[Viajes] Diario de viaje a Ginebra y Lago Lemán completo

Páginas personales, Viajes

Como venía diciendo estos días atrás, era cuestión de tiempo que el Diario de viaje a Ginebra y Lago Lemán estuviera completo. Y ya está. En la siguiente dirección:

ginebra2012.blogspot.com.es

Sigue una estructura similar al de Noruega, y el enlace aparecerá permanentemente en el apartado de Viajes en la columna lateral derecha. De donde desaparecerá el provisional, que podéis seguir visitando en este enlace.

Ahora estoy en proceso de pensar cómo se trasladará esto al libro impreso. Lo más lógico es que entre las fotos del diario y alguna otra, escoja las imágenes en color que lo ilustrarán. Pero dado que fundamentalmente he tenido luces duras y difíciles, también había considerado hacerlo en blanco y negro. O tanto en color como en blanco y negro según temas o lugares. Ya veremos. De momento, esta entrada la ilustro con algunas imágenes en blanco y negro de lugares representativos.

Jet d'Eau - Ginebra

Jet d’Eau – Ginebra.

Ecaliers du Marché - Lausana

Ecaliers du Marché – Lausana.

Chateau de Chillon

Chateau de Chillon, a orillas del lago Lemán.

InterRegio procedente de Brig con destino Ginebra en la estación de Vevey

InterRegio procedente de Brig con destino Ginebra hace su entrada en la estación de Vevey.

Cámara Ermanox del Museo de los Aparatos Fotográficos de Vevey

Cámara Ermanox con objetivo 12,5 cm f/1,8 para placas fotográfcias de 4,5 x 6 cm, creo, en el Musée de l’Appareil Photographique de Vevey.

Murallas del castillo de Tourbillon - Sion

Murallas del castillo de Tourbillon – Sion.

WordPress, Blogger, Tumblr, Flickr, 500px, Twitter, Facebook,… resumen, dónde encontrarme

Fotografía personal, Páginas personales

Esta semana no hay recomendaciones fotográficas en la web. En su lugar, haré una entrada de resumen y recordatorio de mi actividad en la red de redes. Que así me sirve también para ordenarme yo la cabeza también.

Cuaderno de ruta:

Lo fundamental. Es este blog. En su versión 2. Son mis contenidos principales. Fundamentalmente mis actividades de ocio, ilustradas con las fotografías que yo mismo realizo. Al menos una por entrada. Desde febrero de 2008 está alojado en WordPress.com. Y estoy contento, no siento necesidad de modificarlo. Ya veremos en un futuro. De actualización cotidiana.

Tiene una versión 1, Cuaderno de ruta de Carlos Carreter V.1. Alojada en Blogger, tiene las entradas correspondientes al período entre febrero de 2005 y 2008. Hubo un precursor, también en Blogger que desapareció. No tenía interés. La versión 1  tiene un espejo en WordPressCuaderno de ruta V.1, que está ahí por si algún día me decido a unir las dos etapas. Obviamente estos no se actualizan más, salvo para corregir cositas que van surgiendo con el tiempo.

Avenida en rojo

Ayer sábado quedé a tomar unos chismes y cenar. Pensaba bajar caminando, cámara en ristre. Pero se puso de llover, y cogí el autobús. Mientras esperaba en la avenida de San José, me llamaron la atención los efectos de los semáforos en la calzada mojada.

Paisajes sin figura:

Hace un año aproximadamente creé un blog en WordPress.com para mostrar mis fotografías con paisajes. Lleva un  tiempo sin actualizarse pero no lo considero abandonado. Es que en un momento dado decidí tomarme un tiempo para repensármelo. Sólo fotografías, sin textos. Fundamentalmente paisajes. Con escasa o nula presencia humana, aunque con marcada presencia del paso del ser humano como no podría ser de otra forma en el mundo que vivimos.

