015)

Cine

Victoria (2015); vista el 26 de octubre de 2015.

Aunque este viernes voy a estar muy liado como para subir ninguna entrada elaborada en este Cuaderno de ruta, voy a dejar programada esta reseña cinematográfica, porque no quiero dejar colgado el comentario de esta película que realmente me parece algo de lo más interesante de lo que llevamos de año. No es perfecta, pero es distinta. Y se agradece.

En Zaragoza sólo está estrenada en versión original subtitulada. Muy bien. Hubiera sido absurdo el doblaje. El idioma en que hablan los personajes en cada momento es trascendente, mucho. Y se perdería sentido de la trama y las situaciones con una película doblada, o mal doblada. Que es lo habitual, por mucho que presuma la industria del doblaje en España.

Las fotografías de hoy, claro está, son instantáneas recogidas en la capital alemana.

Las fotografías de hoy, claro está, son instantáneas recogidas en la capital alemana.

La película dirigida por Sebastian Schipper nos cuenta en tiempo real lo que sucede a una joven española, de unos veinte años, emigrada a Berlín, Victoria (Laia Costa) durante las últimas horas de la noche, un día en que se va a un club berlinés a bailar. Al salir del club, conoce a Sonne (Frederick Lau) y tres de sus amigos que celebran un cumpleaños, con quien empieza un flirteo que parece que no va a ir mucho más allá. Son más de las cuatro de la mañana, y ella tiene que abrir a las siete la cafetería donde trabaja, y pretende dormir un par de horas. Tras un poco de ese flirteo y alguna gamberradilla sin trascendencia aparente, tienen un momento de intimidad, no física, en la cafetería donde trabaja la chica, y parece que se van a despedir. Quien sabe si para siempre. Pero en ese momento, algo cambia, y se meterán en una frenética aventura que cambiará para siempre sus vidas.

Quienes se hayan informado de la película a priori, conocerá su logro. Está rodada en un único plano-secuencia. En una única toma de casi 140 minutos de duración. La película, tras una cuidadosa planificación, se rodó tres veces, con un esfuerzo físico e intelectual notable para todo el equipo, especialmente los intérpretes y el director de fotografía y cámara, el noruego Sturla Brandth Grøvlen, quien, en un reconocimiento de su mérito, ocupa el lugar de honor en los créditos de la película, el que habitualmente se reserva al director, que se sitúa en segundo lugar. Filmada con una ligera Canon EOS C300, aunque no con la montura EF propia de la marca, sino con la PL más estándar en el sector cinematográfico. Me gustaría saber el objetivo utilizado. No lo he encontrado. El formato de la película es 2,35:1, así que tal vez sea un objetivo anamórfico. No me pensé en fijarme en ese detalle. Es realmente una virguería.

No nos muestran el Berlín más turístico, sino las calles más normalitas... aunque algún paisaje urbano sí que reconozco en el filme.

No nos muestran el Berlín más turístico, sino las calles más normalitas… aunque algún paisaje urbano sí que reconozco en el filme.

Pero de nada serviría el virtuosismo técnico si no hubiese una historia que contar detrás. Es cierto que el planteamiento de la película tiene algunas flojeras. Es difícil entender porque una chica pija de Madrid, desencantada con la vida por una profesora de música borde, acaba juntándose con cuatro notas de este tipo a las cuatro de la madrugada en Berlín. La química con el chico protagonista cuesta en aparecer… y yo me lo creí a ratos. Incluso la escena en la que ella toca el Mephisto-Walz de Liszt, por estupenda que parezca en el momento, tiene algo de raro. Pero es justamente es a partir de ese momento, cuando la película se vuelve incluso más demencial e inverosímil, cuando te enganchas a ella, y al frenesí de película de acción que ya habíamos sentido en alguna otra película alemana rodada en Berlín previamente. Sin duda, hay un parentesco entre esta película de Schipper, y aquella estupenda de Tom Tykwer, que además sirvió para que conociésemos a la estupenda Franka Potente.