CineTren y CineFoto:

Estos contenidos han tenido una multitud de formas y orientaciones, pero desde hace una semanas están perfectamente ordenaditos y maquetaditos utilizando las herramientas que me ofrece WordPress.com. Están muy vivitos y coleando. Lo cual no quiere decir que se actualicen todos los días, ni todas las semanas. Sólo cuando encuentro una película que esté relacionada con el mundo del tren o de la fotografía. De una forma un otra. Con criterios muy libres.

Tajadera de la almenara

Sigo acostumbrándome a usar el Leica Elmar-C 90/4 con el adaptador Novofles en la Panasonic Lumix GF1, para sacarle más rendiiento. Lo más delicado es conseguir un buen enfoque, en el punto donde quieres.

De viaje con Carlos:

Alojado en Tumblr, sólo fotografías. De mis viajes. En ciclos. Empiezo por fotos de finales de los 80 y principios de los 90, hasta que llego a la época actual, y vuelvo a empezar. Es uno de lo contenidos del que recibo más feedback por parte de quienes lo visitan. Se actualiza con mucha frecuencia. Casi diaria.

Flickr y 500px:

Dos servicios para compartir fotografías. Flickr está más orientado a la cantidad y a lo social, aunque se le achaca que se ha quedado dormido en los laureles. En cualquier caso, siempre ha sido complementario de otros contenidos que tengo en internet. La mayoría de las fotografías que tengo en el Cuaderno de ruta están alojadas y enlazadas a Flickr. Participo en actividades de algunos grupos de Flickr. No en exceso, ya que no soy una persona tremendamente social. Pero bueno, he encontrado buena gente por ahí. Como ejemplo el grupo Fotógraf@s en Zaragoza, de entusiastas a la fotografía de todos los niveles de la ciudad en la que nací y habito.

500px está mas orientado a la calidad que a la cantidad. Se trata de mostrar tus mejores fotografías y establecer porfolios con ellas. Tiene una cierta capacidad para hacer bloggin, que no he probado. Mi participación en este servicio la considero todavía en prueba. Aunque he subido una diversidad de fotografías, no he decidido el tono que voy a mantener ahí. Pero no lo quiero abandonar. Visito mucho las fotografías de otras personas que participan ahí. El principal problema que veo es que calidad técnica hay mucha, pero originalidad poca. Los temas se repiten hasta la saciedad. Y se repiten también las soluciones técnicas a los temas. Pero tiene una calidad media muy superior a Flickr. Y por lo tanto, intimida más.

Facebook:

Sí. Tengo cuenta en Facebook. Pero hasta ahora le he hecho poco caso. Básicamente, tengo automatizado las actualizaciones en Facebook a partir de mis contenidos en otros servicios. Como consecuencia, me entero mal y tarde de cosas que pasan ahí. Por ejemplo, recientemente vi un mensaje que recibí hace cuatro meses, de alguien con quien no trataba hace más de 25 años, y que me hubiera gustado contestar a tiempo y dialogar. O un mensaje de un buen amigo que nos vemos poco, estuvo olvidado durante un mes. Pensarán que no quiero saber de ellos y no es así. Como últimamente he actualizado algunas cosas y me he apuntado a algún grupo, espero estar más al tanto. Aunque no es una red social que me guste mucho, por la cantidad de ruido de fondo que hay, de cosas sin ningún interés. Hay gente muy taquipsíquica y verborreica en internet.

La rondalla más triste que he visto y escuchado en mi vida

Esta mañana había diversas actividades en el Parque Grande. No sé el nombre de esta rondalla, pero aunque no lo hacían mal, tenían las caras más tristes que he visto nunca en un grupo de este tipo. Muy depresivos.

Twitter:

El servicio de microblogging me convence más, especialmente para las comunicaciones de centros de interés o profesionales. Aunque siempre hay el que mezcla en el mismo Twitter su afición a las fotos, su profesión, su capacidad para narrar los partidos de futbol, comentar la situación política y hablar de sus retoños. Lo cual conlleva a una confusión tremenda. Supongo que lo lógico es que cada cual tuviera twitters diferenciados. Esta gente, por bien que me caiga, la suelo abandonar. En mi caso, está basado en la actividad del Cuaderno de ruta, y por lo tanto en mi actividad de ocio.

Pequeñas series sin importancia:

Hace unos días, Kirk Turk publicó en su blog The Visual Science Lab una entrada donde hablaba del uso de las plantillas dinámicas de Blogger, unas plantillas que permitían de una forma cómoda y elegante presentar el contenido de la forma más adecuada. Al estilo tradicional de los blogs, como si fueran una revista digital, como un porfolio, etcétera. Incluso creó un blog ad hoc para demostrar como iba. No se puede visitar ni la entrada ni el blog; ambos han sido borrados. Aunque su blog oficial, cuyo enlace he puesto anteriormente, utiliza ahora esta plantilla. Lo cierto es que me pareció una buena idea para presentar fotografías de una forma fácil, cómodo, accesible para cualquier persona incluso sin grandes conocimientos en el tema. Y he creado yo un blog con sólo fotografías. Lo he denominado Pequeñas series sin importancia, y se define como “series de fotografías tomadas en mi entorno cercano, sin más pretensiones que ejercitar la visión y documentar lo que me rodea“. No le puedo augurar una larga y fructífera vida. Ya estoy suficientemente liado con los contenidos que mantengo en la actualidad. Pero quizá dure una temporada. Si os queréis pasar. Sólo son fotos. Y muchas se puede ver también en otros sitios.

Y esto es todo por ahora.

Una banda no demasiado marchosa

Claro que la banda que amenizaba las mañanas de Aspanoa no era demasiado marchosa. Llevaban un tempo que podría dormir a cualquiera. Pero todo sea por una buena causa, que puñetas.

[Fotografía e internet] Considerando Blogger como porfolio, o simplemente para mostrar fotografías, sin más pretensiones

Fotografía personal, Páginas personales

La primera version del Cuaderno de ruta, entre febrero de 2005 y febrero de 2008 se publicó en Blogger, un servicio que desde hace unos años pertenece a Google. Las ventajas principales que tenía eran su sencillez e inmediatez. Sus desventajas venían derivadas de las limitaciones a la hora de personalizar o dar un aspecto más serio al contenido. Pero no estaba mal, la verdad. Es cierto que en un momento dado pensé que me vendría bien un poco más de flexibilidad y de control, y me pasé a WordPress, y desde entonces esta segunda versión del Cuaderno de ruta está felizmente alojada en este servicio.

Hace unos días, no obstante, Kirk Turk publicó en su blog The Visual Science Lab una entrada donde hablaba del uso de las plantillas dinámicas de Blogger, unas plantillas que permitían de una forma cómoda y elegante presentar el contenido de la forma más adecuada. Al estilo tradicional de los blogs, como si fueran una revista digital, como un porfolio, etcétera. Incluso creo un blog ad hoc para demostrar como iba. No se puede visitar ni la entrada ni el blog; ambos han sido borrados. Aunque su blog oficial, cuyo enlace he puesto anteriormente, utiliza ahora esta plantilla. Lo cierto es que me pareció una buena idea para presentar fotografías de una forma fácil, cómodo, accesible para cualquier persona incluso sin grandes conocimientos en el tema. Y he creado yo un blog con sólo fotografías. Lo he denominado Pequeñas series sin importancia, y se define como “series de fotografías tomadas en mi entorno cercano, sin más pretensiones que ejercitar la visión y documentar lo que me rodea“. No le puedo augurar una larga y fructífera vida. Ya estoy suficientemente liado con los contenidos que mantengo en la actualidad. Pero quizá dure una temporada. Si os queréis pasar. Sólo son fotos. Por defecto se abre en modo snapshot, que es bastante adecuado para un contenido exclusivamente fotografíco. Pero también me gusta el modo magazine. El resto de los modos pueden estar bien para otro tipo de contenidos, o para cuando los del blog sean más abundantes.

No sé. Pasad, vedlo y me lo contáis.

Paisaje

Una nueva fotografía de mi estancia en los Bañales el sábado; la zona es atravesada por una P.R. señalizada. Para quienes gusten de desplazarse caminando o en bicicleta.