Y es que en Victoria tenemos también que reconocer la importancia de la protagonista, esta catalana de treinta años haciendo de madrileña de veinte, sola en Berlín. Laia Costa está realmente convincente, se echa a sus espaldas la película, sale adelante de forma estupenda con sus diálogos en parte improvisados, con su inglés imperfecto (es cierto que se le nota un tanto el acento catalán… le podría haber conservado la “barcelonesidad” en lugar de hacerla madrileña) y su desconocimiento del alemán. Factores importantes en el desarrollo de la película y en la difícil verosimilitud de su personaje. Perfectamente acompañada por los actores locales, y sería injusto reconocer sólo el mérito del personaje masculino protagonista, ya que el resto de aventureros de la noche están también muy bien.

Aunque como ya he dicho, contemplé… contemplamos con escepticismo la parte de la película que juega a drama romántico, en el momento en que se convierte en un drama de acción desenfrenada nos engancha totalmente, y pasamos, sufriendo, uno de los momentos más estupendos cinematográficamente hablando de los últimos tiempos. No es una película perfecta, pero merece mucho reconocimiento por lo arriesgado, por su dinamismo, por la ilusión que esta gente a puesto al hacerla, dando un formidable sopapo en los morros al conformismo del cine comercial.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Especialmente al final de la película, cuando se rueda en el interior del Westin Grand Hotel... donde me alojé la primera vez que visité Berlín.

Especialmente al final de la película, cuando se rueda en el interior del Westin Grand Hotel… donde me alojé la primera vez que visité Berlín.

[Televisión] Cosas de series; semana de dispersión televisiva

Televisión

Ha sido una semana extraña, en la que me he dispersado en mi forma de ver las series de televisión, lo que añadido a que hemos ido al cine más de lo que yo pensaba, a que he dedicado tiempo a ver vídeos bajados de internet sobre temas diversos y a que he estado atareado con otras cosas, he cogido mucho retraso con mis series habituales. Ya veremos cuando lo recupero, porque este fin de semana que viene no.

Veamos lo de la dispersión.

Como en otras entradas televisivas, algunas de las últimas apariciones en mi tumblr viajero, como el paisaje de la Plana de Zaragoza en la cabecera, o esta araña de la sierra de Alcubierre.

Como en otras entradas televisivas, algunas de las últimas apariciones en mi tumblr viajero, como el paisaje de la Plana de Zaragoza en la cabecera, o esta araña de la sierra de Alcubierre.

No soy aficionado al cine ni a las series de superhéroes, aunque tengo mis guilty pleasures por ahí. Esta semana he sumado una nueva, Supergirl,… la verdad es que el piloto es entretenido y las chicas monas. No sé si dará mucho más de sí. El caso es que me estuvieron insistiendo el otro día en el tópico de que me había equivocado al no darle en su momento una oportunidad a Daredevil. Dan Defensor le llamábamos al personaje en mi infancia. Y además se dice que se viene un spin-off próximamente bastante interesante. Así que he decidido, con retraso, darle una oportunidad. Y la verdad es que no me disgusta nada. Casi no parece de superhéroes. Veremos como sigue.

Mucho más decepcionante ha resultado ser otra novedad, una serie británica que pretende darle una vuelta de tuerca a la historia de Jeckyll & Hyde. Una demostración de que no todas las series inglesas son buenas.

En el alto de Aguarón, no lejos de Cariñena.

En el alto de Aguarón, no lejos de Cariñena.

Otra novedad ha sido Wicked City, que parece ser un intento de otra cadena de repetir el éxito de True Detective, con una fórmula muy similar. El primer episodio no ha estado mal, aunque se ve que tiene unos modos mucho más comerciales y menos pretensiones de televisión de autor. Y también se modera más en la violencia, el sexo y el lenguaje, aunque intenta jugar con ellos. Ya veremos. No estoy del todo convencido.

Y debemos celebrar un retorno, el de la pareja de maduritos, americano e irlandesa que se conocen en Londres, que se casaron de penalti en la primera temporada de Catastrophe, y a los que nos hemos encontrado ya con su segundo retoño. De momento, estupenda, como en su primera temporada.