[CineTren / CineFoto] Renovación de páginas y nuevo añadido, Al otro de las vías

Cine, Fotografía, Páginas personales, Trenes

Cuando comencé mis colecciones de películas de cine relacionadas con el ferrocarril o con el mundo de la fotografía, lo hice escribiendo mis reseñas como documentos en Google Docs. En aquellos momentos, era una forma ideal de elaborar con rapidez pequeñas páginas web, ya que dichos documentos eran fácilmente publicables como tal, con un aspecto limpio y claro. Sin embargo, este servicio de publicación fue evolucionando, y cada vez se ha ido orientando más hacia otro tipo de documentos, distintos de la web. Paradójicamente, hasta cierto punto. El caso es que ya no conseguía el aspecto despejado y agradable a la vista para las reseñas.

Por ello, he migrado ambas colecciones de reseñas de películas a sendos blogs en WordPress. Lo cierto es que el aspecto es mucho mejor, mucho más organizado, y mucho más sencillo y rápido de publicar. Lo debería haber hecho antes. O desde un principio.

Las direcciones son:

CineTren, el ferrocarril en la historia del cine: cinetren.wordpress.com

CineFoto, la fotografía en el cine: cinefoto.wordpress.com

De lo más claro, ¿no es así?

Aprovecho también para subir la reseña de una película que vi hace una semana en televisión con ambiente cinematográfico. Se trata de Al otro lado de las vías, un drama sobrenatural, que ciertamente no recomiendo. Salvo que alguien tenga la curiosidad ferroviaria. Pero bueno, ahí queda, en la colección.

La locomotora de vapor "Garrafeta" reposta agua en la estación de Cellers-Limiana, en su camino desde Lérida hasta la Pobla de Segur, allá por la primavera de 1999.

Aniversario del Cuaderno de ruta; siete años blogueando

Páginas personales

Las circunstancias hacen que no tenga muchas ganas de extenderme en esta tradicional entrada de aniversario. Pero hace 7 años comencé con mi Cuaderno de ruta, en su primera versión, y hace 4 años en su segunda y actual versión.

Como alguna vez he comentado, nunca lo empecé con intención de que fuera muy visto. Y realmente para los estándares “comerciales” no lo es. Pero hay un cierto número de gente, mayor del que yo me imaginaba que me visita todos los días y se interesa por lo que escribo. Eventualmente me manda algún comentario. Curiosamente, mucho más frecuentes por correo electrónico tradicional que en el sistema de comentarios del blog. Cosas que pasan. Todos son bienvenidos, y a todos muchas gracias por la visita.

Este año no voy a realizar estadísticas de actividad. Sin duda, es el año que más entradas he subido. Pero si que voy a mencionar algunas novedades que he ido introduciendo.

Una situación desagradable a finales de mayo y principios de junio hizo que algunas de las entradas del blog sean privadas. Ahora se limita a todo lo que tiene que ver con mis actividades de ocio y poco más. Pero no me apetece leer burradas de gente que no tiene ni educación ni entiende de qué va la vida. Y no hago esto para estresarme.

Curiosamente, eso es lo que conseguí, estresarme, cuando me abrí a mí mismo la posibilidad de escribir más de una entrada al día, así como las entradas breves. Definitivamente, estas últimas las abandoné, aunque si me permito ocasionalmente, si hay tiempo, que suele ser los fines de semana, el escribir más de una entrada.

Subo más fotos. Muchas más. Y eso está bien. Porque me estimula a salir con la cámara por el mundo. También porque me ha hecho revisar fotos de hace años, que merecían más la pena de lo que yo pensaba.

Secciones fijas. Sí. Las cosas de series, las recomendaciones fotográficas, el cine casi semanal, y está bien. Dan consistencia al conjunto.

En fin, que de momento no me quedan ganas de abandonar. Las entradas de este Cuaderno de ruta se ven reflejadas en mis cuentas de Facebook y de Twitter. Y de ese modo más gente accede a los contenidos. Lo he notado. Así que seguiré. No sé hasta cuando… meses… años… décadas… pero de momento seguiré. Nos vemos.

La primera foto que subí al Cuaderno de ruta, en el 2005, fue una versión pequeñita, recortada y en blanco y negro de esta tomada en el carnaval infantil de aquel año con la Canon Digital Ixus 400, mi primera cámara digital.

Manzanas mordisqueadas y antílopes saltarines

Deporte, Informática e internet

Primero las noticias más antiguas. Aunque el partido lo viese ayer. Los springboks han ganado con claridad, y contra pronóstico, a los old blacks. Para quien no esté al tanto, estoy hablando de rugby. En estos momentos se está celebrando el torneo de la Tres Naciones, Nueva Zelanda (old blacks), Australia (wallabies) y Sudáfrica (springboks). Los neozelandeses son los favoritos, y hasta el momento habían ganado todos los partidos jugados. Los sudafricanos, sin embargo, iban de derrota en derrota. En el último partido del torneo para estos últimos, sin embargo, fueron capaces de domar a los belicosos jugadores de nuestras antípodas, y ganar el partido del honor. Bien es cierto que los old blacks jugaron con un equipo que no es el titular. Pero aun así. El torneo se decidirá en los próximos días en el enfrentamiento final entre old blacks y wallabies en tierras australianas. El ganador, gana el torneo. El empate favorece a los neozelandeses. Y un par de semanas después, comienza el mundial. Qué más pueden pedir los aficionados al rugby.

Terraza

Dos visitantes en el IAACC Pablo Serrano del sábado pasado en la terraza del mismo y ante la Torre del Agua; el día que se tomó la foto fue el día del partido de rugby comentado, pero hasta ayer no se pudo ver en España (Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8).

Un poco más de entidad parece que tiene la noticia que se producía mientras yo veía tranquilamente el partido anterior. Steve Jobs, primer ejecutivo y uno de los principales accionistas de Apple Inc., dimite de su cargo. Al parecer por razones de salud. Normalmente, no suele ser noticia los vaivenes de los ejecutivos de las empresas. Pero en este caso la repercusión es grande. Este señor fue uno de los fundadores de Apple Inc. allá por la “prehistoria” de la informática de consumo en 1976. Y la situó como una empresa innovadora y de prestigio. Sin embargo, fue apartado de los puestos de decisión en 1985, y abandonó la empresa que languideció progresivamente hasta estar al borde de la desaparición en la segunda mitad de los años 90. Momento en que Jobs vuelve, cambia sus directrices estratégicas y la lleva a convertirse este mes de agosto en la empresa con mayor valor en bolsa del mundo durante unas horas. Lo cierto es que aunque sigue fabricando computadoras, hoy en día es una empresa diversificada que se dedica tanto a la electrónica de consumo como a la distribución de contenidos para el ocio, fundamentalmente software, música y otros entretenimientos audiovisuales.

Los usuarios de sus productos adoran a la empresa. Pero tampoco faltan sus detractores. Durante un tiempo fueron notables las críticas a su política medioambiental.

Se sabía que desde 2004 Jobs padecía de cáncer de páncreas. Esto suele ser muy malas noticias para una persona. Y aunque la fortuna de este señor le habrá permitido acceder a todo tipo de medios diagnósticos y terapéuticos para prolongar su vida con la mejor calidad posible. Ya hace tiempo que sospecho, frente al optimismo de sus fans, que la cosas pintan bastos para él. Y su dimisión parece confirmar la cosa. Por el papel que ha jugado esta persona en esta empresa, la noticia es de especial calado en el mundo de la economía. Sin duda.

Soy usuarios de productos Apple. En el tema de música portátil porque son monos. En el tema de informática personal porque funcionan. Antes, con los PC compatibles, convenía comprar periódicamente revistas con temas técnicos por si acaso. Que nunca sabías cuando te iba a dar un disgusto el güingous. Ahora ahorro un montón de dinero en estas revistas. Los enchufas y funcionan. Sin más. Pero todo se acabará. Todo tiene ciclos. Y vendrán otros productos más interesante. Más tarde o más temprano. Absurdo adorar las marcas. Así que nada. A disfrutar de lo que hay mientras vaya bien.