Y me dio la curiosidad de comprobar la miniserie Residue. Con Natalia Tena al frente haciendo de osada fotógrafa, en serie claustrofóbica situada en una indeterminada ciudad británica en la que se produce una espantosa explosión, y al cabo de unos meses vemos que 10 kilómetros cuadrados están cerrados por riesgo de contaminación a un misterioso agente químico. Pero parece que hay algo más… conspiranoias de carácter sobrenatural o preternatural,… no sé… en una miniserie de tres episodios que no me ha acabado de convencer, aunque parece que puede tener una continuación en forma de una segunda temporada de diez. No me veo yo mucho viéndola.

Bueno,… a ver hasta donde llego la semana que viene.

En el interior de la catedral de Palma de Mallorca.

En el interior de la catedral de Palma de Mallorca.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Fotografía] La “Cámara Safari” de Indiana Jones – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

La fotografía con película tradicional, mal llamada fotografía analógica por muchos, después de un reinado largo largo en el mundo de la fotografía, entró en rápido declive ante el empuje de la fotografía digital. La inmediatez, la conveniencia…

Bueno… quien quiera comprobar que hay alternativas baratísimas para iniciarse en la fotografía con película tradicional, sin caer en las trampas de la mercadotecnia y pagar mucho más por lo mismo… el siguiente enlace.

Origen: La “Cámara Safari” de Indiana Jones – Fotografía y otras artes visuales

 

[Cine] Black Mass (2015)

Cine

Black Mass (2015); vista el 25 de octubre de 2015.

Consiguen arrancarme el domingo por la tarde de la abrumadora sensación de que me voy a dormir durante la película, en versión original y a una hora tardía, por culpa del cambio de hora de otoño. En la cartelera española se puede encontrar doblada al castellano con el título “Black Mass. Estrictamente criminal”. Que sale de una frase de la película, lo de “criminal strictly”. En fin, vamos a ver lo que dio de sí esta película de mafiosos dirigida por Scott Cooper.

No tengo fotografías adecuadas a la entrada de hoy.

No tengo fotografías adecuadas a la entrada de hoy.

Al parecer está basada en hechos reales y nos cuenta básicamente la historia del capo mafioso irlandés Whitey Bulger (Johnny Depp), que dominó durante un tiempo el mundo del crimen en el sur de Boston, y que además tenía como hermano al que durante un montón de años fue presidente del senado del estado de Massachusetts, familiarmente Billy Bulger (Benedict Cumberbatch). La película se basa prácticamente en la historia del acuerdo entre el criminal y el agente del FBI John Connolly (Joel Edgerton), por el cual el primero se convertía en confidente del segundo, y a cambio este le protegía de la persecución policial. Siempre y cuando no hubiese asesinatos. Cosa que Bulger, con su carácter un poco “quisquilloso” no es capaz de cumplir.

Dejemos clara una cosa. A mí las de mafiosos me gustan regular. No soy especial fan del género, aunque este haya dado tantas obras maestras al cine. En este caso no es una obra maestra, es una película apañadita que más que un hilo continuo nos ofrece una serie de situaciones que se extienden durante años, unas más interesantes que otras. Y que se basa sobretodo en el buen trabajo de los intérpretes.

Así que me limitaré a poner algunas de un paseo con la cámara hace unas semanas.

Así que me limitaré a poner algunas de un paseo con la cámara hace unas semanas.

El reparto es llamativo, al trío ya presentado se unen en papeles más o menos cortos o llamativos gente como Dakota JohnsonKevin BaconPeter SarsgaardJulianne Nicholson (el papel de esta sabe a poco, está poco explotado), y otras caras más o menos familiares. El caso es que entre todos lo hacen bastante bien, y eso hace interesante la película.

Así pues, película que gustará a quienes guste el género mafioso, el resto pueden buscar algo más interesante en la cartelera, o ir a presenciar unas actuaciones, preferentemente en versión original, que incluso podrían merecer alguna candidatura a un “eunuco dorado”. Aunque no sé si pasará de eso. A mi me interesó a ratos.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: **
Por la ribera del canal de Zaragoza.

Por la ribera del canal de Zaragoza.