Por cierto, ya he visto algún chiste sobre esta noticia:

Steve Jobs ha anunciado su retiro. Miles de fans de la marca de la manzana se abalanzan sobre las tiendas Apple para reservar sus “retiros”.

Terraza

Encuentro algo de similitud entre las formas del tejado del IACC Pablo Serrano y la historia de los beneficios de Apple Inc. (Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8).

[Informática] Un día atareado para los “mac-eros”,… “in the jungle, the magic jungle, the lion sleeps tonight”

Informática e internet

Pues sí. Apple, por muchos amada, por muchos otros odiada, esto último más por el espectacular éxito comercial y económico de la última década, ha sacada una nueva versión de su sistema operativo, Mac OS X. Nunca tengo claro si es la séptima o la octava versión de este sistema operativo. Vamos. Nunca me aclaro si hubo una versión 10.0, o empezó por la 10.1. Porque la X no es más que un 10 en números romanos. No vayáis a pensar otra cosa. Seguro que por ahí varios cientos de páginas en internet que lo explican con todo detalle. Yo me subí al carro de los macs con el 10.4. Tiger le llamaron. Por que cada versión del sistema operativo de Apple lleva el nombre de un felino. Y después de pasar por un par de felinos más, ahora hemos llegado a Lion. El rey de la jungla. Hakuna matata.

La gran innovación del sistema es que te lo actualizas descargándotelo de la red. Y que como consecuencia de la ausencia de todo tipo de soporte físico y de redes de distribución, le han puesto un precio baratito. 24 eurillos. Tres o cuatro cuba libres. Según donde te los tomes. Siempre he dicho que buena parte de los problemas de piratería en el sector están asociados al tema de disponibilidad y precios. Cuando el precio es razonable y lo disponibilidad del producto casi inmediata desde casa, es más caro el tiempo y los recursos que gastas en piratear que si lo pagas sin más. En cualquier caso, todavía no sé si me va a gustar más o menos que la versión anterior. Da igual. Tienen muchas cosas en común. Y eso lo sitúa muy por delante de otros sistemas operativos en satisfacción del usuario. Y a las novedades,… ya nos acostumbraremos. En cualquier caso, por el rato que llevo trabajando con él, parece que la productividad no se resiente. E incluso ya he encontrado algunas ventajas en la forma en que gestiona el espacio de trabajo. Así que, nada. A por ello.

Recomendación musical

El podcast de ayer de Cuando los elefantes sueñan con la música. Versiones de canciones de The Beatles. Estupendas. Un programa que me ha gustado mucho.

También puede ser razonable recomendar The Lion Sleeps Tonight, también conocida como Wimoweh (que los hispanos hablantes suelen pronunciar algo así como “güimbagüe”), y que originalmente, allá por el año 1939 cuando la cantó por primera vez Solomon Linda se tituló Mbube (el lelón). A mí me gusta la versión de Miriam Makeba.

Poststrasse

Difícil va a ser encontrar ahora las cajas de Mac OS X en los escaparates, ¿verdad? - Leica D-Lux 5

[Breve] Anuncio de servicio del Cuaderno de ruta V.2

Páginas personales

Desde un principio me planteé las condiciones de publicidad y privacidad de este Cuaderno de ruta V.2. Un diario, tradicionalmente, tiene elementos que es mejor guardar en privado. Pero de momento había decidido que lo que aquí escribiese, salvo alguna página con fotos que no tiene interés más que en círculos reducidos, sería público. Sin embargo, un par de acontecimientos un poco tontos pero significativos sobre los que no voy a entrar, hacen que me haya replanteado el tema. A partir de ahora, el Cuaderno de ruta tendra entradas públicas, básicamente las dedicadas al ocio y la cultura, y entradas privadas, para lo que yo quiera. Y que mostraré a quien considere oportuno. No tiene más importancia.

[Informática] Los 100 años de International Businness Machines (IBM)

Informática e internet

Tentado he estado hoy de dedicar este espacio a la nueva fotógrafa personal del primer ministro ruso, el ínclito Vladimir Putin. La joven, más conocida hasta ahora por sus trabajos como modelo de lencería, ha decidido saltar al otro lado de la cámara. Pero los malpensantes opinan que ha sido elegida más que por su “genio fotográfico”, por el “grafismo de su fotogenia”. Pero vamos, juzguen ustedes qué fotos merecen más la pena. Si las que hace o las que le hacen. Ah, se me olvidaba. La moza se llama Yana Lapikova. Aunque sus fotografías las firma como Lapochkina Yana.

Es una pena, porque este tipo de situaciones banaliza el esfuerzo de tantas y tantas excelentes fotógrafas, profesionales y aficionadas, que hay por el mundo.

Cumpleaños de IBM

Pero no. Prefiero comentar que ayer 16 de junio fue el centenario de una empresa tan famosa como International Business Machines (IBM). Durante décadas en el siglo XX, decir IBM equivalió a decir cálculo y computadoras. Nacida por la unión de empresas que fabricaban todo tipo de máquinas, poco a poco orientó sus principales áreas de negocio hacia las destinadas a los cálculos y a la tabulación de datos. Si originalmente era máquinas de naturaleza electromecánica, con el advenimiento y desarrollo de la electrónica y la microelectrónica, pusieron las bases de la computación a gran escala. Su principal negocio en este ámbito ha sido siempre los computadores mainframes. Hoy en día está muy diversificada, y sus áreas de negocio incluyen distintas vertientes del hardware y del software.

La influencia de la empresa en la cultura popular ha sido muy notable, y son muchas las referencias que encontramos en la literatura y en las artes audiovisuales. Siempre me acuerdo de la tradicional polémica sobre el nombre de uno de los más célebres computadores de la ciencia ficción, para mí el número uno por diversos motivos, HAL 9000, de 2001, una odisea del espacio. De siempre, ha circulado la especie de que las siglas HAL están escogidas como homenaje a IBM, ya que las tres letras son justamente las anteriores en orden en el alfabeto latino: H → I, A → B, L → M. Y por mucho que los autores de la obra cinematográfica y literaria han negado la relación, la coincidencia no deja de comentarse.

Mi IBM

Con IBM se dan dos paradojas. Por un lado fue la empresa que “inventó” el concepto de los PC compatibles. En su momento, hacia 1980, diseñó a partir de componentes de otras empresas un ordenador pensado para el uso personal, de pequeño tamaño, y con una potencia suficiente pero inferior a la de las grandes máquinas que venían desarrollando. El concepto tuvo un gran éxito, y aun hoy en día la mayor parte de los ordenadores personales que se usan son derivados de aquel concepto. Pero al desarrollarlo de forma abierta, con componentes al alcance de cualquier otra empresa, enseguida se empezaron a montar otros ordenadores personales similares y compatibles, que en muchas ocasiones tuvieron más éxito comercial que los de IBM. Por su concepción final, por su precio, por su comercialización, etc.

Estos PCs también fueron el principio del éxito para una pequeña empresa, entonces, Microsoft a la que se le encargó el desarrollo de un sistema operativo, poco complejo que moviese estas máquinas. Y así nació MS-DOS, pilar sobre el que evolucionaría el que ahora es uno de los gigantes del software y de los sistemas operativos. Las versiones propias de IBM de este sistema operativo se denominaban IBM PC DOS. Ambos sistemas operativos empezar a divergir hacia 1990.

Pues bien, a principios de 1991, 20 años ha, me compré mi primer PC compatible, un IBM PS/1, modelo 2011. Era un PC con procesador 80286, con 1 MB de memoria RAM, con un disco duro de 30 MB, y una disquetera de 3,5″. El monitor era en blanco y negro con 16 niveles de gris de 10″. Su principal ventaja era su compacto tamaño, con un diseño que quería emular o recordar a algunos Apple Macintosh de la época. Su principal inconveniente era que no era fácil ni barato el ampliar o renovar sus componentes, como lo hubiese sido con algún ordenador clónico del momento. Me costó 225.000 pesetas de la época. Lo cual era un esfuerzo económico más que notable. Sin embargo, dinámico y joven que era yo en aquel momento, con trabajos que hice en casa, lo amorticé en unos tres o cuatro meses, incluidas las 35.000 pesetas que me costó una pequeña impresora matricial Epson de 9 agujas. Rendimiento económico que no le he sacado nunca a ninguno de los computadores personales que he tenido después.

Venía con la versión 4.01 del PC DOS, que incluía DOS Shell una gestor de ficheros para este sistema operativo y el equivalente de Microsoft, y con una versión de Microsoft Works, también para PC DOS y MS-DOS. Con el tiempo, corrieron en el chisme diversas versiones de MS-DOS. Para la productividad, diversas versiones de WordPerfect, Microsoft Excel y Microsoft Word para Windows en versiones  run time que no precisaban Windows instalado, entre otras aplicaciones. Con un poco de habilidad en la gestión de la escasa memoria, corrieron Windows 3.0 y 3.1. Windows 3.11 para trabajo en grupos se negó en redondo a correr en aquella máquina. La salida al mercado de Windows 95 marcó el fin de aquella máquina tan limitada, pero que me sirvió con fidelidad y de la que tan buen recuerdo guardo. A veces lamento no haberla conservado. Salvo cuando compruebo lo horrible que sería tenerla ocupando sitio en algún armario de casa.

Y así termino esta entrada de carácter histórico-nostálgico dedicada al Gigante Azul de la informática.

Recomendación musical

Escuchando Straight No Chaser, álbum de Thelonious Monk, uno de los grandes pianistas de jazz. El título del álbum también corresponde con una de las más conocidas composiciones del músico, que previamente había escuchado por el quinteto de Miles Davis. Entre otros, puesto que es un tema muy conocido.

Buitre

En los tiempos que corren, no sé porqué, pero cuando hablo o pienso en las grandes multinacionales, me viene a la menta la imagen de un buitre - Leica D-Lux 5

[Breve] Novedades en el Cuaderno de ruta

Páginas personales

Hasta ahora mi línea con este Cuaderno de ruta había sido la de una entrada al día como máximo salvo ocasiones excepcionales, y siempre acompañada con una fotografía tomada por mí.

A partir de ayer comienzo a experimentar con dos novedades:

Entradas [Sólo fotos]: Exactamente eso. Entradas en las que sólo publicaré fotos. Relacionadas entre sí. Sin comentarios. Ayer mandé la primera.

Entradas [Breve]: Entradas de longitud breve, como su nombre indica que mandaré a publicar cada vez que me surja alguna cosa interesante pero a la que decida no dedicar una entrada larga de las de siempre. Esta es la primera.

Todas ellas se reflejarán en las cuentas de Twitter y Facebook. Espero que de más dinamismo a este invento.

Ya me diréis.

Más social,… aunque no soy muy bueno en estas cosas

Páginas personales

Siempre he sido una persona de pocas gentes. Me abruman las multitudes. Así que cuando oigo a la gente que tiene miles de amigos, aunque sea a través de las redes sociales, se me ponen los pelos como escarpias. Que agobio. No obstante, y con poquitos amigos, ya hace un tiempo que tengo una cuenta en Facebook, donde se actualizan automáticamente algunas cosillas. La verdad es que le presto poca atención. Pero de vez en cuenta me llega alguna cosa por ahí. No un sistema en el que me sienta particularmente cómodo de todas formas.

Pero ahora he abierto una cuenta en Twitter. Me da la impresión de que en sus sistema que me convence más. Ya veremos. En cualquier caso estoy en @CarlosCarreter. Por si os queréis pasar. Y he puesto un botón en la columna lateral del Cuaderno de Ruta.

Pues nada. Eso. Que estoy más social.

Coso

Espectacular atardecer el de ayer por la tarde en el Coso de Zaragoza, ¿verdad? - Leica D-Lux 5